Cómo hacer una cinta para la cabeza

¿Quieres agregarle un poco de atractivo a tu cabello y ahorrar dinero? Ya sea que te interese estar a la moda o alejar el cabello de la cara, hacer tu propia cinta para la cabeza es una forma fácil de resolver los problemas de estilo. Aprende a hacer múltiples variaciones de este accesorio comprobado con los pasos sencillos que se presentan a continuación.

Hacer una cinta para la cabeza con elástico y listón o cenefas

  1. Elige el listón. En las tiendas de manualidades hay muchos listones y cenefas lindas. Para este proyecto, lo mejor es elegir un listón o cenefa que sea delgado, que mida 2,5 cm (1 pulgada) de ancho o menos. Lo ideal sería que tuviera la misma medida de ancho que el elástico que uses.
    • Si eliges un listón o cenefa con adornos, como cuentas y lentejuelas, asegúrate de que solo estén en un lado del listón. De esta forma, no se quedarán atrapados en el cabello.
    • Cuando sea posible, elige una cenefa y un listón que contengan un poco de elástico en la tela para que usarlos sea más cómodo. También puedes usar un listón sin elástico sin ningún problema.
  2. Busca el elástico correcto. La mayoría de las tiendas de telas y manualidades ofrecen carretes de elástico en diferentes colores y anchos.
    • Elige un listón elástico parecido al color de tu cabello (por lo general, las opciones son negro o blanco) y que tenga un ancho de menos de 2,5 cm (1 pulgada).
  3. Corta las piezas a la medida.
    • Enrolla el listón que elegiste alrededor de tu cabeza, desde la parte superior de la frente hasta la nuca o hasta donde quieras que llegue la cinta.
    • Réstale 12 cm (5 pulgadas) de la medida total y luego, corta la tela.
    • Luego, corta 10 cm (4 pulgadas) de elástico.
    • Debes dejar 2,5 cm (1 pulgada) menos de la medida total del elástico para que la cinta para la cabeza quede lo suficientemente ajustada para evitar que se deslice. Si quieres hacer una cinta más ajustada, puedes usar menos elástico del que se mencionó anteriormente.
    • Si el listón o cenefa no tiene elástico en absoluto, considera reducir la medida total del listón y agregarle un poco de largo al elástico. Esto aumentará el nivel de comodidad de la cinta para la cabeza y evitará que se caiga.
  4. Cose el listón y el elástico juntos. Usa una aguja e hilo para crear una pequeña costura en la unión de los dos materiales. Haz un nudo en el borde de la tela para terminar la cinta.
  5. Usa tu nueva cinta para la cabeza. Puedes usarla debajo del cabello o con el estilo bohemio que ahora es popular, enrollada sobre la frente.

Hacer una cinta para la cabeza en forma de turbante

  1. Busca dos cintas de tela para la cabeza. La mayoría de las tiendas por departamentos y tiendas de belleza tienen cintas de tela económicas que miden 5 cm (2 pulgadas) o más de ancho. Por lo general, están hechas de un material elástico de tejido de punto que es perfecto para este proyecto. Busca dos cintas para la cabeza que coincidan con las características mencionadas y también una aguja e hilo.
  2. Corta la cinta para la cabeza. Para crear el efecto de turbante, entrelazarás las dos cintas de tela. Busca la costura a lo ancho de cada cinta. En una de las cintas (no importa cuál) corta por completo la tela, a lo largo de esta costura.
  3. Coloca las piezas en capas. Toma la cinta que acabas de cortar y atraviésala en el centro de la otra cinta. Colócalas de forma plana sobre una mesa, de modo que ambas queden perpendiculares entre sí, formando una "T" grande.
  4. Cose las costuras. Toma los dos extremos de la cinta cortada y enróllalos de nuevo juntos, formando un óvalo conectado a la primera cinta. Vuelve a coser las costuras por donde cortaste originalmente la tela.
  5. Termina la cinta. Ahora debes tener dos óvalos conectados en las cintas.
    • Asegúrate de que ambos queden planos (sin giros ni nudos), colocándolos de forma paralela entre sí sobre una mesa plana, con las costuras a lo ancho alineadas en la parte inferior.
    • Luego, cose las dos cintas por el centro de la tela, a lo largo de las dos costuras.
  6. ¡La cinta para la cabeza ya está terminada! Deslízala sobre la cabeza, dejando el “nudo” que está en la parte superior del turbante colocado por encima de la frente.

Hacer una cinta para la cabeza con una camiseta trenzada

  1. Consigue una camiseta vieja. Busca una camiseta que sea relativamente grande y esté hecha de una tela elástica parecida al tejido de punto. Si no tienes una a la mano, puedes comprar una muy económica con estas características, en una tienda de segunda mano.
  2. Corta la tela en tiras.
    • Mide el largo alrededor de la cabeza, justo por encima de la frente hasta la nuca. Usa esta medida para cortar seis piezas de la tela de la camiseta que sean del mismo largo y de aproximadamente 2,5 cm (1 pulgada) de ancho. Corta una pieza adicional que sea de 7 cm (3 pulgadas) de ancho y ⅓ de la circunferencia de la cabeza.
  3. Teje la tela.
    • Ata las seis tiras de 2,5 cm (1 pulgada) con un nudo en un extremo.
    • Para tejerlas más fácilmente, pega con cinta adhesiva el extremo a una mesa o a tu muslo mientras trabajas. Luego, empieza a tejer colocando las tiras de forma plana y pasando la tira de la derecha por encima y por debajo de todas las tiras restantes hasta que llegue al lado izquierdo.
    • Mueve cada tira adicional de la derecha hacia la izquierda, pasándolas por encima y por debajo de todas las piezas de tela.
    • Aprieta las piezas mientras tejes, tirando de las mismas cuando lleguen al lado izquierdo. Lucirá ligeramente fruncido cuando empieces, pero se aplanará a medida que sigas creando el tejido.
  4. Termina de tejer las tiras. Al llegar al final del tejido, ata las seis tiras juntas con otro nudo en el extremo.
  5. Completa la cinta para la cabeza. La tira tejida terminada se habrá reducido y quedará aproximadamente de ⅔ de la distancia total alrededor de la cabeza y tienes que alargarla. Para hacerlo, toma la pieza adicional de tela que cortaste de 7 cm (3 pulgadas) de ancho y adhiérela a la sección trenzada. Cose la pieza más ancha y más corta a los extremos de la trenza con una aguja e hilo.
  6. ¡Listo! La cinta para la cabeza ya está terminada.

Decorar una cinta rígida

  1. Enrolla la cinta con tela. Mide el ancho de la cinta rígida y luego elige un pedazo de tela que sea el doble de ancho e igual de largo. Corta un rectángulo de tela con esas medidas, enróllalo en la cinta rígida y pégalo en la parte inferior con pegamento. Mete los extremos de la tela para dejar las puntas lisas.
  2. Cubre la cinta con hilo o cuerda. Con tantos colores hermosos que existen de hilo regular e hilo para bordar, busca algunos que te gusten y úsalos en la cinta para la cabeza. Cubre toda la cinta con una capa delgada de pegamento. Luego, empieza en el extremo interior dentro de uno de los lados de la cinta y enrolla el hilo o cuerda, haciendo aros apretados alrededor de la cinta. Sigue hasta que toda la cinta quede cubierta y luego corta el exceso y séllalo con una gota adicional de pegamento.
  3. Agrégale un aplique con cuentas o un conjunto de plumas. Elige un broche bonito, apliques de tela o conjunto de plumas y elige la ubicación perfecta para colocarlos en la cinta. Luego pégalos en su lugar con pegamento caliente. ¡Así de fácil, ya terminaste!
  4. Lista.

Hacer una cinta para la cabeza con una bufanda

  1. Elige la bufanda. Busca una bufanda cuadrada de una tela bonita; puedes usar cualquier material que te guste, aunque las bufandas de algodón suelen deslizarse menos que las de seda o satén. Cuanto más grande sea la bufanda (del área total, no de largo), más fácil será atarla.
  2. Dobla la bufanda.
    • Coloca la bufanda de forma plana sobre una mesa, de modo que quede en forma de diamante. Dobla la bufanda a la mitad para crear un triángulo grande. Luego, dobla el extremo puntiagudo hacia el centro del lado más largo del triángulo.
    • Dóblala por completo a la mitad, de modo que quede una pieza larga y rectangular de tela.
  3. Enrolla la bufanda alrededor de la cabeza. Recoge los dos extremos de la bufanda (asegurándote de que se mantenga doblada y plana) y enróllala alrededor de la cabeza para que los extremos queden por encima de la frente.
  4. Ata la bufanda. Toma los dos extremos y átalos con un nudo seguro por encima de la línea del cabello. Hazlo dos veces (un nudo tradicional doble) de modo que el nudo no se deshaga durante el día. Mete los extremos debajo del resto de la bufanda que queda alrededor de la cabeza.
  5. ¡Disfruta tu nueva cinta sencilla y bonita para enrollar el cabello!

Hacer otros estilos de cintas para la cabeza

  1. Haz una cinta con un moño. Es perfecta para un día en que quieras agregarle un estilo femenino a tu atuendo favorito; simplemente usa tus retazos de tela favoritos y una cinta rígida para formar una hermosa cinta con un moño. Agrégale la cantidad de moños que quieras y del tamaño que prefieras.
  2. Haz una cinta con flores. Estas cintas florales se han vuelto muy populares y lo son cada vez más en la moda alternativa. Aprende a crear una cinta para la cabeza que dé la ilusión de una aureola de flores con estas instrucciones sencillas.
  3. Crear una cinta hippie. Si la cinta que quieres tendrá menos fines de utilidad y más de estilo, trata de hacer una hermosa cinta hippie que se enrolle en la frente. Este estilo protege el cabello en la cabeza y a la vez, es un accesorio único para acentuar la cara.
  4. Haz una diadema brillante. Para agregarle un poco de glamur y encanto al cabello, usa estas instrucciones paso a paso para crear una cinta muy brillante. Puedes usar brillantina, lentejuelas o cuentas para hacer que el cabello brille.
  5. Teje tu propia cinta. Si te gusta tejer y quieres alejar de los ojos el cabello esponjado, combina tu talento y tu deseo para crear una cinta tejida. Elije el color que te guste y dedica un poco de tiempo para hacer tu propia cinta tejida.
  6. Haz una cinta de papel. Toma un pedazo de papel y mídelo alrededor de la cabeza. Decóralo con flores, moños, animales, diseños, etc. Pégalo o engrápalo para darle la forma de una cinta para la cabeza. Úsala según sea necesario.

Consejos

  • Usa pedazos de tela o listón antes de buscar materiales nuevos, para ahorrarte tiempo y dinero en el proyecto de la cinta para la cabeza.
  • Observa las cintas que están a la venta en tus tiendas favoritas para inspirarte antes de crear la tuya.
  • Usa la cinta en los días en que tu cabello puede estar alborotado o sucio, para darle un aspecto bonito.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página