Cómo construir una pirámide para el colegio

¿Tu profesor te ha encargado construir un modelo de pirámide egipcia? Esta clásica tarea escolar suele ser bastante entretenida y puede llevarse a cabo de varias formas. Si quieres saber cómo hacer una pirámide de cartón, de terrones de azúcar o de arcilla y conseguir un efecto realista, sigue leyendo.

Con cartón

  1. Reúne el material. Aplicando una capa de cola cubierta de arena sobre el cartón conseguirás un efecto realista de pirámide de caras planas. El cartón es un material muy ligero y fácil de manejar. Para construir tu pirámide de cartón, comienza reuniendo los siguientes materiales, la mayoría de los cuales probablemente tendrás en casa:
    • Caja o una pieza grande de cartón sin plegar
    • Regla
    • Lápiz
    • Tijeras
    • Pistola de encolar y pegamento en barra
    • Cola para papel
    • Pincel para pintura
    • Arena
  2. Recorta el cartón. Utiliza la regla y el lápiz para dibujar un cuadrado de 20 cm (8 pulgadas) de lado sobre la pieza de cartón. Después, dibuja 4 triángulos equiláteros con bases de 20 cm (8 pulgadas). Utiliza las tijeras para recortar esas piezas nuevas, que te darán una base cuadrada y cuatro caras triangulares.
    • Si quieres hacer una pirámide más grande, puedes trazar una base cuadrada de 25 o 30 cm (9 o 10 pulgadas) con sus correspondientes caras triangulares. Simplemente asegúrate de que las bases de los triángulos tengan exactamente la misma medida que los lados del cuadrado.
    • Puedes usar un cúter en lugar de tijeras si el cartón es grueso y resulta difícil de cortar.
  3. Pega los triángulos al cuadrado. Enciende la pistola de encolar y dibuja una línea de pegamento a lo largo de la base de uno de los triángulos. Alinéala con uno de los bordes del cuadrado y presiona suavemente. Haz lo mismo con las demás piezas triangulares y pega sus bases a los demás bordes.
  4. Pega los triángulos entre sí. Inclina las caras triangulares de forma que sus vértices se unan y formen una figura piramidal. Une los bordes contiguos aplicando una línea de pegamento entre ellos.
  5. Deja que el pegamento se seque completamente.
  6. Pinta la pirámide con cola blanca. Vierte cola blanca sobre un plato y utiliza un pincel grueso para cubrir toda la superficie de cartón con una capa uniforme. No te olvides de los bordes, ya que aplicando cola sobre ellos, más tarde podrás tapar las hendiduras con arena.
  7. Esparce la arena. Antes de que se seque el pegamento de cola, cubre la pirámide de arena. Intenta esparcirla uniformemente para que toda la pirámide quede cubierta de una capa homogénea de arena.
  8. Deja que la pirámide se seque completamente.

Con terrones de azúcar

  1. Reúne los materiales. Este sencillo modelo tiene forma de pirámide escalonada con "piedras" individuales visibles, en lugar de presentar caras lisas. Solo necesitarás unos cuantos materiales caseros:
    • Caja de terrones de azúcar
    • Pieza de cartón
    • Regla
    • Lápiz
    • Tijeras
    • Cola para manualidades
    • Pincel grueso
    • Arena
  2. Corta un cuadrado de cartón. Utiliza la regla y el lápiz para dibujar un cuadrado sobre la pieza de cartón. Esta será la base de la pirámide, así es que dibújala del tamaño que quieras. Una base de 20 x 20 cm (8 x 8 pulgadas) está bien para este proyecto. Recorta el cuadrado cuando hayas terminado.
  3. Haz un cuadrado de terrones de azúcar. Aplica una capa de pegamento a lo largo del borde del cuadrado. Ve colocando terrones de azúcar sobre la capa de cola, de forma que el borde de la base quede cubierto por un cuadrado de terrones.
    • Si no tienes pegamento a mano, puedes usar azúcar glaseado en su lugar. Mezcla el contenido de 3 tazas (400 g) de azúcar glaseado con 2 cucharadas (30 ml) de agua y remueve hasta que quede una pasta homogénea.
    • También puedes usar cola caliente en lugar de cola para papel.
  4. Añade un segundo escalón a la pirámide. Aplica una capa de pegamento sobre la mitad interior del primer cuadrado de terrones de azúcar. Coloca otra fila de terrones sobre la primera, de forma tal que la mitad sobresalga ligeramente hacia dentro. Para construir el segundo escalón necesitarás unos cuantos terrones menos que para el primero.
  5. Añade el resto de escalones. Aplica una capa de pegamento sobre la mitad interior de cada escalón y coloca terrones formando un nuevo peldaño más pequeño. Repite esta operación hasta que las caras de la pirámide lleguen a juntarse en un punto.
  6. Deja que el pegamento se seque completamente.
  7. Cubre la pirámide con pegamento. Utiliza un pincel grueso para cubrir toda la pirámide con una fina capa de pegamento. Ten cuidado de no estropear la figura al hacerlo.
  8. Esparce arena. Intenta cubrir toda la superficie de la pirámide con una capa homogénea de arena.
  9. Deja que la pirámide se seque.

Con arcilla

  1. Reúne los materiales necesarios. El uso de arcilla te permitirá emplear la creatividad, ya que podrás hacer muescas y hendiduras sobre la figura construida, consiguiendo que su superficie resulte parecida a la de las antiguas pirámides de Egipto. Necesitarás los siguientes materiales:
    • Bola grande de arcilla para modelar (envasada al vacío)
    • Rodillo
    • Cuchillo
    • Pieza de cartón
    • Regla
    • Lápiz
    • Tijeras
    • Pintura y pincel grueso
  2. Haz la base de cartón. Utiliza la regla y el lápiz para dibujar un cuadrado sobre el cartón. Una base de 15 x 15 cm (6 x 6 pulgadas) estará bien para una pirámide pequeña, pero si tienes bastante arcilla, puedes hacerla más grande. Recorta el cuadrado cuando hayas terminado.
  3. Pasa el rodillo por la arcilla. Coloca la arcilla sobre una superficie limpia y seca y utiliza el rodillo para aplanar y extender la bola de arcilla hasta que su grosor quede reducido a 1,5 o 2 cm (½ o ¾ pulgadas).
  4. Mide los lados de la pirámide de arcilla. Utiliza la regla y el lápiz para trazar 4 triángulos equiláteros con bases de la misma longitud que los lados del cuadrado. Si el cuadrado es de 15 x 15 cm (6 x 6 pulgadas), cada triángulo deberá tener una base de 15 cm (6 pulgadas).
  5. Corta los triángulos. Utiliza un cuchillo para cortar los triángulos que has marcado sobre la arcilla.
  6. Bisela los bordes. Presiona la regla contra los bordes de los triángulos para suavizar los ángulos. Haciendo esto será más fácil unir las caras entre sí de forma que quede una pirámide estable.
  7. Construye la pirámide. Coloca dos triángulos de forma que sus bordes queden alineados con los del cuadrado de cartón. Une los bordes de ambos triángulos presionando uno contra otro. Coloca un tercer triángulo uniendo uno de sus bordes al de alguno de las demás caras y presiónalo para fijarlo. Añade el último triángulo y presiona para unir sus bordes con las caras contiguas.
  8. Crea relieves sobre la superficie. Utiliza el cuchillo para hacer marcas sobre las caras de la figura de arcilla, imitando las superficies de piedra de las pirámides.
  9. Deja que la pirámide se seque. No la toques hasta que no pasen unas cuantas horas o una noche entera para que se seque por completo y se endurezca.
  10. Pinta la pirámide. Vierte pintura en un plato y utiliza un pincel grueso para distribuirla uniformemente sobre la pirámide. Emplea pintura marrón o de color arena para un resultado óptimo. También puedes usar una capa de pegamento espolvoreado con arena si lo prefieres.
  11. Deja que la pirámide se seque.

Consejos

  • Decora la superficie de alrededor de la pirámide con arena con un río Nilo artificial y demás elementos egipcios.
  • El uso de pegamento es engorroso, así es que protege la zona de trabajo con papel de periódico antes de empezar.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página