Cómo patear un balón de fútbol orientado para jugadores juveniles

¿Cuántas veces hemos escuchado gritar a los padres y entrenadores: "patea con el empeine, no con la punta del pie"? Suena fácil, pero debes entender que eso significa cambiar la evolución del niño. Por esta razón, muchas personas luchan con esta tarea que parece ser sencilla. Este artículo indica cómo realizarla de manera exitosa.

Pasos

  1. Entiende que afecta a un amplio rango de edades. Muchas personas piensan que este es un problema que afecta a los jugadores de la categoría de 5 a 9 años, cuando se ve con frecuencia en los jugadores de 13 a 16 años de edad. Uno de los beneficios de la investigación durante la creación del vídeo Blast the ball es que se trabajó con jugadores de todos los niveles y de todas partes del mundo. Los hallazgos, que no fueron sorprendentes para nosotros, podrían sorprenderte. Hay jugadores de fútbol avanzados que no pueden realizar los diferentes tipos de patadas de manera correcta. Si pueden hacerlo, a menudo no pueden realizarlo con ambos pies. Entender la forma exacta y correcta es primordial para el desarrollo de los jugadores avanzados. El primer paso es “curar” la patada con la punta.
  2. Tómate el tiempo para identificar las razones subyacentes. Es bastante fácil entender si te tomas el tiempo para estudiar la progresión, la causa y la “cura”. Se estudió durante 18 meses cada fase de la patada en el fútbol en niños de seis años hasta jugadores profesionales. Una vez que se captó esta "evolución" en vídeo y se disminuyó la velocidad, resultó bastante evidente por qué los jugadores patean con la punta y los pasos para "curar" o modificar ese movimiento.
    • Primero debes entender cómo los jugadores empiezan a patear un balón. Los jugadores menores no entran a un "modo de patear". Simplemente corren detrás del balón y cuando piensan que están cerca o cuando su pie hace contacto con el balón, empujan su pierna para realizar el tiro. Intentan forzar la pierna hacia adelante para que esta mueva el balón. Durante esta etapa no hay premeditación para realizar la patada. A esto se le llama la etapa de "colisión". Patear el balón es una idea de último minuto que se combina mientras el jugador corre.
    • Conforme los jugadores maduran aprenden que si patean más fuerte el balón, este alcanzará una mayor distancia. Esto les parece genial, pero se inicia un hábito que es difícil de modificar. Algunos patean tan fuerte que se caen al suelo después de lanzar el balón.
  3. Identifica otra razón para patear con la punta del pie. Es la posición natural del pie. Cuando corremos o caminamos nuestro pie cambia de posición. Al final de la zancada, la punta del pie está mirando hacia abajo porque se pateó el balón con el área del pie donde están los dedos. Como el pie se mueve hacia adelante al caminar o correr, la punta del pie regresa naturalmente a la posición que apunta hacia adelante.
  4. Haz que alguien camine en el suelo. Concéntrate en la posición de sus pies en la parte final o posterior de la zancada y luego observa cuando se mueven hacia adelante. La punta del pie comienza a girar de manera natural hacia adelante y hacia arriba. Pídele que camine o trote con la punta de los pies apuntando hacia abajo durante el mayor tiempo posible. El resultado es un niño o adulto dando pasos como un caballo de la raza Clydesdale. El problema es que esta es una posición antinatural. Es lo mismo cuando les pedimos que pateen con el empeine.
  5. Intenta hacer una pequeña prueba. Ten en cuenta que solo los adultos pueden realizarla. Patea con la punta del pie. Sí, patea mal. Deja que tu pie gire naturalmente como si estuvieses caminando o trotando. Tu pie se mantiene muy cerca del suelo. Ahora, "sin cambiar nada", apunta la punta del pie hacia el suelo y gira la pierna de nuevo. Si lo hiciste correctamente, debes estar maldiciendo; estás agarrándote el pie porque te golpeaste la punta contra el suelo cuando lo lograste y te has estirado los músculos superiores del pie. No te preocupes, no se te hinchará mucho y cojearás durante 4 días, pero bueno, si le pedimos a nuestros hijos que lo hagan, ¿por qué no lo intentamos nosotros primero? Entonces, ¿cómo comenzamos a hacer este movimiento "antinatural"? El vídeo y el programa de investigación Blast the ball se crearon porque es difícil explicarlo por escrito. En este artículo se hará el mejor esfuerzo.
  6. Ten paciencia. Este movimiento o cambio antinatural toma tiempo. Con práctica lo harás bien. Luego viene la hora del partido y el niño volverá a hacer el movimiento que le nace por instinto. Con el tiempo, la nueva patada se volverá instintiva o se grabará en la memoria muscular del niño.
  7. Comienza haciendo que el niño se acerque más al balón. La mayoría de jugadores juveniles colocan la planta del pie detrás y lejos del balón. Esto ocasiona que en un "balance hacia arriba" se golpee y se patee el balón con la punta del pie de manera natural. Hacer que pisen al costado o un poco por delante del balón obliga a que el balón esté más atrás en el círculo de balance.
  8. Practica el levante de la pierna. En Blast the ball hay una sección completa dedicada al "salto en el fútbol". Es un ligero salto o una zancada antes de patear el balón de fútbol. Al igual que en cualquier deporte como el béisbol, golf, tenis, etc., cuando vas hacia adelante para patear el balón, primero debes elevar o hacer un giro hacia atrás. Toda la pierna regresará con fuerza y te darás cuenta de que la elevación o el giro es tan grande que el pie casi toca el trasero del jugador. Ahora, en lugar de un "empujón" el jugador se debe preparar para realizar la patada.
  9. Acorta la pierna con la que pateas. No con una cirugía, sino manteniendo la posición en "V" de la pierna hasta realizar el giro. Cuando la pierna está realizando el giro hacia atrás y comienza a desplazarse hacia adelante se tiene una sólida posición en "V". Los jugadores deben mantener esta posición en "V" hasta realizar la patada. Párate con ambos pies juntos; levanta un poco el lado de la cadera del pie con el que patearás el balón y luego dobla ligeramente la rodilla. Debes hacer ambas cosas; te darás cuenta que si mantienes esta posición puedes apuntar la punta del pie y girar la pierna hacia atrás y hacia adelante. La punta del pie no tocará el suelo. En cambio, la posición en "V" cambiará a través de la patada y nunca desaparecerá por completo (no hay bloqueo de la pierna recta).
  10. Comienza con un enfoque angular. Se enseñan diversos estilos de patadas correctas. Una de ellas es la patada recta que no tiene un enfoque angular o un giro envolvente. Con la patada recta el balón se golpea con el empeine. Sin embargo, la patada angular tiene un enfoque basado en el ángulo y la pierna girará ligeramente a través y alrededor del frente. Este arco también permitirá que la punta del pie apunte hacia afuera requiriendo "acortar" menos la pierna y así se tienen menos posibilidades de golpearse los dedos. Cuando se trabaja con jugadores juveniles, la patada angular se enseña primero.
  11. Conoce las partes del pie. Cuando se realiza la patada angular se patea el balón con el empeine (primer metatarsiano). En palabras simples, este es el hueso ubicado debajo del nudillo del primer dedo del pie y es el hueso más grande del pie. Cuando el tobillo está inmovilizado crea una gran cantidad de fuerza de impacto.
  12. Aprende a patear el balón justo hacia la izquierda, desde el centro (para jugadores diestros). Esto aplica para la patada angular porque el jugador se acerca al balón desde un ángulo. Patear el balón en el centro ocasionará un impacto de "golpe rebote" y creará una gran cantidad de giros laterales.

Consejos

  • Uno de los puntos más importantes de trabajar con jugadores juveniles es hacer que comiencen despacio. Todo lo que quiere hacer un niño es patear la pelota fuerte. Es muy difícil obligarlos a patear despacio y suave. Se recomienda comenzar este ejercicio haciéndolo contra la pared. Si colocas a los jugadores a 2 metros (6 pies) de la pared, van a tener miedo de que el balón rebote y los golpee. Esto los forzará a patear más suave. Asimismo, si patean muy fuerte tienen que ir a recoger el balón. No comiences este ejercicio a 16,5 m (18 yardas) de un arco de fútbol. Su instinto irresistible de patear con fuerza hacia la red los obligará a concentrarse en la fortaleza.
  • Planifica que la duración de este proceso sea de 6 a 12 meses, dependiendo de la edad del jugador. Hazlos practicar los movimientos varias veces a la semana. Con el tiempo se convertirá en algo instintivo más que antinatural. Ten paciencia y sigue practicando.

Advertencias

  • Siempre comienza el proceso de patear el balón DESPACIO. Es muy fácil sufrir un esguince en la parte superior del pie.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página