Cómo hacerte pruebas para ETS sin que tus papás se enteren

Hacerte pruebas para ver si tienes alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS) puede ser estresante sin importar tu edad. Si eres menor de 18 años, puede ser aún más estresante porque tus padres pueden enterarse. Si tuviste relaciones sexuales sin cuidarte, es muy importante hacerte pruebas, para protegerte y proteger a tu pareja y a cualquier futura pareja. En este artículo, encontrarás toda la información y recursos necesarios para hacerte una prueba de ETS sin que tus padres se enteren.

Prepárate para un prueba de ETS

  1. Familiarízate con las leyes de tu país. En Estados Unidos, ningún estado le solicita a los menores a informar a sus padres para hacerse pruebas de ETS, pero muchos estados les permiten notificarles si lo desean.
    • Recuerda: todos los establecimientos médicos que reciben fondos federales del Título X deben brindar servicios confidenciales a menores de edad.
    • Los estados que permiten que el personal médico notifique a los padres al realizar pruebas de ETS a menores son: Alabama, Arkansas, Delaware, Georgia, Hawaii, Illinois, Kansas, Kentucky, Luisiana, Maryland, Maine, Michigan, Minnesota, Missouri, Montana, Nueva Jersey, Dakota del Norte, Oklahoma y Texas.
    • Los estados en los cuales necesitas ser mayor de 14 para autorizar que se te autorice una prueba de ETS son: Hawaii, Nuevo Hampshire, Dakota del Norte y Washington.
    • En Carolina del Sur te permiten realizarte una prueba de ETS si eres “un menor maduro de 15 años o menos y a todos los menores de 16 años o más”.
  2. Investiga tus opciones a nivel local. Busca establecimientos abiertos que permitan que los menores de 18 años puedan hacerse dichas pruebas. Es menos probable que los trabajadores de estos establecimientos les notifiquen a tus padres si vives en un área en la cual se les permita hacerlo. Si quieres estar completamente seguro de que tus padres no se enteren que te sometiste a ese tipo de pruebas, debes llamar a estos establecimientos a nivel local y preguntar si reciben fondos federales del Título X porque las agencias pertenecientes al Título X ofrecen servicios confidenciales a los menores de edad.
    • Las organizaciones de planificación familiar son organizaciones pertenecientes al Título X y están comprometidas a la brindas servicios confidenciales a menores de edad.
    • Puedes encontrar otros establecimientos en tu área a través de los centros de control y prevención de enfermedades.
    • Muchos establecimientos, como las organizaciones de planificación familiar, ofrecen pruebas de ETS gratuitas, pero en otros establecimientos debes pagar. Asegúrate de saber si debes pagar por este servicio en el establecimiento elegido.
    • Averigua si necesitas hacer citas o no necesitas turnos previos en el establecimiento elegido. De ser necesario, has una cita previa.
  3. Pídele a un amigo o adulto de confianza que te acompañe. Será más fácil calmarte si alguien te acompaña. Elige a alguien que no te permita acobardarte a último momento y sea susceptible a tus preocupaciones y te de un hombro fuerte donde puedas apoyarte.

Ve al establecimiento

  1. Sé directo al hablar sobre tus preocupaciones. Sé tan claro como sea posible sobre no querer que tus padres sepan sobre la prueba. Asegúrate de que el personal no llame a tu casa para enviar los resultados o los envíe por correo accidentalmente. Pídele al personal a cargo que anote dichos detalles para evitar errores.
  2. Responde a las preguntas del personal médico con sinceridad. Prepárate para responder algunas preguntas muy íntimas de tu vida sexual, pero recuerda que no lo hacen para juzgarte. Necesitan esa información para tomar las mejores decisiones para tus pruebas y salud. Además, no hay nada que hayas hecho que no hayan escuchado antes. Por lo tanto, sé muy honesto en todas tus respuestas.
  3. Prepárate para la prueba. Dependiendo de los procedimientos en ciertos establecimientos, estos pueden recolectar muestras de orina, sangre o esputo. Puedes preguntarlo con anticipación cuando llames para pedir información.
  4. Haz preguntas. La mejor manera de enfrentar tu situación y evitar futuros percances es hacerle preguntas al personal médico. Antes de realizarte la prueba, pídeles que te expliquen el procedimiento para no sentirte incómodo. Es más sencillo permanecer calmado cuando sabes qué sucederá. El tiempo de espera de los resultados varía según la enfermedad que se intente descartar y de los pendientes en el laboratorio del establecimiento. Por lo tanto, pregunta cuánto debes esperar para recibir tus resultados.
  5. Dales un teléfono seguro para recibir informes sobre los resultados. No apuntes el número de tu casa para la entrega de resultados. Dales el número de tu teléfono celular o el de un amigo si no quieres arriesgarte a que tus padres toquen el tuyo. Si al personal no le agrada la idea, pídeles esperar a tu llamada para saber sobre los resultados en lugar de contactarte.

Consejos

  • Las organizaciones de planificación familiar se encargan de ayudar a los adolescentes. Si eres tímido, es necesario saber que estos lugares se especializan en adolescentes y no te juzgarán.
  • Siempre recuerda usar protección cuando tengas relaciones sexuales en el futuro.
  • Pídele a tu pareja sexual ir contigo al establecimiento para que ambos se realicen las pruebas al mismo tiempo. De este modo, descartarán cualquier enfermedad potencialmente contagiosa cuando estén juntos.

Advertencias

  • Si llamas a una organización de planificación familiar o establecimiento de salud, aparecerá en el recibo del teléfono, ya sea que uses un teléfono celular o uno fijo. Si necesitas realizar una llamada, usa un teléfono público. Si tienes una tarjeta prepago, puedes usarla para proteger tu anonimato.
  • No decirle a tus padres puede causarte más problemas. Si algo te molesta, tus padres pueden darse cuenta casi siempre y probablemente intenten descubrir qué sucede.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página