Cómo limpiar una caldera

Limpiar tu caldera con regularidad es una tarea importante que debes incluir en tu programa de mantenimiento del hogar. Una caldera sucia quemará cantidades mayores tanto de electricidad como de gas, además de que funcionará con menos efectividad que una limpia. Son 3 las partes básicas de tu caldera que pueden ser impactadas por la presencia de suciedad: el sistema de filtro, el extractor y el motor. Debes saber cómo limpiar una caldera efectivamente y hacerlo cada 4 o 6 meses si quieres extender la vida de la que tienes actualmente y evitar reparaciones costosas.

Pasos

  1. Ubica el panel de acceso en la parte externa de la caldera. Se encuentra debajo del ducto de devolución de aire, entre el sistema de extracción y el ducto. Esta puerta se abre al interior de la caldera. Tal vez necesites destornillar el panel de la caldera o quitarlo de los ganchos que lo sostienen en su lugar.
  2. Saca el filtro jalándolo hacia arriba y fuera de las guías.
  3. Revisa el filtro para detectar el polvo o daño. Si éste parece estar sucio, necesita ser limpiado o reemplazado.
    • Si tu filtro no es desechable, debe limpiarse. Quita toda la mugre o partículas sueltas antes de limpiar el filtro. El agua u otro líquido puede dificultar sacar el polvo. Sigue las instrucciones del fabricante para limpiar tu filtro de caldera específico. Como regla general, se pueden utilizar un limpiador no-tóxico y agua de la llave para lograr la tarea.
    • Muchas calderas más modernas tienen filtro desechable. Si esto se aplica, lleva el filtro viejo a una ferretería o tienda de electrodomésticos y compra uno de reemplazo del mismo tipo o modelo.
  4. Coloca el filtro nuevo o limpio nuevamente en la caldera, de la misma manera en la que lo sacaste.

Limpiar el extractor de aire

  1. Desenchufa cualquier fuente de electricidad que alimente a tu unidad de caldera, incluyendo sistemas de baterías de respaldo o energía generada por electricidad. No desconectar cualquier fuente eléctrica podría resultar en lesiones físicas serias.
  2. Quita el panel frontal de la caldera si no lo hiciste al limpiar el filtro. Nuevamente, este paso podría requerir que aflojes los tornillos que sostienen al panel en su lugar o quitarlo de sus guías de apoyo.
  3. Desliza la unidad de ventilación de la caldera. La mayoría de los ventiladores están asegurados a la caldera con una guía, que permite deslizarlo hacia afuera y hacia adentro con facilidad. Para este paso, tal vez necesites desconectar el cable de electricidad a fin de hacer que la unidad se deslice y salga por completo. Si se aplica a tu caldera, marca las conexiones de cableado antes de desconectarlas, así podrás reensamblar correctamente la unidad.
  4. Extrae el ventilador de la caldera.
  5. Limpia el extractor de aire con jabón no-tóxico, agua y un cepillo de dientes. Presta atención a las aspas del ventilador y a los pequeños espacios entre ellas.
  6. Aspira o limpia con un trapo las correas y poleas, y limpia la caja del motor hasta que todo esté limpio. Una aspiradora de mano en intensidad baja o un trapo o toalla apenas húmedos también pueden funcionar.

Limpia el resto de los espacios del interior de la caldera usando la aspiradora, trapo o toalla húmedo

  1. Vuelve a colocar la unidad de ventilación en su ubicación original, y asegura cualquier cable o tornillo que la sostengan en su lugar. Conecta el cable de poder si lo desenchufaste.
  2. Coloca nuevamente el panel central en tu unidad de caldera, volviendo a poner los tornillos que hayas quitado durante la limpieza.

Consejos

  • Si no estás seguro de si el filtro está sucio o no, sostenlo a contraluz y obsérvalo. Si no puedes ver la luz a través de éste, el filtro está sucio y debe ser reemplazado. Un filtro sucio circulará polvo y suciedad a través de tu casa en lugar de aire limpio y utilizable, y hará que tu caldera deba forzarse más para llevar el aire a través de la mugre.
  • El sistema de extracción es el componente que absorbe el aire por la parte trasera de la caldera, lo saca por la parte frontal y crea el calor. Si está sucio, tu caldera absorberá polvo y mugre y los distribuirá por el sistema de ventilación de tu casa.

Cosas que necesitarás

  • Desarmador
  • Filtro de reemplazo para la caldera
  • Agua
  • Jabón no-tóxico
  • Aspiradora de mano de bajo poder
  • Trapos o toallas limpios
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página