Cómo pronunciar palabras de forma clara sin cecear

¿Ceceas cada vez que dices una palabra? ¿Estás cansado de que todos levanten una ceja y te pidan que repitas lo que acabas de decir? ¿O que no entiendan lo que les dices? Si este es el caso, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán.

Pasos

  1. Determina cuál es la causa de tu ceceo. Quizás sea porque utilizas frenos o por cualquier otra razón.

Ceceo causado por el uso de frenos

  1. Espera hasta que te retiren los frenos. Con suerte, no pasará mucho tiempo hasta que te deshagas de ellos y puedas hablar con claridad nuevamente. Cuando te retiren los frenos de forma definitiva, ve al siguiente paso.
  2. Intenta hablar como antes de que te colocaran los frenos, en la medida de lo posible. Hazlo para que, si todavía presentas un ceceo por no haber podido hablar normalmente, te acostumbres a tener la boca libre una vez más.
  3. Intenta hablar muy despacio y con claridad frente al espejo. Mueve mucho la boca y exagera las palabras. Luego, cuando finalmente puedas hablar sin el temido ceceo, intenta hablar más rápido.

Problemas con ciertos sonidos

  1. Practica pronunciando los sonidos que te resultan problemáticos (s, t, d, j, z, c, r y n son, por lo general, los más difíciles) hasta que logres pronunciarlos de forma correcta. Si no te gusta esta idea, siempre puedes intentar evitar palabras que hagan evidente el ceceo, aunque esto limitará tu vocabulario.

Consejos

  • Recuerda que aunque tengas el ceceo, los demás también tienen otras cosas por las cuales avergonzarse y quizás puedan entender cómo te sientes. ¡Eso no quiere decir que debas avergonzarte de tu ceceo! ¡Dilo en voz alta y siéntete orgulloso!
  • No permitas que nadie se burle de tu ceceo, ya que es una parte de ti que, en algunos casos, no puedes cambiar. Si esa persona no lo entiende, entonces no es una buena persona con la cual hablar o pasar el tiempo. ¿Acaso les gustaría que les hagan lo mismo?
  • Si te piden que repitas algo, sé paciente y habla un poco más lento.
  • Ten cuidado si hablas alemán. Aunque suene extraño, el alemán tiene muchos sonidos con “s”, “d” y “t” y, a menudo, una combinación de los tres. Si te resulta muy difícil pronunciar estas letras, debes aceptar el hecho de que quizás no puedas hablar alemán con tanta claridad como quisieras. No permitas que esto te detenga. Puedes lograr casi todo lo que te propongas.
  • A veces, no se puede eliminar el ceceo por completo. No es tu culpa y nunca lo será, así que no te obsesiones con ello.

Advertencias

  • Si tienes un ceceo que te resulta muy molesto y estás harto de que los demás te pidan que repitas lo que acabas de decir, no te des por vencido ni dejes de hablar. No hablar solo hará que el ceceo empeore porque no practicarás. Además, será triste que no puedas comunicarte con los demás.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página