Cómo inventar un sobrenombre (apodo)

Existen muchas razones por las que podrías querer tener un sobrenombre. Tu nombre puede ser muy largo, aburrido o difícil de pronunciar. Es posible que haya varias personas en tu círculo social que tengan el mismo nombre y necesitas una forma fácil de diferenciarte de ellas. Quizás simplemente no te guste el sonido de tu primer nombre. A algunas personas les gusta "probar" nuevos sobrenombres cuando empiezan una nueva etapa en sus vidas. Cualquiera que sea la razón, una vez que te hayas decidido a inventar un sobrenombre, puede ser difícil averiguar cuál es el siguiente paso. Afortunadamente, existen muchas opciones. [[Categoría:Pasatiempos]

Crear tu sobrenombre con base en tu nombre de pila

  1. Usa solo la primera o las primeras dos sílabas de tu nombre de pila. El tipo más común de sobrenombre es solo una versión corta del nombre de esa persona. Esto es bastante básico y puede ser una buena opción si te vas a cambiar de escuela, vas a ir a la universidad o vas a empezar un nuevo trabajo y quieres tener un nuevo comienzo. Será más fácil que puedas adaptarte a un sobrenombre que suene similar a la forma en que estás acostumbrado a que te llamen y el hecho de que conocerás gente nueva, no quiere decir que le pedirás a las personas que ya conoces que empiecen a llamarte de una forma diferente de la que solían hacerlo. Existen tres formas principales para hacerlo.:
    • Simplemente quita al menos una sílaba del final de tu nombre. Algunos ejemplos son: "Jon" de "Jonathan", "Bea" de "Beatriz", "Sam" de "Samanta" o de "Samuel", "Jess" de "Jessica" y "Santi" de "Santiago".
    • Agrégale una "ie", "i" o una "y" a la versión abreviada de tu nombre de pila. Si tu nombre de pila solo tiene una sílaba, también puedes agregarle estos sonidos. Esto es más común para los nombres que se usan en la infancia, pero muchos adultos también optan por usarlos. Los ejemplos más comunes son: "Charlie" de "Carlos", "Susi" de "Susana" y "Jenny" de "Jennifer". A veces, tienes que agregar una consonante adicional para escribir el nuevo sobrenombre correctamente, como: "Winnie" de "Winifred", "Patti" de "Patricia" y "Danny" de "Daniel".
    • Agrega una "e" silenciosa. Esta puede ser una variación de acortar el nombre, como en "Mike" de "Michael" o puede cambiar completamente el sonido del nombre, como en "Kate" de "Kathleen".
  2. Crea tu sobrenombre con base en una sílaba diferente de tu nombre de pila. Usa las mismas reglas anteriores, solo que debes elegir una sílaba del centro o del final. Algunos ejemplos tradicionales que empiezan con una sílaba del centro son: "Tony" de "Antonio" y "Tina" de "Cristina". Algunos ejemplos tradicionales donde solo se usa la última sílaba son "Bet" de "Elizabeth" y "Rick" o "Ricky" de "Frederick".
    • Tienes la opción de usarlo como una guía para inventar tu propio sobrenombre no tradicional. Por ejemplo: si tu nombre de pila es "Patricia", puedes usar "Tricia" en lugar de "Patti".
  3. Considera otros diminutivos tradicionales de tu primer nombre. Existen muchos sobrenombres únicos que se basan en los nombres de pila que puedes extraer dependiendo de tu cultura.
    • Existen muchos sobrenombres ingleses que originalmente se extrajeron de la poesía. Algunos ejemplos son: "Peggy" de "Margaret", "Dick" de "Richard" y "Bill" de "William". Otros se establecieron por las modas históricas o el intercambio de cartas, como "Hank" de "Henry" y "Ted" de "Edward".
    • Los sobrenombres en español tienen sus propias convenciones. Muchos diminutivos, especialmente para los niños, terminan en "-ita" (para las chicas) o en "-ito" para los chicos. Algunos ejemplos son: "Lupita" de "Guadalupe" y "Carlitos" de "Carlos". Algunos otros ejemplos de sobrenombres tradicionales son: "Lola" de "Dolores", "Chuy" de "Jesús", "Pepe" de "José" y "Paco" de "Francisco".

Usar otros aspectos de tu nombre

  1. Usa tu segundo nombre. Si no te gusta tu primer nombre, simplemente puedes usar tu segundo nombre. Muchas personas tienen uno o más nombres, además de los nombres de pila y apellidos. También es muy común que algunas personas usen esos nombres en lugar del primero.
  2. Usa tu apellido. Aunque son los hombres los que eligen esta opción con más frecuencia, las mujeres también pueden usar su apellido como sobrenombre. A veces, este tipo de sobrenombre surge de forma natural cuando muchas personas en un salón de clases, oficina o círculo social tienen el mismo nombre de pila. También funciona si tu primer nombre es largo o difícil de pronunciar, pero tu apellido es corto y simple.
  3. Toma las iniciales. Usa las dos iniciales de tus nombres (o la inicial de tu nombre y tu apellido si no tienes un segundo nombre) para crear un sobrenombre. Por ejemplo, alguien que se llame "Tomás José" podría ser "TJ" o "María Katarina" podría ser "MK". No todas las iniciales funcionan como sobrenombres. Asegúrate de que el tuyo haga rodar la lengua hacia afuera. En general, los mejores sobrenombres con iniciales son los que tienen dos sílabas y terminan con un sonido de "a" como K o un sonido de "e" como D. Algunas personas incluso eligen solo la letra inicial de su nombre de pila.
  4. Haz un anagrama. Un anagrama es cuando reorganizas las letras de una palabra para crear una nueva. Un ejemplo ficticio famoso es el nombre del villano Lord Voldemort de la serie Harry Potter de J.K. Rowling: "I am Lord Voldemort" (Yo soy Lord Voldemort) es un anagrama de su nombre original "Tom Marvolo Riddle" (Tom Sorvolo Ryddle en la versión publicada en España).
  5. Juega con las palabras. Puedes convertir "Mandy" en "Mandíbula", "Sal" en "Salamandra" o "Rina" en "Rinoceronte". Puedes usar la aliteración, en la que tu sobrenombre sea la primera consonante de uno de tus nombres. También puedes elegir una palabra que rime con uno de tus nombres.
    • También puedes extraerlo del significado original de tu nombre o de algo que suene similar. Por ejemplo: "Úrsula" viene del diminutivo de la palabra en latín que significa "oso". Si tu nombre es Úrsula, podías elegir un sobrenombre que se relacione con los osos como "Miel". El nombre "Herbert" se deriva de las palabras que significan algo así como "ejército brillante", pero suena como la palabra en inglés que se origina del latín para nombrar a las hierbas aromáticas. Un juego de palabras sutil para alguien con ese nombre podría ser algo así como "Romero", "Tomillo" o incluso "Estragón".

Extraerlo de otras fuentes

  1. Crea tu sobrenombre con base en tus características personales. Muchos sobrenombres se han extraído de las cosas que hacen que una persona sea única: un corredor podría llamarse "Piernas", un neoyorquino orgulloso que no viva en Nueva York podría llamarse "NYC" o un estudiante con buenas calificaciones podría llamarse "Prof".
    • También podrías incorporar en el nombre un adjetivo que describa a una persona, como en "Luis el Piadoso".
    • Una variación es usar un sobrenombre irónico que no describa a la persona en absoluto. Un ejemplo famoso de esto es "Curly" de Los Tres Chiflados y "Pequeño" Juan, el amigo gigantesco del legendario Robin Hood.
  2. Extráelo de chistes privados. Esta es una de las mejores fuentes para extraer sobrenombres, pero también es la más difícil de controlar. Los chistes privados pueden ser una buena fuente de inspiración, pero no puedes obligar a nadie a decirlo ni a que lo entienda. Solo tienes que esperar suerte. Si ya tienes en mente un chiste privado, trata de pensar los sobrenombres que podrías extraer de allí.
  3. Usa los recursos en línea. Existen muchos exámenes y generadores de sobrenombres en línea que pueden sugerirte algunos sobrenombres posibles con base en tu personalidad y en tu nombre de pila. Pueden ser una buena fuente de inspiración si ya no tienes más ideas. Algunos recursos disponibles en inglés son:
    • El selector de sobrenombres Selectsmart.com
    • El examen de Quizrocket.com "What Is Your Nickname" ("¿Cuál es tu sobrenombre?")
    • El examen de Gotoquiz.com "What Nickname Suits Your Personality" ("¿Qué sobrenombre se adapta a tu personalidad?")
    • El generador de sobrenombres de Quibblo.com

Evita los peligros con los sobrenombres

  1. Evita elegir un sobrenombre exagerado. Puede funcionar en algunos casos: un chico escuálido que irónicamente se autocritica con el sobrenombre “Musculoso” podría ser gracioso, pero al llamarte a ti mismo “El imán de chicas” probablemente no te ganarás la simpatía de la mayoría de la gente.
  2. Mantén la calma. A nadie le agrada el tipo que constantemente se frustra porque la gente olvida llamarlo "Terminator". La gente tampoco se fía mucho del tipo que obliga a los demás a que lo llamen con un sobrenombre que no quieren o no les gusta. Los sobrenombres deben ser divertidos y casuales. Exagerar al respecto tiende a ahuyentar a la gente.
  3. Sé amable. El propósito de un sobrenombre es expresar la amistad y el afecto. Llamar a los demás con sobrenombres que hieren sus sentimientos o los hacen sentir incómodos es un abuso.
    • Si no estás seguro si un sobrenombre en particular está bien, pruébalo en un momento privado. Esto hará que la otra persona pueda expresarse libremente si no le agrada el sobrenombre.
    • Si se te dificulta interpretar la reacción de un amigo, pregúntale "¿Te hice sentir incómodo cuando te llamé _____ hace un momento?". Si la respuesta es sí, no trates de convencer a tu amigo de lo contrario. Los sentimientos de tu amigo son más importantes que tu gran idea.
    • A veces, los sobrenombres que suenan insultantes en realidad son simplemente burlas juguetonas entre amigos. La diferencia importante está en cómo se siente la otra persona con el sobrenombre.
  4. Evita los sobrenombres que son difíciles de recordar o pronunciar. La mayoría de los sobrenombres memorables son rápidos y directos. “Cthulu” puede parecer una gran idea, pero es poco probable que se entienda. Elige los sobrenombres que son fáciles de escribir y que no tengan más de un par de sílabas.
  5. Evita los sobrenombres inadecuados. Si quieres que un sobrenombre que se haga muy popular, debes elegir algo que sea adecuado en cualquier situación. "Dr. Sexi" probablemente no sea una buena idea. Si crees que un sobrenombre puede tener un significado que no conoces, búscalo en Google.

Consejos

  • Deja que surja naturalmente. Por lo general, los sobrenombres los crean las otras personas y puede ser difícil crear uno para ti mismo. La excepción es cuando te presentas por primera vez a la gente nueva, pero solo si tu sobrenombre puede considerarse normal para los estándares de tu cultura.
  • Prepárate para que algunas personas no te tomen muy en serio. Trata de tener sentido del humor con tu sobrenombre.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página