Cómo actuar como un gato

Ya sea que necesites aprender a actuar como un gato para un papel o simplemente admires la conducta felina, hay muchas maneras en las que puedes imitar a un gato. Cada gato es distinto, pero muchos comparten conductas similares. A diferencia de los perros, los gatos pueden ser melindrosos y distantes; sin embargo, simultáneamente son cariñosos y tiernos.

Hacer las actividades que hace un gato

  1. Duerme mucho y toma siestas de gato. Los gatos son famosos por dormir en cualquier momento y en cualquier lugar. Para ser como un gato, asegúrate de dormir toda la noche y de tomar siestas breves a lo largo del día. Una siesta de gato breve debe durar alrededor de 15 a 20 minutos, así que puedes tomar varias a lo largo del día.
    • Busca un lugar soleado para una siesta cálida y acogedora.
    • Acurrúcate en un cojín cómodo o en una pila fresca de ropa en forma de bola o en posición fetal. Los gatos protegen sus estómagos cuando duermen, ya que es una parte vulnerable.
  2. Haz yoga para estirar tus músculos. Al levantarte de una siesta satisfactoria o de un descanso nocturno prolongado, estira tu cuerpo. Como un gato, tómate tu tiempo para estirar cada músculo y reavivar tu cuerpo. Un saludo al sol breve es una buena rutina de estiramiento y tiene poses que se parecen a las del gato. Bosteza para estirar los músculos de tu cara y también para lucir como un gato cuando se despierta.
  3. Límpiate a menudo. Los gatos se acicalan a sí mismos lamiendo y repasando sus patas por sus caras para limpiar la comida, los olores y el exceso de pelo. Báñate al menos una vez al día, si no más, para mantenerte libre de suciedad y de grasa adicional. A lo largo de cada día, revisa tu apariencia en un espejo y límpiate después de la hora de comer.
    • Algunos gatos no tienen uñas y otros sí, pero dejarte crecer las uñas y darle una forma puntiaguda es otra manera de ser como un gato.
    • Cepíllate el cabello para que no se te caiga a lo largo del día y no lo tengas enredado ni apelmazado.
  4. Pasa tiempo jugando afuera. Observa a los pájaros, practica trepar a los árboles y sal a explorar la naturaleza que te rodea. Sé activo para mantenerte saludable y con la actitud de un gato aventurero. Si te sientes exhausto, toma una siesta al sol.
    • A los gatos les gusta estar entretenidos y alrededor de otros gatos. Pasa tiempo jugando y relajándote con otras personas.
    • Cazar es una actividad que te permitirá conocer mejor la mentalidad de un gato. Incluso un gato casero cazará e irá tras juguetes.

Comunicarte como un gato

  1. Usa el lenguaje corporal para comunicar tus sentimientos en vez de usar palabras. Sin decir una palabra, puedes comunicar tus estados de ánimo, así como el gato. Date la vuelta y retírate de la habitación si estás aburrido o cansado. Siéntate cerca de alguien si disfrutas de su compañía y cierra los ojos cuando sonrías para demostrar que estás contento y feliz.
    • No tienes una cola ni orejas parecidas a las del gato, pero puedes usar tu cara para expresar tus emociones a las personas sin hablar.
    • Además, por ejemplo, puedes caminar de ida y vuelta cuando estés impaciente por la cena o puedes alejarte si no deseas que alguien trate de tocarte o abrazarte.
  2. Experimenta con el tono de tu voz. Habla con un tono animado cuando estés feliz y contento e incorpora un gruñido cuando estés enojado. No necesitas maullar exactamente como un gato, pero puedes copiar sus sonidos. Por ejemplo, los gatos chirrían y maúllan a las cosas que les agradan, así que puedes hacer chillidos agudos de felicidad cuando veas a alguien o algo que te agrade.
    • Para demostrar desagrado, puedes sisear como lo hace el gato cuando algo lo amenaza o lo irrita.
    • Si quieres ser capaz de hablar con los gatos, imita sus maullidos y sonidos lo mejor que puedas. Escucha cómo hablan e imítalos.
  3. Ten un aroma característico. Un gato se comunica a través de las feromonas (las cuales los humanos no pueden percibir) para atraer a la pareja y advertir a otros gatos que se alejen. Escoge un perfume o loción corporal que huela bien para que los demás quieran estar cerca de ti.
    • En el caso de que quieras repeler a alguien, trata de cocinar con ajos y cebollas o manipula materiales que apesten y no te laves.
  4. Parpadea lentamente para demostrar que alguien te agrada. A menudo, las personas creen que los gatos las están mirando; sin embargo, en realidad, los gatos parpadean lentamente para demostrar que alguien les agrada. Parpadea lenta y uniformemente para demostrar afecto. Esto es especialmente efectivo cuando conoces a un nuevo gato y quieres transmitirle que quieres ser su amigo.
    • Algunas personas quizás no reconozcan esta conducta y piensen que las están mirando.
    • Considera parpadear lentamente en vez de ser menos intimidante.
  5. Dale un zarpazo a alguien que esté molestándote a manera de advertencia. Si alguna vez debes pelear, contente de dejar salir el enojo y de atacar físicamente a alguien. En vez de eso, golpea ligeramente a alguien en el brazo para advertirle del altercado próximo. Los gatos darán zarpazos a otros gatos, a perros y a los humanos al inicio de una pelea y, algunas veces, no tendrán que enfrentar una pelea real.
    • Un zarpazo de advertencia no debe ser fuerte, solo lo suficientemente veloz y afilado como para captar la atención de alguien.
    • Si una pelea real empieza, los gatos morderán y arañarán a sus oponentes. Solo sé cauto y considera las consecuencias de usar estos métodos en una pelea real con alguien.

Comportarte como un gato alrededor de otras personas

  1. Mantente alerta y consciente de tu entorno. Los gatos tienen una audición y un olfato altamente sensibles y están atentos al mundo que los rodea. Ya sea que no hagas nada o que estés en medio de un proyecto de diálogo, presta atención a lo que sucede a tu alrededor. Es una buena práctica para estar seguro, pero también para ser igual de observador que un gato.
    • Reaccionar de manera imprevisible y saltar sobre las cosas que te asustan son otras formas en las que puedes imitar a los gatos.
    • Si escuchas un sonido raro o sientes un olor como el del pescado, investiga. Los gatos son curiosos y tú también debes serlo.
  2. Debes ser tímido cuando estés con personas que no conozcas, pero cálido y acogedor cuando las conozcas. Por lo general, los gatos son precavidos y, algunas veces, distantes con las personas al principio. No entables amistad de inmediato con todas las personas que conozcas; esto es más bien comportarse como un perro. Permite que las personas se ganen tu confianza y amistad. De esta manera, tendrás amigos valiosos de por vida.
  3. Ignora a las personas y luego solicita su atención cuando la quieras. Sé quisquilloso con respecto a cuánto tiempo pasas con las personas. A los gatos no siempre les gusta tener toda la atención y a ti tampoco te debe gustar. Aléjate de alguien si necesitas algo de tiempo a solas. Puedes simplemente reintegrarte a la conversación cuando estés listo para ser sociable de nuevo.
    • Exige tu propio espacio personal. Si necesitas estar a solas, no permitas que las personas te molesten. Los gatos te harán saber al sisear o gruñir si están cansados de la atención.
    • Ser hablador le hará saber a las personas que quieres socializar y quedarte callado les mostrará que ya no deseas socializar, tal y como un gato.
  4. Da cabezazos suavemente y acaricia a las personas que te agradan. Cuando estés cerca de alguien, puedes demostrarle afecto, especialmente de manera física. A los gatos les gusta masajear a las personas con sus patas y frotar sus cabezas para marcar su territorio. Puedes frotar las espaldas de tus amigos o acariciar a tu pareja para demostrarles que te agradan.
    • Solo haz estas cosas con las personas que son cercanas a ti o quizás no entiendan lo que haces.
  5. Lleva regalos a las personas. No necesitas ir tan lejos y atrapar ratones y otros animales para dejarlos en las puertas de tus amigos, pero dar regalos y proveer presas recién muertas es la manera en que los gatos muestran afecto. Los ratones muertos equivalen a dar una chuchería para demostrar a tu amigo que piensas en él.
    • Los gatos también cazan y dejan sus presas para proveer alimento a sus dueños. Puedes cuidar a las personas que te agradan alimentándolas (por ejemplo, cocinando una comida o compartiendo parte de tu almuerzo).
  6. Sé travieso. Haz pequeños revoltijos golpeando las cosas de los mostradores, siéntate sobre las personas cuando traten de trabajar en algo o sé curioso y hurga en los armarios y detrás de las puertas. Los gatos son adorables, pero pueden estorbar y causar inconvenientes. Diviértete un poco, por ejemplo, tapando la vista de la televisión cuando alguien trate de ver algún programa.
    • No seas odioso. Si alguien te pide que te detengas, respeta su espacio y deja de imitar a un gato.

Consejos

  • Observa a los gatos para aprender más acerca de su comportamiento y de sus movimientos. Si no puedes tener como mascota a un gato, pasa tiempo en la casa de un amigo que tenga uno.
  • Mira películas como “Catwoman” o el musical “Cats” para ver la manera en que los humanos imitan la agilidad, el movimiento y el lenguaje corporal felino.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página