Cómo hacer pollo al estilo “broaster”

Estrictamente hablando, no hay manera de hacer en casa el auténtico pollo al estilo “broaster”. Los términos “broasted” y “broaster” son marcas registradas de The Broaster Company de Beloit, Wisconsin. Los condimentos y equipos que se utilizan se venden a restaurantes, pero no se venden a cocinas de casa. Dicho esto, en casa se puede imitar la técnica y tratar de producir algo muy similar.

Preparar las mezclas

  1. Combina los condimentos de Cajún. Mezcla en un tazón pequeño la sal, ajo en polvo, páprika, pimienta negra, cebolla en polvo, pimienta de cayena, orégano, tomillo y hojuelas de pimiento rojo. Revuelve todas las especias juntas hasta que parezcan estar distribuidas de manera uniforme.
    • Después de que mezcles las especias, deja a un lado 1 cucharada (15 ml) para que la uses en esta receta. Pon el resto en un recipiente pequeño y hermético y guárdalo en la despensa. Debe conservarse ahí durante varios meses.
  2. Combina los ingredientes de la mezcla de recubrimiento. En un tazón mediano, bate o mezcla la harina, sal, pimienta, tomillo, estragón, jengibre, mostaza molida, sal de ajo y orégano hasta que los ingredientes parezcan estar distribuidos de manera uniforme.
    • Debes tener suficiente mezcla de recubrimiento para esta receta, de este modo, no tendrás que guardar nada. Sin embargo, si decides hacer una tanda doble, toma la cantidad que necesites para esta receta y guarda el resto en un recipiente hermético. También debe conservarse en la despensa durante unos meses.

Preparar y cortar el pollo

  1. Limpia el pollo. Enjuaga el pollo en agua fría y sécalo con una toalla de papel dándole palmadas.
  2. Corta las piernas del pollo. Gira las piernas en sus articulaciones y córtalas.
    • Jala una pierna lo más lejos posible del cuerpo y córtala por la piel para que veas la carne interior.
    • Dobla la pierna hacia atrás hasta que la rótula aparezca en la cavidad.
    • Corta la pierna del cuerpo, por la articulación, lo más cerca posible del espinazo.
    • Repite este proceso con la otra pierna.
  3. Separa el muslo de la entrepierna. Busca la línea de grasa que está entre el muslo y la entrepierna de una pierna. Corta esta línea para que separes las dos partes.
    • Repite este proceso con otra pierna.
    • Ten en cuenta que esta línea de grasa marca la ubicación de la articulación y es la propia articulación la que debes cortar.
  4. Retira las partes no comestibles. Corta por las costillas y la clavícula en ambos lados del cuerpo del pollo con unas tijeras para aves limpias y afiladas. Saca el dorso y el cuello cuando hayas terminado.
    • Debes poder sacar el dorso y el cuello en una sola pieza.
    • Estas partes por lo general se desechan, pero también puedes guardarlas para que las uses en un caldo de pollo. Colócalas en un recipiente o bolsa sellada y refrigéralas por hasta 3 o 4 días.
  5. Afloja la carne de la pechuga. Corta y tuerce la carne de la pechuga del hueso restante.
    • Gira el pollo para que así se quede con la piel de la pechuga hacia abajo.
    • Pasa el cuchillo por la pechuga, partiendo desde el extremo del cuello hasta el esternón. Deslízate también por el esternón.
    • Coloca los pulgares a cada lado del esternón y dobla hacia atrás la porción de pechuga de pollo hasta que la parte superior del hueso empiece a aparecer. Afloja el hueso con los dedos y jala.
    • Corta con un cuchillo el resto de la carne de pechuga por la mitad. Haz el corte por la marca que deja el esternón.
  6. Separa las alas. Corta un ala en la articulación que está más cerca de la carne de pechuga. Luego separa el ala en dos pedazos cortando en el medio de la segunda articulación del ala.
    • Repite este proceso con la segunda ala.
    • Debes dejar adherida un poco de carne de pechuga cuando separes el ala del cuerpo del pollo.
  7. Corta la pechuga de pollo en cuartos. Corta un lado de la pechuga de pollo a la mitad para que obtengas así dos piezas. Repítelo con el otro lado de la pechuga de pollo.
    • En lo posible las piezas que cortes deben ser iguales en tamaño.
  8. Remoja los trozos de pollo en agua con sal durante 60 minutos. Vierte 4 tazas (1 L) de agua en un tazón grande y agrega 1/4 de taza (60 ml) de sal. Revuelve para que se combinen, luego coloca los trozos de pollo en el agua y deja que se remojen durante 60 minutos.
    • No escurras el pollo. Cuando llegue el momento debes sacar el pollo y ponerlo directamente en la mezcla de recubrimiento en vez de hacer que primero se seque.

Freír el pollo al estilo “broaster”

  1. Calienta aceite en una olla a presión. Vierte aceite de canola en la olla a presión y ponla en la estufa. Calienta el aceite a alta temperatura hasta que alcance 190 °C (375 °F).
    • Asegúrate de que puedas usar la olla a presión en la estufa. Debe tener un fondo plano en vez de sentarse con las patas elevadas. La mayoría de ollas a presión están hechas de metales que son seguros para usar en la estufa, sin embargo, debes revisar las instrucciones que vienen con ella para que así verifiques que la estufa no la dañará.
  2. Combina los condimentos. En un tazón grande, combina el polvo de hornear, 1 cucharada (15 ml) de condimento de Cajún, 1 taza (250 ml) de mezcla para freír, almidón de maíz, pimienta y sal. Bátelos hasta que parezcan estar combinados de manera uniforme.
  3. Agrega agua para que formes una masa. Vierte lentamente hasta 1/2 taza (125 ml) de agua en los ingredientes de masa seca, batiendo de manera continua. Deja de agregar agua una vez que tengas una masa fina y suave.
    • Posiblemente no necesites el 1/2 vaso lleno (125 ml), por ello es importante que agregues el agua lentamente. La masa debe ser delgada, sin embargo, si se vuelve muy aguada tal vez no se adhiera al pollo.
  4. Recubre el pollo. Retira una pieza de pollo del agua salada con unas pinzas y ponla directamente en la masa. Utiliza las pinzas para que le des vuelta en la masa hasta que se cubran todos los lados. Repítelo con una pieza de pollo a la vez según sea necesario hasta que todo el pollo esté cubierto.
    • Sostén cada pieza de pollo sobre el tazón de agua salada durante unos segundos para que dejes que el exceso de agua se escurra. La piel debe estar húmeda, pero no debe estar goteando.
    • Lo mejor es soltar el pollo directamente en el aceite caliente después de recubrirlo. Si previamente colocas el pollo en un plato, parte del recubrimiento se podría salir.
  5. Fríe el pollo durante 2 a 3 minutos. Coloca las piezas de pollo en el aceite caliente, friendo unas pocas piezas a la vez. Fríe cada pieza durante 2 a 3 minutos o hasta que el recubrimiento se vuelva crujiente y ligeramente dorado.
    • Retira del aceite caliente las piezas terminadas de pollo usando unas pinzas y pásalas a un plato forrado con varias capas de papel toalla limpio. Todas las piezas deben estar en este plato antes de que pases al siguiente paso.
  6. Escurre la mayor parte del aceite. Después de que frías el pollo, escúrrelo pero deja 1/4 de taza (60 ml) de aceite. Antes de que sigas agrega también 1/4 de taza (60 ml) de agua a la olla a presión.
    • Debes evitar usar más de 1/4 de taza (60 ml) de aceite en la olla a presión mientras la función de cocción a presión esté activa. El aceite y otras grasas se elevan a una temperatura mucho más alta que el agua y los líquidos a base de agua. Así, cuando se calientan en una olla a presión, el aceite se puede sobrecalentar y provocar quemaduras.
    • Asegúrate de que el agua esté tibia a caliente cuando la agregues al aceite caliente. Agregar agua fría podría producir vapor y hacer que el aceite se salpique.
    • Se recomienda enfáticamente que utilices guantes de cocina cuando hagas este paso para que así evites quemarte con el aceite o la olla a presión caliente.
  7. Tapa y cocina durante 10 a 12 minutos. Pon el pollo de nuevo en la olla a presión. Asegura firmemente la tapa sobre la olla a presión y cocina el pollo dentro durante otros 10 a 12 minutos o hasta que ya no esté rosado en el centro.
    • Asegúrate de que la bandeja o el salvamanteles para olla a presión esté en su lugar antes de que coloques el pollo en el tazón y que lo cubras.
    • Consulta las instrucciones del fabricante para que determines cómo emplear el regulador de presión.
    • La presión por lo general se debe ajustar a 6,8 kg (15 lb). Consulta las instrucciones de la guía específica sobre presión.
    • No intentes abrir la olla a presión durante el proceso de cocción.
  8. Retira la tapa. Jala hacia arriba la válvula de presión y deja que el vapor se escape completamente antes de que desenganches y quites la tapa.
    • Debes permitir que el vapor se escape antes de que abras la tapa. Si abres la tapa demasiado rápido, te podrías quemar con el golpe de vapor que sale rápidamente.
  9. Escurre el pollo. Retira el pollo con las pinzas y pásalas a otro plato forrado con papel toalla limpio. Deja que el exceso de grasa se escurra durante unos cinco minutos.
    • Durante este tiempo, también estarás dejando que el pollo se enfríe un poco. Si bien tú querrás que el pollo esté caliente cuando lo comas, la temperatura interna por lo general será casi muy alta cuando inicialmente saques el pollo de la olla a presión.
  10. Sirve caliente. Debes disfrutar el pollo mientras todavía esté fresco y caliente.
    • El pollo se puede guardar, sin embargo, se puede volver húmedo cuando lo recalientes. Por ello, lo mejor es comerlo cuando está recién hecho.
    • Si decides guardar el pollo, colócalo en un recipiente hermético y refrigéralo hasta por 4 o 5 días.

Ingredientes

Pollo al estilo “broaster”

Para 4 porciones
  • 1 freidora de pollo
  • 4 tazas (1 L), 1/2 taza (125 ml) y 1/4 de taza (60 ml) de agua, por separado
  • 1/4 de taza (60 ml) y 1/2 cucharadita (10 ml) de sal, por separado
  • 1 cucharada (15 ml) de condimento de Cajún (ver abajo)
  • 2 cucharaditas (10 ml) de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita (5 ml) de pimienta negra molida
  • 1 taza (250 ml) de aceite de canola
  • 1/2 taza (125 ml) de almidón de maíz
  • 1 1/4 taza (315 ml) de mezcla de recubrimiento (ver abajo)

Condimento de Cajún

Para 1/4 de taza (60 ml)
  • 2 cucharaditas (10 ml) de sal
  • 2 cucharaditas (10 ml) de ajo en polvo
  • 2 1/2 cucharaditas (12,5 ml) de páprika
  • 1 cucharadita (5 ml) de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita (5 ml) de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita (5 ml) de pimienta de cayena
  • 1 1/4 cucharadita (6,25 ml) de orégano seco
  • 1 1/4 cucharadita (6,25 ml) de tomillo seco
  • 1/2 cucharadita (2,5 ml) de hojuelas de pimiento rojo

Mezcla condimentada para freír

Para 1 1/4 taza (315 ml)
  • 1 taza (250 ml) de harina común
  • 1 cucharada (15 ml) de sal
  • 1 cucharada (15 ml) de pimienta negra molida
  • 1/2 cucharada (7,5 ml) de tomillo seco
  • 1/2 cucharada (7,5 ml) estragón seco
  • 1/2 cucharada (7,5 ml) de jengibre molido
  • 1/2 cucharada (7,5 ml) de mostaza molida
  • 1/2 cucharadita (2,5 ml) de sal de ajo
  • 1/2 cucharadita (2,5 ml) de orégano seco

Consejos

  • Como se indicó anteriormente, no puedes hacer auténtico pollo al estilo “broaster” en casa. Si quieres probar el auténtico pollo al estilo “broaster”, debes buscar un restaurante que lo prepare.
  • Para que ahorres tiempo, considera utilizar una mezcla de recubrimiento o una mezcla de especias de Cajún preparada comercialmente en vez de preparar versiones caseras.

Advertencias

  • Lee siempre las instrucciones del fabricante de la olla a presión antes de usarla. Presta atención especial a los detalles sobre el uso de aceite y la cantidad mínima recomendada de agua. Si alguna de las instrucciones del fabricante no concuerdan con las instrucciones que se dan en este artículo, sigue las instrucciones del fabricante.
  • No uses más de 1/4 de taza (60 ml) de aceite de cocina o grasa para cocinar en la olla a presión. Utilizar más aceite puede provocar incendios, quemaduras y otros accidentes peligrosos de cocina.

Cosas que necesitarás

  • Tazones para mezcla: 1 pequeño, 1 mediano, 2 grandes
  • Batidor
  • Cuchillo de cocina afilado
  • Tijeras para cortar aves
  • Papel toalla
  • Pinzas
  • Olla a presión
  • Estufa
  • Plato
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página