Cómo tener hoyuelos naturalmente

Los hoyuelos son dobleces o depresiones pequeñas en la parte carnosa de la mejilla. Son el resultado de una deformación muscular menor que hace que la piel de la mejilla se tire con fuerza a medida que se mueve, creando así hoyos externos. Este rasgo facial adorable normalmente se hereda genéticamente. Sin embargo, aquellos que no hayan nacido con hoyuelos naturales podrán imitar su aspecto con varios métodos que oscilan desde los más sencillos (maquillaje) hasta los más drásticos (cirugía). Lee el paso 1 para que empieces a tener tu propio par de hoyuelos.

Imitar hoyuelos naturales con maquillaje

  1. Sonríe ampliamente. Mírate en un espejo y haz una sonrisa amplia, pero natural. Calcula dónde quieres que vayan tus hoyuelos falsos.
    • Cuando uno sonríe, se forman unas líneas naturales fuera de tu boca. Tus “hoyuelos” deberán estar justo fuera de esas líneas, ligeramente arriba de la orilla superior de los labios.
    • Asegúrate de sonreír ampliamente, pero que no se vea fingido. Los hoyuelos reales son más notorios en una sonrisa particularmente amplia (no en una reservada), así que si sonríes así tendrás una mejor idea de dónde deberán ir tus hoyuelos. ¡No seas tímido!
    • Nota: este método funcionará mejor para crear hoyuelos temporales para lucir en las fotografías. Es probable que se vea poco natural si se usa en público.
  2. Haz un punto encima de tus hoyuelos nuevos. Los hoyuelos normalmente aparecen como líneas cortas o medialunas tenues. Usa un delineador de ojos o de cejas color café oscuro para dibujar un puntito en donde quieras que vaya el hoyuelo.
    • El color café oscuro será el ideal porque se difuminará en la piel de manera más natural. Deberás evitar los delineadores negros o de colores.
  3. Dibuja una medialuna pequeña en tu mejilla. Con los puntos marcados donde irán los hoyuelos, relaja tu boca. Dibuja una pequeña línea ligeramente curva comenzando en el punto que marcaste. Utiliza el mismo delineador que usaste para hacer el punto.
    • La línea no deberá ser mayor a 2,5 cm (1 pulgada) debajo del punto. Deberá ser apenas curva, un poco más derecha que la curva de una uña.
  4. Difumina y vuelve a trazar la línea de ser necesario. Ahora que ya te has dibujado los hoyuelos, necesitarás adaptar el maquillaje para que el producto final se vea sutil y natural. Usa tus dedos o un difuminador especial para difuminar la línea en tu piel, frotando de arriba a abajo y no de lado a lado.
    • Es probable que una sola aplicación no sea suficiente para que quede una línea marcada, así que es posible que tengas que dibujarla y difuminarla varias veces.
  5. Sonríe para comprobar el resultado. Evalúa tus hoyuelos nuevos en el espejo: ¿están parejos? ¿Están muy oscuros? ¿No están tan oscuros? ¿Se ven poco naturales en ciertas condiciones de iluminación? Si cualquier aspecto del maquillaje no te parece el adecuado, no temas lavártelo e intentarlo de nuevo.

Imitar hoyuelos naturales con perforaciones

  1. Acude a un perforador profesional. Como con todas las perforaciones, las perforaciones de mejilla suponen un riesgo de infección si se las practica sin las condiciones sanitarias adecuadas. No intentes perforarte las mejillas en casa. Acude únicamente a profesionales calificados (con la debida capacitación o herramientas) para minimizar el riesgo de complicaciones e infecciones.
    • La mayoría de perforadores profesionales se negará a practicar este tipo de perforación a cualquier persona menor de 18 años, incluso con el permiso del tutor legal. Sin embargo, el límite exacto de edad variará según las leyes del país.
    • Nota: muchos perforadores profesionales recomiendan no perforarse las mejillas a ninguna edad. Mientras que las perforaciones en orejas y nariz sólo traspasan la piel y el cartílago, una perforación de hoyuelos atravesará el músculo. Como resultado, existirá un gran riesgo de dañar nervios y otras complicaciones.
  2. Limpia el área completamente. Si la persona que te hará la perforación está calificada y goza de buena reputación, limpiará tus mejillas cuidadosamente antes de proceder. Deberá limpiar el exterior de la piel con un jabón antibacteriano, pañitos esterilizados de alcohol o con un método similar de esterilización para eliminar los microorganismos perjudiciales que podrían causar complicaciones después de la perforación.
    • El perforador podría pedirte que enjuagues tu boca con algún enjuague bucal para minimizar los riesgos de que bacterias dañinas al interior de tu boca infecten la perforación.
  3. Asegúrate de que las herramientas también estén limpias. Los perforadores calificados harán uso de una pistola de perforación que emplee agujas desechables de un solo uso (lavada previamente en un autoclave de esterilización) o harán uso de una aguja desechable (sin pistola). La aguja que se usará para perforar la mejilla deberá estar esterilizada sin lugar a dudas. Nunca jamás permitas que se te haga una perforación con una aguja sucia. Además:
    • Es probable que también se caliente la aguja previamente para que se esterilice aún más.
    • El perforador deberá lavarse las manos con jabón antibacteriano. También podría usar guantes desechables.
    • La joya que te será introducida en la mejilla también deberá ser lavada en una solución antibacteriana.
  4. Te perforarán. El perforador usará la aguja para atravesar la piel rápidamente en el punto exacto donde los hoyuelos estarían. Inmediatamente después de haberte perforado, deberá colocarte la joya en los agujeros y aplicar más solución antibacteriana al área perforada.
  5. Lleva un tratamiento adecuado después de que te hayan hecho la perforación. Las perforaciones nuevas requieren un cuidado especial para reducir el riesgo de infección o de complicaciones. Pídele instrucciones a tu perforador; seguro necesitarás limpiar el área perforada con una solución salina varias veces al día hasta que sane.
    • El perforador podría darte una solución, de lo contrario podrás preparar una con 1 cucharadita (5 ml) de sal y 250 ml (8 oz) de agua destilada pura.
    • Aplica la solución salina con un hisopo esterilizado. Limpia cuidadosamente el área alrededor de la joya y debajo de la parte sobresaliente.
    • Evita jugar con la joya mientras sane la herida. Tocarla podría contaminarla con las bacterias de la mano, además la perforación podría moverse de su ubicación original, irritando así la herida.
  6. Déjate la perforación de uno a tres meses. Tomará al menos ese tiempo para que la perforación sane. Necesita sanar un poco con la joya de piercing dentro antes de que puedas sacarlo. Retirarlo antes de tiempo podría terminar cerrando la perforación. Al menos un mes (hasta tres) será el tiempo suficiente para que las mejillas puedan sanarse parcialmente.
    • En cuanto retires el piercing, tu piel comenzará el proceso de curación. Hasta que esto suceda, tendrás dos hoyos pequeños en tus mejillas. Sin embargo, cuando la piel haya sanado, te quedarán en las mejillas dos marcas parecidas a los hoyuelos.
    • Durante ese periodo de tiempo, procura estar al tanto de los tipos de piercings que uses en tus hoyuelos. Algunas personas tienen reacciones alérgicas a ciertos metales empleados en los piercings, en especial las variedades más económicas.
    • Nota: ¡las perforaciones son semipermanentes! Tendrás tus “hoyuelos” nuevos todo el tiempo, sea cual sea la expresión de tu rostro.

Ejercicios para tener hoyuelos

  1. Junta los labios y contrae las mejillas. Para empezar a hacer ejercicios para los músculos de las mejillas, haz una cara como si hubieras comido limón o algo muy agrio. Tus labios deberán estar ligeramente fruncidos y tus mejillas parcialmente contraídas. Los dientes no deberán estar apretados, ya que podría evitar que contraigas tus mejillas, pero los labios sí deberán estar cerrados.
    • Nota: este método es un remedio popular. En otras palabras, no tiene ningún tipo de base científica, sólo pruebas anecdóticas, inverificables y vagas. Por lo tanto, no hay garantía de que funcione.
    • Tus mejillas deberán curvearse naturalmente hacia adentro, mientras la parte más profunda deberá quedar entre tus dientes superiores e inferiores, más o menos a la mitad del largo entre el frente y fondo de tu boca.
    • Podrías intentar comer o tomar algo agrio si tienes dificultades imaginando la expresión apropiada que debes hacer; tu reacción natural al sabor agrio es lo que dicho ejercicio pretende imitar.
  2. Mantén presionadas las cavidades. Localiza el área donde tus mejillas se pronuncian más hacia adentro. Presiona este punto usando tus dedos índices. Mantén tus dedos firmemente puestos en estos puntos mientras te preparas para mover la boca.
    • También podrías presionar estos puntos con tus pulgares o la parte redonda de un lápiz si te resulta más fácil.
  3. Sonríe y vuelve a colocar tus dedos de ser necesario. Gradualmente termina en una gran sonrisa, con los dedos fijos en los mismos puntos de tu cara. Tu sonrisa deberá ser amplia y tendrás que tener la boca abierta, ya que los hoyuelos naturales generalmente se forman cuando alguien tiene una sonrisa bastante amplia. Ahora deberás colocar tus dedos cerca de las orillas de tu sonrisa, donde se formarían los hoyuelos si los tuvieras por naturaleza.
    • Revisa cómo te ves en un espejo. Si la ubicación de las yemas de tus dedos pareciera estar un poco fuera de lugar, es posible que necesites deslizarlas ligeramente por tus mejillas hasta la ubicación correcta.
    • Presiona el área deseada para formar los hoyuelos con las yemas de tus dedos o la parte redonda de un lápiz. Para lograr hoyuelos temporales, suelta inmediatamente. Toma una foto si lo deseas. Ten presente que son hoyuelos temporales y que desaparecerán en cuanto relajes tu boca.
  4. Continúa presionando durante 30 minutos o más. Si estás intentando ejercitar tus mejillas para que formen hoyuelos más duraderos, necesitarás continuar presionándolos firmemente durante al menos 30 minutos.
    • Entre más tiempo presiones las marcas de tus “hoyuelos”, tendrás más posibilidades de que duren más tiempo.
    • Anteriormente, había aparatos mecánicos destinados a crear hoyuelos que ejercían presión constante a estos puntos en tu cara. Nunca se demostró científicamente que estos aparatos funcionaran, aunque algunos juraban que sí. Este ejercicio imita la acción de dicho aparato
  5. Repítelo diariamente. Continúa realizando este ejercicio para los hoyuelos diariamente durante 30 minutos por varias semanas. Si pasa un mes y aún no obtienes hoyuelos duraderos, te recomendamos dejarlo. Ya que esta técnica no está respaldada por la ciencia, sino sólo por rumores, si al final no tienes éxito, es muy probable que simplemente no funcione en tu caso.

Consejos

  • Los hoyuelos se ven lindos, pero deberías ser tú mismo.
  • Podrías meter una tapa de botella en tu mejilla y contraerla, pero será un hoyuelo falso.
  • También podrías evaluar la opción de cirugía plástica. Si bien no es un método natural para obtener hoyuelos, podría ser efectiva.

Advertencias

  • Ten presente que perforar tus mejillas podría dañar los músculos a largo plazo. El mal cuidado de una perforación podría causar una infección grave. Solamente usa este método si estás completamente preparado para las posibles consecuencias.

Cosas que necesitarás

  • Espejo
  • Lápiz
  • Solución antibacteriana
  • Solución salina
  • Delineador para ojos o lápiz de cejas color café oscuro
  • Brochita difumadora
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página