Cómo instalar parlantes en tu auto

Los parlantes de fábrica que vienen en muchos autos nuevos son muchas veces, dicho en pocas palabras, pésimos. Felizmente, utilizar parlantes de repuesto no solo es una forma relativamente económica de mejorar la capacidad sonora de tu auto, sino que también son generalmente sencillos de instalar (a pesar de que la gran cantidad de parlantes disponibles significa que algunos serán más difíciles de instalar que otros). ¡Continúa leyendo para aprender cómo instalar un equipo nuevo de parlantes que sacudirán la maletera de tu auto!

Preparaciones para instalar parlantes nuevos

  1. Revisa el sistema estéreo en el que instalarás tus nuevos parlantes. Algunos sistemas son sistemas estéreo simples con un voltaje limitado y de dos a cuatro canales, así que instalar parlantes de 100 vatios o agregar 8 o más no tiene sentido. Intentar colocar de forma apretada demasiados parlantes puede, en realidad, afectar la calidad del sonido o incluso dañar el estéreo.
  2. Revisa las dimensiones de los parlantes antiguos de modo que solo necesites realizar modificaciones mínimas para que los nuevos encajen. Los parlantes vienen en diferentes formas y tamaños, así que planear colocar un parlante de reemplazo, sabiendo que el original era de 15 x 23 cm (7 x 9 pulgadas) y ovalado, en vez de uno de 10 cm (4 pulgadas) de diámetro, te ayudará a escoger el más adecuado.
  3. Ten en cuenta la calidad. Los parlantes con conos de compuesto o tela son, por lo general, notablemente mejores que aquellos con papel, y los parlantes con imanes cerámicos permanentes se desempeñan mejor que los parlantes electromagnéticos en el mismo nivel de potencia.
  4. Elige parlantes con paquetes de accesorios que te gusten. Puedes encontrar muchos y diferentes estilos de accesorios y cubiertas en una escala similar de precios, así que tiene sentido que quieras escoger no solo los que suenan bien, sino que también se vean bien.
  5. Revisa las características electrónicas de tus parlantes. Algunos tienen resistores internos para prevenir la estática y diafonía, otros permiten el cableado en una serie de configuración de circuitos que te permite agregar altavoces para frecuencias bajas y altas si los necesitas, y otros solo permiten cableado terminal para mantener la impedancia adecuada del sistema.
  6. Ten en cuenta los requisitos de potencia de tus parlantes nuevos, ya que influirán en el cableado. Los parlantes de alto voltaje tal vez no sean capaces de funcionar con el cableado de fábrica y cambiarlos a un tamaño más grande puede implicar una cantidad considerable de trabajo, ya que el cableado de fábrica está resguardado en lugares difíciles de alcanzar.

Instala los parlantes nuevos

  1. Retira cualquier panel o rejilla que cubra los parlantes. Casi todos los parlantes en el interior de los autos están cubiertos con algún tipo de panel o rejilla protectora. Antes de poder modificar o reemplazar el parlante, debes retirar esta barrera. Palanquea la rejilla para retirarla con una herramienta adecuada, como la punta aplanada de un desatornillador, retirando los pernos o tornillos que la mantienen en su sitio, de ser necesario.
    • El procedimiento para acceder a los parlantes de fábrica varía dependiendo del auto. Por ejemplo, en el peor de los casos para poder acceder a los parlantes tendrás que retirar los asientos, arrastrarte en la maletera para acceder a pernos o cables importantes, o incluso retirar todo el panel de la puerta.
  2. Retira el parlante de fábrica. Ten en cuenta que normalmente, pero no siempre, el parlante está adherido a un juego de cables, así que ten cuidado de no arrancarlo cuando lo retires. También puede ser necesario que desatornilles uno o dos pernos pequeños y/o despegues la goma adhesiva o pegamento que mantiene el parlante en su sitio.
    • Si crees que necesitarás reinstalar los parlantes de fábrica en el futuro (por ejemplo, si vendes el auto), ¡no olvides guardar todos los tornillos que retires!
  3. Conecta el parlante nuevo al sistema eléctrico del auto. Por lo general, para conectar un parlante nuevo solo necesitas conectar el juego de cables del parlante nuevo al del auto. Sin embargo, si tu auto no cuenta con este tipo de conexión simple, tal vez tengas que conectar tu parlante con una conexión soldada o plegada.
    • Asegúrate de utilizar la polaridad correcta de las conexiones del auto y de los parlantes. Por lo general, la terminal positiva del parlante es la más grande de las dos y está marcada con un "+" o un punto pequeño.
    • La cinta aislante puede ser una opción arriesgada para conexiones de cableado, especialmente para el tablero del auto, ya que los cambios en la temperatura la pueden debilitar y ocasionar problemas en el camino.
  4. Prueba el parlante. Después de conectar tu parlante, es importante probar la conexión, de modo que no tengas que perder tiempo luego para arreglar un problema. Vuelve a conectar la terminal negativa de la batería y enciende la radio o estéreo del auto. Presta atención al sonido que emerge de tu parlante nuevo u observa si se dan vibraciones visibles en volúmenes altos. Si el parlante no funciona, significa que hay un problema con la conexión eléctrica.
  5. Asegura el parlante nuevo. Cuando estés seguro de que el parlante funciona adecuadamente, asegúralo en su sitio en la puerta o tablero. Si tienes suerte, tu parlante encajará en el espacio del parlante de fábrica. Sin embargo, tal vez necesites instalar un soporte de montaje especial (normalmente están incluidos con el parlante), taladrar nuevos agujeros para los tornillos y/o utilizar adhesivos para mantener el parlante en su sitio. Revisa las instrucciones incluidas con el parlante.
  6. Instala y prueba altavoces de frecuencias bajas. Los altavoces de frecuencias bajas son los responsables del sonido muy bajo y retumbante que algunos conductores idolatran. Si tu auto vino con altavoces de baja frecuencia de fábrica, instalar unos nuevos puede resultar tan sencillo como colocarlos en el espacio determinado y conectarlos al juego de cables del auto. Sin embargo, si tu auto no vino con altavoces de baja frecuencia de fábrica o si te gustaría instalar unos adicionales, la tarea puede resultar mucho más difícil. Tal vez debas expandir los agujeros de montaje de los altavoces de baja frecuencia de fábrica o realizar modificaciones significativas al auto para albergar altavoces de baja frecuencia grandes. Por ejemplo, muchas personas que quieren agregar varios altavoces de baja frecuencia a sus autos instalan un panel en la maletera para colocar los altavoces de baja frecuencia.
    • Los altavoces de baja frecuencia suelen consumir bastante energía y tienen cableados complicados. Tal vez quieras comprar e instalar un equipo de cableado amplificador por separado para simplificar el proceso de cableado de tus altavoces de baja frecuencia.
      • De lo contrario, tal vez tengas que conectar los altavoces de baja frecuencia directamente a la batería y al estéreo del auto, y conectar la toma a tierra manualmente.
  7. Instala y prueba altavoces de alta frecuencia. Del mismo modo que con los de baja frecuencia, los altavoces de alta frecuencia, los cuales producen frecuencias de tonos altos, pueden ser instalados de forma sencilla o complicada dependiendo de los componentes de fábrica de tu auto. Si tu auto vino con altavoces de alta frecuencia, tal vez solo tengas que instalar los nuevos en el espacio determinado y conectarlos al juego de cables existente. Sin embargo, si no hay espacio para instalar los altavoces de alta frecuencia, tal vez tenga que hacer un espacio por tu cuenta (o expandir el espacio existente, utilizar un soporte de montaje, etc., si el espacio determinado es insuficiente). Por fortuna, los altavoces de alta frecuencia son mucho más pequeños que los de baja frecuencia, así que los ajustes que deberás realizar son menores en comparación.
    • Del mismo modo que con los altavoces de baja frecuencia, si tu auto no vino con altavoces de alta frecuencia, tal vez tengas que conectarlos directamente a la batería y estéreo del auto y conectar la toma a tierra manualmente.
  8. Vuelve a colocar los paneles y rejillas de los parlantes. Cuando todos los componentes de tu nuevo sistema de parlantes estén instalados, probados y colocados de forma segura en el auto, puedes volver a colocar los paneles o rejillas que retiraste para instalar los parlantes. Asegúrate de haber guardado todos los tornillos que retiraste para retirar el panel o rejilla de modo que puedas asegurarlo de forma adecuada.
    • ¡Felicitaciones, tu nuevo sistema de parlantes está listo para ser utilizado!

Consejos

  • Si te encuentras en la situación anteriormente descrita, puedes hacer un par de cosas. Reemplazar tu radio con una de repuesto potenciaría aún más los parlantes de repuesto. Además, si quieres conservar la apariencia de la radio de fábrica, o tal vez una característica como controles incorporados en el timón, puedes amplificar el estéreo de fábrica.
  • Si todavía tienes la radio original del fabricante instalada, es posible que instalar parlantes de repuesto no mejore la calidad del sonido. Puedes notar que a tu radio le falta profundidad en los tonos bajos a diferencia del sonido con los parlantes originales. Esto se debe a que los parlantes originales de fábrica están, por lo general, construidos con conos de papel, lo cual requiere menos potencia para producir tonos bajos.

Advertencias

  • Asegúrate de que los parlantes sean compatibles con el sistema estéreo de tu auto. La mayoría están constituidos para un voltaje e impedancia específicos, por ejemplo 25 vatios y 8 ohmios.
  • Ajusta bien los tornillos para asegurarlos, ya que los parlantes producen vibraciones serias, especialmente en tonos altos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página