Cómo ablandar los zapatos de cuero

Los zapatos nuevos de cuero pueden ser muy dolorosos, ya que causan ampollas y otros problemas en los pies. A menos que los ablandes, se quedarán así. Por fortuna, existen varias formas de ablandar el cuero, de modo que tus zapatos sean más cómodos.

Usar aceite para suavizar tus zapatos

  1. Limpia tus zapatos antes de aplicarles cualquier sustancia. No uses aceite hasta después de limpiarlos. Para hacerlo, utiliza un paño húmedo y limpia ligeramente toda suciedad o tierra unida a la superficie. Límpialos nuevamente frotando con un paño seco para asegurarte de que estén secos y listos para engrasarlos.
  2. Elige el aceite. Aplicar aceite en tus zapatos de cuero los restaurará y nutrirá, lo que dará como resultado unos zapatos más suaves. Hay muchos aceites que pueden ablandar tus zapatos de cuero y prevenir o reducir la rigidez. El aceite de visón, la grasa para silla de montar, el aceite de coco y el aceite de pie de buey son útiles para ablandar los zapatos de cuero.
    • Busca la ayuda de un profesional calificado en reparación de calzado para ayudarte a decidir qué tipo de aceite podría ser mejor para tus zapatos.
    • El aceite de oliva tiene muchos defensores, pero algunas personas dicen que deja manchas de grasa y deteriora el cuero.
  3. Lee la etiqueta en el aceite para cuero. Ten cuidado con los aceites para cuero que contienen alquitrán de pino, aceite de ricino, aceites minerales y otras sustancias químicas que sean tóxicas. Estos ingredientes pueden dañar o deteriorar tus zapatos de cuero. Lee la etiqueta con cuidado antes de comprar un aceite para cuero en particular.
    • Pregúntale al vendedor a quien le compraste los zapatos de cuero cuál es el mejor aceite para tus ellos.
  4. Aplica aceite en tus zapatos. Vierte un poco de aceite en un plato pequeño y limpio. Envuelve dos dedos con un paño limpio o una camiseta rasgada. Sumerge los dedos envueltos en el aceite de tu preferencia con mucho cuidado. Después, sácalos del aceite y escurre el exceso. A continuación, lleva la mano a la superficie limpia de tus zapatos de cuero y frota el aceite con movimientos circulares.
    • Después de aplicar una capa, deja que el zapato la absorba por completo.
    • Dependiendo del zapato, es posible que tengas que esperar varias horas o un día completo antes de aplicar otra capa. Si tus zapatos aún se sienten grasosos o aceitosos al tacto, deja que reposen hasta que el aceite haya hecho su trabajo.
    • Después de que los zapatos hayan absorbido el aceite, evalúa su suavidad. Si deseas que sea más blando, aplica otra capa y vuelve a evaluar la suavidad. Repite según sea necesario.

Ablandar los zapatos con alcohol y vaselina

  1. Consigue un poco de alcohol isopropílico. El alcohol isopropílico se puede conseguir fácilmente en farmacias y supermercados. No trates de usar bebidas alcohólicas comunes para suavizar tus zapatos de cuero, ya que terminarás haciendo que huelan a licor
  2. Vierte un poco de alcohol en un plato pequeño. La cantidad que necesitas depende de tus zapatos. Si tienes zapatos altos o botas, necesitarás más alcohol que si tienes zapatos que solo se extienden hasta el tobillo. Sumerge una bola de algodón en el alcohol y frótala por todo el zapato en las áreas donde el cuero sea visible. Retira los cordones (si los tiene) para aplicar el alcohol al cuero en la lengua y en la parte interna del zapato. Déjalos reposar y secarse durante unos treinta minutos.
  3. Aplica vaselina al zapato. Cada vez que aplicas alcohol, también debes aplicar vaselina. Usa un cepillo pequeño o un cepillo de dientes para aplicarle la vaselina al zapato. Aplica la vaselina de tal manera que solo quede una capa fina. Deja que los zapatos reposen toda la noche. Después de dejar que los zapatos reposen y se ablanden, límpialos con un paño seco para eliminar cualquier exceso de vaselina.
    • Si tus zapatos no quedan tan blandos como quisieras después de aplicar una sola capa, repite el proceso hasta que queden tan blandos como deseas. A veces, tendrás que aplicar varias capas para alcanzar el nivel de suavidad que deseas.
  4. Utiliza un rizador de pelo en tus zapatos. Una variación del método anterior consiste en saltarse la aplicación del alcohol e ir directamente a la aplicación de la vaselina. Después de hacerlo, en lugar de dejar que los zapatos reposen toda la noche, toma un rizador caliente y pásalo lentamente por dentro del zapato. Comienza en el talón y avanza poco a poco por los lados del zapato donde aplicaste la vaselina. El calor ayudará a los poros del cuero a abrirse y mejorará la absorción de la capa delgada de vaselina que aplicaste.

Caminar con tus zapatos para ablandarlos

  1. Camina con tus zapatos durante medio día. Otra forma de ablandar el cuero es usar tus zapatos. Usar tus zapatos de cuero varias veces te ayudará a hacerlos más flexibles. Sin embargo, si caminas con tus zapatos de cuero todo el día, podrían empezar a causarte dolor. Puedes minimizar ese riesgo si los usas solo durante medio día y luego te pones unos zapatos más cómodos.
    • Si tus pies empiezan a dolerte mientras llevas puestos los zapatos, quítatelos y ponte otro par, incluso si no los has usado por medio día.
  2. Usa los zapatos de nuevo por solo medio día después de dos días. A continuación, úsalos por medio día después de dos días. Sigue usando tus zapatos nuevos por medio día, cada dos días. Cuando los sientas más blandos, trata de usarlos por un día completo. A partir de entonces, sigue usándolos con la frecuencia que desees.
    • Los pies sudan mucho. Si usas zapatos nuevos por dos días seguidos, no tendrán tiempo de secarse adecuadamente, en especial cuando son nuevos y todavía aprietan tus pies.
  3. Ten paciencia. Ablandar zapatos nuevos puede llevar tiempo. El cuero a menudo requiere un período de uso muy prolongado para ponerse tan blando como deseas. Es probable que los cueros más finos, como el de becerro, se suavicen más fácilmente, pero si tus zapatos tienen una gran cantidad de puntadas y costuras, tardarán más tiempo en ablandarse. Puedes acelerar el proceso de ablandamiento si usas un par (o dos) de calcetines al caminar.

Consejos

  • Al escoger tus zapatos de cuero, es mejor elegir cuero inacabado en lugar de cuero tratado, para lograr una sensación más blanda de forma natural.
  • Asegúrate de que tus zapatos te queden bien. Si son demasiado grandes o demasiado pequeños, te sentirás incómodo.
  • Si notas que una determinada marca te ajusta los dedos del pie o los talones, es mejor invertir en otra marca.
  • Ten vendas y ungüento a la mano durante la primera o las dos primeras semanas de uso de tus nuevos zapatos de cuero, ya que en ese período se te formarán la mayoría de las ampollas.
  • No mojes tus zapatos. El cuero se encogerá y terminarás con zapatos duros y demasiado pequeños para tus pies.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página