Cómo determinar el sexo de tu hámster

¿Alguna vez te has preguntado si tu hámster es macho o hembra pero no puedes determinarlo? Puede ser muy importante hacerlo, especialmente si tienes más de un hámster y no quieres que se reproduzcan. Determinar el sexo de un hámster solo requiere algunos pasos, que incluyen determinar qué buscar. Quizás a tu hámster no le guste cuando lo voltees para averiguar su sexo, pero el proceso terminará rápido y después conocerás si tienes una hembrita o machito lindo.

Sujeta a tu hámster

  1. Espera el momento indicado para inspeccionar al hámster. Para determinar el sexo, vas a tener que mirarle la parte posterior y la inferior. Tu mejor opción es esperar hasta que el hámster esté despierto y relajado para examinarlo. Tomar un hámster dormido o estresado es una buena forma de que te muerda.
    • Trata de darle a tu hámster un bocadillo y algo de atención. A los hámsteres no les gusta que los volteen (que es exactamente lo que vas a hacer), así que acariciar a tu hámster y hacerlo sentir a gusto ayudará a que este proceso salga bien.
  2. Considera trabajar sobre una caja o tazón grande forrado con una toalla. Esto dará al hámster un lugar blando sobre el cual caer si se te escapa. También te ayudará a contener a tu hámster al mismo tiempo, al asegurar que no se caiga ni huya después.
  3. Toma al hámster del cogote. Para sujetar a la mascota de forma segura, acércate al hámster con calma y no lo asustes. Coloca la palma de una mano sobre el hámster con tu pulgar e índice apoyados justo encima de los omóplatos. Toma con cuidado la piel suelta justo encima de los hombros entre tu pulgar e índice para controlar la cabeza y evitar que el hámster te muerda.
    • No jales la piel ni trates de levantar al animal solo del cogote.
  4. Levanta y voltea al hámster. Usa el resto de la mano para sostener el cuerpo del animal. Usa tu mano libre para sostener el peso del hámster, levántalo y voltéalo para que su cuerpo se apoye en la palma de la mano que usas para sujetarlo del cogote. Todo su cuerpo debe estar sujeto en este punto.

Busca las diferencias de sexo en los adultos

  1. Evalúa el tamaño del hámster. Por lo general, los machos son más grandes que las hembras. Si no tienes otro hámster con el cual comparar que ese, quizás esto no te ayude a determinar el sexo de tu hámster. Sin embargo, si tienes otros hámsteres, puedes comparar sus tamaños. Aunque esta no sea una prueba definitiva, te dará una buena idea de si tu hámster es hembra o macho.
    • Cuando mires a un hámster macho más viejo desde arriba, quizás notes que su parte trasera es más puntiaguda y levantada, mientras que las hembras tienen una parte trasera redondeada.
  2. Mira la parte inferior del hámster, cerca de donde se ubica la cola. Por lo general, los hámsteres alcanzan la madurez sexual alrededor de los 35 días de edad y, en los hámsteres adultos, las diferencias de sexo son a menudo muy fáciles de ver. Los machos tienen testículos prominentes que hacen que sus ancas sobresalgan y adquieran una forma de almendra, mientras que las hembras tienen sus partes traseras muy obtusas.
  3. Examina el abdomen de tu mascota para buscar los pezones y evalúa el área justo debajo de la cola. Si ves los testículos, es macho. Si no ves los testículos y puedes ver unos pezones prominentes, es hembra. Las hembras tienen seis pares prominentes de pezones.
    • En las especies de hámster enano, el macho también tiene una glándula odorífera muy prominente. En el macho maduro, esta glándula generalmente tiene un color amarillo perceptible y se ubica en el área umbilical. Esta área se encuentra en el centro del abdomen sobre la cual puedes esperar que esté el ombligo.
    • Si no puedes distinguir si tienes un hámster macho o hembra, quizás el animal aún no haya madurado sexualmente.

Busca las diferencias de sexo en las crías inmaduras

  1. Ubica los dos orificios en la parte inferior del hámster. Por lo general, estos lucen como círculos pequeños de color rosa y pueden parecer un poco elevados en los bordes. El ano está justo debajo de la cola y el orificio urogenital, la ubicación de los órganos urinarios y genitales, está encima del ano hacia el centro del abdomen.
  2. Evalúa la distancia entre el ano y el orificio urogenital. Las diferencias de sexo son más difíciles de detectar en las crías muy jóvenes, pero es posible determinar el sexo de una cría al mirar la distancia entre su ano y orificio urogenital. En las hembras, los orificios están muy juntos. En realidad, puedes tener problemas para distinguirlos, ya que el orificio urogenital, que en este caso es la vulva, y el ano casi parecen ser un solo orificio o estructura. En los machos, los orificios están más separados, por lo que hay una separación muy clara entre el ano y el orificio urogenital.
    • También puedes ver bultos pequeños en el área de la ingle si tienes un macho. Estos son los testículos en crecimiento.
  3. Vuelva a revisar al hámster en otro momento si aún no estás seguro. Si solo puedes encontrar un orificio, especialmente si parece muy grande, sospecha que se trate de una hembra; sin embargo, vuelve a revisar al animal con frecuencia o consulta con un veterinario con experiencia en especies exóticas solo en caso de que no encuentres el segundo orificio. Este orificio puede ser sutil en un macho muy joven, especialmente si el animal con el que trabajas es un pequeño hámster enano.
    • Los hámsteres de mascota más comunes, los hámsteres sirios, son solitarios y deben mantenerse en jaulas individuales, por lo que determinar pronto su sexo no es muy importante. Por el contrario, los hámsteres enanos se mantienen en grupos del mismo sexo. Si tienes crías en un grupo de un mismo sexo, es necesario volver a revisarlos con frecuencia hasta que su sexo sea obvio. Esto te ayudará a evitar los embarazos accidentales en tu grupo.

Consejos

  • Recuerda que los hámsteres son animales de presa y son vulnerables al estrés. Puede ser tentador tratar de consolar a uno que esté agitado al acariciarlo o hablarle como si fuera un cachorro o un gatito, pero es mejor para el hámster que lo dejes solo en su jaula después de manipularlo de forma prolongada.
  • Mientras más hámsteres puedas examinar, mejor te volverás en determinar su sexo, incluso en crías muy jóvenes.
  • Si tu hámster comienza a engordar de repente, lo más seguro es que sea una hembra embarazada. Deberás aprender a cuidar a las crías de un hámster; sin embargo, ¡al menos sabrás su sexo con certeza!
  • Separa los hámsteres machos de las hembras. Una vez que determines el sexo de tu hámster, debes separar los hámsteres machos de las hembras si no tienes la intención de reproducirlos. Si no lo haces, es casi seguro que tu hámster hembra se embarace. De hecho, a menudo es mejor mantener todos los hámsteres en sus propias jaulas. Algunas razas, como los hámsteres sirios, tienen una tendencia a luchar con otros hámsteres adultos.

Advertencias

  • A los hámsteres no les gusta que los volteen, así que ten en cuenta que tu hámster puede clavar sus garras en tu mano y tratar de morderte.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página