Cómo pintar electrodomésticos

La mayoría de los dueños de casa quieren que sus electrodomésticos se vean modernos y limpios. Los electrodomésticos siempre tienden a ser costosos, por lo que reemplazarlos cada vez que quieras redecorar una habitación o la casa, puede salir caro y llevar mucho tiempo. Puedes lograr que el aspecto de los electrodomésticos sea más interesante y fresco con algo de pintura, la cual puede proporcionarles un nuevo color y una nueva vida. Pinta electrodomésticos en el transcurso de 1 o 2 años, y ahorra el dinero que de otro modo habrías tenido que gastar en comprar electrodomésticos nuevos.

Pasos

  1. Cubre el piso y las áreas circundantes con una lona. Esto protegerá de la pintura tanto a tus pisos como a cualquier otro electrodoméstico o mueble. Coloca el electrodoméstico encima de la lona.
  2. Limpia el electrodoméstico. Utiliza una esponja para limpiar el electrodoméstico con agua y jabón. Raspa cualquier partícula o residuo que se haya endurecido. Debes eliminar completamente todas las sustancias grasosas u oleosas. Seca tu electrodoméstico con una toalla limpia.
  3. Frota el electrodoméstico con una solución basada en amoníaco. Haz una mezcla que contenga una pequeña solución de amoníaco y agua, y pásala por encima de tu electrodoméstico utilizando una esponja. Esto le dará un acabado más sencillo que te permitirá prepararlo para pintarlo.
  4. Frota el electrodoméstico con un estropajo. Utiliza una lana de acero o algo con cerdas firmes y sólidas que te permitan limpiar tu electrodoméstico, eliminando los contaminantes o las comidas difíciles de quitar y la suciedad adherida a él.
  5. Lija el electrodoméstico. Frota una lija gruesa sobre la superficie, incluyendo las manijas y los bordes sobresalientes. Limpia el polvo y los residuos con una brocha limpia y vuelve a lijar el electrodoméstico una vez más. Es necesario lijarlo profundamente para que la pintura se adhiera bien a la superficie.
  6. Quita los herrajes. Deberías quitar del electrodoméstico cualquier perilla o botón que no vayas a pintar, o que vayas a pintar por separado.
  7. Coloca cinta en los puntos que no pintarás. Deberías cubrir con cinta de enmascarar cualquier reloj, palabra, detalle o áreas del electrodoméstico que no vayas a pintar.
  8. Compra pintura para electrodomésticos. Puedes encontrar pintura epoxi de autoimprimación para electrodomésticos en cualquier tienda de mejoras para el hogar o ferretería. Este tipo de pintura viene en lata para pintar con brocha o también en aerosol.
  9. Pinta tu electrodoméstico. Utiliza pinceladas suaves y parejas para aplicar una capa completa a todo el electrodoméstico si decides pintar con una brocha. Si optas por el método de pintar con aerosol, sostén la lata a una distancia considerable del electrodoméstico y cúbrelo con una capa completa de pintura. Déjalo secándose durante la noche.
  10. Aplica una segunda mano de pintura a tu electrodoméstico. Una segunda mano le dará un acabado de pintura parejo y suave a tu electrodoméstico. Espera a que tu electrodoméstico se seque.

Consejos

  • Asegúrate de pintar en un área bien ventilada. Para una mejor protección, ponte unas gafas y un respirador.
  • Ten a la mano pintura para hacer retoques en caso de que encuentres algún rayón, marca o raspadura en la pintura nueva. La mayoría de las pinturas para electrodomésticos vienen en cantidades adecuadas para hacer retoques, disponibles en todos los colores.

Cosas que necesitarás

  • Lona o algo para cubrir
  • Agua y jabón
  • Agua con amoníaco
  • Esponja
  • Toalla
  • Estropajo
  • Lija
  • Brocha para pintar
  • Cinta de enmascarar
  • Pintura para electrodomésticos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página