Cómo darle brillo a un bote

El recubrimiento de gel (“gelcoat”) de fibra de vidrio de tu bote mantendrá su brillo por largo tiempo si lo mantienes limpio, encerado y protegido del sol. Si la superficie ha comenzado a decolorarse o atenuarse o si el recubrimiento ha sufrido desgaste o ralladuras, tendrás que aprender cómo pulir el boto. Si bien el proceso es bastante simple y no difiere mucho de encerar un auto, cada propietario tiene un estilo propio. Este artículo explica los pasos básicos para pulir un bote.

Lava el bote

  1. Coloca el bote en el remolque firmemente. Los botes deben encerarse fuera del agua y asegurados en un remolque, de preferencia estacionado en una superficie plana y uniforme. Debido a que rociarás productos y moverás el bote, es probable que el remolque deba estar conectado al auto.
    • Dependiendo del tipo de bote, quizás debas cubrirlo antes de comenzar a encerarlo y limpiarlo. Para mantener seguro el interior, mantén la cubierta puesta.
  2. Lava con manguera el exterior del bote primero. Es importante encerar solo un bote recién lavado para quitar toda la tierra y la mugre, además de las acumulaciones de algas y otra suciedad, en especial si el bote se quedó en el agua.
    • Comienza con agua sola, rociando uniformemente toda la superficie del exterior que deba limpiarse. Usa una esponja limpia y mojada para comenzar a frotar suavemente y despegar la mugre.
    • Si hay algunos puntos con acumulaciones serias, puedes usar una lija de grano 220 para limpiarlas. No uses una máquina de lavado a presión con el bote, pues puede dañar el acabado y afectar la eficacia del recubrimiento de gel. Usa un aerosol suave en lugar de uno potente.
  3. Limpia la cera vieja de la superficie. Usa trapos empapados de tolueno u otro solvente de cera para quitar los rastros de cera vieja, que puede evitar que los compuestos para pulir y dar brillo funcionen uniformemente en toda la superficie del bote.
    • Frota el trapo en una dirección con presión ligera. Por lo general, no hay nada que requiera frotar muy fuerte para retirarse. Deja que el solvente se evapore antes de pulir.
  4. Lava con un detergente adecuado. Termina de lavar la superficie con una esponja y un jabón especial para botes o una solución suave de lavavajillas y agua tibia.
    • Si la superficie del bote está manchada, a veces es común usar un poco de lejía para desinfectarla y limpiarla por completo. Además, a veces se usa disolvente de laca, Varsol o un desengrasante para quitar los puntos pegajosos o las acumulaciones grasosas. No uses lejía en botes de madera sin tratar o sin teñir.
    • Enjuaga el bote por completo con agua limpia y permite que seque. Puedes usar una escobilla de goma para acelerar el proceso de secado si es necesario.

Pule la superficie del bote

  1. Considera el uso de un compuesto pulidor o abrillantador, que restaura el brillo del recubrimiento de gel de fibra de vidrio quitando las imperfecciones, decoloraciones y ralladuras en la superficie para incrementar el brillo.
    • Elige un abrillantador si el bote necesita solo un poco de restauración. Usa un compuesto pulidor más potente si la superficie está demasiado picada o blancuzca, que es signo de que necesita una limpieza mucho más sustancial.
    • Sé muy cuidadoso al usar un compuesto pulidor. El recubrimiento de gel es muy delgado y un compuesto agresivo puede atravesarlo rápidamente. Será necesaria una reparación cara y larga si sucede.
  2. Comienza en el espejo de popa y trabaja hacia la proa. Trabaja en secciones de 60 cm (2 pies) cuadrados para aplicar el compuesto pulidor o abrillantador. Usa un paño suave si trabajas a mano o instala una almohadilla de espuma en el pulidor eléctrico. Aplica un círculo de compuesto pulidor o abrillantador en el paño o la almohadilla y frótalo en la superficie con movimiento circulares uniformes. Pule hasta que la superficie se ponga resplandeciente. Si puedes ver a través del recubrimiento de gel, exageraste.
    • Algunos puristas ponen las manos al fuego por pulir a mano, mientras que otros sostienen que usar una herramienta te ahorra esfuerzo y elimina las manchas y los espirales. Elige un pulidor de baja velocidad en lugar de uno de alta velocidad para tener más control. Las herramientas de movimiento orbital tienen menos probabilidades de dejar marcas en espiral.
    • Si usas un pulidor eléctrico, comienza en la velocidad más baja. Toca la superficie con la almohadilla ligeramente antes de comenzar a pulir para que el líquido abrillantador no salpique hacia todos lados.
  3. A continuación, aplica un compuesto pulidor. Si es necesario, aplica un pulidor con el mismo método. Usa movimientos circulares y muévete en la misma dirección que al aplicar el compuesto abrillantador. Enjuaga el bote y el área de trabajo con una manguera para quitar el polvo acumulado al pulir y aplicar los productos.

Encera el bote

  1. Elige una variedad apropiada de cera para bote, según el estilo y la superficie del recubrimiento de gel. Mantener el recubrimiento protegido con cera ayuda a mantener el brillo por más tiempo, ofreciendo una capa protectora entre el recubrimiento y el agua.
    • Collinite 885 es una cerca usada y recomendada comúnmente, también usada en tablas de surf y para otros propósitos.
  2. Usa el mismo movimiento que usaste al aplicar el compuesto abrillantador. Además de pulidor, puedes aplicar cera a mano o con un pulidor eléctrico. Usa el mismo movimiento circular para no dejar marcas.
    • Las distintas variedades de cera pueden venir con instrucciones específicas, así que recurre a las del producto que compres.
  3. Ten cuidado con los accesorios y los espacios cerrados. Sin importar si pules a mano o con máquina, trabaja a mano cerca de los accesorios que no puedan retirarse para evitar que el pulidor eléctrico los alcance o los dañe. Haz lo mismo en los rincones pequeños.
    • Retira los accesorios de antemano si es posible, dejando los tornillos cerca del accesorio respectivo para no confundirte luego.
  4. Deja que la cera seque. Luego de un poco de tiempo, la cera comenzará a verse algo difusa, lo que significa que está lista para la segunda mano. Es importante dejar que la cera seque lo suficiente para que proteja el recubrimiento de gel. Esto solo tarda de 5 a 10 minutos al sol.
  5. Pule la cera hasta que brille. Usa una toalla suave o una esponja de tejido de rizo, si optas por usar un pulidor eléctrico, o un pulidor de mano limpio. Trabaja en círculos. El brillo debe comenzar a notarse de verdad cuando pulas la nubosidad de la cera.

Consejos

  • Ahorra tiempo y energía mandando el bote a pulir. Puedes encontrar este servicio en la mayoría de puertos deportivos. No esperes que los especialistas en autos tengan la experiencia para trabajar con un bote, pues el recubrimiento de gel tiene un grosor y una consistencia distintos.
  • Algunos propietarios de botes recomiendan varias rondas de lijado en mojado con un grano cada vez más fino antes de aplicar el abrillantador o el compuesto de pulido.

Advertencias

  • Trabaja siempre en un área bien ventilada y usa equipo protector, como guantes, protección para los ojos y una máscara o respirador.

Cosas que necesitarás

  • Jabón o detergente para botes
  • Acetona
  • Tolueno o solvente para cera
  • Esponjas y trapos
  • Equipo protector
  • Abrillantador para fibra de vidrio diseñado para botes
  • Compuesto de frotación, si es necesario
  • Pulidor orbital, si lo vas a usar
  • Paños suaves o almohadillas de espuma para pulidor
  • Cera para bote
  • Toallas suaves
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página