Cómo aprender Muay Thai

El Muay Thai es un estilo de artes marciales muy antiguo, que data del siglo XV en Tailandia. Aunque los combates de Muay Thai en siglos pasados a menudo eran brutales, en la actualidad el Muay Thai tiene un réferi que lleva un registro de puntos y los peleadores usan un equipo de protección para minimizar el daño que se causan mutuamente. Sin embargo, el Muay thai es un deporte de ritmo rápido y potencialmente peligroso, por lo que, el hecho de aprender correctamente las formas y técnicas necesarias, es vital para cualquier persona que considere participar en un combate corto.

Aprender las posturas y posiciones básicas

  1. Perfecciona tu postura de combate. La postura de combate es crucial para mantener el equilibrio adecuado mientras practicas Muay Thai. Además, una buena postura te ayudará a protegerte mientras le das los golpes más fuertes que puedas a tu oponente. La flexibilidad es importante en una buena postura de combate, así que debes asegurarte de haber calentado adecuadamente antes de empezar.
    • Separa los pies hasta alcanzar una distancia intermedia entre el ancho de tus caderas y hombros, con las rodillas ligeramente flexionadas. Mantén el pie dominante ligeramente detrás de ti para que tengas más impulso al patear con ese pie.
    • Tensa un poco los músculos abdominales (pero no exageres). No querrás que tus abdominales estén tan tensos que terminen restringiendo tu respiración o tu movimiento, pero debes tensarlos un poco en caso de que tu oponente te golpee en el estómago.
    • Protégete la cara con el puño de la mano dominante, pero mantenlo listo para atacar, y pon el puño de la mano no dominante ligeramente delante de ti o a la altura de tu nariz.
    • Lleva tu barbilla hacia abajo, en dirección a tu clavícula, y mantenla allí. Esto te dará un poco de protección contra una fractura en la nariz o un ojo morado.
    • Muévete y trata de cambiar el ritmo o la cadencia de tus movimientos de manera periódica. El objetivo es asegurarte de que tu oponente no pueda predecir cuál será tu siguiente movimiento.
  2. Aprende cómo lanzar un puñetazo correctamente. Si nunca has tenido una experiencia de boxeo o lucha, tal vez no sepas cómo lanzar un puñetazo de forma correcta. Es necesario adoptar una buena forma, ya que un puñetazo descuidado podría terminar perjudicándote mucho. Un golpe bien ejecutado debe moverse desde el hombro hasta el puño a medida que hace contacto.
    • Mantén el puño flojo, pero deja que tu mano y tu brazo se relajen un poco antes de lanzar el puñetazo. Trata de mantener también los hombros sueltos.
    • Cuando vayas a lanzar el puñetazo, aprieta el puño. Asegúrate de que tu pulgar no esté envuelto en los otros dedos o lo más probable será que se rompa al lanzar el golpe.
    • Exhala bruscamente al iniciar el golpe y gira el torso, de tal manera que toda la parte superior de tu cuerpo se mueva detrás de tu puño.
    • Si golpeas a tu oponente de frente, gira el puño para hacerlo con los nudillos horizontales en relación con el cuerpo de tu oponente (deben estar paralelos al suelo). No obstante, si vas a lanzar un gancho de lado, está bien mantener los nudillos verticales.
    • No extiendas demasiado el golpe ni te quedes descubierto para permitir un contraataque. Retira el brazo hacia atrás inmediatamente después de que el puñetazo haya hecho contacto, de modo que puedas bloquear un ataque o prepararte para tu próximo golpe.
  3. Practica una patada giratoria. Las patadas giratorias son una parte importante del Muay Thai. Durante el combate se utilizan los puños, las rodillas y los pies, por lo que es importante que ejercites todos los grupos musculares importantes y practiques mucho tus golpes.
    • Pon tu peso sobre el pie que permanecerá firme en el suelo. Da un paso hacia afuera en un ángulo de unos 45 grados mientras te preparas para dar la patada y usa el pie dominante para efectuar la maniobra.
    • Voltea hacia tu objetivo, de modo que tengas más inercia detrás de la patada.
    • Inclina el hombro para añadir protección extra a tu cara. Lo último que quieres es darle a tu oponente la oportunidad de darte un golpe en la cabeza mientras tratas de ejecutar un movimiento.

Desarrollar una técnica de combate

  1. Aprende a entrenar con un oponente. Practicar con otra persona es muy diferente a desarrollar tu técnica por tu cuenta o a ejercitar con un saco de boxeo. Aunque muchos estudiantes podrían sentirse intimidados, es importante mantener la calma y relajarse. La mejor manera de prepararte para un combate de entrenamiento uno contra uno es concentrarte en los movimientos básicos y recordar que debes mantenerte en guardia para bloquear un contraataque.
    • El mejor momento para golpear a tu oponente es cuando te golpea, es decir, cuando no lo espera (cambiando tu ritmo, por ejemplo), o cuando estés en un ángulo que sería difícil de bloquear para tu oponente.
    • Recuerda usar la mano no dominante para lanzar un jab corto y brusco. Esto ayuda a preparar el golpe más fuerte con la mano dominante y también puede confundir o intimidar a tu oponente.
    • No te concentres tanto en la velocidad, ya que un golpe rápido a menudo no lleva la fuerza de todo el cuerpo, algo que sí tiene un golpe más lento. Trabaja en tu forma y en lanzar el golpe más fuerte y poderoso que puedas.
  2. Practica algunas técnicas de Muay Thai. Existen muchas técnicas de Muay Thai y dominarlas todas te tomaría muchos años. No obstante, hasta un principiante puede ser capaz de incorporar algunas técnicas tradicionales en su entrenamiento y usarlas para luego, a partir de ellas, desarrollar sus habilidades aún más.
    • Kao Dode (rodillazo con salto), consiste en saltar sobre una pierna y, después, utilizar la rodilla de esa pierna para darle a tu oponente un rodillazo directo.
    • Kao Loi (rodillazo volador), consiste en dar un paso adelante, empezar a saltar sobre una pierna como si fueses a utilizar la rodilla o el pie de esa pierna, y luego cambiar de pierna en el aire para lanzar un rodillazo.
    • Kao Tono (rodillazo recto), consiste en golpear con la rodilla recta y hacia arriba, cerca del oponente.
    • Kao Noi (rodillazo corto), consiste en utilizar la rodilla, en un combate cuerpo a cuerpo, para golpear la parte superior del muslo (pero no la ingle) de tu oponente para agotarlo. También puedes utilizarlo para bloquear una patada o un rodillazo de tu oponente.
  3. Combina los diversos movimientos para agotar a tu oponente. En una situación de combate real, tendrás que moverte rápido e incluir muchos movimientos distintos con mucha rapidez. Debes concentrarte más en la fuerza y la forma que en la velocidad, pero a medida que avanzas puedes trabajar para convertirte en un luchador más hábil con tiempos de respuesta más rápidos. También debes pensar en tu oponente como si fuese una nuez que está protegida por una cáscara dura. Tienes que romper la cubierta exterior (lanzando golpes a los brazos y piernas de tu oponente) antes de que puedas llegar a la nuez (que en esta metáfora hace referencia a lograr una proximidad directa para golpear al oponente en la cabeza o el abdomen).
    • Esquivar un golpe y contraatacar a tu oponente funciona bien al comienzo de un combate, pero te puede cansar rápidamente.
    • A medida que el combate avanza, tendrás que dedicarle menos tiempo a moverte y concentrar tu energía en bloquear los ataques directos de tu oponente, para así encontrar una oportunidad de romper su bloqueo.
    • Muévete hacia adelante mientras peleas con tu oponente. Esto lo pondrá a la defensiva, lo cual también te puede dar más impulso a medida que te preparas para lanzar un golpe directo.
  4. Considera entrenar con un profesional. Entrenar por tu cuenta es un buen inicio y pelear con un amigo o compañero de entrenamiento es el pago siguiente más acertado. No obstante, si quieres convertirte en un experto en Muay Thai, es posible que desees trabajar con un entrenador que tenga amplia experiencia en las artes marciales. Un entrenador puede ayudarte a descubrir tus debilidades, perfeccionar tu técnica y llevar tu entrenamiento al siguiente nivel.
    • Puedes encontrar entrenadores de Muay Thai y gimnasios en tu localidad si buscas en línea o en una guía telefónica local.
    • Recuerda que convertirte en un experto en Muay Thai toma tiempo, así como cualquier otra habilidad que quieras aprender. Sé paciente y, si decides practicar con un entrenador, sigue sus consejos sobre cómo mejorar tu postura, tu técnica y tu forma.

Calentar antes de una sesión de entrenamiento

  1. Estira los músculos. Estirar es importante antes de empezar cualquier tipo de actividad física. Las artes marciales requieren músculos y articulaciones flexibles, ya que es muy fácil desgarrarte o estirarte un músculo si no tienes cuidado. Pasa por lo menos 10 minutos estirando cada grupo muscular que vas a utilizar ese día antes de pasar a cualquier otra rutina de calentamiento.
    • Prueba hacer un estiramiento giratorio del abdomen. Recuéstate boca abajo, manteniendo tus caderas en el suelo, y luego levántate estirando los brazos antes de girar un hombro (y después el otro) hacia el suelo.
    • Estira tus músculos isquiotibiales poniendo un pie en el suelo y el otro sobre una mesa u otro mueble elevado. Dobla la rodilla y baja el pecho despacio hasta la rodilla antes de cambiar de lado.
    • Otro estiramiento para los músculos isquiotibiales consiste en separar los pies hasta alcanzar el ancho de tus hombros y agacharte hacia el suelo sin doblar las rodillas. Mantén esa posición durante 10 segundos y repite el estiramiento de tres a cinco veces para maximizar tu flexibilidad.
    • Estira el aductor manteniendo un pie en el suelo (con los dedos apuntando hacia adelante) y doblando la otra pierna (con los dedos apuntando hacia afuera). Baja el cuerpo y estira los músculos de la ingle lentamente antes de cambiar de lado.
  2. Afloja las articulaciones. Tus articulaciones jugarán un papel clave en tu flexibilidad mientras practicas Muay Thai. Tendrás que ser capaz de moverte con fluidez, lo cual puede ser difícil si tus articulaciones están rígidas. Al calentar tus articulaciones, serás más flexible y ágil durante las sesiones de entrenamiento y en cualquier combate corto.
    • Calienta las rodillas, poniéndote en cuclillas, sosteniendo tus rótulas y haciéndolas girar en círculos. El objetivo es lograr de 20 a 30 giros, cambiando de dirección a mitad de camino.
    • Ejercita los tobillos parándote sobre la parte media de la planta del pie con el talón elevado y girando el tobillo unas 10 a 20 veces. Luego, cambia de lado.
    • Afloja las caderas separando los pies hasta alcanzar el ancho de tus hombros con las manos en la cintura. Tuerce las caderas en una dirección 10 veces y luego cambia a la dirección opuesta.
    • Ejercita el cuello moviendo la cabeza hacia arriba y hacia abajo, y luego, de lado a lado. Muévete lentamente y haz unas 10 a 20 repeticiones en cada dirección.
  3. Haz entrenamiento cardiovascular. El Muay Thai y otras artes marciales requieren movimientos rápidos y fuertes. Una de las mejores maneras de entrenar para el Muay Thai, que incluye calentamientos previos a las sesiones de entrenamiento, es seguir un buen régimen de ejercicio cardiovascular. Existen muchas maneras de elevar el ritmo cardíaco y aumentar tu frecuencia respiratoria, así que prueba hacer unas cuantas rutinas diferentes hasta que encuentres una que funcione bien para ti.
    • Saltar la cuerda es una excelente forma de hacer ejercicio cardiovascular. Haz dos rondas de saltos rápidos con cuerda, que duren alrededor de tres minutos cada una (seis minutos en total).
    • Sal a correr o practica carreras a toda velocidad. Puedes hacer una carrera larga (alrededor de cinco kilómetros) para quemar calorías y maximizar tu entrenamiento o hacer de 5 a 10 rondas de carreras cortas a toda velocidad, de 50 a 100 metros cada una.
    • Prueba practicar natación si tienes acceso a una piscina. La natación trabaja los principales grupos musculares y es una excelente forma de ejercicio cardiovascular.
  4. Practica boxeo de sombra. El boxeo de sombra es una gran rutina de calentamiento que te ayudará a practicar tu ritmo o cadencia, el cual es necesario para un combate real. Haz tres rondas de boxeo de sombra de tres minutos cada una (para sumar un total de nueve minutos aproximadamente) y si fuese posible trata de hacerlo delante de un espejo para que puedas observar tu forma. Simplemente asegúrate de tener suficiente espacio en todos los lados para no lastimarte ni golpear a nadie más.
    • Comienza en tu posición de combate, separando los pies por una distancia similar al ancho de tus hombros y distribuyendo tu peso en ambos pies. Párate sobre las puntas de tus pies y mantén las rodillas alineadas con la dirección a la que apunta cada pie.
    • Mantén el puño de tu mano dominante cerca de tu cara, a la altura de tu mandíbula o de tu mejilla, y coloca el otro puño un poco más adelante. Mantén los codos doblados y gíralos un poco hacia afuera, lejos de tu cuerpo.
    • Practica saltando de adelante hacia atrás y de lado a lado. Lanza puñetazos, codazos y rodillazos, y trata de mantener el equilibrio y la distribución del peso en ambos pies.

Consejos

  • Haz ejercicio y estírate tanto como sea posible. La flexibilidad y la fuerza muscular te ayudarán a convertirte en un luchador más fuerte y hábil.
  • El Muay Thai es un arte marcial muy bueno para aprender defensa personal. Si quieres entrenar por ese motivo, asegúrate de aprender formas de someter a tu oponente.

Advertencias

  • Los codazos están prohibidos en muchos gimnasios y torneos. Evita hacer estos movimientos en el cuadrilátero, a menos que tengas la certeza de que sí está permitido.
  • A menos que vayas a pelear contra otro estudiante de Muay Thai, solo debes utilizar este arte marcial en defensa propia. Las artes marciales nunca se deben usar para el abuso o la intimidación.
  • Los ataques dirigidos a la zona de la cabeza o el cuello pueden ser letales. Ten cuidado y sé conscientes del peligro, tanto para ti mismo como para tu oponente.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página