Cómo escribir un riff

El “riff” es la parte esencial de una buena canción “metal”. Es la idea principal de la canción, la parte que todos reconocen. Una vez que tengas escrito un buen riff, las canciones vendrán por sí solas.

Pasos

  1. ¡Inspírate! Escucha tu canción metal favorita y deja que bombee a través de tus venas.
  2. Averigua qué clase de tema o riff quieres escribir. Por ejemplo, ¿quieres algo rápido e intenso? ¿Quieres un riff que se mueva más lento que alguien que fuma marihuana en un pozo de brea? ¿O simplemente quieres una guitarra ruidosa a la antigua para volver locos a tus padres? Tú eres el creativo aquí, toma una decisión y… ¡adelante!
  3. Ahora que escogiste un estilo, ejercita un poco la escritura. Los riffs de metal para guitarra están generalmente escritos usando la escala menor natural o menor armónica (búscalas en Wikipedia), aunque se pueden usar otras escalas. Trata de hacer una especie de “historia” con las notas de la escala. Solo una simple pieza de música que creas que suene bien (trata de tocar a través de la escala algunas veces y ver si puedes obtener algo de inspiración).
  4. Recuerda probar ritmos diferentes. Aunque se estilaba antes, un intrépido riff en corchea sin ninguna variación rítmica puede resultar aburrido. Un ritmo que le gusta usar mucho a la gente es el ritmo “galope” patentado por Iron Maiden (por ejemplo, en "Run To The Hills", "The Trooper", etc.).
  5. ¡Toca más de una nota! Aunque la mayoría de gente prefiere usar notas individuales o acordes de barra durante los riffs, puedes experimentar y encontrar otras variaciones armónicas que suenen bien (por ejemplo, usar una tercera mayor o menor sobre la nota raíz es una buena manera de añadir algo de color al riff). ¡Recuerda divertirte!

Consejos

  • Asegúrate de que provenga del corazón. Cualquier persona puede hacer algo de progresión de dos bits I-IV-V, lo difícil es hacer que signifique algo.
  • ESCUCHA A LOS PADRINOS. Escucha a todas las bandas que te preceden y escucha cómo estructuran sus canciones y riffs. Estudiar nunca es una mala idea.
  • Mucha gente dice cosas como “no necesitas saber todo sobre teoría musical, solo tienes que tocar algo que suene bien. ¡No puedes aprender a ser creativo de un libro!”. Y aunque esto sea bueno para tocar algo que suene bien para ti, es SIEMPRE una buena idea saber algo de teoría. No tienes que ser un experto, solo entender cosas básicas. Por ejemplo, cómo están estructurados los acordes o las escalas, cómo interactúan los acordes y las escalas, etc. Contrario a la creencia popular, esto no atrofiará tu creatividad, si no que será de mucha ayuda. Visita www.musictheory.net y prueba algunas de las lecciones. Te enseñará los principios de la música y la teoría musical.
  • Un riff no siempre tiene que ser una colección de notas realmente fantástica o rápida. Algunas veces, un buen riff puede ser solamente una nota individual que se repite en un ritmo interesante. Por ejemplo: "Children Of the Grave" de Black Sabbath, las canciones mencionadas de Iron Maiden, "She-Wolf" de Megadeth o "Disposable Heroes" de Metallica. Solo asegúrate de poder recordar el ritmo.
  • Al escribir metal, especialmente Trash y Death, LOS SEGUNDOS MENORES Y LOS QUINTOS DISMINUIDOS SON ALIADOS (un segundo menor es una nota más alta que la nota raíz, un quinto disminuido está a seis trastes y medio de distancia, de tal modo que si tocas una cuerda abierta, la nota en el sexto traste de esa cuerda es el quinto disminuido, etc.).
  • Esta es otra progresión común i-ii-i-VII-i (aunque el acorde ii es usualmente solo un segundo menor que la nota raíz y no un paso entero). En clave de mi es mi-fa-mi-re-mi. Judas Priest usa esto para el riff principal de "Painkiller", King Diamond en "Never Ending Hill" y todas las bandas de Power Metal que existen.
  • Algunas progresiones de acordes comunes para el metal son: i-VI-VII-I (en clave de mi, esto es mi-do-re-mi). Algunos ejemplos famosos son "Rainbow In The Dark" de Dio, "Heaven and Hell" de Black Sabbath, "Breaking The Silence" de Queensrÿche, "Breaking The Law" de Judas Priest y "The Gods Made Heavy Metal" de Manowar.

Advertencias

  • Asegúrate de que tu riff no suene muy parecido al riff de alguien más, ya sea popular o no. Aunque no intentes robar a un artista, la gente dirá que sí. Por tanto, asegúrate de que no se parezca mucho a una canción reconocible.

Cosas que necesitarás

  • Creatividad
  • Una guitarra
  • El metal bombeando en tus venas
  • Un amplificador (con distorsión)
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página