Cómo atraer a un chico malo

Los chicos malos son conocidos por su espíritu libre, su buen aspecto físico irritable, los cigarrillos y el cuero. Algunos no encajan exactamente en este estereotipo a lo James Dean, pero son malos de una manera menos convencional, por ejemplo, no creen en la necesidad de un gobierno o son verdaderos maestros del arte del grafiti. Sea cual sea el chico malo que haga latir tu corazón, la clave para atraer a uno consiste en mantenerlo alerta mientras lo impresionas con tu autoconfianza.

Atraer su atención

  1. Míralo a los ojos, pero luego rompe el contacto visual. Si quieres llamar la atención de un chico malo, tendrás que mostrarle solo un poco de interés antes de hacerle ver que tienes cosas más importantes qué hacer. Solo míralo dos segundos, prueba mirar hacia abajo y luego hacia arriba para que tus pestañas tengan un efecto más sexy, pero luego mira a otro lado. Míralo el tiempo suficiente para impresionarlo, pero no tanto de modo que parezca que te importa si le gustas o no.
    • A los chicos malos les gustan las chicas que sean un desafío difícil. No quieren chicas que los adulen o que les den su corazón de inmediato.
    • Cuando se percate de ti, voltéate. Eso le dará la motivación suficiente para que vaya tras de ti. Claro que tú también podrás tomar la iniciativa y conquistarlo primero.
  2. Destácate entre la multitud. Los chicos malos no se ven atraídos por las chicas del montón, sino por las chicas que no encajan del todo, que valen la pena mirarlas de nuevo y que no tratan de lucir, comportarse ni vestirse como todo el mundo. Si tu sentido de la moda es original, sigue con él. Si tienes una risa fuera de lo común, no la escondas. Si te encanta dibujar esbozos, tocar la harmónica o practicar karate, hazle ver lo que te encanta y no sientas vergüenza de ello.
    • Los chicos malos quieren chicas que sepan de qué están hechas. Si pareces como todas las demás y no tienes nada especial, no lo impresionarás. Si resaltas, aunque quiera decir que no seas como la mayoría de chicas, le gustarás más.
  3. No te sientas intimidada. Muchas chicas se dejan intimidar por los chicos malos, porque piensan que son demasiado cool como para que les presten atención. Si quieres atraer a uno de ellos, lo mejor será mostrarle que no tienes miedo de él en lo absoluto. Imagina que es como encontrarse con un oso o un león cara a cara: si muestras temor, será tu fin. Si se acerca a ti, no retrocedas, más bien ponte más erguida. Si trata de interrumpirte, infórmale que no has terminado de hablar y luego dile lo que pensabas decirle.
    • Los chicos malos están acostumbrados a las chicas sumisas. Si destacas ante él y le haces ver que eres su igual, entonces lo dejarás verdaderamente impresionado.
  4. Haz lo que te gusta. A los chicos malos no les gustan las chicas que hacen lo que todos los demás hacen. El hecho de que todos tus amigos tomen historia del arte, no quiere decir que tendrás que hacerlo, podrás tomar historia de las motocicletas, si eso es lo que te gusta. Si a todos tus amigos les encanta Taylor Swift, enorgullécete de tu amor por The Stones o por aquellas bandas más indie, tales como Bottomless Pit. Si todo el mundo está haciendo cola para ver la última película de Will Ferrell, ve a la película indie que has querido ver desde hace un tiempo.
    • Si bien no deberás ser peculiar ni diferente solo porque sí, si hay algo diferente que de verdad te gusta hacer, entonces, adelante.
  5. Ignóralo un poco. Los chicos malos no quieren chicas aduladoras, más bien buscan chicas decididas, que puedan tomarlos o dejarlos. Si empiezas a hablarle y claramente tienen una gran conversación, la próxima vez que se vean no tendrás que ir corriendo hacia él y darle un gran abrazo. Más bien, dale unos cuantos minutos para que se acerque a ti y haz que se esfuerce. Si te envía un mensaje de texto o chatea contigo, responde unos cuantos minutos después. Hazle ver que tienes mejores cosas qué hacer que esperar a que te hable, así verás que querrá hablar contigo mucho más.
    • Claro que deberás ser cuidadosa y asegurarte de no ignóralo tanto que piense que no estás interesada. Busca un equilibrio en el que te muestres interesada y en el que lo hagas esforzarse un poco.
    • No tendrás que ser grosera para lograrlo. Si se acerca a ti y te saluda, no deberás ignorarlo, pero si pasa por tu lado, no tendrás que comportarte como si lo hubieras estado esperando y lo hubieras buscado por horas.
  6. Hazte la difícil. A los chicos malos les encanta cuando las chicas se hacen las difíciles. Si creen que pueden tenerte cuando se les dé la gana, no querrán hacer el esfuerzo. Más bien, hazle saber que te gusta coqueteando con él un poco o haciéndole un par de cumplidos, pero no lo muestres todo. Deja que confiese sus sentimientos mucho antes de que tú lo hagas y no aceptes todas las invitaciones que te haga; asegúrate de que te invite a salir como mínimo con una semana de anticipación para que no crea que tu horario está disponible y para que sepa que tiene que esforzarse para conseguir un poco de tu tiempo y atención.
    • Si te llama, no respondas el teléfono a la primera timbrada. De hecho, vuélvelo a llamar dentro de una hora o dos. Si te envía un mensaje de texto, espera como mínimo media hora para responderle. No deberás hacerle creer que estás sentada esperando a que se comunique contigo.
  7. Mantén a tus amigos alejados del asunto. Los chicos malos detestan a las chicas que andan pegadas a sus amigos y quienes se preocupan demasiado por la opinión de los demás. Si quieres empezar una relación con un chico malo, no deberás dejar que tus amigos estén mucho tiempo con ustedes hasta que se conozcan mejor. Cuando hables sobre tu relación, no deberás decir: “Mi amigo cree que…”, sino le harás ver que tus amigos están demasiado involucrados en tu vida personal. Al fin y al cabo, a los chicos malos les gustan muchísimo las chicas que piensan por ellas mismas.
    • También deberás evitar que tus amigos hablen por ti con el susodicho. Si de verdad quieres conquistarlo, deberás hacer el esfuerzo tú sola.

Mantenerlo interesado

  1. Cautívalo con tu autoconfianza. Los verdaderos chicos malos no quieren chicas a quienes puedan mandonear, más bien quieren chicas que tengan la autoconfianza suficiente para resaltar ante ellos y que crean en la relación sin tener que cuestionarla sin cesar. Si quieres que tu chico malo siga interesado por ti, tendrás que cautivarlo con tu autoconfianza, tendrás que mostrarle lo feliz que eres con tu apariencia física, con tu persona y con lo que haces. Esfuérzate por proyectar una energía positiva que muestre que estás satisfecha contigo misma y que no necesitas que nadie te lo confirme.
    • Céntrate en lo positivo y habla de aquello que te haga feliz, no te estés quejando por las cosas que no son perfectas.
    • No hables mal de las demás chicas, sino te verá como una chica insegura, más bien, habla bien de ellas y tu chico quedará impresionado.
    • Evita buscar la aprobación de los demás. No te comportes como si fueras hermosa, inteligente o interesante solo porque te lo dice.
  2. Toma el control. Para que tu chico malo siga interesado, deberás tomar el control de la relación. No dejes que sea él el que haga las llamadas, el que te diga dónde y cuándo tendrán la cita ni el que te llame primero siempre. Muéstrale que sabes lo que quieres y que no saldrás con él a último minuto, porque ya tienes otros planes. No dejes que te lleve a un show de bicicletas si lo que quieres es salir a cenar y no le hagas pensar que tiene el control total sobre ti, sino perderá el interés muy rápidamente.
    • No tendrás que tomar el control de todas las situaciones, sino lo podrías aburrir, pero deberás tratar de tomar el control al menos tanto como él.
  3. Sé dura. Los chicos malos quieren chicas duras de pelar y no quieren preocuparse siempre si han herido sus sentimientos o no. Claro que si el chicos malo es desconsiderado o incluso abusivo verbalmente, tendrás que abandonarlo cuanto antes, pero si te trata bien, entonces no deberás dudar de su palabra ni de lo que haga, tampoco deberás estar al borde de las lágrimas si algo no sucede como lo habías planificado. Podrás mostrarle tu lado más sensible a medida que se vayan conociendo, pero te recomendamos ser dura de pelar para que el chico malo sepa que puede encajar contigo.
    • Si te alteras cada vez que te toma el pelo o te pones sentimental si llega cinco minutos tarde, entonces te verá como una chica débil e insegura.
    • Aprende a lidiar con la adversidad y solo altérate si tienes una buena razón para hacerlo. Claro que si se acostumbra a llegar tarde todo el tiempo, entonces deberás decírselo, pero evita alterarte o montar un escándalo prematuramente por algo insignificante.
  4. Desafíalo. Los chicos malos de verdad quieren chicas que sean un verdadero desafío. Deberás mostrarle que tienes habilidades, conocimientos y que no buscas que un hombre te enseñe a hacer todo. Si bien ninguna relación será excelente si cuestionas a tu pareja constantemente, si lo mantienes alerta, estará mucho más interesado por ti. No te sientas demasiado cómoda con él, hazle saber que quieres que sea dinámico, interesante y que no te conformarás con menos.
    • Si te lleva al billar, no dejes que te abrace y te muestre cómo jugar, más bien, gánale.
    • Si menciona un dato acerca de Metallica que sabes que es falso, no temas decírselo en vez de aceptar todo lo que diga directamente.
  5. No trates de hacerte la chica mala si no lo eres. Quizá creas que todos los chicos malos solo quieren chicas malas, pero de hecho, muchos de ellos prefieren chicas con una apariencia más inocente o a quienes les guste hacer su propia voluntad. Si ya te autodenominas “chica mala”, entonces sigue haciendo lo tuyo, pero si no, no te sientas obligada a ponerte cuero negro o maquillaje oscuro, a fumar ni a decir malas palabras. Los chicos malos se ven más atraídos por las chicas auténticas que por las que tratan de ser alguien que no son.
    • La mayoría de chicos malos se ven igual de atraídos por las chicas buenas que por las malas, así que no deberás preocuparte tanto por cambiar tu imagen. De hecho, a veces, los chicos malos y las chicas malas podrían ser demasiado parecidos como para ser compatibles.
    • Los chicos malos tienen poca tolerancia por la inautenticidad y si tratas de ser alguien que no eres, se darán cuenta.
  6. Evita alardear. Si eres muy cool y moderna, el chico malo se dará cuenta de ello sin que digas una sola palabra. Evita hablar mucho de cuánto pagaste por tu bicicleta, de tu mejor amigo el baterista principal de tu banda favorita de death metal o de que eres la mejor tatuadora de la ciudad. Más bien, deja que descubra solo lo asombrosa que eres. Si alardeas demasiado, darás a entender que te esfuerzas en exceso para que te aprueben.
    • Un verdadero chico malo tampoco alardeará ni será presumido. A ese tipo de chicos no le gusta la gente que siente la necesidad de hablar de ella demasiado.

Hacer que la relación dure

  1. No trates de cambiarlo. La mayoría de chicas que salen con chicos malos está convencida de que puede cambiarlos. Si bien hay excepciones a la regla, la mayoría de ellas termina decepcionada cuando su chico malo favorito no cambia su forma de ser. Si quieres disfrutar realmente de tu relación con un chico malo, no deberás intentar domesticarlo ni de tratar de que haga cosas que no quiera hacer, más bien, tendrás que valorarlo por lo que es en vez de obligarlo a practicar yoga o a pasar una tarde con tu tía Elena, si no quiere hacerlo.
  2. Diviértete mientras dure. Si sales con un chico malo, entonces lo más probable es que tu intención no sea casarte con él. Si bien algunos chicos malos pueden cambiar, si quieres disfrutar tu relación con él, entonces deberás enfocarte en el presente y disfrutar de cada momento que pasen juntos ahora en vez de preocuparte por lo que deparará el futuro. Diviértete mucho cuando salgas con él, cuando cenes, cuando bebas con él, cuando te lleve en su motocicleta mientras tu cabello se ondea con el viento. Si quieres que la relación dure, entonces lo mejor será que te centres en la diversión.
    • Si ves que te preocupa contantemente el futuro de la relación, podrás conversar con él al respecto, pero ten presente que podrías desanimarlo.
    • Deberás pensar que tu relación crece de semana a semana, en vez de pensar en lo que harán dentro de un año. Si quieres un chico con un plan definido para el futuro, entonces deberás tratar de salir con algunos de los chicos buenos que siempre te invitan a salir en el trabajo.
  3. Asegúrate de que no sea abusivo. Existe una diferente entre ser un chico malo y ser abusivo. Si tu novio es abusivo verbal o físicamente, entonces será hora de abandonar la relación cuanto antes. Ningún chico merece tu dolor y sufrimiento, aunque siga prometiéndote que será la última vez y que cambiará. Los chicos malos pueden ser novios divertidos siempre y cuando no representen ningún peligro para tu bienestar.
    • Si eres maltratada, conversa con un amigo o familiar cercano y crea un plan para dejar esa situación lo más pronto y seguro posible.
  4. No dejes que te mangonee. Si quieres disfrutar tu tiempo con el chico malo, entonces no deberás dejar que ordene todas las cosas que hagan como pareja. Aunque creas que quiere tener el control absoluto, deberás desafiarlo y mostrarle que tienes ideas acerca de dónde ir a comer y adónde ir el fin de semana. Asegúrate de que ambos tengan el mismo control y no dejes que te diga cómo comportarte, vestirte o lucir. Le gustarás mucho más si te defiendes y le demuestras que nadie te manda.
    • A la mayoría de chicos malos, si son del tipo inofensivo, les gusta las chicas con iniciativa propia y que no quieran tener el control todo el tiempo.
  5. No lo presiones. Si quieres que tu relación con el chico malo sea duradera, no deberás presionarlo a que se mude contigo, a que conozca a tus amigos y familiares o a que se case contigo enseguida. A los chicos malos les gusta ser libres e independientes, por eso apenas los presiones, empezarán a alejarse. Si bien es natural querer que la relación se desarrolle, deberás tener presente que estás con un chico malo, quien podría ser alérgico al compromiso.
    • Deja que actúe a su propio ritmo. Si quiere conocer a tus amigos o familiares, te lo preguntará. Podrás mencionar casualmente que vas a reunirte con ellos para que veas si quiere ir contigo, pero deberás evitar decirle que tus amigos o familiares se mueren por conocerlo, sino se sentirá asfixiado.
    • Tampoco compares el progreso de tu relación con el progreso de las demás relaciones. El hecho de que tu mejor amiga y tu vecino se hayan comprometido este mes no quiere decir que ustedes tendrán que hacer lo mismo.
  6. No seas celosa ni posesiva. Si quieres que tu relación con el chico malo funcione, entonces no podrás controlarlo a toda hora para asegurarte de que te es fiel. Tendrás que confiar cuando haga su propia voluntad, porque tiene un espíritu independiente. Si le envías un mensaje de texto cada media hora, si te apareces de sorpresa o si te ves insegura cuando habla con otras mujeres, se aburrirá rápidamente de tu rutina y buscará a una mujer que no lo tenga encadenado.
    • Evidentemente, si es muy coqueto con las demás chicas, tendrás que conversarlo con él. Si solo habla inocentemente con ellas y ya lo acusas, entonces su alarma de advertencia se activará.
    • Tendrás que poder confiar en un hombre en cada relación. Si ha desaparecido sospechosamente durante horas, tendrás el derecho de preguntarle adónde fue, pero si te vuelves loca cada vez que toma más de 15 minutos en devolverte la llamada, estarás siendo exagerada.
  7. Si la relación no funciona, no subestimes a los chicos buenos. Aunque creas que solo quieres tener a un chico malo en tu vida, ten presente que hay una enorme cantidad de chicos buenos en el trabajo o cerca de casa a quienes les encantaría conocerte. Si buscas un nivel de compromiso que un chico no puede ofrecerte, entonces tendrás que buscar en otro lado para conseguirlo. En vez de sospechar de los chicos que verdaderamente quieran conocerte más sin perseguirte, dale la oportunidad al próximo y observa lo que sucede. Podrías llevarte una grata sorpresa.
    • Pregúntate qué te da tanto miedo de los chicos buenos. ¿Crees que serán demasiado aburridos, demasiado sinceros o serios? Dale la oportunidad a uno y quizá veas que tus expectativas cambiarán.

Consejos

  • Algunos chicos malos suelen ser muy reservados al principio. Parecen distantes y no hablarán primordialmente de sus problemas en casa o de sus problemas familiares. Si observas que un chico empieza a decirte cosas que ninguno de sus amigos sabe, habrás llegado a cierto nivel de confianza y se sentirá a gusto compartiendo información personal contigo.
  • Recuerda que no todos son iguales y que por lo general su pasado explica por qué se comportan así. Si tu chico es demasiado frío y no lo entiendes, alguien podría haberlo herido en el pasado. Hagas lo que hagas, no lo presiones, dale su espacio.
  • Cuando lo apuñales, no habrá vuelta atrás: para estos chicos es difícil confiar en alguien, así que no te aproveches de lo que te haya confesado. Será importante que asimiles que para él serás una persona de confianza.
  • Sé tú misma.
  • No se la hagas tan fácil, es decir, si te toca de alguna manera sexual (como un pellizco en el trasero o en el seno), da un paso atrás y míralo directamente a los ojos.
  • Este tipo de chicos son los mejores oyentes, sobre todo a la hora de pedir consejos. También depende de la edad, pero si un chico es dos años mayor que tú, por ejemplo, quizá te pueda aconsejar sobre cómo llevar las relaciones con los amigos, los familiares, con un ex novio o te pueda ayudar con los problemas que tengas con tu novio actual.
  • Algunos solo querrán estar contigo para tener relaciones sexuales, así que no te dejes pisotear.
  • Los “chicos malos” suelen vestirse de colores oscuros como negro, azul marino, quizá gris y siempre tienen algún accesorio de cuero. No te dejes intimidar por eso, porque muchos de ellos suelen ser juguetones, incluso algunos podrían anhelar tener la atención de los demás y la obtendrán siendo infantiles o tercos. Algunas lo encuentran sumamente atractivo, pero a otras les parece totalmente extraño.
  • La desventaja de todo ello es que si te abres demasiado y le haces creer que te gusta otra persona, podría percibir el mensaje equivocado y alejarse de ti.

Advertencias

  • A veces tendrán una mala actitud. Si discutes con un chico malo, no lo desafíes en ese momento, ¡sino la discusión nunca se acabará ! Tan solo retírate y verás que mayormente te pedirá disculpas.
  • Si te habla de otras chicas, podría no verte como quisieras.
  • Hacen honor a su título de “chico malo” y podrían causarte un poco de problemas si es que es un verdadero agitador o un gánster.
  • Podrían ser difíciles, pero te amarán.
  • Hacen un poco de drama, pero les encanta.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página