Cómo exfoliar tus pies para una pedicura

Si quieres darte tú mismo una pedicura, solo tienes que seguir estos pasos.

Pasos

  1. Lima los callos y la piel seca de tus pies con una lima de cartón. Usa movimientos suaves de adelante hacia atrás para quitar las capas externas muertas y secas. Hazlo antes de colocar tus pies en el agua de baño.
  2. Empapa tus pies en un baño de pies tibio por al menos unos 5 minutos. Si quieres, puedes agregar sales u otros productos que suavicen la piel.
  3. Levanta un pie del agua y aplica la crema exfoliante en pequeños movimientos circulares. Aplica la crema con una esponja áspera o piedra pómez para reducir los callos de forma más efectiva. La exfoliación incrementa la circulación, estimula el flujo linfático, quita la piel muerta y suaviza la superficie de la piel. Aplica la crema suavemente sobre la parte superior del pie.
  4. Coloca el pie de nuevo dentro del agua del baño y enjuaga la crema exfoliante.
  5. Repite la operación con el otro pie.
  6. Quita ambos pies del agua de baño y sécalos. Envuélvelos en una toalla tibia por 5 minutos.
  7. Aplica una loción suave y masajéala en ambos pies. Las lociones de menta dejan los pies con una sensación refrescante y hormigueante.

Advertencias

  • No cepilles muy fuerte o lastimarás tu piel.
  • Te cuidado con los productos que uses.
  • Si eres alérgico a alguna loción, no la uses.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página