Cómo cepillar tus dientes con un piercing en la lengua

Tener un piercing en la lengua nunca debe impedir que tengas un buen cuidado de tus dientes. Además, una higiene oral buena ayudará a que el piercing en tu lengua se conserve saludable y te permitirá tenerlo más tiempo. Para una información detallada sobre cómo cepillar tus dientes con un piercing en la lengua, consulta el Paso 1 a continuación.

Cepilla tus dientes

  1. Saca la joya de tu piercing antes de comer. Esto evita que las partículas de alimentos se atoren en tu piercing en la lengua y reduce los restos que necesitas desechar mientras te cepillas.
    • Coloca la joya en un recipiente con tapa que contenga 10 ml de enjuague bucal (Listerine, Orahex) diluido en 5 ml de agua.
    • Colócala de nuevo en tu lengua solo después de haberte cepillado los dientes.
  2. Cepilla tus dientes sin la joya. Cada vez que cepilles tus dientes (en la mañana, después de comer y antes de acostarte) es una buena idea hacerlo sin la joya en tu lengua, a fin de evitar irritar el piercing y de limpiar los dientes de forma correcta.
    • Cepillar tus dientes de forma correcta es importante, ya que elimina cualquier partícula de comida entre tus dientes que podría quedarse atorada en la joya y causar una infección.
    • Por eso, cepillar tus dientes bien ayudará a que el piercing en tu lengua permanezca saludable y dure más tiempo.
  3. Sostén el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados. Comienza con los dientes de la parte de atrás, coloca la cabeza del cepillo dental en un ángulo de 45 grados con las cerdas frente al cuello de tus dientes.
    • Este es el mejor ángulo para la limpieza tanto de los dientes como de las encías, lo cual es esencial para prevenir la acumulación de placa y bacterias.
  4. Cepíllate usando movimientos circulares pequeños. En lugar de usar un movimiento de adelante hacia atrás para cepillar los dientes, usa movimientos circulares pequeños. Así limpias los dientes de manera eficaz sin dañar el esmalte.
    • Después de aproximadamente 15 segundos de cepillado, haz un movimiento ondulante o de barrido para dirigir todos los restos hacia la superficie de mordida de tus dientes.
  5. Cepíllate al menos por dos minutos. Es importante limpiar cuidadosamente la superficie de cada diente (la parte delantera y trasera). Debe tomarte aproximadamente entre 2 y 3 minutos hacerlo de forma correcta, así que usa un temporizador si es necesario. Recuerda cepillar tus dientes al menos dos veces, pero de preferencia tres veces al día.
    • Después de cepillar, limpia con hilo dental todas las zonas interdentales como lo haces normalmente. Ten mucho cuidado cuando trabajes en las zonas cerca al agujero en tu lengua, ya que si lo golpeas con tu mano puede ser doloroso.
  6. Usa tu cepillo dental para limpiar la joya afuera de tu boca. Cepillar la joya con un cepillo dental afuera de tu boca ayuda a eliminar los restos de comida, placa o depósitos calcáreos de la superficie del metal, lo cual ayuda a evitar que tu lengua se infecte.
    • Para limpiar la joya, lávate las manos de forma minuciosa, luego llena un tazón con una solución antibacteriana que se prepara al mezclar una cucharada de enjuague bucal con clorhexidina con dos cucharadas de agua.
    • Moja tu cepillo dental con esta solución y cepilla la joya, asegurándote de restregar toda la superficie. Sostenerla por encima del tazón es una buena idea, por si la joya se resbala de tus manos durante la limpieza.
  7. Recoloca la joya. Una vez que termines de cepillar, de usar el hilo dental y de limpiar la joya, ajusta la bola del aro en la lengua para asegurar que el aro permanezca firme y seguro en su posición.
    • Si la bola queda floja, existe la posibilidad de que pueda desprenderse de la zona del piercing y que caiga en la garganta, lo que causaría una situación de emergencia como la asfixia.

Limpia tu piercing

  1. Enjuaga tu boca con agua salada antes de acostarte. Esta es una manera eficaz de disminuir las bacterias en tu boca (además del cepillado y del uso del hilo dental) sin dejar un efecto residual como los enjuagues con clorhexidina.
    • Para preparar un enjuague de agua salada, disuelve 1 cucharadita de sal en una taza de agua tibia. Toma un trago y enjuágalo por toda tu boca por 1 minuto antes de acostarte.
  2. Usa un enjuague bucal con clorhexidina durante las próximas dos semanas. Usa un enjuague bucal a base de clorhexidina durante las dos semanas después de ponerte el piercing en la lengua. La primera semana, usa el enjuague bucal al menos 5 veces al día y luego gradualmente disminuye a 3 veces al día en la segunda semana.
    • Cuando elijas un enjuague bucal, verifica si tiene o no alcohol. Los enjuagues bucales con alcohol producirán una sensación de ardor alrededor de la zona del piercing.
    • Los enjuagues bucales con clorhexidina (cuando se usan por más de dos semanas) pueden provocar lo siguiente: alteración del gusto, sensación de ardor en la lengua y decoloración de la lengua.
  3. Visita a tu dentista cada seis meses. Es sumamente importante mantener una higiene oral buena siempre, en particular cuando tienes un piercing en la boca. Aunque un cuidado bueno en casa es una parte esencial de esto, también será necesario visitar a tu dentista y recibir revisiones y limpiezas profesionales, aproximadamente cada seis meses.
  4. Conoce las complicaciones que pueden acarrear los piercings en la lengua. Los piercings en la boca demandan tiempo porque necesitan cuidado continuo. Los piercings en la lengua en forma de pesas en particular son un lugar potencial para albergar bacterias dentro de tu boca. Los siguientes son los riesgos potenciales para tu salud que presenta un piercing sucio.
    • Infección lingual.
    • Daño en los dientes y en los empastes.
    • Daño en las encías.
    • Daño nervioso.
    • Sin embargo, estos problemas pueden evitarse en gran medida con una higiene oral meticulosa y visitas regulares al dentista. Para obtener más información sobre cómo cuidar un piercing en la boca, lee el artículo sobre cómo cuidar un piercing en la lengua.

Consejos

  • Evita el consumo de alcohol y no fumes cigarros ya que estos hábitos pueden retrasar el proceso de curación y aumentar las probabilidades de complicaciones como una infección. Abstente de masticar chicles o tabaco de mascar.
  • Intenta hablar menos durante los primeros días ya que el descanso es la mejor medicina para una recuperación más rápida.
  • Si no puedes sacar la joya de tu lengua y el piercing está demasiado sensible para cepillar tus dientes delanteros con un cepillo dental, trata de usar tu dedo y algo de pasta dental para limpiarlos. Esto no es tan eficaz como cepillar con un cepillo dental, pero es mejor que no cepillar para nada.
  • Visita a tu dentista regularmente para supervisar la condición de tu boca.

Advertencias

  • No uses tu piercing en la lengua cuando participes en deportes. Esto puede provocar asfixia debido a que tu cuerpo está sumamente activo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página