Cómo cerrar aplicaciones de Android

El sistema operativo Android posee capacidades potentes para realizar tareas múltiples, lo que le permite ejecutar varios programas al mismo tiempo. Sin embargo, si dejas muchos abiertos, el rendimiento puede disminuir, ralentizando los tiempos de respuesta y agotando la batería. Para aprovechar tu teléfono al máximo, acostúmbrate a cerrar las aplicaciones cuando dejes de usarlas. Existen muchas formas de hacerlo, pero cada una requiere de algunos pasos simples.

Utilizar la lista de aplicaciones recientes

  1. Presiona el botón “Aplicaciones recientes” en cualquier momento. La mayoría de los dispositivos que tienen una versión de Android posterior a la 4.0 tendrán un botón que te permita ver y administrar las aplicaciones recientemente abiertas en prácticamente cualquier momento. Este botón se encuentra en la “barra de tareas virtual” en la parte inferior de la pantalla al lado de los botones de “Volver” e “Inicio” (tiene la apariencia de dos rectángulos superpuestos). Presiónalo para empezar.
    • El botón de “Aplicaciones recientes” debe ser accesible en casi cualquier momento al igual que los otros dos botones en la barra de tareas virtual. Sin embargo, si una aplicación impide que se active dicho botón, presiona el de “Inicio” para volver a la pantalla principal e intentarlo nuevamente.
    • En el caso de algunos teléfonos Android, como el Samsung Galaxy S4, es posible que debas mantener presionado el botón “Inicio” hasta que aparezca la lista de aplicaciones recientes.
  2. Desliza la aplicación que quieras cerrar. Debes ver una lista que contenga todas las aplicaciones que hayas usado recientemente y que funcionen en segundo plano. Para cerrar una aplicación, presiona con tu dedo sobre ella y deslízala hacia un lado de la pantalla. Al hacerlo, se eliminará de la lista.
    • Si bien este método puede hacer que la aplicación deje de funcionar y se cierre, no detendrá algunos procesos en segundo plano para los que habilitaste dicha aplicación. Por ejemplo, si cierras la aplicación de Twitter con este método, dejará de funcionar y todos los tuits que estabas escribiendo desaparecerán. Sin embargo, si has habilitado las notificaciones para la aplicación, aún las recibirás incluso después de haberla cerrado de esta manera.
  3. También puedes mantener tu dedo presionado sobre la aplicación y seleccionar la opción “Retirar de la lista”. Otra opción para cerrar las aplicaciones en el menú “Aplicaciones recientes” es simplemente mantener pulsada la aplicación en cuestión y luego seleccionar la opción “Retirar de la lista” cuando aparezca. Esto debe tener el mismo efecto que deslizar la aplicación a un lado de la pantalla.
  4. Para forzar el cierre de las aplicaciones, utiliza la opción “Información de la aplicación”. Para cerrar completamente una aplicación y cualquier proceso en segundo plano relacionado, es necesario realizar un paso más. Encuentra la aplicación que quieras cerrar, luego púlsala y mantenlo tu dedo sobre ella. Selección la opción “Información de la aplicación” en el menú que aparece. En la siguiente pantalla, pulsa la opción “Forzar detención”, luego en “Aceptar” cuando se te pida la confirmación de tu elección.
    • Hacerlo debe hacer que la aplicación se detenga por completo (incluso las funciones en segundo plano que te permitían recibir notificaciones) hasta que la abras deliberadamente una vez más.
    • Ten en cuenta que esto puede hacer que pierdas información no guardada en la aplicación y que podrías tener que introducir nuevamente cualquier información de inicio de sesión la próxima vez que la abras.

Utilizar el Gestor de aplicaciones

  1. Abre la aplicación “Configuración”. Otra forma de cerrar las aplicaciones en dispositivos Android es utilizando el Gesto de aplicaciones, el cual funciona de manera similar al menú Ctrl+Alt+Supr en las computadoras con Windows, el cual te muestra las aplicaciones que funcionan actualmente y te permite forzar su detención. Para acceder al Gesto de aplicaciones, ve a la aplicación “Configuración” en tu dispositivo.
    • Dependiendo del tipo de dispositivo que tengas, es posible que solo debas presionar el botón de menú y seleccionar la aplicación “Configuración” para acceder al menú correcto o tal vez necesites buscar en la lista de aplicaciones hasta que encuentres dicha aplicación, la cual tiene un ícono parecido a un engranaje.
  2. Selecciona la opción “Aplicaciones”. En el menú de “Configuración, busca una opción llamada “Aplicaciones” y púlsala.
    • En la mayoría de los teléfonos, el ícono al lado de esta opción se verá como un cuadrado con el logotipo de Android dentro.
  3. Desliza la pantalla hacia un lado para abrir la lista de aplicaciones “en ejecución”. En la siguiente página, verás la información de casi todas las aplicaciones que están instaladas actualmente en tu dispositivo. Para filtrar esta lista e incluir únicamente las que están en funcionamiento, desliza la pantalla hacia un lado para cambiar a la lista “En ejecución”. También podrías pulsar directamente la pestaña “En ejecución” para abrirla.
  4. Pulsa la aplicación que quieras cerrar. Encuentra la aplicación que quieres cerrar en la lista de aplicaciones en ejecución. Cuando la veas, púlsala. Al hacerlo, pasarás a una pantalla con la información detallada de la aplicación.
  5. Pulsa el botón “Detener” o “Forzar detención”. En esta pantalla, pulsa el botón “Detener” o “Forzar detención” para cerrar completamente la aplicación; debe tener un efecto similar que utilizar la opción “Forzar detención” en el menú de aplicaciones recientes explicado en el método anterior. La aplicación (y los procesos relacionados) deberían finalizar hasta que ejecutes específicamente esa aplicación nuevamente.
    • Ten en cuenta que podría aparecer un aviso advirtiéndote que detener la aplicación hará que se bloquee; no hay problema con eso. No es posible detener procesos cruciales del sistema a través de este menú.

Utilizar un task killer (administrador de tareas) de terceros

  1. Ve a Google Play Store. En los inicios de los teléfonos Android, cerrar las aplicaciones era más difícil de lo que es ahora, así que se hicieron populares algunas aplicaciones llamadas task killers (o administradores de tareas). Estos task killers les permiten a los usuarios ver una lista de las aplicaciones que funcionan actualmente y cerrarlas rápidamente y al mismo tiempo. Hoy en día, con las opciones disponibles en los teléfonos Android más recientes, estas aplicaciones no tienen mucha demanda, pero aún deben funcionar. Para empezar, conéctate a Google Play Store; el ícono predeterminado en tu dispositivo debe parecerse a una bolsa para compras de color blanco con el logotipo de Play Store.
    • Nota: algunos usuarios de Android y publicaciones técnicas afirman que usar estos task killers pueden hacer que el dispositivo funcione con un nivel de eficiencia por debajo del óptimo. Si bien puede ser cierto (existe una investigación en el mundo real para corroborar estas afirmaciones), los task killers de buena calidad no dañarán permanentemente tu dispositivo de ninguna forma y ofrecen un método sencillo para cerrar rápidamente las aplicaciones problemáticas, así que quizás quieras instalar uno de cualquier modo, depende de ti.
  2. Descarga e instala un task killer. Una vez que estés conectado a la Play Store, escribe “task kiler” en la barra de búsqueda en la parte superior de la pantalla. Inmediatamente debes ver una serie de resultados con buena calificación en la categoría “Aplicaciones”. Cualquier task killer que tenga una buena calificación debe funcionar bien, así que puedes elegir el que prefieras. Estos son algunas alternativas populares que podrías tomar en cuenta (junto con el nombre de sus desarrolladores):
    • Advanced Task Killer (de ReChild)
    • Advanced Task Manager - Killer (de Infolife LLC)
    • Zapper Task Killer & Manager (de Lookout Mobile Security)
    • Super Task Killer-Fast Booster (de NQ Mobile Security)
  3. Ejecuta el task killer. Una vez que hayas instalado el task killer, ábrelo. Por lo general, una vez que cargue, deberás ver inmediatamente una lista de las aplicaciones que funcionan actualmente en tu sistema o una serie de opciones para empezar. Si no aparece inmediatamente la lista de aplicaciones en ejecución, selecciona la opción que te lleve a ella; debe ser bastante clara.
  4. Selecciona “Finalizar todas” (o una opción similar). Una vez que veas la lista de aplicaciones en ejecución en tu sistema, generalmente tendrás la opción de cerrarlas todas de una sola vez al presionar un botón llamado “Finalizar todas” o algo similar. Pulsa este botón para cerrar todas las aplicaciones que estén actualmente en ejecución.
    • Ten en cuenta que generalmente puedes desmarcar los elementos en la lista con solo pulsarlos. Hacerlo los excluye cuando utilices el botón “Finalizar todas” (todas las aplicaciones a excepción de las desmarcadas se cerrarán).

Cerrar las aplicaciones de un modo normal

  1. Dirígete hasta la opción “Salir” o “Cerrar sesión” de la aplicación. Si no estás interesado en las opciones complicadas descritas anteriormente y solo buscas un método para cerrar las aplicaciones con un mínimo de esfuerzo, estás de suerte; generalmente hay formas muy sencillas de cerrar las aplicaciones mientras las usas. Por ejemplo, la mayoría de ellas tendrá algún tipo de opción para “salir” de ella o “cerrarla”. Es posible que necesites buscar en el menú para encontrarla, pero seleccionarla casi siempre hará que la aplicación se cierre por completo (como si hubieras usado las opciones de “Detener” o “Forzar detención” descritas anteriormente).
    • Por ejemplo, en la aplicación popular de Facebook para Android, puedes cerrar tu sesión al pulsar el botón del menú ubicado en la parte superior derecha de la pantalla de las notificaciones predeterminadas, bajar hasta la parte inferior del menú, pulsar “Cerrar sesión” y confirmar tu elección. Hacerlo cerrará tu sesión de Facebook y te llevará a la ventana de inicio de sesión predeterminada, desde donde puedes cerrar completamente el programa al presionar el botón “Atrás” (lee más adelante).
  2. Utiliza el botón “Atrás”. Normalmente, el botón “Atrás” de la barra de tareas virtual (la que se encuentra en la parte inferior izquierda de la pantalla y parece una “U” de lado) te lleva a la página donde estabas previamente. Sin embargo, la mayoría (aunque no todas) de las aplicaciones están diseñadas de un modo que si presionas este botón hasta que no puedas retroceder más, salgas del programa en el que te encuentras. Podrías recibir un aviso con el mensaje “¿Estás seguro de que deseas salir?” o quizás no, dependiendo del programa que utilices.
    • Sin embargo, ten en cuenta que este método no suele detener los procesos en segundo plano que pueden enviarte notificaciones molestas. Para detenerlos, generalmente deberás configurar tus opciones de notificaciones en la aplicación o utilizar una opción de forzar detención (lee los métodos anteriores).
    • También ten en cuenta que algunas aplicaciones, tales como los navegadores web, pueden cambiar la función del botón “Atrás”. Por ejemplo, si utilizas un navegador web y presionas este botón en repetidas ocasiones, podrías volver simplemente a tu historial de navegación, haciendo un progreso mínimo en términos de cierre de la aplicación.
  3. Evita utilizar el botón de “Inicio” a menos que quieras minimizar las aplicaciones. El botón “Inicio” ubicado en la barra de tareas virtual puede dar la impresión de que cierra rápidamente las aplicaciones, pero en realidad solo las minimiza. Esto significa que técnicamente la aplicación aún está en ejecución (por lo general, en una suerte de “pausa”) y que podrás reanudar tu progreso rápidamente si tratas de volver a cargarla. Debido a que este botón no cierra realmente las aplicaciones (solo las quita de tu camino), es mejor no utilizarlo cuando quieras finalizar los procesos y conservar los recursos de tu dispositivo Android

Consejos

  • Ten en cuenta que en algunos teléfonos Android puedes configurar las “Opciones del desarrollador” en el menú “Configuración” para activar el comando llamado “No mantener los procesos en segundo plano” o “Limpiar los procesos en segundo plano tan pronto como la pantalla se bloquee o apague”, lo que hace exactamente lo que sugiere su nombre. Sin embargo, generalmente no se recomienda activar este comando si eres un principiante, ya que puede evitar que las aplicaciones importantes realicen tareas automáticas necesarias para funcionar correctamente.
  • En el caso de algunos dispositivos Android, como los HTC One M7, puedes pulsar dos veces el botón “Inicio”, luego deslizar las aplicaciones que aparecen hacia arriba para cerrarlas a modo de atajo útil.

Advertencias

  • Los task killers de terceros pueden detener los programas, pero las investigaciones sugieren que las versiones de Android más recientes pueden realizar un mejor trabajo si no fuerzas la detención de las aplicaciones. Hacerlo fuerza a tu dispositivo a cargar la aplicación desde el principio la próxima vez que quieras abrirla, mientras que normalmente se cargaría de forma rápida desde la memoria RAM del teléfono.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página