Cómo tratar la pérdida de cabello en hombres

Se estima que la calvicie de patrón masculina (también conocida como alopecia androgénica) afecta a alrededor de 50 millones de hombres solo en los EE.UU. Empieza con la pérdida de cabello por encima de las sienes, generando la típica forma de M. Con el tiempo, la pérdida de cabello continúa alrededor de la parte superior de la cabeza y a veces afecta también al cabello a los lados y la parte trasera, conduciendo a la calvicie completa. Si experimentas calvicie de patrón masculina y no te sientes cómodo con tu apariencia, hay ciertas opciones de tratamiento disponibles.

Explorar opciones de tratamiento

  1. Comprende cómo funciona la calvicie de patrón masculina. Aunque la alopecia androgénica está vinculada a la presencia de hormonas sexuales masculinas (andrógenos), se desconoce su causa exacta.
    • La calvicie de patrón masculina es ocasionada por una predisposición genética y se cree que el principal andrógeno que está asociado a ella es la dihidrotestosterona (DHT).
    • Se cree que el incremento en el nivel de DHT en los folículos del cabello acorta el ciclo de crecimiento y retrasa el crecimiento de nuevos cabellos.
    • Con el tiempo, los folículos de cabello dejan de permitir el crecimiento de nuevo cabello. Sin embargo, los folículos permanecen vivos, lo que sugiere que es posible que aún pueda crecer cabello nuevo.
  2. Prueba minoxidil (Rogaine). El minoxidil es un tratamiento tópico aprobado por la Agencia de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) para tratar la calvicie de patrón masculina. Es una solución que estimula a los folículos de cabello a crecer y se aplica directamente sobre el cuero cabelludo.
    • El minoxidil ralentiza la pérdida del cabello y algunos hombres experimentan el crecimiento de cabello nuevo. Sin embargo, la pérdida del cabello generalmente regresa si se detiene el uso del medicamento, así que debes continuar usando el minoxidil para continuar viendo resultados.
    • Los efectos secundarios asociados con el minoxidil incluyen comezón, salpullido, acné, ardor, inflamación e hinchazón.
    • Los efectos secundarios serios que pueden indicar que tu cuerpo ha absorbido demasiado del medicamento incluyen visión borrosa, dolor en el pecho, mareos, desmayos y latidos irregulares.
  3. Pregúntale a tu doctor si debes tomar finasterida. La finasterida (comercializada con los nombres de Propecia y Proscar) es una pastilla con prescripción médica y es un poco más efectiva que el minoxidil. Funciona uniéndose a la enzima que de otro modo convertiría a la testosterona libre en DHT.
    • La finasterida detiene la pérdida del cabello con tal que la tomes. Sin embargo, apenas interrumpas la terapia, la pérdida del cabello normalmente regresará en el espacio de un año.
    • Los efectos secundarios asociados a la finasterida incluyen escalofríos; sudores fríos; confusión; mareos; urticaria; hinchazón en las piernas, los brazos y el rostro; hormigueo; disfunción eréctil; disminución en la libido; disfunción eyaculatoria y aumento de peso.
  4. Obtén un trasplante de cabello. Durante un trasplante de cabello, se mueven pequeñas áreas de cabello de una parte de tu cuero cabelludo al área que esté quedándose calva. Los trasplantes de cabello generalmente se realizan durante varias sesiones y, aunque pueden ser costosos, los resultados son efectivos y permanentes.
    • Antes del procedimiento, recibirás una anestesia local para dormir el cuero cabelludo.
    • Durante el procedimiento, se retira una pequeña sección con pelo del cuero cabelludo (el área donante) y la piel restante se une. Luego, se separan pequeños grupos de cabello cuidadosamente del área donante y se insertan en el área calva.
    • Miles de cabellos pueden trasplantarse durante una sesión.
    • Los trasplantes de cabello pueden ocasionar cicatrización y sangrado y hay un riesgo de infección.

Mejorar la salud de tu cabello

  1. Come alimentos potentes que combatan la pérdida del cabello. Los desequilibrios nutricionales a menudo son la causa de la pérdida del cabello. La mala dieta puede conducir a deficiencias de macronutrientes (proteínas, grasas, carbohidratos) y micronutrientes (vitaminas y minerales), los cuales, a su vez, pueden hacer que tu cuerpo sea poco saludable y ocasionar la pérdida del cabello. Para apoyar la salud de tu cabello y tu bienestar general, agrega a tu dieta algunos de los alimentos que figuran a continuación (o todos ellos):
    • Come frutas y vegetales rojos, amarillos y anaranjados (como zanahorias, batatas, pimientos y melones) que estén llenos de vitamina A o betacaroteno. Algunas investigaciones sugieren que la vitamina A promueve el crecimiento y la salud de las células, incluyendo los folículos de cabello.
    • Promueve el cabello saludable comiendo pescados grasosos (como el salmón y las sardinas) llenos de ácidos grasos omega 3.
    • Come yogur y otros alimentos ricos en vitamina B5 que pueden incrementar el flujo de sangre a tu cuero cabelludo y, en consecuencia, promover el crecimiento del cabello.
    • Haz una ensalada con espinaca que esté llena de vitamina A, hierro, folato y vitamina C. Este coctel de vitaminas y minerales ayuda a tener un cuero cabelludo y cabello saludables.
    • Asegúrate de obtener suficiente proteína comiendo carne magra (como pollo o pavo), productos lácteos bajos en grasas y vegetales ricos en proteínas (como los frijoles). El cabello está hecho de una molécula de proteína llamada queratina y, por lo tanto, se necesita una proteína dietética adecuada para nutrir el cabello.
    • Come alimentos que contengan vitamina B7 (también conocida como biotina), la cual puede ayudar a promover el crecimiento del cabello. Los alimentos que debes comer incluyen los huevos, los cereales fortificados, los productos lácteos y el pollo.
    • Come alimentos ricos en zinc, como las ostras, la langosta y los cereales fortificados. La deficiencia de zinc puede ocasionar pérdida del cabello, por lo cual debes asegurarte de obtener suficiente de este mineral en tu dieta diaria.
  2. Bebe mucha agua. Si tu cuerpo no está hidratado, las células cutáneas y del cabello no podrán crecer y prosperar. Para mantener tu cabello saludable y en crecimiento, bebe bastante agua para prevenir la deshidratación.
    • Apunta a beber por lo menos ocho vasos de agua al día y más durante el ejercicio o el clima caluroso.
    • Las bebidas con cafeína (como el café, el té y los refrescos) son deshidratantes y, por lo tanto, beberlos en realidad puede ocasionar un desequilibrio de agua. Trata de ceñirte al agua y los tés y jugos sin azúcar y limitar tu consumo de cafeína a una o dos bebidas al día.
  3. Elimina el estrés de tu vida. Aunque no se reporta que la alopecia androgénica esté relacionada al estrés, este puede ocasionar pérdida del cabello. A fin de mantener tu cabello saludable, evita factores que desencadenen el estrés en tu vida. Se reconocen tres tipos de problemas de pérdida del cabello relacionada al estrés:
    • El efluvio telógeno es un problema en el que el estrés obliga a un gran número de folículos del cabello a entrar en una fase de descanso y caerse en el espacio de unos meses.
    • La tricotilomanía es un problema relacionado al estrés en el que tienes un ansia irresistible de jalarte el cabello hasta sacártelo. A menudo se desencadena por el estrés pero también puede resultar de la tensión, la soledad, el aburrimiento o la frustración.
    • La alopecia areata es un problema ocasionado porque el sistema inmunológico del cuerpo ataca los folículos de cabello, lo cual da como resultado la pérdida del cabello.
    • A diferencia de la calvicie de patrón masculina, la pérdida del cabello inducida por el estrés no necesariamente es permanente. Si controlas el estrés, es posible que tu cabello vuelva a crecer.
  4. Obtén un examen físico. Algunos problemas de salud y enfermedades pueden ocasionar la pérdida del cabello no relacionada a la calvicie de patrón masculina. Si estás perdiendo cabello, visita a tu doctor, quien puede diagnosticar la causa y descartar cualquier problema subyacente.
    • Los desequilibrios y cambios hormonales (como durante el embarazo, después del parto o durante la menopausia para las mujeres) y los problemas de tiroides pueden ocasionar la pérdida temporal del cabello.
    • Las infecciones al cuero cabelludo, como las ocasionadas por la tiña, pueden invadir el cabello y ocasionar áreas escamosas y pérdida del cabello. El cabello generalmente vuelve a crecer cuando se trata la infección.
    • Otros trastornos, como el liquen plano y algunos tipos de lupus y sarcoidosis, pueden dar como resultado la pérdida permanente del cabello.

Usar remedios naturales

  1. Prueba el jugo de cebolla. Aunque se necesitan más estudios científicos, el jugo de cebolla puede promover el crecimiento del cabello en pacientes que sufren de alopecia areata. Según un pequeño estudio con 23 participantes, aplicar jugo de cebolla cruda al cuero cabelludo dos veces al día promovió el resurgimiento del cabello en el espacio de 6 semanas en 20 participantes.
    • Aunque este estudio se realizó en pacientes con alopecia areata, es posible que quieras intentarlo si sufres de alopecia androgénica.
    • Extrae jugo de cebolla rallando una cebolla y luego colando el jugo.
    • Aplica el jugo de cebolla a tu cuero cabelludo dos veces al día durante 30 minutos y luego lávalo. Pruébalo durante por lo menos 6 semanas para ver si este método natural ayuda a tu pérdida del cabello.
  2. Prueba el masaje del cuero cabelludo. Masajear tu cuero cabelludo incrementará el flujo de sangre a los folículos de cabello, lo cual puede promover la salud del cuero cabelludo y fortalecer las raíces de tu cabello. Sin embargo, no se ha comprobado científicamente que este método reduzca o prevenga la pérdida del cabello y debes probarlo con esto en mente.
    • Usa aceite de coco o de almendra para el cabello u otros aceites como el aceite de aceituna, de ricino o de amla (uva espina de la India). Opcionalmente, puedes agregar unas cuantas gotas de aceite de romero o de lavanda para hacer una mezcla.
    • Aplica el aceite masajeándolo ligeramente en tu cabello y cuero cabelludo. Si vas a usar aceite de coco, no trates de derretirlo usando un microondas; usa tus manos en su lugar. El aceite de coco no necesita mucho calor para derretirse. Repítelo por lo menos dos veces a la semana durante un mínimo de dos meses para ver resultados.
  3. Prueba la pasta de semillas de fenogreco. Las semillas de fenogreco (también llamado alholva) contienen ingredientes que pueden estimular el crecimiento del cabello y realzar la reconstrucción de los folículos de cabello.
    • Mezcla una taza de semillas de fenogreco y agua. Déjalas remojar durante la noche.
    • Muele la mezcla y haz una pasta que luego puedas aplicar a tu cabello.
    • Cúbrelo con una bolsa de plástico o gorro de ducha y déjalo reposar durante 40 minutos. Enjuágate el cabello y repítelo cada mañana durante un mes.
    • Como con las demás terapias naturales para la pérdida del cabello, este método no ha sido científicamente comprobado para prevenir la pérdida del cabello y es posible que no te funcione.
  4. Prueba otros remedios caseros. Existen numerosos otros remedios caseros o naturales que puedes probar. Sin embargo, ten en mente que no son métodos científicamente comprobados y es posible que no funcionen. Siempre consulta a tu doctor si tienes dudas sobre algún remedio casero.
    • Prueba el gel de aloe vera, el cual puede ayudar a optimizar el pH de tu cuero cabelludo y promover el crecimiento saludable del cabello. Masajea gel de aloe vera sobre el cuero cabelludo y déjalo ahí durante una hora. Enjuágalo y repítelo de tres a cuatro veces a la semana.
    • Prueba la pasta de raíz de regaliz, la cual tiene propiedades que pueden ayudar a aliviar el cuero cabelludo y reducir la irritación. Mezcla raíz de regaliz molida (1 cucharada), azafrán (1/4 de cucharadita) y una taza de leche. Aplica la mezcla en áreas calvas, cúbrelas y déjala durante la noche. Enjuágala en la mañana y repítelo una o dos veces a la semana.
    • Prueba la flor de hibisco chino que puede ayudar a promover el crecimiento del cabello, curar la caspa y espesar el cabello. Mezcla las flores con aceite de coco, caliéntalas hasta que estén chamuscadas y cuélalas para recolectar el aceite. Aplícalo al cuero cabelludo a la hora de dormir y déjalo durante la noche. En la mañana, lávate el cabello y repítelo unas cuantas veces a la semana.
    • Otros remedios que también puedes probar incluyen la remolacha, las semillas de linaza o la leche de coco.

Consejos

  • Puedes maximizar tus resultados del minoxidil tiñéndote el cabello después de dos o tres meses de tratamiento. El minoxidil tiende a crear cabellos muy delgados al principio y teñir el cabello incrementa el contraste entre los cabellos y el cuero cabelludo, haciendo que el área de crecimiento nuevo de cabello se vea más densa. Esta es una técnica común en fotos de antes y después en los tratamientos para la pérdida del cabello.
  • Existen muchos tipos diferentes de calvicie y tienen diferentes causas. Consulta a tu doctor antes de probar cualquier tratamiento casero.
  • Es posible que también quieras probar un tupé. Los tupés son pequeñas pelucas o peluquines artificiales que pueden usarse para cubrir la calva.

Advertencias

  • Nunca uses ningún remedio casero o natural si eres alérgico a uno de los ingredientes.
  • Si usas alguno de los medicamentos mencionados anteriormente, asegúrate de investigar cómo usarlos adecuadamente y de ser consciente de cualquier efecto secundario potencial.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página