Cómo iniciar una relación con Dios

Si perteneces a una fe, llegar a conocer a Dios a través de una relación personal con Él es la mayor recompensa que puedes tener. Dios ofrece su amistad gratuita a todos, pero muchas personas la rechazan porque creen que es lo mismo que la "religión". Iniciar una relación con Dios es sencillo, como toda amistad debería ser. "Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo *unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna" (Juan 3:16). Entonces tú y tus amigos pueden saber lo suficiente para probar que Dios es real para ti y después bendecir a todo el mundo con el amor de Dios.

Pasos

  1. Lee y estudia la Biblia, así como también libros y cartas personales, todas de Dios para ti. Para llegar a conocer a Dios, debes primero escuchar lo que Él tiene para decir. Empieza desde el principio con el libro de Génesis y gradualmente lee todo hasta el final del libro de Apocalipsis. Como alternativa, podrías comenzar con el libro de Juan para entender la historia de Cristo y cómo ayudó a tu vida en Dios. Él finalizó el Plan de Salvación para que nadie se perdiera o estuviera solo, sino para que pueda caminar en una nueva vida con Cristo.
  2. Confía y cree en Dios. Sé consciente que Dios te ama con todo su ser y que Él quiere ayudarte a caminar por la vida junto a Él, en tu vida diaria y en tu espíritu.
  3. Ama a Dios y pon su voluntad antes que todo lo demás. "El mayor mandamiento en la ley es amar a Dios con todo tu corazón y toda tu alma y toda tu mente". (Mateo 22:35-38).Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos (1 Juan 5:3). Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos. El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo (1 Juan 2:3-6). Si me amáis, guardad mis mandamientos (Juan 14:15) El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre; y yo lo amaré y me manifestaré a él (Juan 14:21) Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor (Juan 15:10).
  4. Ama a tu prójimo como a ti mismo. (Levítico 19:18). Y el segundo es semejante a éste: Amaras a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas (Mateo 22:39-40). Fortalecer tu relación con los demás es fortalecer tu relación con Dios.
    • Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da. (Éxodo 20:12)
    • No matarás. (Éxodo 20:13)
    • No cometerás adulterio. (Éxodo 20:14)
    • Y no rebuscarás tu viña, ni recogerás los granos caídos de tu viña; para el pobre y para el extranjero los dejarás. (Levítico 19:10)
    • No robarás. (Levítico 19:11)
    • No engañarás. (Levítico 19:11)
    • No mentirás. (Levítico 19:11)
    • No jurarás en vano ni profanarás el nombre de Dios. (Levítico 19:12)
    • No maldecirás al sordo ni pondrás tropiezo delante del ciego. (Levítico 19:14)
    • No juzgarás injustamente, ni favoreciendo al pobre ni complaciendo al grande; con justicia juzgarás a tu prójimo. (Levítico 19:15)
    • No harás chismes ni esparcirás rumores. (Levítico 19:16)
    • No aborrecerás a tu hermano en tu corazón. (Levítico 19:17). Según Jesús, ésto es lo mismo que asesinar (Mateo 5:21-22).
    • No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo. (Levítico 19:18)
    • No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo. (Éxodo 20:17)
  5. Arrepiéntete de tus pecados, pídele perdón a Él por todos tus pecados y hazlo en serio. El arrepentimiento debe ser un lamento genuino por tus pecados y un deseo de no pecar más. Si sigues regodeándote en tus actos pecaminosos, no es un arrepentimiento genuino.
    • "Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios". (Romanos 3:23)
    • Según el Cristianismo, Jesús como Salvador es considerado un regalo de Dios y permitió que lo azotaran y lo mataran para que tú puedas recibir el consolador, que es el regalo del Espíritu Santo. "Mas porque os he dicho estas cosas, la tristeza ha llenado vuestro corazón. Pero yo os digo la verdad: os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, el Consolador no vendrá a vosotros; pero si me voy, os lo enviaré". (Juan 16:6-7, también ver Juan 14:26)
  6. Mantén un actitud de oración y agradecimiento mientras alabas a Dios y bendices a los demás todo el tiempo.
  7. Pídele a Dios que te dé el Espíritu Santo y te cambie y te moldee para ser la persona que Él quiere tu seas. Sé bautizado para el perdón de tus pecados (Hechos 2:38).
  8. Recibe el Espíritu Santo. Debes saber que cuando recibes el Espíritu Santo, serás Su hijo e irás a vivir con Él para siempre cuando dejes un día esta tierra.
  9. Comrpomete tus caminos con el Señor, confía que Él guíe tu senda y camina a través de ella. Busca que las cosas sucedan "a la manera y en el tiempo de Dios", no en la tuya. Empieza, sé paciente para aprender y servir y tu fe crecerá.
  10. Cuéntale a los demás acerca de Dios. "Busca primero el reino de Dios y todo lo demás será añadido". Pasa tiempo con Dios, piensa en Él y todas las cosas de Él, y busca Su voluntad, para cumplirla. Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder (Mateo 5:14).
  11. Renueva tu mente como Cristiano para hacer la voluntad de Dios. Romanos 12:2). Debes renovarla con la Palabra de Dios. Aparta el tiempo personal con Dios para leer la Biblia todos los días o por las noches antes de irte a la cama. Por ejemplo, lee los siguientes versículos: 2 Corintios 5:7, Juan 13:34, Juan 14:6,23,26,27, Juan 10:10, Filipenses 4:13,19, Efesios 1:3, 1 Juan 2:27, Isaías 24:3, Juan 6:27, Efesios 6:10, Hebreos 10:16-17. Medita y reflexiona sobre la palabra de Dios y ora regularmente para tener su guía en tu vida diaria.

Consejos

  • ¡Ama a Jesús!
  • A veces, Dios le habla a aquellos que lo buscan a través de su consciencia, de otras personas, de la literatura espiritual, los sermones, los predicadores o maestros.
    • Pero principalmente es a través de Su libro sagrado, así que es muy importante leerlo. Busca versículos que te provoquen una respuesta o que "salten" ante ti.
    • Todo lo demás puede ser la confirmación de lo que leíste en la Bibilia.
  • Mantén tu consciencia tranquila. Confiésate diariamente en tus oraciones.
  • Confiar y obedecer a Dios es el secreto de una vida feliz y completa.
  • Encuentra otros creyentes como tú para relacionarte con ellos.
  • Sé consistente pero no legalista acerca de las disciplinas y tareas espirituales. Ama y sirve las menores de éstas.
  • Perdona: el perdón hacia ti y hacia otros complace a Dios.
  • La gratitud es la mejor actitud y Dios te bendecirá para que seas bendición para otros.
  • Saca tiempo para reunirte con Dios a solas, regularmente.
    • Nota: pon tiempo primero en hacer cosas por Él y para otros y luego toma el tiempo para nada más que Dios. Dios debe ser siempre lo primero.
  • Aquellos que sacan tiempo para buscar a Dios, lo encontrarán en la Biblia y en su vida.
  • Pídele a Dios que te llene diariamente con Su amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fe, caballerosidad y auto-control.
    • No guardes rencor ni lleves una cuenta de lo malo.
    • Pon tu mente fuera de ti mismo y mira hacia los intereses de los demás.
  • El ciego ve con su corazón...

Advertencias

  • Siempre ama a las personas como Jesús dijo: "Lo que sea que le hagas al más pequeño de éstos, me lo haces a mi".
    • Así que no seas crítico o juicioso, ya que existe un solo juicio.
    • No eres mejor que los demás pero eres salvo a través de la gracia de Dios.
  • Ten cuidado de los movimientos de culto que se presentan como "la fuente" de la verdad pero que no están en concordancia con la palabra de Dios en la Biblia.
  • Conoce que Dios es un Dios amoroso pero también debes tener un temor de Dios (respeto).
  • Debemos respirar nuestra fe en nuestra vida, ya que la "fe sin obras es muerta" (Santiago 2:20). Enriquecer tu fe con la gracia profundiza tu relación con Dios así como con los demás a tu alrededor, ya que "por obras la fe fue fecha perfecta" (Santiago 2:22), pero "sin fe es imposible agradar a Dios" (Hebreos 11:6). Así que le ponemos pies a la fe para salir de nuestros dominios y entrar al mundo.
  • Los cristianos siempre deben seguir a Dios. Si no, deberían hacerlo. E intentar glorificar y honrar a Dios y sus creencias valiosas, cuando tienen que ver con el Evangelio de Jesucristo tal como se presenta en la Biblia.
  • Sé consciente que existen muchas opciones de servicio a los demás que Dios dice que se hacen para Él y por Él.
    • Si te estás convirtiendo y aceptando a Dios y la fe por primera vez, haz una simple investigación.
    • Asegúrate que eliges la fe que mejor refleja tu entendimiento de la Biblia, el espíritu de la verdad y a Dios.
  • Trata de entender el contexto y utiliza el cerebro. No supongas que lo entiendes. Ésto podría llevar a confundir el manual que Dios que dejó para que uses. Además, busca pasajes similares para que tu comprensión de la Biblia sea mejor, no simplemente una cita.
  • Ten cuidado de esos que pueden hacer señales o maravillas, si te anuncian una señal y llega a cumplirse, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles (Deuteronomio 13:1-5). Niégate a escuchar a alguien que te enseña lo contrario a la Biblia, incluso si la persona hace grandes señales y milagros.
  • Usa el discernimiento para elegir una iglesia para asistir. Una iglesia que enfatiza las enseñanzas de la Biblia e interpreta la Biblia como la ven sus líderes, encaja bien. Una que se enfoca en las ganancias y las políticas o una que asegura ser la única iglesia verdadera mientras demoniza a otras iglesias, puede que no sea la indicada para asistir.
  • Según el Islam, obedecer a Dios y vivir una vida justa te protegerá del infierno. El Cristianismo dice que "por gracia has sido salvo a través de la fe. Y esto no de vosotros, pues es don de Dios". (En Jesucristo) "no por las obras, para que nadie se gloríe" (Efesios 2:8-9). Llegas al Cielo sólo por gracia de Dios, no por ganártela. De hecho, tu fe y la gracia de Dios son regales de Dios, no por nuestro poder o por acciones es que el cielo se abre para nosotros, pero no solamente puedes creer para alcanzarlo.
  • "Una generación adúltera busca una señal". Aparentemente no tienen fe y "necesitan" una señal.
    • Sin embargo, Jesús le dijo a los creyentes: "17 Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán en lenguas ... 20 Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían. " (San Marcos 16:17-20)
    • Dios es más grande que las señales y las maravillas. Por eso se requiere de fe para conocer a Dios y Él recompensará a aquellos que lo buscan.
    • Él puede hacer señales pero no dejes que tu fe falle por la falta de milagros increíbles.

Cosas que necesitarás

  • Una Biblia (cualquier versión). Sólo una que sea fácil de leer para ti.
  • Un cuaderno y un lapicero para mantener un diario.
  • Un lugar tranquilo. Algún lugar para estar a solar con Dios.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página