Cómo publicar un libro

Publicar un libro puede parecer más intimidante que escribirlo. Para publicar un libro tienes que asegurarte que esté lo mejor posible antes de presentárselo a los representantes o editores. Publicar el libro requerirá de mucha investigación, perseverancia y paciencia, pero valdrá la pena verlo impreso. Si quieres saber cómo publicar un libro, solo sigue estos pasos sencillos.

Prepara el libro para publicarlo

  1. Reconoce si tienes que preparar un manuscrito o una propuesta. Los escritores de ficción tienen que preparar un manuscrito completo, mientras que los escritores de literatura no ficticia tienen que escribir una propuesta del libro sólida. Conocer qué tienes que escribir te ahorrará tiempo y demostrarás ser más profesional cuando le presentes tu trabajo al mundo.
    • Muchos escritores de ficción intentan publicar sus libros antes de haber terminado el manuscrito, lo que resulta en vano. Si eres un escritor experto que trabaja con un agente literario, entonces escribir algunos capítulos, o incluso una propuesta, hará que consigas un contrato, pero la mayoría de las personas que se inician en el negocio de la literatura ficticia tienen que tener el libro 100% terminado antes de avanzar hacia la publicación.
    • Si escribes sobre no ficción, primero necesitas tener una propuesta del libro completa. Por ejemplo, si estás escribiendo un libro de cocina o de fitness (aptitud física), tienes que concentrarte en la propuesta. Si estás trabajando en una literatura más no ficticia, tienes que crear más capítulos de muestra, o incluso un manuscrito completo en algunos casos.
    • Si determinaste que solo necesitas una propuesta para el tipo de no ficción que estás escribiendo, entonces continúa con el paso 6 y decide si quieres contratar a un agente literario o ir directamente a la editorial.
    • Si escribes un libro de texto académico, continúa leyendo la última sección y aprende a publicar el libro contactando directamente al editor.
  2. Revisa el libro. Revisar el libro puede ser más complicado que terminarlo. Una vez que hayas escrito un borrador sólido, ya sea una novela histórica o un libro de suspenso, necesitas revisarlo para que esté lo mejor posible antes de presentárselo a un agente o un editor. A continuación, encontrarás algunas cosas que tienes que hacer a medida que revisas el libro:
    • Asegúrate de que el libro sea lo más atractivo posible. Aunque no todos los libros son novelas de espías o historias adictivas, asegúrate de que los lectores queden atrapados desde el inicio y que siempre tengan un motivo para continuar leyendo.
    • Elimina cualquier palabrería o exceso. Muchos agentes mencionan que es raro que acepten el libro de un novelista principiante si contiene más de 100.000 palabras.
    • Verifica que te entiendan. Sin importar si escribes una novela romántica o ciencia ficción, tienes que controlar que alcanzaste tu objetivo y comunicaste el mensaje al final del libro.
    • Asegúrate de que tus pensamientos sean lo más claros posibles. Tus ideas quizá sean claras para ti, pero ¿confunden al lector promedio? Por supuesto, quizá el libro esté destinado para cierta audiencia, pero los miembros de esa audiencia (por ejemplo, estudiantes universitarios o enfermeras) tienen que ser capaces de entender claramente tus pensamientos.
  3. Consigue una opinión del libro. Una vez que pienses que realmente terminaste, es importante recibir una opinión sobre el libro para saber si está listo para ser publicado. Es posible que sientas que está totalmente perfecto, pero casi siempre se puede mejorar. Por lo tanto, es mejor que un compañero escritor o un profesional confiable te dé su opinión a que un agente o un editor lo rechace. Si pides una opinión demasiado temprano durante el proceso de borrador, es posible que te sientas reprimido, así que asegúrate de sentir que el libro está listo antes de pedir ayuda. A continuación encontrarás algunas maneras de recibir una opinión sobre el libro:
    • Pregúntale a un escritor colega. Un amigo que sepa cómo escribir tendrá una mejor perspectiva sobre qué funciona, y qué no, en un libro.
    • Pregúntale a un lector voraz. Alguien que lea mucho será capaz de decirte si tu libro es cautivador o si se durmió luego del primer capítulo.
    • Pregúntale a quien que conozca sobre el tema. Si escribes un libro no ficticio sobre algo en particular, como negocios, ciencia o cocina, pregúntale a un experto en el área para saber si realmente conoces sobre el tema.
    • Envía el trabajo a un taller de escritura. Si tienes un taller de escritura informal con amigos o asistes a una conferencia de escritura, enviar un capítulo de tu trabajo a un taller puede proporcionarte una comprensión de las distintas perspectivas a la vez.
    • Si te encuentras en un programa de escritura creativa de la maestría en artes (M.A.) o la maestría en bellas artes (M.F.A.), puedes encontrar muchas más personas a las que les puedes pedir opinión, ya sean compañeros de clase o profesores.
    • Encuentra un editor respetable y pídele que realice una evaluación del manuscrito. Esto puede ser muy costoso, pero preguntarle a la persona apropiada puede ayudarte a saber si el libro está listo.
    • Recuerda tomar la opinión con escepticismo. No todos se enamorarán del libro y está bien. Por ello, es importante recibir una opinión constructiva de personas confiables, pero ten en cuenta que no te beneficiarás de todas ellas. Recibir una buena opinión implica saber a quién preguntarle.
  4. Revisa aún más el libro si es necesario. Revisa el libro según los comentarios que recibiste; no lo lamentarás. Tómate el tiempo necesario para absorber las opiniones y luego ponte a trabajar.
    • Aunque la revisión debe llevarte por un buen camino, tienes que pedir más opiniones para asegurarte que mejoraste el borrador.
    • Luego de revisar el manuscrito de nuevo, déjalo a un lado durante unas semanas, o incluso un mes. Luego, agárralo de nuevo y léelo con otra mirada para comprobar si se encuentra en su mejor estado.
    • Por último, corrige el estilo. Luego de ocuparte de los grandes aspectos, verifica que el manuscrito no contenga errores gramaticales y de puntuación, ya que lo harán lucir poco profesional y evitarán que los lectores aprecien el trabajo duro.
  5. Prepara el manuscrito. Cuando sientas que el manuscrito está totalmente listo, tienes que darle formato para que cumpla con los requisitos de los agentes o editores. Existen algunas reglas básicas que puedes seguir, pero también tienes que ver los sitios web de los editores o las instrucciones de los agentes para asegurarte de que el manuscrito cumpla con los estándares. Aquí encontrarás algunas cosas para hacer:
    • Siempre presenta el manuscrito a doble espacio.
    • Deja 2,5 cm (1 pulgada) de margen a la izquierda y la derecha del manuscrito.
    • No utilices tipos de fuente decorativas. Times New Roman es la mejor fuente para usar; Courier, o la que luce como un mecanógrafo, solían ser más destacadas, pero Times New Roman está bien.
    • Enumera las páginas. Enumera las páginas del manuscrito en el lado superior derecho, junto con tu apellido y el título del libro antes del número.
      • Por ejemplo: "Smith/CIELO BLANCO/1".
    • Agrega una portada. La portada tiene que incluir lo siguiente:
      • Tu nombre, tu dirección de correo electrónico, tu número telefónico y tu dirección tienen que estar en el lado izquierdo de la página.
      • El título de la novela tiene que estar en mayúscula y centrado en la página, junto con tu apellido. Por ejemplo: "CIELO BLANCO" en una línea y "una novela de John Smith" escrito directamente debajo.
      • El conteo de palabras tiene que estar centrado en la parte inferior de la página. Puedes redondear el número a los 5.000 más cercanos; por ejemplo, escribe "aproximadamente 75.000" palabras.
  6. Decide si quieres pedirle ayuda a un agente literario o dirigirte directamente a la editorial. Aunque firmar contrato con un agente literario es muy desafiante, contactar a una editorial directamente para que publique el libro es incluso más difícil.
    • El beneficio de trabajar directamente con un editor es que no tienes que usar, o pagarle, a un agente como intermediario. La desventaja es que las editoriales confían en los agentes para filtrar las propuestas, así que si no tienes un agente, es poco probable que consideren tu libro.
    • También puedes trabajar con agentes literarios primero y luego ir con el editor si no consigues lo que buscas. Sin embargo, si muchos agentes literarios rechazan tu trabajo, es muy probable que los editores también lo hagan.

Publica el libro con la ayuda de un agente literario

  1. Investiga el mercado. Una vez que estés listo para llevarles el libro a los agentes, necesitas investigar el mercado para encontrar un nicho. Encuentra libros de una temática o género similar para saber a qué área corresponde tu trabajo y ver cuán bien se venden esos libros y quiénes son los autores importantes de esa área. Si el libro no se encuentra dentro de un género en particular, investiga varios tipos de libros que se asemejen al tuyo.
    • Luego de investigar el mercado, tienes que ser capaz de encontrar una manera de describir tu libro de forma clara. ¿Es de ciencia ficción, es literario o histórico?, ¿es una novela de ciencia ficción e histórica?, ¿es literatura o más bien una novela para adultos jóvenes? Conocer qué tipo de libro tienes te ayudará a contactar al agente adecuado.
  2. Busca agentes literarios. Ahora que sabes con qué tipo de agentes necesitas trabajar, es tiempo de encontrar al indicado para que te represente. El agente ideal es aquel que está conectado con tu material, está entusiasmado con tu trabajo y trabaja contigo para revisar el libro y vendérselo a un editor. Asegúrate de que el agente venda libros de tu género literario porque contactar a otro será una pérdida de tiempo. A continuación encontrarás cómo encontrar al agente apropiado para ti:
    • Lee una guía de renombre de Agentes Literarios. Este libro presenta miles de agentes literarios, además indica en qué género se especializan, cuántos clientes nuevos reciben por año y cuántas ventas realizaron recientemente.
    • Visita Publisher’s Marketplace (el Centro de los editores). Aunque tienes que pagar USD$25 mensuales para tener acceso completo al sitio, puedes ver cuáles fueron las ventas recientes de los agentes, qué género vendieron y quién vende la mayoría de los libros.
    • Entra al sitio de Query Tracker. Esta página te permite saber qué agentes responden las consultas rápido y quiénes responden rara vez o tardan meses en hacerlo. Otros escritores reportan las estadísticas de este sitio, por lo que la información no está completa pero te proporciona una indicio de cuán receptivos son algunos agentes. En el sitio también puedes encontrar la especialización de cada uno.
    • Visita las páginas web de distintos agentes. Cuando encuentres un agente que parezca adecuarse a ti, visita su página web para conocer más información sobre sus políticas de presentación y a qué géneros y clientes representa.
    • Asegúrate de que el agente acepte presentaciones no solicitadas. A menos que tengas una conexión, tendrás que presentarte al agente de esta manera.
    • Ten cuidado con los estafadores que se presentan como agentes. Un agente honrado jamás te cobrará por ver el manuscrito, ya que solo ganan dinero si pueden venderlo. Lee Preditors & Editors para verificar que el agente tenga una buena reputación.
  3. Escribe una propuesta editorial. Luego de encontrar al agente adecuado o, mejor aún, a los agentes adecuados, es tiempo de preparar una propuesta editorial. Esta es tu oportunidad para presentarte al agente, para que se conecte con el libro, y entregarle un breve resumen. Puede tomar tiempo recibir noticias del agente, así que contacta a algunos por vez (siempre y cuando permitan las presentaciones simultáneas), siéntate y espera. La propuesta debe cumplir con el siguiente formato:
    • Párrafo uno: introduce el libro y demuestra tu interés por el agente. Lo siguiente debe estar incluido en el primer párrafo:
      • Comienza con una o dos oraciones que "publiciten" de qué se trata el libro. Tienes que ser específico, original y cautivador.
      • Luego, menciona a qué género pertenece el libro; es decir, si es multicultural, para adultos jóvenes o histórico, o si pertenece a varias categorías. Tienes que mencionar el conteo de palabras en el primer párrafo también.
      • Dile al agente porqué lo elegiste. ¿Representa a muchos libros de tu género o representa a algunos autores cuyos trabajos son similares al tuyo?, ¿tienes una conexión personal con el agente? Si es así, menciónala.
    • Párrafo dos: resumen del libro. En este párrafo debes incluir lo siguiente:
      • Describe qué sucede en el libro y qué temas se destacan. Haz que la descripción sea lo más precisa y emocionante posible.
      • Presenta los personajes principales, cuál es el nudo de la historia y por qué el libro es importante.
      • Puedes realizar esta parte en uno o dos párrafos como máximo.
    • Párrafo tres: escribe una información breve sobre ti. Dile al agente si ganaste algún premio y cómo se conecta el libro con tu vida.
    • Párrafo cuatro: hazle saber al agente que se encuentra a su disposición el manuscrito completo o algunos capítulos de muestra (si escribes literatura no ficticia) y proporciónale tu información de contacto. Agradécele por haberse tomado el tiempo para considerar tu trabajo.
    • Sigue las instrucciones detenidamente. Si el agente pide un borrador o capítulos de muestra, envíalos adjunto también.
  4. Si consigues una oferta con un agente, firma un contrato, si te parece correcto. Si al agente le gustó tu propuesta editorial, te pedirá que le envíes algunos capítulos de muestra o incluso todo el manuscrito. Si luego de ello, se enamora de tu trabajo, recibirás lo que estabas soñando: ¡una oferta de representación! Pero, antes de firmar un contrato, asegúrate de que es el agente ideal que estabas buscando.
    • Conversa con el agente por teléfono. Aunque, si es posible, reúnete con él en persona; si vives cerca de Manhattan, eso será fácil, ya que muchos agentes literarios se encuentran en la ciudad de Nueva York. Cuando se encuentren, observa su carácter y cuán entusiasmado está con el libro.
    • Confía en tu instinto. Si te parece que el agente luce demasiado ocupado, demasiado apurado por cortar la comunicación telefónica o piensas que no está muy emocionado con el libro, no firmes con él. Es mejor continuar con la búsqueda en lugar de colocar tu libro en manos de la persona equivocada.
    • Pregúntale si puedes hablar con algunos de sus clientes. Un buen agente estará contento por darte los nombres de sus clientes para que puedas conversar con ellos y determinar si él es el adecuado para ti, o no.
    • Revisa bien tu investigación. Asegúrate de que el agente realizó ventas y que tiene una lista de clientes fijos antes de empezar a trabajar con él.
    • Lee el contrato con detenimiento. Cuando leas que el contrato es bastante estándar, que establece que el agente ganará alrededor del 15% de tus ventas nacionales y un 20% de las internacionales, y que te sientes bien al firmar con él, entonces firma el contrato, envíalo por correo postal y celebra un trabajo bien hecho.
  5. Revisa el libro con el agente. Aunque el agente esté impresionado con tu trabajo, casi siempre tendrás que revisarlo una, dos o incluso tres veces antes de lanzarlo al mercado. Tendrás que recortar el conteo de palabras, hacer la narración más agradable y responder cualquier pregunta que él pueda tener.
    • Recuerda que el libro aún es tuyo y no tienes que modificarlo todo para cumplir con las necesidades del agente. Solo haz los cambios que consideres necesarios.
  6. Lanza el libro al mercado. Una vez que el agente esté contento con el manuscrito y que hayas preparado un envoltorio para el libro, este se lo llevará a los editores. Esta es la parte más exasperante porque el destino del libro pasa a estar fuera de tu alcance. Tu agente le llevará el libro a una lista de editores confiables de varias compañías y, si tienes suerte, ¡firmarás con una editorial!
    • Firma el contrato que te incluya a ti, a tu agente y a la editorial.
  7. Trabaja con un editor. Ahora que vendiste el libro, tienes que firmar contrato con una compañía editorial y continuar revisándolo con el editor hasta que la redacción sea exactamente como debe ser, y además tienen que decidir otros aspectos de la publicación, por ejemplo cuándo y cómo lanzarán el libro y cómo será la portada.
    • Pero, no puedes quedarte sentado esperando la fecha de publicación porque ¡hay más trabajo para hacer!
  8. Comercializa el libro. Cuando sepas que el libro será publicado, tendrás que trabajar para comercializarlo, ya sea a través de tu publicista, tu sitio web, Facebook, lecturas informales y a través de comentarios de boca en boca. Haz lo que tengas que hacer para que el libro sea conocido y aumenten las ventas cuando sea lanzado.
    • Nunca dejes de publicitar el libro, en especial luego de publicarlo. Puedes disfrutar de tu triunfo por un tiempo, pero recuerda que ¡promocionar tu libro es tan importante como escribirlo!

Publica el libro contactando directamente a una editorial

  1. Busca editores. Visita las páginas web de las distintas editoriales para ver si aceptan propuestas o solo aceptan solicitudes de agentes. Muchas editoriales solo aceptan los trabajos que les presentan los agentes.
    • Encuentra editores que no solo acepten presentaciones sin agentes, sino también se especialicen en el tipo de libro que escribiste.
  2. Escribe una propuesta editorial para los editores adecuados. El método para escribir una propuesta para una compañía editorial es el mismo que para contactar a un agente, por lo que tendrás que presentar el libro y a ti mismo y proporcionar un resumen del trabajo.
    • Si la editorial se impresiona con tu propuesta, te pedirán que envíes todo o parte del manuscrito.
  3. Si aceptan el libro, firma un contrato con una editorial reconocida. Si la editorial está entusiasmada con tu trabajo, te hará una oferta. Lee cuidadosamente el contrato y fírmalo si cumple con tus requisitos.
  4. Revisa el trabajo con un editor. Trabaja con un editor para revisar el libro hasta que esté listo para su publicación.
  5. Comercializa el libro. Mientras que esperas el lanzamiento del libro, promociónalo contándoles sobre él a todas las personas que conozcas, y a las que no también. Luego de publicar el libro, tienes que continuar promocionándolo. Puedes disfrutar del lanzamiento, pero recuerda que la comercialización no debe terminar nunca.
    • Publicita el libro a través de blogs, entrevistas y lecturas.
    • Crea una página en Facebook y un sitio web para publicitar el libro.

Publica el libro tú mismo

  1. Busca compañías de auto publicación.
  2. Crea una cuenta con la compañía adecuada para ti.
  3. Escribe el libro en Microsoft Word u otro programa similar. La mayoría de estas compañías requieren que subas el libro en archivo de Word.
  4. Elige el tamaño y el tipo de libro que deseas (libro en rústica o edición en tela).
  5. Luego de realizar los pasos necesarios para publicar el libro, permite que esté disponible para su compra.
    • Proporciona un método de pago para recibir el dinero de cada libro vendido.
  6. Publicita el libro. Comienza contándoles a familiares y amigos para aumentar las posibilidades de vender el libro. Utiliza los medios sociales y la publicidad en línea para tener más alcance.

Consejos

  • Sé precavido con las compañías editoriales que te cobran una tarifa. Por lo general, estos editores son opresores de la vanidad.
  • Como escritor principiante, te rechazarán en muchas ocasiones; no permitas que esto destruya tu espíritu. Muchos de los grandes escritores fueron rechazados antes de ser aceptados, son pocos los que tuvieron éxito con sus primeros libros. Un verdadero escritor continuará escribiendo sin importar si publican, o no, su libro.
  • Intenta publicar un extracto de tu libro antes de llevárselo a un agente o un editor. Esto te proporcionará credibilidad como escritor y mostrará que tu trabajo tiene una atracción popular.
  • Siempre haz negocios con editores profesionales creíbles. Cualquier agente literario que cobre una tarifa por leer el trabajo no es creíble.
  • Si no tienes suerte para encontrar un agente o una editorial, considera publicar el libro tú mismo.
  • Si quieres vincularte con agentes literarios, asiste a una conferencia de escritura donde puedas conocer y tratar con agentes que elijan tu libro. Solo asegúrate de que lo haces cuando su condición es aceptable.
  • ¿No encuentras agente? Visita la publicación TOR del sitio Macmillan. Ve a la sección Submissions Guidelines (Guía de presentaciones) y envíales tu presentación siguiendo sus instrucciones. Otros editores quizá tengan los mismos sistemas, así que pregúntales.

Advertencias

  • Hay muchos agentes literarios y editores de libros poco confiables en el mundo, así que investiga un poco antes de hacer negocios con alguno. ¡No firmes un contrato con un agente que te cobre por leer tu trabajo!
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página