Cómo ser comprensivo con tus padres divorciados ya de adulto

Los padres se divorcian a cualquier edad. Cuando los padres de hijos adultos se divorcian, los hijos se enfrentan a circunstancias diferentes al lidiar con su propia pena, con su familia y al tratar de ser de ayuda para los padres. Debido a que eres mayor probablemente estés más involucrado(a) en este proceso. Puesto que eres confiable y maduro(a) seguramente te convertirás en un recurso para tus padres. Sigue leyendo sobre las sugerencias para que puedas ser comprensivo(a) y útil durante este proceso doloroso, mientras te encargas de tu propia casa, familia y cordura.

Comunícate

  1. Conversa con tus padres. Haz preguntas si lo necesitas para entender mejor.
    • Si uno de los padres compartió esta noticia, debes asegurarte de que el otro tiene conocimiento de la decisión antes de que digas algo.
    • No te corresponde informar al otro.
    • Es posible que tengas que ser firme pero uno de los padres debe ser quien informe al otro de su deseo de divorciarse. No los culpes por no querer tener la discusión pero no aceptes tenerla por ellos.
    • Date cuenta de que la decisión de decirle a los hijos fue muy difícil y probablemente uno de los puntos principales en el proceso.
    • Sé sensible. Es probable que no hayas vivido con ellos por algún tiempo y no estés consciente de todos los problemas que han surgido.
  2. Averigua quién más sabe del divorcio pendiente. Si tus hermanos o hermanastros no saben, espera hasta que tus padres tengan el tiempo de hablarlo con cada uno de ellos.
    • Asegúrate de que tus padres le informen a tus otros hermanos lo antes posible. No quieres que lo descubran de la manera equivocada por la persona incorrecta. Necesitarás trabajar en esto como una familia y eso significa que se le informe a la familia.
  3. Conversa con tus padres, hermanos y cónyuge y trata de determinar el mejor momento para informarle a tus hijos del divorcio de sus abuelos.
    • Ten en cuenta cuán lejos vives de tus padres, hermanos y otros familiares. Si corren riesgo de conocer esta información por medio de otro pariente o amigo de la familia debes encontrar el tiempo para tener una reunión familiar y compartir la noticia.
    • Explícale a tus hijos que ayudarás a tus padres al máximo y que tal vez dividas tu atención.
    • Explícales que eso no cambia quiénes son sus abuelos, ellos seguirán siendo la abuela y el abuelo. Anímalos a hablar e interactuar todavía con ellos de forma individual.
    • Ten en cuenta la madurez del niño y su cercanía a sus abuelos.
  4. Conversa la situación con tus hermanos. Mantén una línea sólida de comunicación con ellos. Acepta discutir las cosas abierta y honestamente.
    • Acuerda no tomar bandos pero comparte la información y ayúdense unos a otros y a tus padres a atravesar este momento difícil.
  5. Conversa la situación con tus hermanastros si tus padres se volvieron a casar. Será natural para todos tomar partido y cuidar el mejor interés del padre biológico. Al menos trata de ser objetivo(a) y mantén las vías de comunicación abiertas con tus hermanastros. Trata de ser comprensivo(a) y hazles saber que estás disponible por si necesitan algo.

Sé comprensivo(a)

  1. Hazles saber a tus padres que serás comprensivo(a) tanto como puedas. Sin embargo, deja claro que no quieres sentirte presionado(a) a tomar bandos.
    • Pídele a tus padres que se abstengan de hacer comentarios despectivos uno del otro. Sin embargo, dado que eres mayor y menos influenciable, esto tal vez no sea un problema tan grande. Necesitarás resolver esto por ti mismo(a).
    • Conversa esta estrategia con tus hermanos.
  2. Ten presente experiencias previas. Recuerda que los divorcios anteriores, en especial en los que hubo disputas por custodia, tal vez volvieron a tus padres resentidos y ofensivos respecto al proceso de divorcio. Es posible que hayan experimentado el divorcio como hijos y por eso tienen algunas preocupaciones y temores sobre su propio divorcio en base a esa experiencia de la infancia.
  3. No alientes una conducta legal agresiva. Pídeles a tus hermanos que hagan lo mismo. Pide que todos mantengan la calma y acepten lo que está sucediendo; recuérdale a la gente que esta relación íntima es entre dos personas y por más que todos puedan querer que las cosas sean diferentes, es inapropiado para cualquiera de ustedes incitar a sus padres a una disputa legal.
  4. Pregunta cómo puedes ayudar.
    • Es posible que te necesiten para ayudar a ordenar y mover las pertenencias.
    • Es posible que necesiten tu apoyo moral.
    • Es posible que tú y tus hermanos necesiten ayudar a uno de los padres a organizar el mantenimiento del césped, ayudar con el lavado de la ropa, etc. si era algo de lo que el otro se encargaba.
  5. Pregunta si es necesario que tú y tus hermanos asistan a reuniones con los abogados o los planificadores financieros.
  6. Sugiere que tus padres revisen sus testamentos, poderes legales médicos, etc. Después del divorcio, el estado de estos documentos cambia y deben estar actualizados para la protección de todos los interesados.
  7. Habla con tus padres sobre cualquier voluntad médica u otros detalles de asistencia de larga duración que anteriormente eran de decisión del cónyuge. Tal vez tus padres evitaron esa conversación contigo porque eras el hijo o la hija y asumieron que el o la cónyuge se haría cargo de esos arreglos.
    • Averigua dónde desean tus padres que los entierren.
    • Pregunta si compraron lotes de entierro familiares. Si el divorcio excluirá a uno de los padres del lote pregúntale a este dónde le gustaría que lo entierren.
    • Si cualquiera de tus padres tiene problemas médicos debes tratar de ir a una cita médica con él o ella. Entiende la condición, los tratamientos y asegúrate de que el consultorio médico cambie al familiar más cercano que figura en el archivo.
  8. Conversa los planes para las vacaciones, las actividades para los nietos y otras reuniones familiares con tus hermanos. Asegúrate de pasar tiempo con cada padre y esfuérzate por no excluir al otro de los planes para las vacaciones u otros eventos.
    • Tal vez puedes cambiar las reuniones familiares a tu casa o a la casa de tus hermanos en lugar de la casa de tus padres. Si visitas a uno de tus padres que no cocina, ofrécete a cocinar algo ahí o lleva comida.
    • Considera tener a tu madre para el almuerzo en un feriado y a tu padre para la cena.
  9. Planea un viaje o vacaciones con uno de tus padres o ambos que tal vez les permita intentar algo nuevo.

Permanece cuerdo(a)

  1. Conoce tus límites. Como eres muy cercano(a) a la situación y confiable para ambos, será muy fácil que te involucres demasiado. Está bien permitirles que se desahoguen, pero asegúrate de que no dejar que la negatividad de tus padres perjudique tu calidad de vida.
    • Si uno de tus padres se vuelve demasiado codependiente, tal vez necesites retroceder y volverte menos disponible.
    • Es posible que necesites manifestar que la discusión del divorcio se encuentra prohibida en un día o evento particular. Estimúlalos a hablar sobre otras cosas y mantén sus mentes alejadas del asunto por un rato.
  2. Abstente de tomar un papel parental con tus padres. Tus padres pueden comenzar a confundir tu papel como hijo(a) con el de un psicólogo o un abogado. Déjalos tomar sus propias decisiones. Ofrece un consejo e incluso sugiere ayuda profesional, pero trata de no sermonear o involucrarte demasiado.
  3. Anima a tus padres a interesarse en algo para distraerlos. Esto puede ser un trabajo voluntario o actividades sociales; cualquier cosa para mantenerlos ocupados y evitar la soledad.
    • Ayúdalos a encontrar pasatiempos y actividades que involucren a otros adultos mayores con intereses similares.
    • Anímalos a explorar intereses que nunca probaron cuando estaban casados.
  4. Date un espacio para llorar. Solo porque eres una persona adulta no significa que no te sientas sensible por esto. Cuando tus padres se separan, los recuerdos de los años de la familia reunida pasan de forma automática a primer plano y será difícil afrontar el hecho de que tus padres ya no están juntos. Tómate el tiempo de llorar y de procesar esta información lo mejor que puedas. Después de todo, este es el fin de tu mundo de la infancia y la pérdida no se va fácilmente.

Consejos

  • Es posible que las tías y los tíos también tomen parte en la disputa. Recuerda, es más probable que ellos tomen partido por su hermano o hermana. Sé paciente, ellos también son una parte del sistema de apoyo que tus padres necesitarán. Ten cuidado con los que agudizan la situación o generan drama en exceso. Mejor limita tus conversaciones con los que incluyan temas de la salud y bienestar de tus padres. Desalienta rápidamente los chismes y otros problemas.
  • Conversa la situación de manera abierta con tus hermanos. Es posible que de verdad necesiten apoyarse entre sí, discutir los problemas o solo desahogarse cuando sería inapropiado discutir ciertos temas tan libremente con tus padres.
  • Muchos divorciados de edad avanzada sufren de soledad y depresión tras una separación o divorcio. Vigila a tus padres y sugiere acudir a un profesional médico.
  • Si tus padres todavía no tienen teléfonos celulares, es bueno que los animes a comprarlos. Es posible que quieras añadirlos a tu paquete de teléfonos celulares familiares. Busca teléfonos que sean fáciles de usar, que tengan números grandes, etc. Dedícale tiempo y programa números importantes como los de los hijos, médicos, vecinos, etc.
  • Si tu participación se vuelve demasiado estresante debes ser honesto(a) con tus padres y tomar un descanso. Si es posible, que uno de tus hermanos intervenga y ayude a dividir las responsabilidades y el apoyo.
  • Busca en tu zona grupos de apoyo, ya sea para tu familia o para tus padres.
  • Si es posible, divide los adornos navideños antes de las fiestas para evitar una temporada estresante.
  • Asegúrate de que ambos padres tengan todos los números de contacto necesarios. Es posible que uno de ellos salga de casa y olvide la lista de información de contacto importante.
  • Habla con tus padres sobre la opción de tener sistemas de alarma instalados. Muchos de estos tienen servicios orientados a personas mayores que viven solas, que incluyen botones de llamada que pueden usarse alrededor del cuello, botones de emergencia en los baños, para incendios, ambulancia y vigilancia policial. Asegúrate de que el sistema sea fácil de usar y de que el técnico explique todo cuidadosamente. Trata de estar ahí para la instalación en caso de que tu padre o madre tenga preguntas más tarde, o si estarás entrando y saliendo mientras los tienes a tu cuidado.
  • Tal vez quieras enviar un correo electrónico o una tarjeta de "Recién mudado(a)" a amigos cercanos y familiares mutuos. Dales la(s) dirección(es) y números de teléfonos nuevos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página