Cómo hablar con una persona tartamuda

Si te sientes incómodo hablando con una persona que tartamudea, imagina lo que siente el tartamudo si le transmites frustración. Se estima que unos tres millones de americanos son tartamudos, de los cuales el uno por ciento son adultos y el resto niños. La tartamudez puede hacer que las personas se avergüencen al interactuar socialmente, y esto lleva a sentirse solo y a querer evitar cualquier actividad en la que sea necesario hablar.   Es importante ayudar a los tartamudos a sentirse seguros al expresarse a si mismos y que se les escuche con tanto interés como a cualquier otra persona. He aquí algunas formas para ayudarte a hablar con alguien que tartamudea.  

Pasos

  1. Comprende qué es la tartamudez. La tartamudez es un desorden del habla o de la comunicación. El discurso se interrumpe en varios puntos, como el comienzo, la mitad, o durante intervalos varios durante la conversación. También puede venir acompañado de movimientos faciales como temblor de labios o mandíbula, pestañeo rápido, u otros movimientos faciales como parte del hablar. La tartamudez tiene causas neurológicas, genéticas y de desarrollo, a pesar de que los mecanismos precisos que se esconden tras la tartamudez aún se desconocen.
    • Algunas situaciones pueden empeorar o disparar la tartamudez, como estar en público, hablar frente a personas, hablar por el teléfono, etc.
  2. Habla con la persona que tartamudea normalmente. A menos que tengan un problema de sordera, no hay necesidad de subir la voz o ralentizar tu discurso.
    • Mantén el contacto visual. No hace falta mirar fijamente, o de evitar su mirada.
    • No te avergüences. Si no estás acostumbrado a hablar con alguien que tartamudea, puede que sea una sorpresa la primera vez. Pero la vergüenza no dura mucho, piensa que el tartamudo tiene que enfrentarse con este tipo de reacciones a menudo. Se consciente de que tus expresiones faciales te traicionarán y de que mostrarán la sorpresa y la vergüenza; si crees que esto ha ocurrido, simplemente discúlpate brevemente y pídeles que sigan hablando.
    • No asumas que un tartamudo es tímido, nervioso o que tiene alguna discapacidad. Sus habilidades mentales están en perfecto estado. Y no actúes de forma súper encantadora y antinatural; simplemente se tú mismo cuando estés con ellos.
    • Relájate. Cuanto más relajado estés, más se relajará la persona tartamuda en tu presencia y se sentirá menos ansioso.
  3. Escucha con atención. Concéntrate en el contenido, no en la forma. Asegúrate de que tu lenguaje corporal refleja tu interés. No te pongas de lado, cruces tus brazos o juegues con aburrimiento con tu ropa.
    • Usa técnicas de escucha activa, con las que el tartamudo se sienta animado a seguir hablando por tu interés genuino. Es interesante cómo algunos tartamudos son capaces de hablar con sus mascotas sin tartamudear; puede deberse a que las mascotas no tienen capacidad de juzgar.
  4. Se paciente. Si estás acostumbrado a hablar deprisa, o tu capacidad de escuchar deja mucho que desear, puede que sea tentador intentar que el tartamudo hable más deprisa y que termine rápido lo que está diciendo. Sin embargo, esto no es sólo grosero, sino que además incrementará la sensación del tartamudo de que la gente no desea escucharle o que simplemente quieren “sacarle las palabras de la boca”.
    • No interrumpas o descartes lo que están intentando decir. Déjales terminar antes de que te toque hablar.
    • Resiste el deseo de sugerir al tartamudo que hable despacio o que se relaje. Esto aumentará la ansiedad de la situación y además es degradante. Si crees que estar calmado y relajado puede ayudar, se tú mismo y esto fijará el tono para el resto de la conversación.
    • No intentes terminar sus frases o rellenar palabras por ellos. Esto puede ser tentador pero es un signo de impaciencia y el tartamudo sabe qué es lo que quiere decir, sólo que le cuesta más llegar a ello. También es una suposición un poco peligrosa, y puede dar la sensación de que tienes prisa.
  5. Habla si no has entendido lo que se ha dicho. Tener timidez o duda no mejorará el flujo de la conversación. Intenta olvidar la sensación de incomodidad para explicar que no has entendido algo. Agradecerán tu sinceridad.
    • Siéntete cómodo al preguntar sobre la tartamudez, siempre y cuando lo hagas desde el respeto y con genuino interés, la mayoría se los tartamudos estarán felices de responder a tus preguntas. Puede ser una buena oportunidad para ellos de hablar abiertamente sobre su experiencia.
  6. Habla con un niño tartamudo de una forma compasiva. La mayoría de los tartamudos son niños, así que es importante hablar con ellos con la misma atención que lo haríamos con un adulto, ya que también necesitan sentirse queridos y apreciados. Algunas de las cosas que es necesario recordar:
    • No les apresures. Siéntate y escúchales. Evita completar sus frases.
    • Evita criticar la tartamudez, o hacerlo algo negativo.
    • Si te preocupa la reacción de otros adultos ante la tartamudez del niño, habla con ellos a parte y coméntales que deben estar relajados al hablar con el niño.
    • Se honesto con ellos sobre la tartamudez y hazles saber que les quieres tal y como son.
  7. Apóyales. Si tienes a un amigo, hermano o a algún ser querido que tartamudea, conviértete en su apoyo cuando tienen que hablar en público. Ayúdales a sentirse cómodos hablando en público.

Consejos

  • Muchos niños que sufren tartamudez la superar en la edad adulta. Los niños son tres veces más propensos a la tartamudez que las niñas.
  • Los niños que tartamudean son a menudo el objetivo de los abusones, así que defiéndelos. Informa a las autoridades del colegio si esto está pasando, y enseña a tu hijo a cómo defenderse.
  • Si te llama alguien que tartamudea, no te sorprendas si al comenzar a hablar sólo emiten sonidos. Espera a que comiencen a hablar.
  • Algunos tartamudos famosos de la historia fueron Winston Churchill, Marilyn Monroe, Jimmy Stewart, Bruce Willis, Carly Simon, etc.

Advertencias

  • Resiste el deseo de hacer a un niño todas las palabras que tartamudea una y otra vez.  Esto no resultará ser productivo y le creará tensión e infelicidad.
  • Nunca, pero nunca le digas a esa persona frases impositivas como por ejemplo ¡Respóndeme! No te quedes diciendo te...te...te... . Esto puede ocasionarle baja autoestima. Muchísimo menos se te ocurra burlarte de esa persona. Tampoco permitas que se burlen. Si es un niño, enséñale a los demás niños que reírse o burlarse de esta condición es una falta de educación.

Cosas que necesitarás

  • Información sobre el tartamudeo (opcional)
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página