Cómo reparar tu lámpara halógena

¿Cuántas lámparas halógenas tienes parpadeando en tu casa? ¿Cuántas bombillas has comprado, solo para darte cuenta que las bombillas nuevas no arreglaron el problema?

Pasos

  1. Por favor lee todos estos pasos, consejos y advertencias por completo antes de intentar seguirlos.
  2. Identifica el motivo por el cual la lámpara (dispositivo de iluminación) no funciona. Los motivos más comunes son:
    • Una bombilla quemada.
    • El casquillo de la bombilla está oxidado, quemado, corroído, o roto al punto que no provee una conexión eléctrica adecuada con los contactos de la bombilla.
    • El transformador se ha recalentado y un devanado ha "hecho corto" o se ha "abierto".
    • El control (de encendido y apagado o el regulador de intensidad) si hubiera, está fallando.
    • El enchufe, el cable (que lleva el voltaje del receptáculo del muro al dispositivo), o el cableado entre el control y el transformador o del transformador al casquillo de la bombilla está abierto, o hizo corto. Busca por partes del cable y del aislamiento que esté descolorida, quemada, rota, etc.
  3. Determina el valor del dispositivo o el costo para reemplazarlo. El tiempo o costo de la reparación no garantiza una reparación. Debes revisar las advertencias indicadas más adelante antes de intentarlo.
  4. Ten mucho cuidado para evitar las quemaduras. Dale bastante tiempo a una lámpara para que se enfríe antes de hacer un diagnóstico de averías. Las lámparas, mientras están calientes, pueden provocar quemaduras serias. La temperatura en la cual opera una lámpara es de aproximadamente 538 °C (1000 °F).
  5. Prueba las bombillas con una lámpara que sepas que funciona para determinar si están "bien". Nunca manipules el vidrio de la lámpara con las manos desnudas. Usa una tela o usa guantes cuando manipules la bombilla para evitar el contacto con la piel. Los aceites de la piel que dejarías sobre la lámpara producirían una falla temprana en la lámpara. Si no puedes probar las bombillas cambiándolas, asume que la lámpara está bien.
  6. Desenchufa (o de algún modo desconecta) el dispositivo de la fuente de poder. Apagarlo con un interruptor del muro NO se considera "desconectado".
  7. Quita la lámpara (si no la quitaste antes) del casquillo o sujetador. Examina los contactos eléctricos del casquillo o sujetador. Si parecen estar quemados, descoloridos, oxidados, etc., raspa cuidadosamente los contactos hasta que el metal brillante sea visible.
  8. Instala la lámpara. Inspecciona los contactos del casquillo o del sujetador donde hacen contacto con la lámpara. Si parece que estuvieran sueltos, puedes tratar de juntarlos apretándolos (cuidadosamente) con pinzas de punta de aguja (luego de haber quitado la lámpara). Revisa que cualquier área del contacto previamente limpiado de descoloración, etc. esté alineada con los puntos de contacto a la lámpara.
  9. Prueba los ajustes y limpieza recientes. Coloca una bombilla que funcione en el dispositivo y conéctalo a la fuente de poder para ver si funciona.
  10. Retira la base del dispositivo u otra área para acceder al compartimento del cableado o interruptor. Desenchufa (o de algún modo desconecta) el dispositivo de la fuente de poder. Apagarlo con un interruptor del muro NO se considera "desconectado". El acceso al compartimento del cableado dependerá del dispositivo. Algunos necesitan que se retire una lámina, tornillos u otra barrera protectora. A veces puede ser una sencilla pieza de cartón adherida al fondo de la base del dispositivo. Trata de quitarlo sin causar daño, ya que necesitarás reinstalarlo cuando acabes. Bajo la cubierta de la base (cartón) verás uno o dos de lo siguiente: transformador, cable de poder y el interruptor de control (a menos que estés trabajando con una lámpara de pie tipo Torchierre en el que el interruptor de apagado o regulador de intensidad están en el poste).
  11. Inspecciona los cables para ver si están quemados, rotos o sueltos. Divide, suelda o enróscalos juntos para repararlos. Prueba como se indicó previamente líneas arriba.
  12. Usa un multímetro o tester para que hagas pruebas en caso el dispositivo aún no funciona. Si para este punto aún no has encontrado el problema, necesitarás hacer pruebas adicionales. Si el término multímetro no te es familiar, y no tienes una idea sobre cómo medir el voltaje y la continuidad, entonces lo mejor es llevar el dispositivo a una tienda de reparaciones (si el dispositivo te es importante).
  13. SI puedes usar un tester y tienes uno, entonces (con el dispositivo conectado) mide la salida del transformador, por lo general a 12 voltios. Si no marca nada, entonces mide la entrada del transformador por 120 voltios. Si tienes 120 voltios, entonces lo más probable es que el transformador esté mal.
  14. Debes tomar el interruptor de encendido y apagado en consideración y prueba la continuidad con el PODER APAGADO.
  15. Si el ingreso del transformador no es de 120 en la entrada del transformador, entonces tu cable de poder o enchufe es la causa y tendrás que examinarlo y probarlo por continuidad (desenchufado, por supuesto).
  16. Puedes comprar transformadores y comprar casquillos de bombillo en tu tienda local de suministros eléctricos, tal vez incluso de Radio Shack, o puedes buscar la red, hay muchos lugares que manejan esas partes.

Consejos

    1. Considera seriamente reemplazar el "halógeno de cuarzo" y las instalaciones de iluminación halógenas con sistemas de iluminación de tipo lámparas fluorescentes compactas (LFC) en lugar de repararlas.

Advertencias

  • ¡CUIDADO! DESCONECTA EL SISTEMA DE ILUMINACIÓN DE LA TOMA DEL MURO. NO SIGAS ESTOS PASOS CON EL SISTEMA DE ILUMINACIÓN CONECTADO A UNA TOMA DE ELECTRICIDAD. A menos que la estés probando y realizando las medidas de voltaje con el Multímetro / VOM.
  • Ten mucho cuidado cuando busques el problema en estas lámparas, las lámparas calientes puede provocar quemaduras severas en una fracción de segundo.
  • Estos sistemas de iluminación, cuando están en el interior del hogar, son conocidos por iniciar incendios. Arden a una temperatura extremadamente alta y pueden reducir fácil y rápidamente las cortinas, etc. a "leña" en un periodo de tiempo bastante corto.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página