Cómo usar un cajero automático para depositar dinero

Las personas generalmente piensan que los cajeros automáticos, o ATM por sus siglas en inglés, conocidos también como puntos de efectivo, son un lugar para extraer dinero desde una cuenta bancaria. Sin embargo, muchos cajeros automáticos también permiten hacer depósitos de cheques o efectivo en una cuenta. El proceso varía según el banco y el cajero, por lo que siempre es mejor consultar las políticas y seguir las instrucciones del cajero automático, pero en general los pasos que se describen a continuación son los que se aplican a la mayoría de las transacciones de depósito a través de un cajero automático.

Depósitos con sobre

  1. Verifica que el cajero automático acepte depósitos colocados dentro de un sobre. Los cajeros automáticos más pequeños y aquellos que están en lugares que no son un banco, como tiendas de conveniencias o restaurantes podrían no contar con esta función. Si no tiene una ranura marcada para dispensar o para aceptar sobres, entonces no acepta depósitos con sobre.
    • Algunos cajeros automáticos más modernos de algunos bancos podrían aceptar solamente depósitos sin sobre. Ve a la próxima sección de este artículo para ver información sobre cómo hacer este tipo de depósitos.
    • Tu banco podría no permitir depósitos en cajeros a los cuales no está afiliado. Comprueba las políticas de la institución financiera.
  2. Inserta la tarjeta del cajero automático o la tarjeta de débito e ingresa tu número de identificación personal (PIN). Esta parte del proceso es exactamente la misma que cuando extraes dinero.
    • Busca la opción "depósito" en la pantalla o el botón correspondiente indicado por la pantalla (en cajeros más viejos). Si no hay opción de depósito, entonces no has tenido suerte con ese cajero y tendrás que buscar otro.
  3. Endosa los cheques que vayas a depositar. Fírmalos en la parte de atrás, en el área indicada.
    • Añade la frase "solo para depósito" debajo de tu firma para mayor seguridad. Si pierdes ese cheque endosado, sólo podrán depositarlo y no cambiarlo por efectivo.
  4. Prepara un comprobante de depósito. Si vas a usar un comprobante de depósito de tu chequera, tu nombre, dirección y el número de cuenta ya deberá estar escrito en el cheque.
    • Si vas a usar un comprobante de depósito en blanco, como esos que están disponibles en las sucursales bancarias, complétalo con tu nombre, dirección y número de cuenta. Independientemente del tipo de comprobante que uses, debes agregarle la fecha.
    • Ingresa el monto total de dinero que vas a depositar en la línea marcada y haz una lista individualizada de los cheques usando los cuadros provistos en la parte frontal del comprobante de depósito (y, si es necesario, continúa en la parte de atrás).
    • Ingresa en la línea provista el monto total de todos los cheques y el efectivo que vas a depositar.
    • No es necesario firmar un comprobante de depósito cuando depositas fondos a través del cajero automático. La firma solo es necesaria cuando quieres obtener efectivo a partir de un depósito hecho por ventanilla.
    • Sería bueno que firmes tus cheques y prepares el comprobante de depósito con anticipación, para mayor comodidad y seguridad. Limitar tu tiempo frente al cajero automático es más seguro y de esa forma es menos probable que inquietes a aquellos que estén haciendo fila detrás de ti.
  5. Usa el sobre de depósito provisto por el cajero automático. Los cajeros más viejos pueden tener una pequeña puerta que se abre levantándola y allí están los sobres de depósito. Las máquinas más nuevas simplemente los entregan a través de una ranura.
    • Incluso aunque tengas el depósito organizado dentro de un sobre, transfiérelo al sobre provisto por el cajero automático.
    • Asegúrate de insertar todos los cheques, billetes y el comprobante de depósito en el sobre. Séllalo en forma segura.
    • Escribe toda la información requerida, como el nombre, la fecha y el monto del depósito, fuera del sobre (tal como lo indican las líneas en blanco etiquetadas).
    • Mientras estás preparando el depósito, el cajero automático podría preguntarte si necesitas más tiempo. Presiona el botón indicado para darte tiempo adicional para poner todo en orden.
  6. Inserta tu sobre completo y sellado y verifica tu depósito. La ranura en la que debes insertar el sobre debe estar claramente marcada y es posible que esté iluminada por luces que parpadean. También es posible que sea la misma ranura desde la cual recibiste el sobre de depósito.
    • Cuando el cajero automático te lo pida, ya sea antes o después de hacer el depósito, ingresa el monto total del depósito. Escribe de antemano el total en un papel borrador si necesitas un recordatorio.
    • Debes tener cuidado y ser preciso. El banco debe ser capaz de corregir cualquier discrepancia, pero es más rápido y más fácil hacer las cosas bien a la primera vez.
    • Confirma que quieres un recibo y guárdalo para tener tu propio registro, al menos hasta que se confirme el depósito.
  7. Espera a que se confirme el depósito. Los depósitos de efectivo o cheque a través de sobre se cuentan manualmente y se ingresan en tu cuenta, así que los fondos no estarán disponibles de inmediato.
    • El tiempo de espera habitual para la disponibilidad de los fondos provenientes de un depósito por cajero automático es de 48 horas hábiles después del depósito. Esto significa que si depositas los fondos un lunes, estarán disponibles el miércoles. Pero si los depositas un domingo (que no es un día hábil), también estarán disponibles el miércoles. A los bancos se les exige que los depósitos realizados al mediodía se consideren como realizados ese mismo día hábil.

Depósitos sin sobre

  1. Verifica si el cajero automático acepta depósitos sin sobre. En las sucursales bancarias, encontrar estos cajeros se está transformando en algo habitual y es cada vez más común encontrarlos también en otras ubicaciones. Observa la pantalla o el mismo cajero automático para ver si hay un aviso que lo indique.
    • Los cajeros que permiten hacer depósitos sin sobre generalmente tienen distintas ranuras claramente indicadas para cheques y efectivo.
    • Inserta tu tarjeta, ingresa tu número de identificación personal (PIN) y sigue las instrucciones para hacer el depósito. El cajero automático verificará en algún momento si puedes hacer depósitos sin sobre.
  2. Endosa y prepara tus cheques. No necesitarás comprobante de depósito para una transacción sin sobre.
    • Sería bueno que sumes de antemano el monto total de dinero de tus depósitos en cheques para compararlo con el total tabulado por el cajero. Podrás revisar tus cheques en forma individual en caso de que haya alguna discrepancia.
  3. Inserta los cheques en la ranura indicada cuando te lo pidan. Muchos cajeros pueden leer los cheques sin importar cuál sea su orientación, pero no estaría mal apilar los cheques en forma ordenada y todos apuntando hacia la misma dirección.
    • En la mayoría de los cajeros, no es necesario que insertes los cheques en forma individual. La cantidad máxima de cheques que puedes insertar de una sola vez deberá aparecer en la pantalla o en la máquina, pero como referencia, una de las cadenas nacionales de bancos establece que como máximo se pueden insertar 30 cheques de una sola vez.
  4. Comprueba que el monto total sea correcto y completa la transacción. Deberás poder revisar los cheques en forma individual y hacer correcciones si es necesario.
    • Muchas máquinas ofrecen la opción de imprimir una imagen del frente de tus cheques en el recibo. Usa esta opción si te gustaría agregar una capa adicional de prueba de tu depósito para tener un registro.
    • Los cheques rechazados (aquellos cuya impresión o manuscrita sea ilegible, por ejemplo) deberán regresártelos al final de la transacción. Si esto no sucede ponte en contacto con el banco.
  5. Deposita efectivo en la ranura indicada de acuerdo con el límite de billetes del cajero automático. Comúnmente la cantidad máxima de billetes que puede tener la pila de efectivo es de 50.
    • Una vez más, la máquina debe ser capaz de leer los billetes en cualquier dirección, pero una podrías acelerar el proceso si la pila está bien ordenada.
    • A diferencia de los depósitos con sobre, donde puedes depositar efectivo y cheques en conjunto, en estos cajeros debes depositar los cheques y el efectivo en transacciones separadas. Deposita uno, indica que te gustaría hacer otra transacción cuando te lo pregunten por la pantalla y luego deposita el otro.
  6. Averigua cuándo se acreditarán los depósitos en tu cuenta. Esto podría variar según la institución financiera.
    • Una ventaja de los depósitos en efectivo sin sobre, es que el dinero estará disponible en tu cuenta inmediatamente porque ya se ha escaneado y confirmado. Los depósitos de efectivo con sobre, por otro lado, tienen que abrirse, contarse e ingresarse. Si necesitas añadir los fondos a tu cuenta de inmediato y no tienes acceso a una sucursal bancaria, un depósito en efectivo sin sobre es la mejor opción.
    • Los depósitos de cheques sí necesitarán de tiempo para que los confirmen después de realizarlos. Un banco nacional considera que los depósitos de cheques sin sobre realizados hasta las 8 pm de un día, deberán confirmarse al segundo día hábil posterior (por ejemplo, si lo depositas el lunes, se confirmará el miércoles).

Consejos

  • Los procedimientos para hacer depósitos a través de un cajero automático varían según la máquina y el banco. Sigue las instrucciones en pantalla para obtener indicaciones más precisas.

Advertencias

  • Ten cuidado de mantener tu número de identificación personal y otros detalles financieros ocultos fuera del cajero automático. Los lugares donde hay cajeros automáticos a veces pueden ser propensos a los robos y estafas.
  • No olvides llevarte la tarjeta al finalizar.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página