Cómo desarmar un PlayStation 2

Desarmar tu viejo y “gordo” PlayStation 2 puede ser útil para hacer reparaciones, limpiezas, solucionar problemas y modificaciones. El proceso es relativamente sencillo y puedes hacerlo con dos desarmadores. Este procedimiento significa violar la garantía de tu PS2. Las instrucciones no aplican para la versión “Slim” del PS2.

Pasos

  1. Asegúrate de que tu PS2 esté desconectado antes de comenzar. Retira todos los periféricos (tarjetas de memoria, adaptadores de internet, etc.).
  2. Gira el PS2 sobre su parte superior y quita las tapas de los tornillos. Esto te dará acceso a las patas de goma de la unidad, así como a las pequeñas cubiertas de plástico de los tornillos en las esquinas. Tu unidad debe tener entre 8 y 10 tornillos, dependiendo de la versión. Quizás necesites utilizar la punta de un desarmador plano para quitar las cubiertas de plástico.
  3. Utiliza un desarmador del #2 para quitar los tornillos que aseguran la placa inferior. No pierdas de vista qué tipo de tornillos salen de cuáles agujeros; pues hay por lo menos tornillos de 2 longitudes diferentes.
  4. Voltea la unidad y rompe la etiqueta de la garantía en la parte posterior. Esto anulará la garantía, si aún era válida. Utiliza la uña de tu pulgar o si lo prefieres un desarmador pequeño.
  5. Levanta cuidadosamente la parte superior de la unidad. Comienza por la parte posterior y gira alrededor de la bandeja de DVD. A unos 45 grados, la parte superior debe estar libre de su cubierta. Todavía habrá un cable frágil que conecta el botón de expulsar con la placa base. Voltea la parte superior y colócala boca abajo para que el cable no sufra daños. Puedes desconectar el botón de expulsar de la placa base jalando el plástico azul unido al extremo del cable.
  6. Si simplemente quieres acceder a los componentes internos de la bandeja de DVD para limpiarlo o ajustar el láser (o pasar por alto la necesidad de una tapa abatible), retira los cuatro pequeños tornillos que aseguran la parte superior de la unidad. Puedes detenerte en este paso o seguir para acceder al resto de los componentes. Si no vas a acceder a los componentes internos de la bandeja de DVD, entonces deja la cubierta en su lugar para evitar daños en el láser al maniobrar la consola.
  7. Retira los tornillos que aseguran la toma de corriente, los puertos de los controles, y la unidad de DVD. Ten mucho cuidado, pues los puertos de los controles y la unidad de DVD están sujetados de un cable muy corto y delgado.
  8. Voltea cuidadosamente la unidad una vez más. Habrá muchos componentes sueltos, incluyendo la unidad de DVD y las otras partes que acabas de desatornillar. Ahora puedes retirar la parte inferior del PS2.
  9. Retira los cuatro tornillos que fijan la fuente de alimentación. La fuente de alimentación también está conectada a la placa base por un enchufe de 4 clavijas largas, así que necesitas aplicar un poco de fuerza para retirar la placa. También necesitas retirar las 2 clavijas del conector de poder que envuelve alrededor de la placa y se conecta con el ventilador. De preferencia, coloca la fuente de alimentación sobre una hoja de papel limpia para que no reciba ningún residuo conductor. También es posible retirar la caja de metal del disco duro. Si quieres, puedes retirar el puerto de controles de su ZIF (fuerza de inserción cero, por sus siglas en inglés). Voltea suavemente la tapa café larga en el conector del lado de la placa con una herramienta plana y después saca el cable.
  10. Retira cuidadosamente los tornillos que aseguran la protección metálica a la base. Colócala en un lugar donde no se doble ni se deforme.
  11. Retira los pequeños cables que conectan la unidad DVD y el botón de expulsar con los lados de la placa principal. Etiqueta qué conector va con cada enchufe. Dependiendo de la versión de tu PS2, los cables pueden ser de plug-in, ZIF o una combinación de ambos. Si hay piezas azules de un plástico transparente unidas a los cables, entonces simplemente puedes jalar los cables.
  12. Tu PS2 ahora debe estar completamente accesible, sin embargo, ten mucho cuidado al cambiar los componentes, pues cada modelo de PS2 es diferente y puede haber más cables o tornillos que unan otros componentes.
  13. Terminamos.

Consejos

  • Armar es lo inverso a desarmar. Asegúrate de que todos los cables ZIF estén cuidadosamente alineados antes de asegurarlos. Las pinzas son útiles para reinsertar los cables planos. Ten cuidado de no pellizcar o doblar ningún cable al insertar los componentes.
  • Trabaja siempre en un lugar limpio y bien iluminado. Es muy frustrante perder algún pequeño tornillo en la alfombra o en un área desordenada.
  • No pierdas de vista dónde va cada cosa. Consigue algunos tazones o bandejas para mantener y ordenar los diferentes tornillos.

Advertencias

  • Tu garantía será anulada cuando retires la cubierta. No podrás regresarlo o incluso venderlo después de abrirlo. Hazlo bajo tu propio riesgo.
  • Asegúrate de que tu PS2 esté desconectado y apagado antes de comenzar a trabajar. Los condensadores de la fuente de energía pueden conservar la carga unos cuantos minutos. Asegúrate de que la luz roja se apague antes de continuar.
  • No enciendas tu PS2 mientras esté desarmado.
  • Hay más de 14 versiones distintas del PS2, cada una con una configuración ligeramente diferente. Aunque esta guía está destinada para ser generalizada, puede haber algunas variaciones en tu modelo que no estén cubiertas aquí.

Cosas que necesitarás

  • Desarmador Phillips #2
  • Desarmador Phillips #00
  • Desarmador cabeza plana #0 o algún otro objeto plano pequeño (opcional, pero indispensable)
  • Pinzas
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página