Cómo usar un glucómetro

El glucómetro es el instrumento más importante que pueden tener las personas con diabetes para tener una buena vigilancia y control de sus niveles de azúcar sanguínea. Les permite además verificar la efectividad del medicamento que utilizan así como determinar cuáles alimentos pueden comer. Sigue esta serie de pasos para aprender a usar un glucómetro.

Pasos

  1. Compra un glucómetro y tiras reactivas compatibles.
    • Los glucómetros se venden en cualquier farmacia. Algunas compañías de seguros médicos cubren el costo del glucómetro y las tiras reactivas si fueron prescritos por tu médico.
  2. Lee las instrucciones de uso que vienen con el glucómetro.
    • Aprende a utilizar todas las funciones del aparato e identifica en qué parte debes insertar la tira reactiva y en dónde se lee el resultado.
  3. Prueba el glucómetro antes de usarlo.
    • La mayoría de los glucómetros incluyen una prueba para corroborar que está bien calibrado. Puede ser que vengan con una tira reactiva especial o un líquido para colocar sobre la tira reactiva, se insertan en el aparato y te dan un resultado dentro de límites aceptables.
  4. Lávate bien las manos y el área de dónde obtendrás la muestra de sangre.
    • Debes corroborar de cuál área debes tomar la muestra de sangre, ya que varía según el modelo del glucómetro. Usualmente se debe obtener al picar tu dedo, pero los glucómetros más nuevos te permiten sacar la muestra de alguna parte de tu brazo.
  5. Impregna una bola de algodón con alcohol.
  6. Inserta la tira reactiva en la ranura indicada en el glucómetro.
  7. Limpia con un algodón impregnado de alcohol, el área de donde tomarás la muestra de sangre.
    • No es necesario que seques el área ya que el alcohol se evapora rápidamente, y existe el riesgo de que contamines el área.
  8. Después de poner la gota de sangre sobre la tira reactiva, el glucómetro te dará el resultado unos segundos más tarde.
    • En la pantalla te puede indicar el momento en el que debes poner la gota de sangre sobre la tira reactiva de manera textual o con un símbolo en forma de gota.
  9. Utiliza la lanceta que viene con el glucómetro y pincha el área de dónde vas a tomar la muestra.
  10. Pon la gota de sangre sobre la tira reactiva.
    • Las tiras reactivas más nuevas absorben la gota, mientras en los modelos anteriores de los glucómetros tienes que poner una gota sobre la tira reactiva.
    • No es necesaria más de una gota para realizar la prueba.
  11. Espera el resultado.
    • Tras poner la gota en la tira reactiva, el glucómetro comienza una cuenta regresiva antes de dar un resultado. El tiempo que tarda varía con el modelo, puede ser de 5 segundos en los modelos nuevos, o hasta 15 a 30 segundos en los modelos previos. El glucómetro emite un sonido cuando tiene el resultado.
  12. Lee y registra los resultados.
    • Identifica si tu glucómetro guarda un registro de los resultados en su memoria, si no, anótalos en una libreta. Dentro de los datos que debes incluir son el día, la hora y si se tomo antes o 2 horas después de comer, conocido como resultados pre y post-prandiales o de ayuno, si fue la primera muestra de la mañana.

Consejos

  • Consulta a tu médico, él te dirá que tan seguido debes medir tus niveles de azúcar, así como el tipo de lectura.
  • Para mejorar el flujo sanguíneo de tus dedos, remójalos en un poco de agua tibia durante un minuto o dos y deja que tu mano cuelgue hacia abajo por otro minuto si vas a tomar la muestra de un dedo.

Advertencias

  • Las tiras reactivas y las lancetas son desechables, y no pueden volver a utilizarse.

Cosas que necesitarás

  • Glucómetro para diabético
  • Tiras reactivas
  • Lancetas
  • Alcohol
  • Algodón
  • Lápiz y papel (si es que tu glucómetro no guarda automáticamente los resultados)
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página