Cómo empezar tu propio negocio de clases privadas

¿Alguna vez te has preguntado cómo ganar dinero con un negocio de clases privadas? Si dominas casi cualquier tema, hay buenas posibilidades de que alguien querrá aprender de ti.

Pasos

  1. Decide qué habilidad o conocimiento deseas publicitar. El negocio de lecciones privadas ciertamente no se limita a enseñar unos pocos temas. Hay cientos de habilidades diferentes de las que pueden publicitarse clases privadas. No importa si practicas artes marciales, si sabes cocinar comidas refinadas, si bordas, si especulas en el mercado financiero, si entiendes el tipo de cambio de las monedas, si sabes de yoga; seguro que alguien más va a querer aprender de ti. Una profesora empezó su negocio de clases privadas ofreciendo enseñar japonés, mientras que un músico usó sus habilidades y talentos para enseñar clases privadas de música. Concéntrate en algún talento o habilidad que poseas. Si te apasiona el tema que enseñas, disfrutarás dando clases privadas y tu entusiasmo inspirará a tus estudiantes.
  2. Haz tu "tarea". Investiga el mercado para determinar la competencia que tendrás. ¿Cuánto cobra tu competencia?
  3. Haz un "plan de clases". Decide cómo harás negocios. Algunas cosas importantes que debes definir antes de abrirle las puertas a tus estudiantes son quién enseñará las clases, dónde se enseñarán estas, el tipo de pago que aceptarás, cómo debe ser tu contabilidad y cuáles son tus necesidades en cuanto a licencias y seguros.
  4. "Toca el timbre". Desarrolla una estrategia de mercadotecnia para que los estudiantes se inscriban en tus clases (avisos, correo directo, promociones, presencia en línea y boca a boca) y determina tu presupuesto para ella. Considera usar volantes u ofrecer seminarios gratuitos a grupos que podrían tener estudiantes potenciales. Esto puede ser muy útil si tienes un presupuesto de mercadotecnia pequeño. Los avisos, una página web, el correo directo, las promociones especiales y la publicidad de boca a boca también pueden brindarle a tu nuevo negocio la atención de estudiantes potenciales.
  5. "Que empiece la clase". Tener un negocio de clases privadas exitoso puede darte muchas recompensas y satisfacciones. Decidir el tipo de clases que vas a brindar, hacer tu tarea e investigar el mercado, hacer un plan de clases que será tu guía a través de los detalles diarios de tu negocio y finalmente publicitarte con los estudiantes potenciales podría parecer como un montón de trabajo antes de siquiera empezar a enseñar, pero una vez que hayas dominado las partes básicas, podrás relajarte y disfrutar de compartir tus conocimientos e incluso mejor, ¡que te paguen por hacerlo!

Consejos

  • Obtén certificación o acreditación de las organizaciones que se especializan en tu servicio. Por ejemplo, si ofreces clases de buceo, certifícate en tu profesión y ofrece las clases y entrenamiento a otros que también deseen ser buzos o instructores certificados.
  • Contacta al encargado de pequeños negocios en tu banco local para obtener una máquina para tarjetas de crédito o formas de crédito para recibir los pagos de tus alumnos. Quizá cueste un poco más recibir tarjetas de crédito, pero si ofreces la opción verás que tus estudiantes estarán más inclinados a comprarte otros tipos de mercancía (por ejemplo: libros de música, libros de cocina, utensilios especializados, cintas de idiomas, etcétera) o incluso a extender sus lecciones más allá de lo básico. También considera aceptar PayPal como un método alternativo de pago.
  • Obtén las licencias y certificados adecuados requeridos para operar un negocio en tu área.
  • Ofrece descuentos por "gran apertura". Al cobrar menos que tus competidores inicialmente, quizá puedas coger una porción del mercado.
  • Considera reducir los precios de las clases u otros servicios al comienzo si estás en competencia directa con otros proveedores de clases privadas. Una vez que tengas una clientela adecuada puedes incrementar tus tarifas a los precios actuales del mercado.

Advertencias

  • Nunca pongas en peligro a tus estudiantes sin su conocimiento, consentimiento firmado y un documento firmado librándote de cualquier responsabilidad por posibles accidentes. Esto se aplica incluso si dicen que no pueden firmar el documento por cualquier motivo. Siempre explica los riesgos posibles asociados con aprender una nueva habilidad y haz todo lo que puedas por disminuir las posibilidades de un accidente o de una muerte.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página