Cómo poner tejas

Las tejas protegen a los tejados inclinados de los efectos de la lluvia, la nieve y el granizo, a la vez que le dan a la casa una cubierta atractiva. Mantener una capa sólida de tejas es una manera excelente de evitar los daños del agua y las goteras. Si instalas las tejas correctamente, no tendrás problemas durante los próximos 20 o 40 años. La instalación de las tejas puede ser un trabajo complicado, pero la recompensa de tener un techo impermeable y atractivo puede valer la pena. Lee el primer paso para conocer más instrucciones.

Instala las tejas

  1. Mide las tejas apropiadamente. Dependiendo de la manera como vayas a organizar las hileras, puedes optar por cortar 5 tamaños diferentes de tejas usando la variedad básica de 3 lengüetas. Básicamente cortarás la mitad de una lengüeta (a lo ancho) para empezar la primera hilera, acomodando las "muescas" para modificar el área necesaria para llenar cada hilera. Generalmente los siguientes cortes son útiles:
    • Quita media lengüeta de la primera hilera de tejas
    • Quita una lengüeta completa de la segunda hilera de tejas
    • Quita una lengüeta y media de la tercera hilera de tejas
    • Quita 2 lengüetas de la cuarta hilera de tejas
    • Para la quinta hilera, quita la mitad de la lengüeta final
    • No cortes las lengüetas de la sexta hilera
  2. Instala una hilera inicial en el extremo inferior del techo, a lo largo del borde. Clava las tejas a una distancia de unos 18 mm (3/4 de pulgada) sobre las muescas, cerca del lugar donde la lengüeta llega a la parte superior de la teja. También pon un clavo a una distancia de 50 mm (2 pulgadas) de cada extremo de la teja. Alinéalos con los clavos que están sobre las muescas. En total debes usar 4 clavos por cada teja de 3 lengüetas.
    • Al clavar las tejas en estos lugares harás que la siguiente teja cubra las cabezas de los clavos y permitirás que los clavos de las hileras subsiguientes penetren siempre y sostengan el borde superior de la hilera que esté inmediatamente abajo (en otras palabras, esto permite que 8 clavos sostengan cada teja).
    • Si clavas muy profundo o la grapadora eléctrica penetra demasiado (casi abriéndose paso a través de las tejas), entonces los clavos pasarán al otro lado de las tejas y se soltarán. Ajusta el compresor de aire y la profundidad de la grapadora a una intensidad menor.
  3. Pon la primera fila de tejas de modo que cubra directamente la hilera inicial estrecha. Usa una tiza para trazar una línea horizontal sobre la hilera inicial (esto servirá como guía) y quita las tiras plásticas de la parte posterior de las tejas que están en el paquete. Corta 152,4 mm (6 pulgadas) a lo largo de la primera teja que instales en la primera hilera y no hagas más cortes en las tejas subsiguientes. Al acomodar las tejas de esta manera unirás los extremos de la primera fila de tejas que va sobre la hilera inicial. Esta es la manera básica de instalar las tejas que en ocasiones se conoce como la forma "vertical".
    • Dependiendo del tipo de tejas que compres, puede haber una fila de tejas especialmente diseñada para ser la hilera inicial o un rollo de fleje que puedes cortar de acuerdo a la longitud del techo.
    • También puedes instalar una hilera inicial compuesta de tejas sin recortar volteando las tejas de tal modo que las lengüetas apunten hacia arriba.
  4. Instala la segunda hilera de tejas. Instala la primera teja de la segunda hilera haciendo que la mitad de una lengüeta sobresalga del techo (a 17 centímetros {6 pulgadas} del borde de la primera teja de la hilera anterior) y de modo que el borde inferior de sus lengüetas rocen el borde superior de las muescas de la teja que está debajo. Es necesario cortar la mitad de la lengüeta que sobresale del borde izquierdo del techo a dos aguas.
    • Traza con la tiza una línea vertical desde el borde inferior de la primera teja de la segunda hilera hasta la punta del techo y desde el borde interior de la primera teja de la primera hilera hasta la punta del techo. Estas líneas servirán como guía para las siguientes hileras pares e impares, respectivamente. Sigue instalando las tejas horizontalmente en dirección al techo hasta que alcances la punta.
  5. Instala las tejas alrededor de las chimeneas y los respiraderos, según sea necesario. Clava algunas láminas de aluminio sobre los agujeros en los que puedes insertar tu dedo para evitar que el techo se hunda y se agriete y para prevenir las goteras y la aparición de agujeros.
    • Es necesario rodear las chimeneas y los respiraderos con una capa de alquitrán para después instalar algunos tapajuntas metálicos. Debes entrelazar las tejas con los tapajuntas, los cuales generalmente se fijan con cemento y clavos debajo de las tejas que están encima y sobre las tejas que están a los lados. De esta manera, el agua se deslizará por el techo, más no correrá debajo del entrelazado. En el caso de las chimeneas y los respiraderos, instala los tapajuntas debajo de las hileras de tejas que están encima y sobre las 2 o 3 hileras de tejas que están debajo.
  6. Entrelaza los tapajuntas con las hileras de tejas alrededor de la chimenea. Antes de instalar las tejas sobre el reborde de la chimenea, asegura con cemento algunas hojas de tapajuntas metálico sobre el borde superior y la mitad inferior del reborde. Después, usa cemento de asfalto para techos para cubrir las hojas inferiores de tapajuntas que se deslizan debajo de las hojas superiores.
  7. Junta los bordes de los caballetes con una capa final de tejas. Puedes usar un tipo especial de tejas llamado "tejas de caballete" o cortar algunas tejas comunes en piezas iguales de 3 lengüetas para después doblarlas y hacer que encajen perfectamente en la punta del techo. Usa clavos para asegurar las tejas en su lugar. Para esta parte necesitarás clavos más largos, ya que tendrás que penetrar más capas de tejas.

Usa patrones de alternación

  1. Entiende los patrones básicos. Harás que las tejas y tu techo duren por mucho tiempo si los instalas en un patrón inteligente. El patrón básico en dirección vertical que se describió anteriormente quizás sea el más sencillo y el de uso más extendido, pero los obreros profesionales tienen opiniones diferentes sobre el método más apropiado y eficiente para poner las tejas y hacer que duren al máximo. Sus opiniones difieren ligeramente con relación a la cantidad que se debe superponer y el patrón en el que se deben instalar las tejas. Los patrones básicos incluyen:
    • Patrón vertical recto
    • Superposición en la mitad
    • Superposición de 101,6 mm (4 pulgadas)
    • Superposición de 127 mm (5 pulgadas)
  2. Escalona cada hilera para instalarlas en el patrón de superposición en la mitad. Todos los otros patrones funcionan básicamente de la misma manera, superponiendo las hileras en una cantidad específica. Al superponer las hileras "en la mitad" o a 152,4 mm (6 pulgadas), puedes proteger las uniones a tope y las canaletas de agua. En este patrón empiezas una hilera nueva cada 152,4 mm (6 pulgadas) del borde la hilera anterior. En la séptima hilera, las uniones a tope se alinearán de nuevo y ofrecerán estabilidad y protección.
  3. Considera superponer las hileras a 101,6 mm y 127 mm (4 y 5 pulgadas) para conseguir protección adicional. El método es exactamente el mismo, aunque la medida para superponer es ligeramente diferente. En la superposición de 101,6 mm (4 pulgadas), las tejas estándar se alinearán nuevamente cada 10 hileras, mientras que en la superposición de 127 mm (5 pulgadas) lo harán cada 8 hileras. Comprende los beneficios de cada patrón para elegir el que sea más apropiado para tu techo:
    • La superposición corta que ofrece el patrón de 101,6 mm (4 pulgadas) es un poco más fácil porque te permite superponer los recortes de las tejas cada 2 hileras, lo cual significa menos trabajo para ti. Desafortunadamente, por este mismo motivo el patrón no es tan conveniente para los climas extremadamente fríos o los lugares demasiado húmedos.
    • Para la mayoría de obreros aficionados, el patrón de 127 mm (5 pulgadas) es el más conveniente. Este patrón ofrece la máxima protección por cada teja, haciendo que sea muy poco probable que el agua penetre entre las uniones de las piezas, además de permitirte esconder las irregularidades de las tejas y aprovechar al máximo tu dinero.
  4. Considera instalar las tejas "en columna" en cada lado del techo hasta que llegues a la punta. En esta técnica se utilizan piezas que tengan el mismo tamaño que las primeras tejas de cada hilera (es decir, tejas comunes de 3 lengüetas y tejas recortadas para cada extremo) para instalarlas de forma vertical en vez de horizontal. Podrás trabajar más rápido, ya que podrás mantener cerca tus herramientas y no tendrás que cambiar la posición de las tejas.
    • Al instalar las tejas de esta manera en ocasiones puede haber un problema llamado "patrón enroscado" en el que las tejas se enroscan y se mueven por el viento en los lugares en los que se unen las columnas de tejas. Este problema aparece al tener que levantar el extremo de una teja para poner los clavos en el borde de la teja que se va a instalar. Este enroscado puede hacer que el agua entre debajo de las tejas y se filtre a los lugares en los que se unen las columnas de tejas.
    • En algunos casos, aplicar este patrón puede anular la garantía del fabricante con relación a la vida útil y a la impermeabilidad. Es una práctica común entre los contratistas.

Consejos

  • Podrás instalar las tejas más rápida y fácilmente si usas uno o más patrones.
  • En los días calurosos, evita cortar o caminar sobre el fieltro y las tejas durante las horas del mediodía, ya que el calor puede derretir parcialmente el papel de fieltro y el envés de las tejas de asfalto, lo cual las pone pegajosas y hace que sea más probable que se dañen por estirarlas, aplastarlas o rasgarlas.
  • Quita las tiras plásticas "extraíbles" que cubren la línea de sellante de la parte posterior de las tejas y que se aplica para evitar que las piezas se peguen en el empaque. Incluso si en tu localidad se experimentan ocasionalmente vientos huracanados de cerca de 97 km/h (60 mph) o más, es necesario quitar las tiras (en especial de las tejas de los costados del techo que puedan estar expuestas al viento). Es un trabajo adicional, pero vale la pena porque pega muy bien los elementos del techo cuando haga calor por primera vez y el asfalto fresco se ponga pegajoso.
  • Si pones un clavo en una grieta o un agujero en la cubierta de madera, con el tiempo sobresaldrá de la teja que está encima a través de un agujero de unos 6,5 mm (1/4 de pulgada). Esto hará que el techo tenga una gotera.

Advertencias

  • Si no te sientes cómodo(a) trabajando en un techo inclinado, contrata a alguien más que lo haga. Para escalar en un techo muy inclinado necesitas tomar las medidas preventivas necesarias, como arnés de seguridad, correas, cables, andamio, equipo especializado y métodos para evitar deslizarte, caerte o dejar caer al suelo las herramientas y los materiales.

Cosas que necesitarás

  • Paquete de tejas
  • Clavos para techos
  • Arandelas para clavos (para asegurar el papel)
  • Martillos
  • Pistola de clavos neumática (opcional)
  • Papel de fieltro u otro material que sirva de "recubrimiento interior" para las tejas
  • Alquitrán o cemento para techos
  • Tapajuntas metálicos
  • Láminas metálicas
  • Cúter
  • Tiza
  • Arnés, soportes, rodapiés, soportes para el tejado (los que son similares a los estantes) o un sistema de andamios (si la inclinación del techo es muy pronunciada)
  • Horca o pala cuadrada para arrancar
  • Borde de goteo
  • Rollo de clavos
  • Grapadora
  • Grapas
  • Cinta métrica
  • Regla para hacer cortes parejos
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página