Cómo hacer un silbato de madera de sauce

Con tan sólo una navaja de bolsillo y una rama pequeña puedes fabricar de la forma más sencilla un silbato de la vieja escuela, hecho 100% de madera de sauce. ¡Inténtalo!

Pasos

  1. Encuentra una rama pequeña de sauce que no tenga más ramitas secundarias. Debe tener menos de 3 cm de grueso y la corteza todavía verde. En cuanto al largo, unos 20 cm pueden funcionar muy bien. La rama ideal debe ser recta, redonda y sin protuberancias, y de esta manera se convertirá en un silbato de forma perfecta.
    • Si no puedes encontrar una rama que tenga la longitud adecuada, puedes usar una rama más larga y recortar de ella los 20 cm que piensas usar. Si tampoco encuentras una rama por completo limpia, también puedes recortar las ramitas laterales que llegue a tener (aunque tal vez te haga falta un cuchillo más filoso).
  2. Divide tu rama en cuatro partes, haz una marca a la altura de la primera, y talla en la madera una pequeña incisión.
  3. Ahora talla un aro alrededor de toda la rama unos 5 centímetros más adelante de la incisión. Hazlo con cuidado para cortar con tu navaja sólo la corteza y no afectar la madera del centro.
  4. Ahora tienes que desprender la corteza, desde la marca circular que tallaste hasta el extremo donde se posarán los labios. Humedece la rama en toda esta sección y dale golpecitos con el mango de tu navaja para que se afloje la corteza. Ahora con mucho cuidado jala y gira la corteza intentando desprenderla. Intenta no romper ni desgarrar ninguna parte de la corteza porque necesita volver a colocarse encima de la madera más tarde. Cuando la hayas desprendido, sumerge el cilindro de corteza hueca en un vaso con agua para mantenerla húmeda hasta que la utilices de nuevo.
  5. Haz más profunda la extensión y extiéndela hacia el extremo de la rama que todavía está cubierto por corteza, ligeramente inclinada hacia arriba. La longitud y la profundidad con la que talles este desnivel en la madera determinará el tono de tu silbato.
  6. Corta una franja delgada de madera en el extremo superior de la incisión para hacerlo liso a diferencia del extremo inclinado que apunta a la sección inferior todavía con corteza.
  7. Vuelve a colocar la corteza en su lugar. Sumergir antes durante un rato el extremo pelado de tu rama de sauce en agua servirá para que la corteza se deslice bien sobre la madera húmeda. ¡Ahora sopla por la boquilla y prueba tu silbato! 
  8. Listo.

Consejos

  • Un silbato de sauce ya seco puede recuperar su sonido si lo mantienes envuelto durante un tiempo en una toalla húmeda.
  • Estos pasos también funcionan con madera de tilo.

Advertencias

  • Ten cuidado al manejar tu navaja de bolsillo. Puede que sea pequeña, pero puede estar igual de afilada que cualquier cuchillo. Si eres un niño y no te sientes seguro manejándola pide la ayuda de un adulto.

Cosas que necesitarás

  • Rama de sauce de 20 cm de largo.
  • Navaja de bolsillo.
  • Agua.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página