Cómo permanecer optimista con respecto a la menopausia

Más de 40 millones de mujeres norteamericanas en la etapa posterior a la menopausia pueden tener una expectativa de vida de más de 35 o 40 años. Los siglos de negatividad sobre los "cambios en la vida" aún impregnan la cultura, como es el caso de la medicina moderna, la cual ve a la menopausia como un punto en la vida que se caracteriza por la deficiencia del estrógeno en vez de verla como un proceso holístico. Existe mucha información equivocada con respecto a la menopausia, la cual tiene como cómplice el fuerte enfoque en la cultura de la juventud y el deseo de hacer a un lado todo lo que sugiere "envejecimiento". Sin embargo, tomar algo que es natural en la vida de las mujeres y convertirlo en una enfermedad o un síndrome que necesita tratamiento, deja a muchas mujeres sintiéndose ansiosas, temerosas y avergonzadas de lo que ocurre durante esta etapa. No debe ser de esta manera: la menopausia es una parte natural e inevitable del progreso de la vida de cada mujer y debe celebrarse y respetarse. Este artículo te ayudará a ver la menopausia con una actitud más positiva. ¡Feliz viaje!

Pasos

  1. Infórmate. Si no sabes qué esperar de la menopausia, serás más vulnerable a las historias de terror, la presión de someterse a tratamientos que quizás no quieras y la preocupación de que los cambios salgan de control. La información es poder, el poder para tomar decisiones informadas para entender lo que realmente involucra la menopausia y para darte cuenta que muchas mujeres tienen que pasar por esta etapa en la vida y, como resultado, crecer en fortaleza y sabiduría.
    • Lee libros acerca de la menopausia, especialmente los escritos por mujeres que la han experimentado o que trabajan con ella. Un buen libro para empezar es La sabiduría de la menopausia: una guía completa para la salud física y emocional durante el cambio. Leer acerca de las experiencias de otras mujeres te ayudará a entender la variedad de posibilidades durante la menopausia y te hará comprender que no experimentas la menopausia sola.
    • Saber qué esperar te ayudará cuando te sientas irritable, insatisfecha o impaciente. Identificar el origen de los estos estados de ánimo te ayudará a enfrentarlos, en lugar de verte a ti misma como una persona que se irrita repentinamente.
    • Hay muchas historias acerca del espantoso viaje que atraviesan las mujeres cuando experimentan la menopausia, las cuales se publican frecuentemente en las revistas de mujeres. La realidad es que estas historias destacan las experiencias menos usuales. Mientras más sensacional e inusual sea la experiencia, más interés periodístico tendrá, pero eso no significa que sea un reflejo de la experiencia promedio. Debes saber que solo una minoría de las mujeres sufren malestar y que hay muchas maneras de minimizar los malestares asociados a la menopausia.
  2. Toma una actitud positiva ante la menopausia. Tienes dos opciones: puedes enfrentar la menopausia con enfado o incluso negarla (pero igual sucederá) o puedes aceptarla y sacar el máximo provecho de este periodo de transición para ponerte una meta para el resto de tu vida. En el primer caso, te verás envuelta en la negatividad asociada a la menopausia y las experiencias desagradables aumentarán potencialmente al incrementarse el estrés y la infelicidad. En el caso posterior, tu enfoque proactivo hacia la menopausia te ayudará a encarar el desafío con una actitud positiva que te permitirá volver a evaluar tu objetivo en la vida.
    • Ten en cuenta que sigues siendo una mujer. En una sociedad que rinde culto a la juventud, es muy fácil caer en la trampa de sentir que durante la era post-reproductiva, tu femineidad está de alguna manera reducida. La realidad es que tú no eres menos mujer que antes de la menopausia. Simplemente eres una mujer que ha sufrido cambios reproductivos, no cambios a la esencia de lo que te hace una mujer.
    • Para muchas mujeres, la menopausia es un tiempo para redefinir roles, intereses y volver a despertar el propósito. Para muchas mujeres es un momento de reflexión acerca de dónde han estado y a dónde se dirigen. Puede significar el final de algunas relaciones, carreras, estilos de vida y el inicio de cosas completamente nuevas. Puede significar que finalmente harás lo que siempre quisiste hacer. Gran parte de la reflexión viene del hecho de que la menopausia es un recordatorio de que solo vivirás por un tiempo, así que es mejor que lo aproveches al máximo.
  3. Ten un enfoque proactivo hacia las intervenciones médicas. Si experimentas algunos de los efectos desagradables que acompañan a la menopausia y eso hace que te desanimes, te deprimas o que sufras, discútelo con tu doctor de una manera informada con el objetivo de hacer preguntas fuertes y recibir respuestas de calidad. Haz una investigación con respecto a lo que sientes con anticipación para que puedas recabar soluciones posibles con las que te sientas cómoda. Esto es mejor que sentirte como una víctima o sentir que te condenan injustamente a tomar tratamientos que no deseas.
    • Evita la tentación de tomar tratamientos al primer bochorno. Verifica si puedes encontrar intervenciones no médicas para enfrentar los efectos secundarios desagradables de la menopausia antes de correr a tomar soluciones farmacéuticas.
    • Busca tratamientos alternativos. Hay muchos remedios a base de plantas disponibles para ayudar a calmar los síntomas de la menopausia. Investiga las opciones en discusiones constructivas con tu doctor y tus terapeutas de medicina alternativa (evita tomar un enfoque basado en plantas sin saber lo que haces, las medicinas vegetales tienen su propio potencial para la toxicidad o puede provocar otros síntomas).
    • Siempre que no sea riesgoso para la salud o para la vida, considera no hacer nada más fuera de hablar con otras personas y dejar que la menopausia simplemente se dé. A menudo, el problema está en nuestra percepción de que la menopausia necesita tratamiento. En general, para la mayoría de mujeres, simplemente no es así. Lo más probable es que sean los síntomas emocionales que acompañan a la menopausia los que necesitan tratamiento: la ansiedad, la sensación de falta de propósito, la preocupación de la autoestima, etc. Reflexiona con cuidado acerca de ello y, si es necesario, busca apoyo por medio de la consejería.
    • La doctora Christiane Northrup piensa que algunas de las reacciones que las mujeres experimentan durante la transición de la menopausia son mensajes del cuerpo sobre lo que se necesita cambiar con mayor urgencia en sus vidas y dice que la "sabiduría de esta sistema es muy precisa" y que conduce a la mujeres a descubrir su sabiduría interna.
  4. Aprende a usar técnica antiestrés. Si te sientes estresada durante la menopausia, es probable que las hormonas fluctuantes amplifiquen estas sensaciones. En vez de buscar pastillas, piensa en formas de reducir el estrés. ¿Puedes manejar de otra manera tu carga de trabajo? ¿Puedes tomar clases de yoga, de meditación o ir al gimnasio? Tal vez tengas la necesidad de descargar mucho diálogo interno negativo que has acumulado todos estos años. Recibir consejería puede ser una buena opción para alguien en esta situación.
    • Los ejercicios de respiración profunda pueden ayudar con los bochornos. Toma práctica pero es muy efectivo.
    • Usa los ejercicios como una forma de mantener el buen humor y la buena salud física. Hacer ejercicio moderado con regularidad puede reducir tu sensibilidad a los impactos de la menopausia y te levantará el ánimo. También se ha probado que los ejercicios reducen la intensidad y la frecuencia de los bochornos.
    • Usa el alimento como una manera de mejorar tu estado de ánimo. Evita los alimentos que te hagan sentir enojada o irritable, como las bebidas y las comidas picantes, las bebidas calientes, el exceso de proteína animal, etc. Prefiere los "súper alimentos para la menopausia", como los alimentos no procesados, las frutas y las verduras, los frijoles y las legumbres, el pescado, los alimentos sin azúcar, etc. Básicamente, come sano y de manera nutritiva. Bebe abundante agua para mantenerte hidratado. Los niveles cambiantes de hormonas afectan a la manera en que las células del cuerpo retienen líquido.
    • Explora tratamientos como la acupuntura, la aromaterapia, la acupresión y la homeopatía como opciones de ayuda durante la transición. Considera una combinación de enfoques médicos orientales y occidentales.
  5. Acepta el cambio. Para muchas personas, en alguna etapa de la vida, es difícil aceptar el cambio y luchan con cualquier periodo de transición. Esto es natural, el cambio puede ser doloroso emocionalmente pues te desafía y te pone enfrente de lo desconocido, de lo nuevo. Es por eso que es importante mantenerse informado. Pero también es importante aceptar activamente el cambio: esta es la siguiente etapa importante y válida en tu vida. También es el tiempo en el que las mujeres tienen mayor libertad, ya que la familia crece y una nueva independencia puede ser una recompensa en la vida durante esta etapa.
    • Busca un lugar de aceptación. Será más difícil hacer algunas cosas como mantener el peso, pero en lugar de quejarte sobre ello, acepta el cambio y míralo como una oportunidad para reconsiderar aspectos menos saludables o menos productivos de tu vida anterior a la menopausia. De todas formas, es muy posible que los ejercicios, la nutrición y el consentirte a ti misma sea algo que hayas postergado mucho tiempo.
    • Disfruta de la claridad de visión que puede llegar con la menopausia. La menopausia es una encrucijada, un momento para renacer, cambiar tu enfoque y empezar a explorar más tus propias necesidades. Se convierte en un momento en el que dejas de ceder a tus propias necesidades en favor de otros y empiezas a hacer los cambios necesarios para un futuro positivo. Con los niños ya crecidos o listos para dejar el nido, el tiempo vuelve a ti y se convierte nuevamente en tu aliado. Piensa nuevamente en las desigualdades que sentiste con respecto a las responsabilidades del hogar hace diez años. No necesitas hacer esos sacrificios ahora, pues el tiempo y el espacio vuelven a ser tuyos.
    • Permítete entristecerte del pasaso. Dejas atrás segmentos de tu vida que alguna vez fueron una parte integral de lo que eres. Busca un ritual para despedir a ese segmento de tu adultez y darle la bienvenida a la siguiente etapa.
    • Empieza en donde te quedaste antes de que te inundara el malabarismo de las décadas pasadas. Resucita una carrera oxidada, empieza una nueva, haz un preregrinaje o empieza un negocio.
    • Quizás te encolerices de vez en cuando. Este es un momento en el que muchas mujeres aprenden a decir lo que piensan, en el que los viejos resentimientos afloran y tienes que confrontarlos para que puedas hacer la transición a la siguiente etapa de tu vida. Para algunas mujeres, esto dará como resultado la terminación de relaciones, incluso de matrimonios. Para otras, se convertirá en un tiempo de nuevas relaciones o del crecimiento de las existentes.
  6. Busca el apoyo de amigas. Busca amigas que experimenten lo mismo que tú o que hayan pasado la menopausia. Comparte historias, apóyense unas a otras y ríanse juntas con frecuencia. Desahogarte en compañía de tus amigas de confianza puede aliviar muchas preocupaciones y confirmarte de que estás en buena compañía.

Consejos

  • Debes conocer tus circunstancias. La mayoría de mujeres tienden a atravesar la menopausia durante su cuarta década y tienen su último periodo aproximadamente a los 49 o 51 años. Las fumadoras tienden a tener periodos finales antes y experimentar una reducción de la densidad ósea como resultado de fumar. Estos son solo promedios. Muchas mujeres experimentan la terminación de sus periodos mucho antes. Lo importante es no escuchar a la abuela sin hacer una investigación. Las experiencias de la familia no tienen que ser necesariamente las tuyas.
  • Debes conocer tus síntomas. Todas las mujeres son diferentes, algunas experimentan unos cuantos síntomas o ninguno, otras experimentan muchos y otras están en el medio. Los síntomas típicos incluyen:
    • Los bochornos (aproximadamente el 40% de mujeres no los experimentan)
    • Los sudores nocturnos
    • La sequedad vaginal
    • Periodos que pueden variar completamente (muy ligeros, muy pesados, abundantes, erráticos, regulares, más frecuentes y la ausencia total)
  • Se dice que la menopausia llega a su punto culminante cuando el periodo no se presenta por 12 meses.
  • La menopausia es la cesación de la menstruación. A menudo, se conoce como "el cambio" o "el cambio de vida". Además del final de los periodos, los niveles de hormonas cambian y puede haber cambios de humor.
  • Aún tendrás estrógeno después de la menopausia. Ya no lo producirán tus ovarios ni ninguna otra parte del cuerpo en las cantidades previas a la menopausia. La hormona androgénica (producida por los ovarios y la glándula suprarrenal) se convierte aún en estrógeno. Ya que esta conversión ocurre en la grasa corporal, las mujeres con proporciones de grasa corporal más altos tienden a producir más estrógeno después de la menopausia.
  • La historia de la terapia de reemplazo hormonal (TRH) presenta un buen ejemplo de la necesidad de hacer tu propia investigación y hacer preguntas profundas. En un momento el TRH se consideró seguro como un tratamiento para la menopausia estandarizado. Sin embargo, los estudios en los inicios de la década del 2000 revelaron un aumento en los riesgos de ciertas enfermedades a partir del TRH, incluyendo el cáncer de seno, las enfermedades cardíacas y la enfermedad de la vesícula. Mientras que los argumentos médicos y legales siguen causando estragos sobre la TRH, el número de mujeres que se someten al tratamiento ha caído dramáticamente, así como los índices del cáncer de seno. Esto hizo que Barbara Ehrenreich, que sufrió de cáncer de seno al seguir la TRH, escribiera "quizás la mala ciencia produjo el cáncer al principio. Si prefieres tratar la menopausia como un problema científico en vez de tratarla como un proceso natural, aprende todo lo que puedas y siempre haz preguntas.

Advertencias

  • Deshecha las cosas que no te sirvan. Solo porque tu amiga que tiene menopausia prefiera ciertos remedios no significa que sean adecuados para ti. De todas formas, pruébalos si estás convencido, pero debes estar listo a desecharlos si no mejoran las cosas o si incluso las empeoran.
  • No confundas la menopausia con el estrés o el envejecimiento. El estrés y el envejecimiento conllevan su propia serie de desafíos, los cuales incluyen la irritabilidad, el olvido, la depresión, la ansiedad, el desinterés sexual, etc. Aunque los estudios han tratado de identificar estos sentimientos en la menopausia, no hay un enlace causal en lo absoluto (por ejemplo, puedes consultar el estudio de 1987 realizado por Sonja y John McKinlay en Massachusetts). La realidad es que se trata de un conjunto complejo de todos estos problemas. La menopausia hace que reflejes envejecimiento, lo que a su vez aumenta la tensión existente. Y si te estresabas fácilmente antes de tener la menopausia, eso no cambiará. Sin embargo, tu perspectiva puede cambiar, siempre que quieras trabajar en ella.
  • Hay muchas cosas que tienen como causa la menopausia. Por ejemplo, los sudores nocturnos pueden ser un signo de una enfermedad como el cáncer. Si no estás seguro y estás preocupado, busca consejo médico. Sin embargo, tal vez necesites ser muy optimista si tu doctor trata de identificar los problemas de la menopausia cuando tú piensas que se trata de otra cosa. Pide una segunda opinión, un consejo de especialista, unas pruebas, etc.
  • No puedes estar segura de que no quedarás embarazada durante la menopausia. Aunque es altamente improbable, sucede e ignorar la posibilidad no es una buena forma de anticoncepción. Existe un aumento de la probabilidad de los defectos congénitos en madres (y padres) mayores de edad. Eso, además del hecho de criar a un niño en una época en la que esperas tener libertad (luego de pasar años haciéndolo), puede ser muy difícil para algunas mujeres.

Cosas que necesitarás

  • Material de lectura confiable sobre la menopausia. Los libros escritos por mujeres con experiencias personales, médicas y terapéuticas en el campo son una forma excelente de comenzar.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página