Cómo aprender alemán

"Guten Tag!" Ningún lenguaje es fácil, pero si de verdad quieres aprender alemán, tú puedes. El alemán es un lenguaje con un orden lógico en la sintaxis y con algunas palabras extranjeras adaptadas a su vocabulario. El alemán pertenece a la familia de las lenguas germánicas así como el danés, el inglés y el alemán. El alemán y el inglés están muy relacionados y con un poco de esfuerzo y tiempo ¡también puedes aprender alemán! Lee las ayudas de abajo para poder prender alemán.

Comprendiendo cosas básicas

  1. Comienza aprendiendo las vocales y las consonantes. Las vocales y las consonantes tienen un sonido diferente en alemán que en inglés. Aprende estos sonidos así será más fácil aprender nuevas palabras y a pronunciarlas correctamente.
    • Pon atención a cómo suenan las vocales solas frente a cómo suenan cuando se usan en conjunto. Como en inglés, dos vocales juntas suenan diferente a cuando están solas.
    • De manera similar, las consonantes pueden sonar muy diferentes cuando están en determinados sitios de una palabra o cuando están en conjunto. Aprende estas variaciones, así podrás pronunciar las palabras correctamente.
    • No te olvides que el alemán tiene unas cuantas letras más que no hay en inglés ( Ä Ö Ü ß ). Tendrás que aprenderlas y cómo su pronuncian, si quieres entender y que otros te entiendan.
  2. Aprende las palabras más básicas. Aprende las palabras más básicas, así tendrás un esquema de cómo empezar y saber dónde poner los nombres, los verbos y los adjetivos que aprenderás más tarde. También es importante saber algunas palabras básicas antes de viajar a Alemania o de intentar hablar alemán.
    • Comienza con palabras en singular importantes, como “si”, “no”, “por favor”, “gracias” y los números del 1-30.
    • Sigue con otras cosas básicas como “Yo soy” (Ich bin), “Tu eres” (Du bist), “Él/Ella es” (Er/Sie ist), etc.
  3. Aprende a construir frases básicas. Ten una idea básica de cómo construir una oración. Esto no será demasiado difícil, ya que el alemán es bastante parecido al inglés en esto. Hay algunas diferencias ligeras, pero puedes aprender algunas ahora y aprenderás las más complejas con el tiempo.
    • Los alemanes normalmente serán capaces de entender lo que les estás tratando de decir, incluso si has dicho mal el orden de una palabra. La pronunciación es mucho más complicada de entender, así que preocúpate mucho por esto cuando comiences.

Fomenta el estudio

  1. Aprende los nombres. Una vez que tengas el esquema básico de cómo aprender y usar este idioma, querrás aprender más palabras. Los nombres son algo muy bueno para comenzar. Intenta comenzar con los más básicos y con los más necesarios, los nombres de las cosas y de las personas que verás y usarás cada día.
    • Los nombres o sustantivos están sujetos al sistema de casos, el género y también cambiarán basándose en el número de las que hay. Aprende cómo todas estas cosas afectan a los nombres mientras estás aumentando el vocabulario.
    • Algunos ejemplos de palabras por las que sería bueno comenzar incluyen los nombres de los alimentos, de objetos que te encontrarás en casa, lugares importantes en el pueblo y personas importantes con las que puede que necesites hablar o que conozcas (como un doctor, un oficial de policía, etc.).
  2. Aprende los verbos. También querrás aprender los verbos clave. ¡Esto le dará algo que hacer a todas esas palabras que has aprendido! Los verbos en alemán se conjugan. Tendrás que aprender el sistema básico de conjugación mientras aumentas el vocabulario.
    • Aprende los verbos más básicos antes de aprender los más difíciles. Como correr, caminar, saltar, parar, caer, ser, tener, decir, hacer, conseguir, etc. Estos serán los más prácticos al principio y son más fáciles de decir y de aprender que algunas palabras más complejas.
  3. Una vez que tengas los nombres y los verbos, querrás aprender algunos adjetivos, así podrás hacer oraciones más complejas. Los adjetivos también son nombres, así que asegúrate de comprender los básicos cuando aprendas.
  4. Lee. Mientras estás aprendiendo todas estas palabras, procura leer. Te dará la oportunidad de practicar así como buscar las palabras que no sabes. Lee libros básicos, como libros para niños, ya que será más fácil para ti seguirlos en esta etapa temprana.
  5. Mira películas. Mirar películas con subtítulos. Esto te permitirá disfrutar de la película pero también te irás acostumbrando a cómo suena el idioma. Esta es una buena forma de aprender algunas palabras básicas de vocabulario. Intenta poner atención a cómo la traducción va relacionada con lo que van diciendo en la pantalla.

Adquirir un conocimiento más avanzado

  1. Toma clases avanzadas. Como tu conocimiento avanza, querrás tomar unas clases que correspondan con el nivel que tienes. Estas serán un desafío y te presentarán cosas más complicadas del lenguaje. Los cursos avanzados están disponibles en colegios locales y en universidades, pero también es posible hacer un curso online de un sitio con buena fama, como el Instituto Goethe.
  2. Intenta estudiar en Alemania. El gobierno Alemán anima mucho al intercambio cultural y encontrarás que hay muchas oportunidades de estudiar allí. Vivir en Alemania aumentará tu habilidad con el lenguaje más que cualquier otra cosa, ya que estarás inmerso en el idioma y podrás ver cómo se usa de primera mano.
    • Puedes ir a Alemania por medio de un intercambio con tu instituto o con la universidad, o puedes solicitar ingresar a una universidad o colegio en Alemania. La visa de estudiante te garantizará el permiso para estar en el país y las matrículas son mucho más baratas que en cualquier otro país. Puede ser que consigas un empleo y trabajes en lugar de ir a la escuela. Si eres bastante joven, incluso es posible trabajar de au pair (niñera). Las niñeras que hablan inglés son muy buscadas en Alemania.
  3. Haz amigos alemanes. Hacer amigos alemanes te dará la oportunidad de practicar tu alemán, tendrás consejos de pronunciación y de gramática, aprenderás palabras nuevas así como su cultura. Puedes conversar con ellos en línea, llamarlos por Skype o puedes tratar de encontrar amigos alemanes en tu localidad (como estudiantes de tu universidad).
  4. Lee mucho. Lee todo lo que caiga en tus manos. Procura leer cosas adecuadas a tu nivel de progreso, así el vocabulario comenzará a cambiar. Puedes leer cosas de cualquier sitio, pero intenta leer de sitios que tengan un buen uso de la gramática o de la escritura. Te ayudará a aprender el lenguaje correctamente.
    • Puedes leer online copias de periódicos alemanes y de revistas alemanas. Ejemplos de esto: Der Zeit, Frankfurter Rundschau, o Der Spiegel (que tiende a usar un lenguaje de lectura ligeramente más simple que los periódicos).
  5. Mira películas sin subtítulos. Será un desafío comprender el idioma sin la ayuda de los subtítulos. Puede que no entiendas todas las palabras pero con el tiempo aprenderás más y más. Esto puede ser una buena manera de aprender vocabulario menos común y oirás el lenguaje que no se habla normalmente.
  6. Escribe. No importa realmente sobre qué escribas, tan solo escribe. Escribir razonablemente bien requiere tener una comprensión medianamente decente del idioma y de la gramática pero te ayudará a aprender deprisa y a llegar a sentirte más a gusto con el lenguaje. Si es posible, busca a una persona alemana nativa que lea lo que escribes y te de un un comentario o su crítica.
    • Puedes escribir cartas, un artículo de periódico o revista, críticas de películas o cualquier otra cosa que quieras.

Consejos

  • Como con cualquier otro idioma, la práctica lleva a la perfección. Intenta sumergirte en el idioma y usarlo lo más que puedas en el día a día.
  • No dejes que pase mucho tiempo entre cada sesión de estudio. Esto puede hacer que te olvides de cómo usar el material. Dedica al menos dos o tres horas cada sesión para estudiar y trata de estudiar cada día.
  • Busca los nombres de una lista de palabras, de verbos y de los adjetivos más usados en alemán. Añade todas estas a tu vocabulario y tendrás un punto de partida fabuloso. También puedes buscar las palabras más usadas en inglés o en español (en el idioma que hablas) y buscar sus equivalentes en alemán de cualquier palabra que no esté puesta en ambas listas.
  • El alemán es conocido por tener unas palabras muy largas y complejas (como ¡Pfändungsfreigrenzenbekanntmachung!) pero no te sientas intimidado. Después de un tiempo, te llegarás a acostumbrar a cómo están construidas las palabras alemanas y cómo suenan. Cuando tengas esa habilidad, será muy sencillo ver como esas palabras tan largas se separan unas de otras.
  • Busca cualquier palabra que oigas o veas que no conozcas. Lleva una libreta contigo y escribe la palabra, si no tienes tiempo de buscarla justo en ese momento. Incluso si no sabes cómo se escribe, Google es bastante bueno en ayudarte a escribirla bien, así que no te preocupes mucho.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página