Cómo instalar piso laminado

El piso laminado es una gran alternativa a la madera. Además de verse como madera, no atrae termitas y es más sencillo de instalar. El tipo más sencillo de tablones de piso laminado son los que se encajan unos con otros.

Preparando el piso

  1. Deja que los tablones se aclimaten. Coloca los paquetes de tablones laminados sin abrir en la habitación en la que vas a instalarlos. Esto debe hacerse al menos unas 48 hrs. antes de instalarlos para que los tablones tengan tiempo de aclimatarse a la temperatura.
  2. Limpia el piso. Necesitarás limpiar la superficie sobre la que pondrás el laminado. Puedes trapear el piso o cualquier otro método que prefieras.
  3. Coloca una barrera de humedad. Acomoda un forro plástico en el piso sobre el que pondrás el laminado. Pégalo con cinta transparente. Puedes encimar piezas de plástico, pero debes cubrir todo el piso. Si tienes piso de concreto, deja que el plástico suba de 2 a 5 cm por la pared, pero que no rebase el zoclo.
  4. Coloca la espuma niveladora. Cubre el forro de plástico con espuma niveladora. Esto es para que absorba cualquier residuo que quede en el piso, como pequeñas rocas y arena. Corta la espuma de manera que quepa en el piso y pégala. No sobrepongas piezas de espuma.

Colocando los tablones

  1. Coloca el primer tablón. Coloca un tablón en la esquina superior izquierda, con el lado acabado hacia arriba y la parte alta hacia la pared.
  2. Coloca separadores. Introduce separadores entre la pared y los lados superiores e izquierdo del tablón. Puedes comprar los separadores o hacer unos.
    • Si haces tus propios separadores, deben ser de 0.4 cm a 0.9 cm de grosor, en forma de L, y aproximadamente 30 cm de largo. Necesitarás unos seis o más para las primeras dos filas.
  3. Repite para el segundo tablón. Coloca el siguiente tablón de la misma manera, ocupando el siguiente espacio siguiendo la pared. Para mejores resultados, Haz la primera fila paralela a la pared más larga del cuarto.
  4. Continúa con la segunda fila. Usa un block para encajar la segunda fila de tablones a la primera. Sostén el block firmemente con tu mano izquierda y con la derecha golpea el block con un martillo. El espacio entre las dos filas debe cerrarse. Sigue martillando hasta que se cierre por completo.
  5. Continúa hasta que hayas terminado con todas las filas. Asegúrate que el espacio entre los tablones esté completamente cerrado.
  6. Corta los tablones que no quepan en el espacio restante. Cuando llegues a la pared opuesta o si tienes habitaciones irregulares, probablemente tendrás que cortar tablones. Mide qué tanto necesitarás y corta el tablón con una sierra de mesa.
  7. No olvides tus separadores. No olvides colocar separadores a todo lo largo de la orilla del cuarto y quitarlos cuanto todo el piso esté puesto.
  8. Termina el piso. Puedes terminar el piso colocando zoclo, marcos o cualquier otro detalle final. Puedes cubrir los desgastes o huecos con pasteles especiales, disponibles en tiendas de herramientas.

Consejos

  • No golpees directamente los tablones con el martillo. Se romperán.
  • Todos los tablones necesitan un lado alto y un lado bajo, a menos que vayan sobre el perímetro del cuarto. Si esta sobre el perímetro y tienes un lado cortado, puedes ponerlo hacia la pared.
  • Los blocks para esquinas, o barras, se parecen un poco a una palanca. Debes insertar el lado más delgado entre la pared y el último tablón de la fila y golpear la parte gruesa con un martillo.
  • La cuchilla de la sierra siempre debe jalar el material hacia el lado inferior.
  • Es útil tener a una persona que revise los espacios para que te diga cuando ya se haya cerrado.
  • Esto se realiza más fácil entre al menos tres personas. Uno para cortar, uno para acomodar y medir y otro para que pase los materiales entre uno y otro.
  • Una cierra circular produce cortes más rápidos, exactos y seguros.
  • Debes comenzar cada fila con la otra mitad del último tablón de la fila anterior porque de esta manera gastas menos tablones, y además hace que el piso quede más firme cuando los tablones no comienzan y terminan alineados. Esto también hace que al terminar, tu ojo tenga más dificultad para localizar las uniones de los tablones.
  • Si te encuentras con un corte difícil, como la última pieza de una fila, es posible que tengas que cortarlo a mano con una segueta.

Advertencias

  • Cuidado con tus dedos cuando estés usando el martillo.
  • Ten mucho cuidado con las sierras. Son filosas.
  • Utiliza la protección adecuada para tus ojos y oídos al usar una sierra.

Cosas que necesitarás

  • Tablones de piso laminado, suficientes para cubrir el piso.
  • Forro plástico, suficiente para cubrir el piso.
  • Espuma niveladora
  • Exacto
  • Lápiz
  • Separadores
  • Martillo
  • Block
  • Block para esquinas
  • Sierra de mesa
  • Segueta
  • Tapones para oídos
  • Gafas de seguridad
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página