Cómo jugar de mariscal para un equipo de fútbol americano

El mariscal es una de las posiciones más emocionantes de jugar en el fútbol americano. Manipulas el ovoide en casi todas las jugadas, toda jugada arranca contigo. Es una posición difícil debido a que tienes que memorizar muchas jugadas. Estos consejos te ayudarán a anotar muchos touchdown durante un juego.

Pasos

  1. Estudia constantemente. Los mariscales deben ser inteligentes en el campo. Tienes que recordar todo el libro de jugadas y ejecutarlas correctamente.
  2. Desarrolla tus habilidades de líder. Los mariscales deben controlar el ritmo de juego. No puedes cometer errores durante un juego, así que debes mantenerte atento a lo que sucede alrededor de ti. También debes ser un líder durante las prácticas. Tus compañeros de equipo no te respetarán si jugueteas durante las prácticas y luego intentas darles instrucciones durante un juego real.
  3. Fortalece tus brazos. Tendrás que lanzar el ovoide a distancias largas.
  4. Estudia minuciosamente las defensas contrarias. Debes ser capaz de identificar los marcajes y los emparejamientos desiguales.
  5. Trabaja el ritmo de lanzamiento. Debes hacer el lanzamiento antes que el receptor se corte para que el ovoide llegue a él justo cuando quede desmarcado.
  6. Aprende a crear espacio para los receptores engañando al safety con amagues de cabeza, para que no identifique el objetivo del lanzamiento.
  7. Estudia las secuencias y ten presente jugadas de emergencia en caso de un ataque en grupo o una protección fallida. Si no eres muy veloz no intentes moverte mucho en la bolsa de protección. Lanza rápidamente al receptor desmarcado o simplemente deshazte del ovoide.
  8. La posición de mariscal requiere de piernas fuertes. Si tienes piernas fuertes y un buen movimiento de pies, obtendrás pases precisos y mucha fuerza en el lanzamiento.
  9. No entres en pánico y lances el ovoide al azar cuando la protección falle, lánzalo a un área segura donde nadie lo atrape o simplemente abrázalo y déjate atrapar. A veces es mejor perder 5-10 yardas de campo que arriesgarte y perder la posesión por una intercepción.
  10. Observa la defensa contraria, si no ves a nadie desmarcado solo intenta correr con el ovoide, ya que es mejor ganar 3-5 yardas que sufrir una intercepción.
  11. Practica la precisión. Lanza el ovoide a través de un neumático o a un blanco fijo para mejorar la precisión.
  12. La velocidad no es importante pero es útil. A veces un mariscal identificará un espacio abierto en la defensa y decidirá correr en lugar de pasar. Si no puedes correr rápidamente no te servirá de mucho. Practica corriendo sobre una escalera o haciendo rutinas diarias de ejercicio. Mejorarás notablemente tu habilidad de correr.
  13. Atento en todo momento al entorno. Cuando estás jugando es importante identificar los compañeros desmarcados o si debes correr. Puedes mejorar tu reconocimiento del entorno de varias formas. Una cosa que ayuda es formar parte de un equipo o practicar con los amigos.
  14. Es normal hacer pasos erróneos. No hay mariscal perfecto. Fallarás algunos lanzamientos y algunos serán interceptados. Es algo normal. Sigue jugando y mantente positivo.
  15. Debes ser capaz de identificar los ataques en grupo o el planteamiento de una defensa. Debes ser capaz de identificar una defensa. De esta forma evitarás que te capturen y pierdas yardas o incluso el ovoide.
  16. Aprende a cambiar las jugadas en la línea de golpeo. Si escuchas a los jugadores defensivos antes del arranque, puedes identificar si te van a atacar en grupo. Si la jugada es una corrida debes cambiarla a jugada de pase. Si escuchas que hay un cambio en la formación defensiva, debes identificar esa formación nueva. Si están en formación de cinco defensivos y la jugada es de pase, debes cambiarla a jugada de corrida.

Consejos

  • No temas recibir golpes.
  • Entrena fuera de temporada. Haz muchas repeticiones cuando estás fuera de temporada para estar muy preparado para la próxima temporada. Mejora tu resistencia y puedes jugar a cualquier nivel de competencia. Debes pensar rápidamente y cuidadosamente. Una decisión equivocada puede ser muy costosa durante un juego.
  • No lances el ovoide con el hombro, usa todo el cuerpo para hacerlo. Reduce el riesgo de lesión, mejora el avance en el campo y le da más fuerza a los lanzamientos.

Advertencias

  • El fútbol americano es un deporte muy rudo. Es lo que lo engrandece. Si necesitas algún tipo de protección adicional como una chaleco o chaqueta para las costillas, úsalo porque cuando llegue el momento de jugar un partido real y un rival te golpee en la zona sensible, sentirás dolor por mucho tiempo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página