Cómo elegir el colchón para una cuna de bebé

Seleccionar el primer colchón para tu bebé parece ser una tarea abrumadora. Hay un número de opciones disponibles en el mercado hoy en día que tienen una variedad de materiales, tamaños y firmeza. Al entender las diferencias y conocer cuáles son las cualidades más importantes, puedes determinar cómo elegir el colchón de cuna para bebé que sea el adecuado para tu pequeño.

Pasos

  1. Mide la longitud y anchura de tu cuna. Aunque los colchones estándar de las cunas requieren tener un mínimo de 69.2 cms. de ancho y 131.4 cms. de largo, algunos colchones son más grandes. Compra un colchón que le quede de manera ajustada a las medidas de tu cuna.
  2. Revisa la firmeza del colchón que estás comprando. Tu nuevo colchón para cuna necesita ser muy firme para reducir el riesgo de que tu bebé se sofoque debido a que se hunda en la superficie suave. Hay una prueba fácil que puedes realizar para confirmar que el colchón de tu bebé es lo suficientemente firme y seguro.
  3. Decide si es que prefieres un colchón de esponja o de muelles.
    • Los colchones de esponja tienden a ser menos caros, pero debes estar seguro de que la esponja sea firme y densa y no permita que el bebé se hunda en el colchón.
    • Los colchones de muelles típicamente cuestan más pero ofrecen una mayor durabilidad. Si eliges un colchón de muelles, elige un colchón que tenga entre 135 y 150 resortes con un espesor menor de 15.5. Estos números deben encontrarse en el empaque. Estos lineamientos también se encuentran en el empaque. Estos lineamientos están establecidos por los Reportes del Consumidor y garantizarán que el colchón que elijas sea lo suficientemente firme para tu bebé.
  4. Elige un colchón que tenga una cubierta gruesa, la cual se conoce también como cotín. Las mejores opciones de colchón tienen múltiples capas de cubierta que han sido reforzadas con nailon. Estas opciones de colchón tienen el beneficio añadido de una mayor durabilidad, lo cual significa menos probabilidad de que se rompa o tenga hoyos.
  5. Verifica que el colchón haya sido certificado. Esto quiere decir que cumpla con los estándares establecidos por la Comisión de Seguridad para el Producto del Consumidor y que sea seguro de usar.
  6. Inspecciona el colchón para ver si tiene hoyos. Una colchón de calidad debe tener pequeños hoyos de refuerzo en ambos lados que permitan que el aire circule hacia adentro y hacia afuera del interior del colchón. Estos conductos de ventilación mantendrán el colchón fresco permitiendo que los olores escapen.
  7. Considera comprar un colchón orgánico si estás preocupado por los químicos, por ejemplo, los que son resistentes al fuego, los cuales están en los colchones estándar. Estos colchones pueden ser muy caros y no todos los productos etiquetados como orgánicos son 100% naturales, asegúrate de que el que elijas haya sido certificado por los estándares de la región. Esta certificación garantiza que el colchón no tenga químicos y metales pesados.

Consejos

  • Para revisar la firmeza del colchón, presiona el centro del colchón y las orillas de éste. Si puedes ver la marca de tu mano o si el colchón se hunde fácilmente, entonces es demasiado suave para tu bebé. El colchón adecuado debe rebotar inmediatamente.
  • Otra manera de probar la firmeza del colchón es pararlo verticalmente y apretarlo por ambos lados como si lo abrazaras. Si el colchón se aprieta fácilmente, es probable que no sea lo suficientemente firme.

Advertencias

  • Nunca uses un colchón de niños que sea demasiado pequeño para la cuna. Para determinar si tu colchón le queda apropiadamente, desliza tus dedos entre el colchón y la cuna. Si puedes meter más de dos dedos en ese espacio, el colchón es demasiado pequeño y debe reemplazarse para evitar el riesgo de sofocación si el bebé queda atrapado.
  • Evita comprar un colchón usado. Los fluídos corporales del niño anterior pueden estar filtrados dentro del colchón, lo cual puede causar que se desarrollen hongos o moho. En estudios recientes, se ha encontrado cierta asociación entre este hongo y el aumento del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página