Cómo viajar con una sola maleta

En esta era de guerra de tarifas de aerolínea y altos costos de combustible, combinado con las historias de terror de equipaje perdido que nunca llegó a la zona de recogida de equipaje, la opción de viajar con una sola maleta se vuelve cada vez más atractiva. A menos que tu viaje sea altamente especializado o requiera de ciertos artículos, es posible viajar e incluso vivir indefinidamente con una sola maleta. Aquí te decimos cómo:

Pasos

  1. Elige la maleta adecuada. Tu elección evolucionará mientras consideras qué necesitas llevar en ella, pero considera:
    • Tamaño: El tamaño más grande que las aerolíneas permitirán como un equipaje de mano es un buen punto de partida. Considera una bolsa más grande si necesitas cargar con artículos extra como ropa para invierno, regalos, una computadora o una cámara profesional. Escoge una más pequeña si quieres cargar la bolsa por largas distancias.
    • Peso: Algunas aerolíneas pesan el equipaje de mano antes de que abordes, así que intenta asegurarte que la mayoría del peso venga de lo que está adentro, y no de la misma bolsa. Evita los materiales caros y extra ligeros (como el equipaje exageradamente caro de titanio) escogiendo una maleta simple de nylon. Evita las asas grandes y pesadas y las ruedas, en vez de eso opta por una bolsa con una correa o, de preferencia, una con correas tipo mochila, que es mucho más cómoda y te dejará moverte con más libertad.
    • Almacenamiento: Los bolsillos múltiples ayudan a mantener las cosas organizadas. Los bolsillos accesibles desde el exterior proveen un acceso conveniente a tu equipo de viaje, como una almohada inflable para el cuello u algún otro aditamento para dormir, y bocadillos sin tener que desempacar o buscar entre todas tus pertenencias.
    • Espacio extra: Tu elección de maleta puede cambiar según tus elecciones de contenido. Deberá tener sólo un poco de espacio para cosas extra, no tanto que el contenido empacado con cuidado se mueva de más en el traslado.
  2. Determina cuáles elementos son realmente necesarios. Pregúntate a ti mismo qué necesitas para sobrevivir o qué artículos mejorarán dramáticamente tu experiencia de viaje. En tu lugar de destino, ¿cualquiera de esos elementos puede ser rentado, prestado o comprado (y no traerlo de regreso)? Reúne sólo lo absolutamente esencial. Aquí hay una lista corta de elementos que tal vez necesites llevar.
    • Tres cambios de ropa (máximo). Tal vez más calcetas, ropa interior y camisetas que pantalones. (Considera empacar telas sintéticas, que son más ligeras, ocupan menos espacio y se secan más rápido, especialmente los pantalones, donde cualquier diferencia en la sensación se nota menos.)
    • Artículos de baño, como un cepillo de dientes, hilo dental, jabón, shampoo, rastrillos y cualquier otra cosa que necesites para tu arreglo personal. Abajo encontrarás más información acerca de cómo empacar estos artículos.
    • Artículos médicos que estés usando, como medicamentos, vendas o lentes.
    • Cargadores u otros accesorios que necesites para tu teléfono, computadora u otros aparatos electrónicos.
    • Zapatos, si necesitarás un par además de con los que viajes.
    • Contenedor de agua vacío. Una botella es suficiente. Un "paquete de hidratación" flexible puede expandirse para cargar con más contenido y es más conveniente llevarlo, pero si tu maleta principal es una mochila, revisa que el paquete de hidratación pueda ser cargado cómodamente cuando esté lleno.
    • Bolsas de plástico vacías. Puedes poner ropa sucia en ellas hasta que las laves para evitar que contaminen a la ropa limpia. Deben diferenciarse fácilmente para que no sean confundidas con basura y tiradas. Intenta con bolsas transparentes.
    • Detergente de ropa para lavar a mano. Pon unos puñados de detergente en polvo en una bolsa de plástico si viajas en avión.
    • Un tendedero de ropa portátil (disponible en cualquier tienda de artículos para acampar o de viaje).
    • Un tapón de lavabo universal (un disco de plástico plano, disponible en cualquier tienda de herramientas). Una bola de hule puede ser una alternativa, pero revisa que no flote y que sea lo suficientemente grande para que no se vaya por el drenaje.
  3. Empaca usando el método del bulto. Envuelve ropa alrededor de objetos grandes o semi-delicados (como bolsas con artículos de baño, pares de zapatos o aparatos electrónicos), en vez de doblar o enrollar la ropa. Mete tu ropa interior y calcetas en tus zapatos para ahorrar espacio y prevenir que tus zapatos se aplasten. El método del bulto ahorra mucho espacio y también reduce las arrugas en tu ropa.
  4. Acomoda los artículos para baño. Compra estos artículos en tamaño miniatura, o transfiere los líquidos como el shampoo en botellas más pequeñas para viaje. Puedes comprar artículos de tamaño especial para viajar en la mayoría de las tiendas, o simplemente guardar los que te dan en los hoteles.
    • Pon los productos para baño que podrían derramarse (shampoo, gel, etc.) en bolsas de plástico para evitar la molestia de encontrar tu ropa cubierta en jabón líquido. Si usas jabón en barra (que puede sustituir otras formas de jabón como shampoo y crema para afeitar), consigue un recipiente ventilado para que no se convierta en una plasta por el uso y almacenamiento.
    • Para ahorrarte tiempo cuando pasas por la seguridad del aeropuerto, intenta usar sólidos en vez de líquidos. El shampoo está disponible en forma de jabón e incluso en láminas. Revisa una tienda de artículos para acampar para más opciones.
    • También puedes comprar estos artículos cuando llegues a tu destino para evitar problemas de seguridad. Incluso pueden ser más baratos, dependiendo de la moneda.
  5. Procura dejar los aparatos electrónicos en casa. Minimiza el número de artículos en tu bolsa que requieran electricidad, especialmente aquellos que necesiten estar enchufados continuamente en vez de por un poco tiempo para recargarse, pues los convertidores pueden ser costosos y ocupar espacio.
  6. Envía por mensajería a casa o regala los artículos que no sean necesarios para viajar, como libros que ya leíste o souvenirs. Intercambiar libros es una gran manera de mantener tu biblioteca de viaje fresca y puede traerte algunos nuevos e interesantes amigos como resultado del intercambio.

Consejos

  • Etiqueta tu maleta por dentro y fuera; las etiquetas de equipaje se pueden arrancar en la maquinaria que maneja el equipaje. Pega una nota en la parte interior de la tapa (o pon una en un bolsillo interior) con tu dirección y teléfono. Haz esto también para el equipaje que lleves contigo en el avión.
  • Vístete con capas, especialmente si anticipas cambios en el clima. Por ejemplo, podrías usar un suéter con una camisa debajo.
  • Empaca tus medicinas en sus contenedores de la farmacia para evitar problemas con la TSA (Administración de Seguridad del Transporte).
  • Toma fotografías de tus documentos de viaje y tarjetas de crédito y mantenlas de manera segura en línea, y también deja copias con tu familia. Puedes recuperar en línea tus fotos desde un cyber café o el centro de negocios del hotel, o usando el acceso de internet de tu cuarto. De esa manera, si te roban algo, tendrás la información cuando lo reportes.
  • La mayoría de los hostales para jóvenes tienen cuartos de lavado y la mayoría de los hoteles tienen servicios de lavandería, si prefieres no tener que lavar toda tu ropa a mano.
  • Usa ropa con bolsillos cuando sea posible, para que tengas lo esencial (identificación, pasaporte, tarjeta de crédito, dinero, llaves de hotel, etc.) a la mano todo el tiempo. Una alternativa es un cinturón de dinero o cartera de pierna, especialmente si te preocupa que te roben.
  • Incluso si llevas una maleta principal, asegúrate de llevar un cambio de ropa y todos tus artículos importantes (documentos, medicamentos, etc.) contigo en una bolsa de mano, en caso que tu maleta se retrase o se pierda.
  • Elige colores neutrales para que tus atuendos sean más fáciles de coordinar.
  • Considera llevar un lector electrónico, pues esto ocupará mucho menos espacio que cualquiera de los libros que hayas llevado.
  • También considera llevar una cartera anti robo si viajas a un lugar donde los asaltos son comunes.
  • Si el viaje es más largo que unos cuantos días, tal vez consideres hacer lo que ciertos escritores hacen: lleva sólo lo esencial contigo en el avión y envía todo lo demás a tu destino final (si es posible). Compra un seguro para cubrir cualquier daño que le pueda ocurrir a tus pertenencias cuando las envíen.
  • Empaca zapatos en el fondo de la maleta, con el talón encima de la punta del otro envueltos en una bolsa de plástico; esto ayuda a hacer que el fondo pese más, y actúa como un contrapeso para la maleta, especialmente si tiene ruedas que se tambalean. Aceita las ruedas con una pizca de vaselina antes de usar la maleta.
  • Cuando viajes en grupo, comparte artículos en común (shampoo, detergente, libros, etc.).
  • No lleves el libro guía entero. Fotocopia o imprime las páginas que necesitarás. Caminar con una guía te identifica como un turista y podría atraer atención no deseada.
  • Asegúrate que tu maleta se distinga en el carrusel de equipaje. Átale lazos brillantes, cuerdas o algo similar a las manijas; o con gises, escribe tu apellido en letras grandes en el lado, previniendo que alguien más tome tu maleta pensando que es suya, lo que es muy común en los grandes aeropuertos.
  • Evita las maletas con exteriores rígidos, porque tienden a pesar más y a dañarse con más facilidad.
  • Si vas a llevar una bolsa, trata de meterla en tu maleta más grande. De esa manera, tendrás menos cosas que arrastrar.
  • Si estás planeando unas vacaciones haciendo tour en bicicleta, considera dejar tu bicicleta en casa y rentar una durante tu viaje (o comprar y vender o regalar una barata o usada). Puedes ahorrarte la molestia y el costo de llevar tu propia bicicleta.
  • Considera llevar capas de ropa que se seque rápido en una expedición. Estas ropas son ligeras, diseñadas para lavarse frecuentemente, tienen una alta durabilidad y son clasificadas por "zonas" para climas específicos.

Advertencias

  • Asegúrate siempre que tu equipaje de mano tengan etiquetas de identificación en ellas en caso de que dejes alguna en el aeropuerto o en el avión.
  • Evita llevar artículos valiosos en una maleta que no lleves contigo. Carga estos objetos contigo en el avión en tu equipaje de mano.
  • Si te han prescrito varios medicamentos diferentes y estás viajando a otro país, asegúrate que contactes a las aduanas de tu país y tu destino para averiguar si hay alguna regulación en cuanto a tu medicamento. Intenta conseguir una prescripción de lo que necesites . Comienza este proceso tan pronto como puedas; si hay certificados de doctores o permisos que sean requeridos, pueden tomar tiempo para obtenerse. Algunos países pueden ser lentos para responder y no quieres tener que posponer tu viaje o intentar tomar tu medicamento ilegalmente en ese país. No empaques tus medicamentos en las bolsas que no lleves contigo ; empácalas en bolsas con cierres herméticos con cualquier documentación necesaria y carga con ellas. No lleves medicinas en contenedores marcados incorrectamente o sin marcas ; asegúrate que todos estén en los contenedores prescritos en los que venían.

Cosas que necesitarás

  • Una maleta
  • Artículos personales y ropa ligera
  • Documentos de viaje y fondos
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página