Cómo quitar marcador permanente de los muebles

Sin importar qué tan cuidadoso seas, los accidentes suceden. A veces, suceden justo en el sofá nuevo que acabas de comprar, sobre la alfombra blanca que tienes en la sala o justo sobre la mesita de café hecha con madera de roble. A continuación, verás un par de productos para el hogar muy comunes que te pueden ayudar a limpiar esa tinta permanente con la que se manchó tu mueble.

Usar pasta de dientes

  1. Usa pasta de dientes sólida y de color blanco. La marca no importa, solo evita que sea pasta de gel o una combinación de ambas ya que esas no tienden a funcionar tan bien como las otras.
    • Este mismo proceso puede funcionar con bicarbonato de sodio en lugar de pasta de dientes. O mejor aún, ¡usa pasta de dientes que contenga bicarbonato de sodio!
  2. Aplica una generosa cantidad de pasta. Usa suficiente pasta de dientes para asegurarte de que el área manchada esté completamente cubierta con la pasta de dientes. No seas tacaño.
  3. Usa un trapo húmedo o una toalla de papel. El trapo no necesita estar escurriendo de agua. Simplemente humedécelo bajo la llave y después exprímelo para que esté un poco mojado.
  4. Frota la pasta de dientes sobre toda la mancha usando un movimiento circular. Conforme la pasta de dientes desaparece, el marcador permanente también debe desaparecer.
    • Si el marcador no desaparece por completo en tu primer intento, repite el proceso con un trapo nuevo y un poco más de pasta de dientes.
  5. Enjuaga el trapo. Después de enjuagarlo, limpia el resto de la pasta de la superficie hasta que ya no haya pasta de dientes.

Usar vinagre o alcohol

  1. Mezcla vinagre y jabón para platos. Añade dos tazas de agua fría a una cucharada de vinagre y una cucharada de jabón para platos.
  2. También puedes usar alcohol o productos similares. Puedes usar laca para el cabello o bloqueador solar porque, por lo general, esos productos contienen alcohol. Revisa los ingredientes para estar seguro.
    • También puedes usar desinfectante para manos, WD-40 o jugo de limón.
  3. Intenta limpiar la mancha lo más rápido que puedas. Limpiar la mancha antes de que tenga oportunidad de secarse y de fijarse incrementará tus probabilidades de eliminarla por completo.
  4. Humedece un trapo o una bola de algodón. No vacíes la solución de alcohol directamente a la mancha. En lugar de eso, sumerge un trapo en la solución y aplícala a la mancha de esta forma.
  5. Primero humedece el área alrededor de la mancha. Especialmente cuando trabajas con telas, humedece el área alrededor de la mancha.
  6. ¡Presiona el área, no la talles! Tallar la mancha de un lado a otro hará que se introduzca más en la tela. En lugar de eso, da pequeños golpecitos y presiona el trapo en la mancha y levántalo directamente sin tallar de un lado a otro.
  7. Repite cuantas veces sea necesario. Si la mancha sigue ahí, humedece un trapo limpio con más alcohol y empieza de nuevo. Después enjuaga con un trapo o una esponja limpia y húmeda.
    • Cuando ya no esté la mancha y hayas enjuagado la tapicería, deja que se seque al aire.

Usar productos comprados en tiendas

  1. Consulta con tu ferretería local. Las ferreterías deben tener una gran cantidad de limpiadores de alfombras. Puedes pedirle a uno de los empleados para que te de recomendaciones, pero la mayoría de los limpiadores incluirán una lista en la botella indicando para qué sirven mejor. Lift Off #3 es un ejemplo, pero puedes conseguir muchos otros productos.
  2. Asegúrate de leer la etiqueta de cualquier producto antes de comprarlo. Los productos comerciales por lo general contienen químicos que pueden causar daños si los usas en superficies erróneas. Revisa las etiquetas para asegurarte de que sea apropiado para la superficie que necesitas limpiar.
  3. Prueba con Magic Eraser. Puedes encontrar este producto en lugares como Target o Walgreens. ¡Funcionan de maravilla, incluso en muebles de bambú!
    • Usa aceite para muebles si le quitaste el brillo.
    • Otros productos como Goo Gone o Bon Ami pueden limpiar manchas de marcadores permanentes y están disponibles en la mayoría de las ferreterías.

Consejos

  • Prueba el remedio en un área que no se vea. La mayoría de los métodos anteriores no dañarán tus muebles, pero solo para estar seguros, encuentra un área pequeñita, de preferencia en la parte trasera del sofá o de la silla, para probar el remedio y asegurarte de que no dañe la tela o cause que la madera se manche.
  • Ten cuidado con telas delicadas. Las telas como el satín o la seda pueden dañarse fácilmente y deben tratarse con cuidado. Corres más riesgo de dañar ese tipo de telas que otras. Lo mejor que puedes hacer, si es que puedas, es llevarlas a que las laven en seco o con cualquier otro servicio de limpieza profesional.
  • Los resultados pueden variar. Muchas cosas pueden influenciar qué tan eficaces son estos métodos. La cantidad de tiempo que tiene la mancha y en qué tipo de superficie está pueden influenciar en la eficacia de estos métodos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página