Cómo lucir bien aunque te sientas mal

¿Alguna has tenido que lucir bien a pesar de sentirte mal? El siguiente artículo te ayudará a guardar las apariencias con más facilidad cuando lo necesites.

Pasos

  1. Lava tu cara. Esto ayudará a reducir la apariencia hinchada de tu rostro cuando no te sientas bien. Usa agua fría; te refrescará.
  2. Usa loción hidratante. Si te la aplicas durante el día, usa una que contenga SPF (factor de protección solar), pero si es de noche, usa una normal. Si tu rostro necesita base, usa una “BB cream” (tipo de bálsamo de belleza anti-imperfecciones) en vez de loción hidratante o base simple. Así tendrás una cobertura que hidratará tu piel al mismo tiempo.
  3. Báñate. Usa champú y acondicionador para tu cabello. Luego, lava tu cuerpo con jabón.
  4. Seca tu cabello. No será lo mejor para tu cabello siempre, pero no querrás andar con la cabeza mojada mientras te sientes mal.
  5. Usa maquillaje, pero no exageres. Usa corrector cosmético en la parte inferior a tus párpados y en las manchas. Usa colorete o rubor y un poco de bronceador. No apliques delineador en el borde del párpado, aunque puedes usarlo en las pestañas superiores. El mejor maquillaje para tus ojos cuando estás enferma es sombra blanca en el rabillo interior del ojo (para hacerlo lucir más brillante) y sombra marrón en tus pliegues (para alisarlos). No uses rímel. Usa vaselina o un rizador de pestañas, ya que el rímel podría irritarte. Usa protector labial antes de usar lápiz labial o brillo de labios; necesitas sentirte hidratada.
  6. Lleva un bolso. Lleva allí protector labial, protector solar, una botella de agua, pañuelos y algunos analgésicos o medicamentos para la congestión nasal.
  7. Vístete. Si no te sientes bien, puede que no quieras ponerte nada “sofisticado”. Ponte tus zapatos y asegúrate de que te sientes cómoda. De preferencia, que sean de plataforma (de suela de cuña, si es posible) y no de taco alto. Verifica también que sean cálidos (como si fueran medias).
  8. Bebe dos vasos de agua, medicinas y usa abrigos o suéteres cálidos (según el clima).

Consejos

  • Toma mucha agua. Si no te gusta el agua sola, agrega algo de tu sabor preferido o toma té (el agua caliente siempre ayuda a aliviar el dolor de garganta).
  • Trata de tomar una siesta temprano o duerme bien.
  • Pon bolsas de té o trozos de pepino en tus ojos temprano o durante algún descanso para ir al baño.
  • Ignora tu enfermedad y trata de pasarlo bien.

Advertencias

  • No dejes que tu enfermedad afecte a otros.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página