Cómo vivir con culebrilla (herpes zóster)

Culebrilla (herpes zóster) es una infección que aparece en la piel y puede verse como un sarpullido. Se produce por el virus llamado varicela-zoster, el cual causa varicela. Si has tenido la varicela antes, eres susceptible a tener culebrillas posteriormente en la vida. Normalmente el sarpullido aparece en una parte de tu piel en cualquier lado de tu cuerpo y pueden aparecer ampollas. No hay cura para la culebrilla, pero puede ser tratada. Vive con la culebrilla tomando medicación durante el brote y atendiéndote regularmente con tu médico.

Pasos

  1. Busca inmediatamente tratamiento médico. Puedes acortar la duración del brote de culebrilla viendo a un doctor en cuanto notes los síntomas. Los síntomas incluyen dolor, dolor de cabeza, picazón, hormigueo, ardor y sarpullido. Es posible que te sientas mareado y debilitado o notes cambios en tu visión. Algunas personas indican que se sienten como si tuvieran gripe, sin tener fiebre.
  2. Toma un medicamento antiviral. Probablemente tu medico te recetará Valtrex, Aciclovir o una droga similar para tratar tu culebrilla. Toma el medicamento según las indicaciones de tu doctor y farmacéutico, y habla con ellos acerca de cualquier efecto secundario potencial o reacciones con otros medicamentos que estás tomando.
  3. Toma un medicamento para el dolor. El dolor que se siente durante un ataque de culebrilla debe ser breve, pero puede ser intenso. Dependiendo del nivel de dolor y tu historial médico, tu doctor puede recetarte algo con codeína o un medicamento que manejará el dolor a largo plazo, como un antidepresivo o un anticonvulsivante.
  4. Usa cremas y otros agentes anestésicos en tu piel. Trata tu sarpullido o ampollas con algo que incluya lidocaína para prevenir la picazón y el dolor. Este tratamiento se puede encontrar en forma de crema, gel, spray o un parche que se coloca sobre la piel.
  5. Mantén tu piel limpia y fresca. Durante un brote de culebrilla o herpes zóster, toma baños de agua fría o coloca compresas frías sobre las ampollas y llagas. Mantenlos limpios con agua fría y jabón suave para prevenir una mayor irritación o infección.
  6. Practica el manejo del estrés. La meditación y técnicas de respiración profunda te ayudarán a aliviar el estrés de soportar un brote de culebrilla y te pueden ayudar a reducir su dolor. El estrés también puede desencadenar un brote, así que haz lo que puedas para evitarlo.
  7. Reduce las probabilidades de tener un brote de culebrilla. Vivir con culebrilla significa que cualquier cosa puede desencadenar un brote, incluyendo el estrés, un sistema inmunológico debilitado, la mala alimentación y el agotamiento.
    • Come una dieta balanceada y consume muchas de vitaminas, minerales y antioxidantes.
    • Ejercítate con regularidad y descansa lo suficiente.
  8. Mantente atento a las complicaciones de la culebrilla. Las complicaciones pueden incluir infecciones de la piel y cicatrices, debilidad muscular, parálisis, una disminución de la visión o la audición y, en casos raros, la neumonía y la encefalitis. Visita a tu médico con regularidad para mantener una buena salud en general.

Consejos

  • Recientemente la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha aprobado una vacuna contra la varicela-zoster. Se llama Zostavax y esta vacuna solo puede tomarse si tienes al menos 50 años de edad. La vacuna no garantiza que no tendrás un brote. Sin embargo, la vacuna puede reducir el curso y la gravedad de la culebrilla.
  • Puedes buscar apoyo entre las demás personas que también viven con el herpes zóster. Aproximadamente 1 millón de personas desarrollan la culebrilla cada año en los Estados Unidos, de acuerdo con las encuestas proporcionadas por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (Center for Disease Control and Prevention). Casi el 50 por ciento de los casos afecta a las personas que tienen al menos 60 años de edad. Consulte la lista física o en línea de grupos de apoyo en tu comunidad.

Advertencias

  • No te rasques en las ampollas o la piel durante un brote. Esto solo hará que el dolor y la gravedad de tu culebrilla empeoren.
  • Evita a las personas que no han tenido varicela o no han recibido la vacuna contra la varicela. La culebrilla no es contagiosa, pero durante un brote, puedes hacer que los niños y adultos que no han sido expuestos o vacunados contra el virus de la varicela se contagien de esta enfermedad.

Cosas que necesitarás

  • Medicación antiviral
  • Medicación para el dolor
  • Agente anestésico
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página