Cómo mejorar el diseño de cualquier avión de papel

Observar cómo un pedazo de papel común y aburrido se convierte en una entidad mágica que desafía la gravedad es algo asombroso y maravilloso, si se hace correctamente. Conocer el diseño básico de dardo no garantiza que vuele de verdad. Aquí hay algunos consejos que te garantizarán una creación aérea funcional y atractiva.

Pasos

  1. Escoge un diseño que tenga mucho peso en la nariz. La mayoría de los aviones de papel exitosos tienen una gran parte de su peso en la nariz. Agrégale clips para papel, grapas o cinta pesada cerca de la nariz para ajustarle el peso y el balance. Si no tienes nada de eso a mano, simplemente puedes plegar la punta de la nariz hacia adentro. Esta técnica también ayuda con los las colisiones. Este consejo proviene directamente de la teoría de la estabilidad y el control de los aviones.
  2. Pliega el avión de papel. Los principiantes pueden usar el diseño clásico del dardo o conseguir un libro en la biblioteca en caso de que no conozcan esta técnica.
  3. Arrójalo a la velocidad que quieras que vuele. Esto difiere de un avión a otro, pero intenta arrojarlo lentamente. ligeramente por debajo del nivel de vuelo.
  4. Compensa el avión para corregir cualquier problema. Aquí es donde el origami se convierte en un avión y donde la mayoría de las personas cometen errores. Haz todos los pliegues suavemente. Los aviones pequeños precisan ajustes pequeños para lograr grandes mejoras.
  5. Si el avión va hacia la derecha: dobla el lado izquierdo de la cola hacia arriba y el lado derecho hacia abajo.
  6. Si el avión va hacia la izquierda: dobla el lado derecho de la cola hacia arriba y el lado izquierdo hacia abajo.
  7. Si el avión va hacia abajo: dobla ambos lados hacia arriba.
  8. Si el avión asciende muy abruptamente y luego se detiene y cae: dobla ambos lados hacia abajo hasta el nivel. Si se sigue deteniendo, reconsidera el diseño o agrégale más peso a la nariz como en el paso 1.
  9. Arrójalo nuevamente. Observa con cuidado los cambios sutiles en el comportamiento del avión y repite los ajustes del paso 4 de manera acorde. Cuando lo arrojes a la velocidad natural de vuelo y lo veas flotar con gracia y suavidad hacia adelante, tendrás magia en las manos.

Consejos

  • Considera usar papel reciclado.
  • Puedes evitar que se abolle la nariz al colisionar agregándole fideos secos que vayan desde la nariz hasta la cola. Así se mantendrá la integridad del avión y también te servirá como lastre. Si no tienes fideos a mano, fabrica una nariz roma doblándole la punta hacia adentro antes de crearle las alas.
  • Intenta experimentar con la cola. La cola es simplemente una tira de papel (del largo del avión) con un corte por el medio de uno de los extremos, plegando esos cortes. Tan solo pégalo en la parte trasera del avión. Cuanto más largo el extremo, mejor volará. Pero solo si la nariz es lo suficientemente pesada.
  • Pliega media cola hacia arriba y luego pliega la otra mitad hacia abajo para que vuele en espiral.

Advertencias

  • No arrojes un avión de papel contra una persona o una mascota. Los aviones de papel suelen ser puntiagudos y pueden dañar los ojos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página