Cómo pararse de cabeza

Pararse de cabeza es divertido y requiere de menos flexibilidad y habilidades gimnásticas que otras acrobacias, como hacer volteretas hacia atrás, hacer maromas hacia atrás o caminar de manos. Si bien es cierto que pararse de cabeza suele hacerse en las prácticas meditativas, también puede ser un truco divertido en una fiesta. Si eres nuevo en esto, hay algunos métodos fáciles para tratar de levantarte y lograrlo.

Acomodarse para pararse de cabeza

  1. Posiciona la colchoneta. Puedes utilizar una colchoneta de yoga o de gimnasia, pero debes conseguir una que te brinde apoyo a la cabeza y al cuello y amortiguación necesaria para tener comodidad. Pon la colchoneta en frente de ti.
    • Si eres principiante en aprender a pararte de cabeza, puedes colocar la colchoneta contra la base de una pared y practicarlo con el apoyo de dicha pared.
    • Practicar pararse de cabeza contra una pared te ayudará a descifrar las áreas diferentes en tu cuerpo que tienes que flexionar o equilibrar para mantenerte en esta posición.
  2. Posiciona tu cuerpo como si fuera una mesa. Arrodíllate en la colchoneta. Coloca las manos en frente de ti y encima de la colchoneta de modo que te apoyes en las rodillas y manos. De esta forma, debes de verte como una mesa.
    • Las manos deben alinearse con los hombros y las rodillas deben alinearse con las caderas. Flexiónate y deja que tus codos yazcan encima de la colchoneta.
  3. Entrelaza los dedos y mete la cabeza. Con los codos separados a la altura de los hombros y encima de la colchoneta, junta las manos y entrelaza los dedos. Extiende los dedos pulgares hacia el techo. Tus manos y codos deben formar un triángulo que esté a aproximadamente 12,7 centímetros (5 pulgadas) de la base de la pared. Mete el mentón hacia abajo y coloca la corona de la cabeza hacia la colchoneta. Coloca la parte posterior de la cabeza en las palmas de la mano a medida que la corona recaiga sobre la colchoneta.
    • Cambia la posición de tu cabeza según sea necesario hasta que encuentres una que sea cómoda. Siempre debes aspirar a apoyarte en la corona con las manos apoyando la parte posterior de la cabeza de modo que no tenses el cuello.
  4. Levanta las rodillas para equilibrarte con los pies. Levanta las rodillas para enderezar las piernas. El trasero debe estar en el aire y el cuerpo debe verse como una "V" invertida.
  5. Traslada los pies sobre la colchoneta. Puedes utilizar los músculos centrales para impulsar los pies hacia el resto de tu cuerpo o trasládalos lentamente por encima de la colchoneta. A medida que traslades los pies, el trasero y las caderas comenzarán a alinearse con la espalda cuando endurezcas la parte central de tu cuerpo y mantengas las caderas flexionadas.
    • Este movimiento elevará los hombros por encima de las orejas a medida que la columna vertebral se enderezca. Mantén firmes tus muñecas, manos, antebrazos y codos sobre la colchoneta.
    • Es posible que sientas que te caerás como en un salto mortal. Sin embargo, si practicas contra la pared, te apoyará y te ayudará a ganar control de modo que puedas equilibrarte.
  6. Levanta las piernas. Junta las rodillas con tus axilas. En este punto, debes estar sobre la punta de tus pies. Tensa la parte central de tu cuerpo y libera la punta de tus pies de la colchoneta. Lleva tus rodillas flexionadas hacia el pecho y utiliza los músculos centrales para tratar lentamente de levantarlas y extender las piernas rectamente hacia arriba.
    • Si practicas contra la pared, puedes flexionar las rodillas para elevarlas y colocar los pies en la pared.
  7. Desciende. Mantente parado de cabeza todo el tiempo que puedas cómodamente. Cuando estés listo para descender, flexiona las rodillas y baja las piernas juntas hacia la posición en cuclillas que tenías con las piernas en frente del pecho.
    • Desde este punto, vuelve a poner la punta de los pies sobre la colchoneta, desliza los pies y pasa a la posición estirada de la "postura del niño". Coloca el trasero sobre los talones y extiende los brazos hacia afuera y en frente de ti mientras mantienes las manos sobre el suelo.
    • Mantén este estiramiento por al menos un minuto de modo que tu cuerpo pueda adaptar lentamente su flujo sanguíneo.
    • Considera hacer algunos círculos con el cuello en diferentes direcciones para aliviar la tensión en esta zona.

Impulsarse con las piernas para pararse de cabeza

  1. Posiciona la colchoneta. Puedes utilizar una colchoneta de yoga o de gimnasia. De cualquier forma, debes conseguir una que te brinde apoyo mientras intentas pararte de cabeza. Pon la colchoneta de yoga o de gimnasia en frente de ti.
    • Si no te sientes con mucha seguridad para practicar pararte de cabeza libremente, puedes colocar la colchoneta contra una pared. Si nunca has intentado pararse de cabeza, debes hacer tu primera práctica contra una pared.
    • Practicar contra la pared te ayudará a encontrar el equilibrio inicial y la fuerza necesaria para mantenerte parado de cabeza.
  2. Posiciona tu cuerpo como una mesa. Arrodíllate en la colchoneta. Coloca la parte superior de tu cuerpo en la colchoneta de modo que las manos estén en frente de ti. Tu cuerpo debe verse ahora como una mesa, con las rodillas alineadas con las caderas y tus manos separadas a la altura de los hombros. Coloca los codos abajo para que se apoyen en la colchoneta.
  3. Entrelaza los dedos y mete la cabeza. Con los codos separados a la altura de los hombros y encima de la colchoneta, junta las manos y entrelaza los dedos. Extiende los dedos pulgares hacia el techo. Tus manos y codos deben formar un pequeño triángulo que esté a aproximadamente 12,7 centímetros (5 pulgadas) de la pared. Mete el mentón y lleva la cabeza hacia la colchoneta. Coloca la parte posterior de la cabeza en las palmas de la mano mientras que la corona de la cabeza debe tocar el suelo.
    • Adapta la posición de la cabeza hasta que encuentres comodidad y estabilidad. No querrás poner mucha tensión sobre la cabeza y el cuello al dejar a la frente apoyarse sobre la colchoneta.
  4. Levanta las rodillas para equilibrarte con los pies. Mete la punta de los pies de modo que ella e incluso las plantas toquen la colchoneta. Levanta las rodillas de la colchoneta para enderezar las piernas.
    • Tu cuerpo debe verse como una "V" invertida.
  5. Traslada los pies sobre la colchoneta. Utiliza la punta de los pies para trasladarlos lentamente por la colchoneta y hacia el resto de tu cuerpo. A medida que trasladas los pies, el trasero comenzará a levantarse y alinearse con la espalda. Esto enderezará la columna vertebral y levantará los hombros por encima de las orejas. Mantén firmes tus muñecas, manos, antebrazos y codos sobre la colchoneta.
    • Comenzarás a sentir menos peso de parte de las piernas a medida que las trasladas hacia tu cuerpo. Este es el momento en el que los músculos centrales rígidos resultan ser útiles. Ellos levantarán las piernas y mantendrán el cuerpo arriba cuando te pares de cabeza.
  6. Levanta las piernas. Cuando el cuerpo esté alineado y las piernas se sientan más ligeras, tensa los músculos centrales y levanta lentamente una de las piernas. A medida que levantes una de las piernas, mantén la otra cerca del suelo para encontrar primero el equilibrio. Cuando una pierna esté en el aire, da un pequeño brinco con la otra y trata de enderezar ambas piernas tanto como sea posible. Esto requerirá de mucha fuerza de parte de los músculos centrales abdominales. Utiliza la parte central del cuerpo para levantar las piernas y utiliza los brazos para apoyar y estabilizar el cuerpo.
    • Fíjate en la alineación del cuerpo al decir tu nombre. Si estás de forma alineada, podrás decirlo claramente de la manera en que lo haces normalmente. De lo contrario, es posible que no estés correctamente en alineación y debas dejar de pararte de cabeza.
    • Si practicas contra una pared, coloca la primera pierna levantada contra ella. A medida que encuentres el equilibrio, levanta la otra para que se encuentre con la anterior. La pared te dará apoyo a medida que ganes estabilidad.
  7. Desciende. Mantente parado de cabeza todo el tiempo que puedas cómodamente. Esto podría ser entre algunos segundos o algunos minutos. Cuando estés listo para descender, separa los pies y equilíbrate lentamente para bajar una de las piernas sobre el suelo. Cuando tu pie toque el suelo (o esté en camino), baja la otra pierna y colócala sobre el suelo.
    • Cuando estés de vuelta sobre la colchoneta con la cabeza apoyándose entre las manos, endereza los brazos y coloca el trasero sobre los talones.
    • Extiende y estira la parte superior del cuerpo para relajarte y dejar que la sangre en el cuerpo circule y se aleje de la zona de la cabeza. En el yoga, esto se suele conocer como la "postura del niño". Trata de mantenerte así por un minuto para que tu cuerpo pueda reacomodarse y relajarse.
    • Considera hacer algunos círculos con el cuello de manera suave después de pararte de cabeza. Esto puede ayudar a prevenir la rigidez y la tensión después de pararte de cabeza.
    • Si te paras muy rápidamente después de pararte de cabeza, podrías experimentar mareos e incluso te podrías desmayar.

Consejos

  • Pararse de cabeza requiere de un poco de fuerza del abdomen y de los brazos. Trata de fortalecer estos músculos para incrementar el tiempo que permanezcas parado de cabeza.
  • Métete la camiseta dentro de los pantalones cuando intentes pararte de cabeza.
  • Trata de caer sobre los pies, en vez de hacerlo sobre la espalda. Si sientes que estás a punto de caerte, entonces trata de hacerlo en forma de puente o dobla la espalda de modo que caigas más como en un salto mortal.
  • Las colchonetas de gimnasia son excelentes. El césped o una alfombra suaves también son unos cojines aceptables.

Advertencias

  • Mantén el cuello recto. Si comienza a dolerte, ¡detente!
  • Si nunca has intentado pararte de cabeza o cualquier otro tipo de gimnasia, cuenta con un "supervisor" cuando lo hagas. Haz que un amigo se pare en frente de ti para que no te caigas sobre la espalda.
  • Asegúrate de que el área de práctica esté despejada y no haya obstáculos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página