Cómo ganar dinero y ahorrar

Puede ser difícil ganar y ahorrar dinero, especialmente si no eres bueno para administrarlo y tienes dificultad para saldar tus deudas. Sin embargo, obtener un ingreso es el primer paso para ahorrar dinero y saldar cualquier deuda que pueda limitar tus finanzas. También tendrás que cambiar tus hábitos de vida para que te permitan ahorrar más y aumentar los ahorros en tu cuenta bancaria.

Obtener un ingreso

  1. Busca un empleo a tiempo completo. El primer paso para ahorrar es conseguir un empleo a tiempo completo o parcial. Puedes buscar posibles empleos en línea a través de sitios web listados o en la sección de clasificados del periódico. La clave para obtener un trabajo es encontrar un puesto para el cual estés calificado y que aproveche tus fortalezas como postulante.
    • Para aumentar tus oportunidades de empleo, debes elaborar un currículum fuerte y una carta de presentación personalizada para los puestos a los cuales postulas. Después, debes enviar las solicitudes a diferentes puestos que consideres adecuados para ti, según tu currículum y calificaciones.
  2. Considera conseguir un empleo a tiempo parcial. Si ya tienes un empleo a tiempo completo, pero tienes dificultad para ahorrar dinero, podrías conseguir un empleo a tiempo parcial para ganar dinero adicional. Este podría ser un trabajo que no exija especialización como uno de mesero, barman o de empleado de servicios en comercios minoristas. Por ejemplo, si eres un profesor, quizás ganes más dinero aparte al aceptar puestos abiertos como sustituto o impartir otra clase en un centro de estudios superiores cercano.
    • Si te encuentras en EE. UU. y planeas ganar dinero con un empleo a tiempo parcial al trabajar como mesero o barman, es probable que necesites un licencia ProServe antes de que un empleador te pueda contratar en un bar o un restaurante. Casi todas las certificaciones ProServe se pueden realizar en línea por $25 a $30 a través del programa Preserve de tu estado.
  3. Ofrécete a realizar trabajos esporádicos en tu vecindario. Si tienes dificultad para encontrar un empleo a tiempo completo o buscar un ingreso aparte, puedes ver otras formas de ganar un dinero adicional. Esto podrías hacerlo al ofrecerte para palear las entradas de casas o cortar el césped de tus vecinos, o ser la niñera de un amigo de la familia cercano. Busca un trabajo temporal que puedas realizar fácil y constantemente, como una ruta de entregas de boletines informativos semanales o un trabajo temporal pagado como niñera de los niños en tu localidad.
  4. Convierte un pasatiempo o pasión en una fuente de ingresos. Quizás siempre has adorado hacer croché y te hayas vuelto muy bueno en hacer sombreros y bufandas para la familia y amigos. Puedes usar este pasatiempo como una posible fuente de ingresos al constituir una tienda en línea donde vendas tus productos hechos a mano o al venderlos en mercados y ferias. Esto te permitirá hacer algo que disfrutes y ganar dinero adicional.
    • Muchos propietarios de empresas pequeñas empiezan con algo pequeño al tener mercancías limitadas y una tienda solo en línea, especialmente si son los únicos que elaboran, promocionan y venden sus productos hechos a mano. Puedes administrar tu tienda, mientras que a la par mantienes un empleo a tiempo completo hasta que esta se vuelva lo bastante sostenible para que sea tu fuente de ingresos a tiempo completo.

Crear una cuenta de ahorros

  1. Salda cualquier deuda antes de empezar a ahorrar dinero. Para ahorrar dinero de forma efectiva, primero tendrás que saldar cualquier deuda que ya puedas tener, como la de un préstamo estudiantil o la de una tarjeta de crédito. Hazlo en pagos mensuales y siempre trata de pagar lo más que puedas de la deuda, y lo más rápido posible, ya que esto evitará que te cobren altas tasas de interés.
    • Puedes realizar pagos automáticos a través del banco, en los que destinas la misma cantidad para pagar tus deudas pendientes cada mes. Con pagos constantes, podrás saldar la deuda de manera rápida y eficiente.
  2. Abre una cuenta de ahorros en el banco. Una vez que hayas saldado todas tus deudas, debes abrir una cuenta de ahorros en el banco. Habla con uno de sus representantes sobre abrir una cuenta de ahorros sin intereses, en la cual no te cobren un cargo por depositar dinero en la cuenta de ahorros cada mes. Algunas cuentas de ahorros también están diseñadas para recompensarte por depositar una cierta cantidad en la cuenta cada mes.
    • Según el empleador, también puedes dirigir una parte de tu sueldo a la cuenta de ahorros cada mes. Habla con el empleador sobre esta posibilidad.
    • Si realmente quieres asegurarte de no gastar tus ahorros, puedes abrir una cuenta de ahorros en otro banco que no sea tu banco principal. De esta forma, tu cuenta corriente y la de ahorros estarán completamente separadas y no serán de fácil acceso desde una cuenta o tarjeta de débito.
    • Otra opción es pagarte primero y después pagar tus cuentas. Esto significa depositar tu sueldo en la cuenta de ahorros y después realizar pagos recurrentes semanales en tu cuenta corriente para saldar las cuentas y los gastos. Esto ayudará a que te asegures de no descuidar tu cuenta de ahorros ni usar tus ahorros para pagar costos innecesarios.
  3. Comprométete a ahorrar una determinada cantidad de dinero cada mes. Fija una cantidad de dinero mínima que depositarás en la cuenta de ahorros cada mes y cíñete a eso. Esta puede ser pequeña, de $200 a $300 para empezar, especialmente si tienes una gran cantidad de gastos. Trata de aumentar la cantidad a medida que tus ingresos aumenten y tus gastos se vuelvan más manejables. Lo ideal es que ahorres una buena cantidad de tus ingresos para que la cuenta corriente continúe aumentando y creciendo.
    • También, tu empleador puede tener un plan de jubilación al que te puedas inscribir; por ejemplo, el plan 401(k) en Estados Unidos. Este plan permite que tu empleador coincida la cantidad de dinero que depositas en el fondo 401(k) y las aportaciones anuales máximas para que estos fondos sean mayores mientras más tiempo permanezcas trabajando en la compañía. Esto puede ayudarte a ahorrar para la jubilación y a ser inteligente con tus ahorros.
  4. Usa los ahorros como una inversión en una experiencia o compra futura. Puede ser difícil ahorrar dinero cada mes, especialmente cuando estás tentado a comprar ropa nueva o salir cada noche. Concéntrate en ahorrar con un propósito, en el que cada dólar que ahorres represente una inversión en experiencias o compras futuras.
    • Piensa en un objeto muy costoso para el cual ahorras, como una casa nueva o continuar un curso académico; o una experiencia que te cambie la vida, como un viaje de dos meses como mochilero o un semestre de estudio en el extranjero. Tener un propósito para los ahorros te motivará a continuar agregando dinero a tu cuenta de ahorros y recompensarte por ser consciente de tus gastos.

Cambiar los hábitos de vida

  1. Elabora un presupuesto y comprométete con él. Si aún no tienes un presupuesto, debes elaborar uno y comprometerte con este. Esto significa determinar los gastos necesarios y asegurarte de que tus ingresos cubran esos gastos. Hacerlo también puede ayudarte a ahorrar dinero, ya que podrías ceñirte a tu plan de ahorro y no gastar demasiado en objetos innecesarios. El presupuesto debe cubrir lo siguiente:
    • alquiler y servicios básicos
    • transporte
    • comida
    • gastos diversos, como los pagos del automóvil, artículos escolares, pagos por atención médica, etc.
    • Si tienes que pagar deudas, agrégalas al presupuesto como gastos necesarios y sáldalas lo antes posible.
  2. Evita comer fuera. Consumir todas las comidas fuera es una pérdida de dinero garantizada, así que reduce tus hábitos de comer fuera y concéntrate en cocinar al menos una a dos comidas por día. Si sueles comprar un café cada mañana camino al trabajo, reduce tus gastos al comprar granos de café y preparar el tuyo en casa. Si almuerzas fuera todos los días, trata de preparar una lonchera en su lugar para ahorrar de $10 a $15 al día. Incluso ahorrar una pequeña cantidad todos los días puede agregar más dinero a tu cuenta de ahorros.
  3. Elabora una lista de comestibles antes de ir a una tienda donde los venden. Planea las comidas de la semana y elabora una lista de comestibles para no dejar de seguirla cuando vayas a una tienda de comestibles. Debes tener lo suficiente para al menos dos a tres comidas al día. Puede ser útil designar un día como uno en el que compres comestibles, como el sábado o domingo, cuando sepas que el mercado de productores estará abierto o tengas el tiempo suficiente para realizar una buena compra de comestibles.
  4. Compra productos a un bajo precio y usa cupones. Mantente atento a las ofertas de comida a través de los cupones de tu tienda de comestibles local o grandes supermercados. También debes optar por las versiones baratas de comida o alimentos con descuento cuando vayas a comprar comestibles.
  5. Coloca monedas sueltas en un frasco para monedas. No te quedes con las monedas sueltas ni las guardes en lo profundo de los bolsillos del abrigo. Empieza con un frasco para monedas y colócalas todas ahí. Con el tiempo, puede sumar un monto de dinero importante que puedes agregar a tu cuenta de ahorros.
  6. Piensa en objetos costosos por lo menos 24 horas antes de comprarlos. Para evitar que compres cosas por impulso, debes esperar al menos 24 horas antes de comprar un objeto o producto caro. Tómate un tiempo para considerar si te gustaría el objeto y si se trata de una inversión que vale la pena. Esto evitará que después te arrepientas de comprar o pagues demasiado por un objeto por el que podrías pagar menos con un poco de investigación y evaluación antes de comprar.
  7. Usa tarjetas de débito o efectivo en lugar de crédito para pagar los objetos. Evita endeudarte al usar una tarjeta de débito o efectivo para pagar por los objetos, especialmente gastos necesarios. Usar la tarjeta de débito te permitirá controlar tus compras, y usar efectivo te dará una idea de lo mucho que gastas cada día.
    • Por ejemplo, quizás debas retirar dinero para la comida del mes y usar este efectivo con prudencia para los comestibles. De esta forma, no gastarás en exceso antes de que se acabe el mes y puedes seguir con el presupuesto.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página