Cómo mantener a raya un resfriado

Cada invierno, llega la temporada de la gripe y los resfriados, y parece que entras a participar en la lotería de las enfermedades. Sin embargo, hay varias cosas que puedes hacer para reducir las posibilidades de contagiarte con un virus. Si resulta que te resfrías, actúa inmediatamente para mantener el resfriado a raya.

Cómo prevenir el resfriado durante la temporada de frío

  1. Limita el contacto directo de tus manos en los lugares públicos. Esto se refiere a lugares como el transporte, el trabajo o sencillamente los baños públicos. Si no puedes limpiar las superficies públicas con un trapo y desinfectante antes de usarlas, aléjate de ahí.
  2. Lávate las manos lo más a menudo que puedas. Esto te protegerá a ti y a los demás. Lava tus manos frotándolas con agua caliente y jabón vigorosamente durante 30 segundos.
  3. No te toques la cara. Adquiere el hábito de mantener las manos lejos de tus ojos, nariz, boca y piel. El riesgo más grande lo corres cuando tocas superficies públicas y, después, te tocas la cara con todos esos gérmenes.
  4. Utiliza una toalla limpia de papel y evita tocar las superficies que te rodean después de ir al baño. Después de limpiarte cuidadosamente, utiliza la toalla para girar el picaporte y abrir la puerta. Tírala en una papelera que no tengas que abrir con la mano.
  5. Utiliza un desinfectante de manos durante la temporada más alta de resfriados y gripes. Tal vez hayas oído que es malo usar demasiado estos productos, pero son la mejor de las opciones disponibles para lavar las manos. Utilízalos frecuentemente en invierno después de tocar ordenadores, teléfonos, pasamanos o mesas de reuniones.
  6. Duerme el tiempo suficiente. Mantener el estrés bajo control y dormir bien van de la mano con mantener el sistema inmunológico alto. Cuando permites que te sobrepasen el trabajo o el estrés emocional y no duermes, es casi imposible evitar un resfriado.
  7. Estimula tu sistema inmunológico haciendo deporte al menos 20 minutos cada día. Los gimnasios están plagados de gérmenes de gripe y resfriado, así que frota bien la maquinaria antes y después de usarla o simplemente haz ejercicio en casa.
  8. Toma vitamina C, equinácea y ajo crudo para mantener tu sistema inmunológico fuerte. Puedes conseguir estos productos en forma de pastillas si no quieres hacer tés o incluir el ajo en tus platos. Las mejores fuentes de salud son aquellas que puedes incorporar directamente a tu dieta.

Cómo mantener el resfriado a raya cuando ya empezó

  1. Toma pastillas de cinc. Varios estudios han establecido que, una vez ha empezado el resfriado, tomar pastillas de gluconato de cinc cada dos o tres horas durante las primeras 48 horas es tu mejor opción. Puede reducir tu resfriado a la mitad del tiempo de duración.
  2. Descansa el cuerpo. Programa dos horas extra de sueño y una siesta. Tu cuerpo necesita dedicarle más tiempo al descanso, así que libera parte de tu horario cuando sientas que el resfriado se acerca.
  3. Toma tés de jengibre, limón, miel, raíz de sello de oro y equinácea. El té de hierbas es una buena forma de aumentar la ingesta de líquidos para ayudar a tu cuerpo a combatir el resfriado. Las bolsitas de té para el resfriado y la gripe que venden en la tienda pueden darte el estímulo mental que necesitas, ya que sentirás que luchas activamente contra el resfriado.
  4. Evita el alcohol por completo. Aunque el ponche caliente se considere una cura milagrosa, estás haciendo a tu cuerpo trabajar el doble para procesar el alcohol mientras intenta curarse.
  5. Toma sopa de pollo y verduras y otras comidas ricas en nutrientes. Aléjate del azúcar, los hidratos de carbono refinados y las carnes grasas. En lugar de eso, toma sopa de lentejas, ensaladas de frutas, bruschettas o tostadas integrales, carne de res y revuelto de ajos con arroz integral y pollo.
    • La fruta, como las naranjas y las frutas del bosque, es ideal para obtener vitamina C. Es mucho mejor para tu cuerpo obtener vitamina C de la comida que de un suplemento. El brócoli, la col y las espinacas también son excelentes fuentes de vitamina C.
  6. Haz 20 minutos de ejercicio cardiovascular todos los días. A menos que tengas fiebre, hacer deporte puede acelerar enormemente la respuesta de tu cuerpo. Intenta hacer ejercicio fuera en el sol si es posible. La vitamina E del sol en contacto con la piel es buenísima para el sistema inmunológico.
    • Si no puedes exponerte a la luz solar, prueba con una máquina de rayos uva. Colócala cerca de tu escritorio y deja que funcione 45 minutos cada día cuando te sientas enfermo.
    • Evita entrenar demasiado durante este periodo. Esto puede provocar la reacción opuesta. Mantén un ritmo moderado durante al menos 20 minutos para mejores resultados.
  7. Procura comer un curry picante. Asegúrate de que entre los ingredientes principales del curry esté el fenogreco. Esta especie tan común en la India ha sido estudiada y es conocida por aliviar los síntomas de la gripe y del resfriado.br>
    • El estudio recomienda comer media cucharada de semillas de fenogreco dos veces por semana con el curry.

Cosas que necesitarás

  • Jabón de manos
  • Agua caliente
  • Desinfectante de manos
  • Toallitas de papel
  • Vitamina C
  • Equinácea
  • Ajo crudo
  • Píldoras de Cinc
  • Tés de hierbas y agua
  • Proteínas sin grasa
  • Verduras
  • Frutas
  • Lámpara solar
  • Semillas de Fenogreco y curry
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página