Cómo hacer crecer el pelo afro

Debido a que el cabello afro tiene rizos fuertes y tiende a resecarse, parecería muy difícil hacerlo crecer y tenerlo largo. Sin embargo, si adoptas algunos cambios en tu rutina de peinado y de cuidados capilares tendrás más probabilidades de tener los rizos de Rapunzel con los que siempre has soñado.

Mantener tu cabello saludable

  1. Mantén tu cabello hidratado. De lejos este es el consejo más importante para que tu cabello crezca largo, fuerte y hermoso. Como el cabello afro es tan rizado, el aceite de las raíces toma mucho más tiempo en llegar a las puntas, lo cual quiere decir que tendrás que dedicarte siempre a reparar las áreas más dañadas y resecas de tu cabello: las puntas.
    • Cada vez que te duches, échate acondicionador. Busca aquellos especiales para cabello seco, dañado o quebradizo. Aplícatelo sobre todo en las puntas y déjalo actuar durante 2 a 3 minutos antes de aclararlo.
    • Usa un acondicionador profundo cada 2 a 3 semanas. Aplícatelo según las instrucciones del empaque y acláralo después del tiempo indicado para que las hebras sigan estando suaves.
    • Elabora tu propio acondicionador profundo en casa. Si bien suena extraño, la mayonesa es un acondicionador profundo maravilloso. Frótatelo en el cabello y déjalo actuar 15 minutos. Acláralo con champú regular y acondicionador. Repítelo cada 2 a 3 semanas para que tus rizos estén muy suaves.
    • Trata de aplicarte un acondicionador sin enjuague. Podrás frotar este tipo especial de acondicionador en las puntas del cabello húmedo después de la ducha. No tienes que aclararlo, aunque evitará que se vea grasoso o desordenado. Puedes hacerlo después de cada ducha o entre lavadas, como quieras.
  2. Aplícate aceite en el cabello. Como los aceites naturales de tu cabello se demoran demasiado en llegar a las puntas, aplícate aceites para complementar los que tu cuero cabelludo crea. Solo aplícatelo cuando esté húmedo. EVITA los aceites minerales y de vaselina.
    • Prueba usar aceite de ricino. Este producto se viene usando por cientos de años para aumentar la suavidad del cabello y ayudar a que crezca más rápidamente. Frótate un poco de aceite en las palmas de las manos y pásatelas por tu cabello para que absorba lo más que pueda.
    • El aceite de lavanda no es solo una flor popular, también se ha comprobado que aumenta el crecimiento del cabello hasta un 44% cuando se lo aplica directamente. Usa este aceite sobre el cabello húmedo o seco además de otros aceites naturales para acelerar su proceso de crecimiento.
    • El aceite de argán es un tipo nuevo de aceite que cada vez más goza de popularidad gracias a sus propiedades de hidratación y desenredo intensos. Si bien podría ser costoso ($30 por botella), según las críticas pareciera que vale la pena. Si no estás dispuesta a pagar ese precio, busca versiones de imitación para que obtengas resultados similares en las farmacias o tiendas de belleza.
  3. Córtate las puntas frecuentemente. Si bien tu objetivo será tener el cabello largo, las puntas maltratadas podrían desacelerar el crecimiento natural. Córtate las puntas cada 3 a 4 meses para que mantenga en su condición óptima.
  4. Toma vitaminas para potenciar el crecimiento capilar. Existen muchos suplementos y vitaminas (de vía oral) que te ayudarán a que tu cabello crezca con mayor rapidez.
    • La biotina se considera la mejor vitamina para potenciar el crecimiento capilar. Se vende en cápsulas en muchas tiendas naturistas o en Internet. Ayuda a renovar las células capilares, lo cual hará que tu cabello crezca más rápido y esté más largo.
    • La vitamina B6 es un suplemento excelente para el crecimiento capilar, ya que bloquea los receptores de testosterona de las raíces del cabello. Cuando se libera demasiada testosterona a los folículos, el cabello se adelgaza y crece menos. El B6 bloquea parcialmente esa testosterona para que crezca con mayor rapidez.
  5. Protege las puntas de tu cabello. Las puntas son el área más quebradiza y maltratada (porque reciben la menor cantidad de aceites naturales), por eso es la más propensa a horquillarse. Dejar el cabello suelto constantemente aumenta la probabilidad de que se horquille, así que recógetelo para prevenirlo.
    • Mantén tu cabello en un moño sujetado con horquillas para que se mantenga en su lugar. Si puedes, no te hagas una cola de caballo ni uses una banda de goma, porque podrían romper las hebras del cabello cuando te la saques.
    • Hazte trenzas. De esta manera, las puntas no estarán expuestas y no se dañarán más. Podrás hacerte decenas de trenzas pequeñas o unas cuantas grandes, pero asegúrate de no dejar las puntas como colas de caballo para que no arranques las hebras cuando te las saques.
  6. Envuélvete el cabello cuando te sea posible. Para que el cabello absorba el aceite y los nutrientes que le has estado aplicando, envuélvelo con una bufanda. Si bien no tendrás que hacerlo todo el tiempo, ponerte una durante el día evitará que los elementos lo dañen. Procura dormir con tu cabello envuelto suavemente con una bufanda.
    • Usa una bufanda de satén, pues este material no absorbe el aceite como el algodón u otras telas sintéticas.
    • Procura que las fundas de tu almohada sean de satén para que no absorba el aceite de tu cabello mientras duermes.
  7. Prueba usar un tratamiento de proteínas. Estos productos agregan proteínas al cabello para que restaure las partes quebradas o dañadas. Si bien el beneficio es solo temporal, ayudarán a que tu cabello crezca mucho con el tiempo. Averigua en tu salón favorito o busca uno en una tienda de productos de belleza.
    • El tratamiento de proteínas tiene el mejor efecto en los cabellos laceados o tratados, pero también lo podrás usar si tu cabello es natural.
    • Cuando busques un tratamiento de proteínas, lee la etiqueta de la botella. Si el tipo de proteínas (animal o vegetal) no se menciona en los primeros cinco ingredientes, probablemente no mejore mucho tu cabello.
    • No hay diferencia entre los tratamientos capilares a base de proteínas animales o vegetales.
  8. Come alimentos saludables. Ciertos alimentos han demostrado ser efectivos para mejorar el crecimiento del cabello y son excelentes para nutrir el cuero cabelludo y las hebras. Procura comer más de estos alimentos para que tu cabello se vea largo y fuerte:
    • El salmón, el avocado y las semillas de calabaza están llenos de ácidos grasos omega 3, los cuales ayudan a que los folículos se mantengan sanos.
    • La espinaca, los huevos, el yogur griego y las lentejas son fuentes excelentes de proteínas que enriquecen las hebras del cabello.
    • Los arándanos son una fuente de vitamina C importante para tener el cabello fuerte. La deficiencia de vitamina C provoca que se vuelva quebradizo.

Evita el daño

  1. Evita aplicarte calor en el cabello. Las altas temperaturas resecan y maltratan el cabello, cosa que aumenta su quiebre. Si es estrictamente necesario que te apliques calor, procura hacerlo solamente una vez a la semana como mucho.
    • Cada vez que te sea posible, deja que tu cabello se seque naturalmente. El calor de los secadores podría ser muy dañino, porque además te echa una fuerte corriente de aire, otro causante del daño capilar.
    • Usa las planchitas laceadoras y rizadoras al mínimo. Como estos aparatos llegan a 200 °C (400 °F), literalmente estarás cocinando tu cabello.
  2. Aléjate de los tintes de cabello. Los químicos presentes en los tintes son uno de los mayores culpables del daño capilar. Teñirte el cabello a menudo impide que el cabello crezca debido al daño que sufre toda la hebra. Si te es posible, no te lo tiñas en lo absoluto. Si es estrictamente necesario, deja que pasen como mínimo tres meses entre cada sesión de tintura.
  3. Procura que pase más tiempo entre cada sesión de laceado. Si te laceas el cabello, de seguro sabes lo dañino que es. Si bien podría ser tentador laceártelo para mantenerlo liso, procura esperar lo más que puedas entre sesión y sesión.
    • Esperar como mínimo unos tres meses para someterte a tratamientos de laceado podría fomentar el crecimiento del cabello.
    • Si puedes y estás dispuesta, procura no laceártelo y opta por un estilo natural. Además de tener un estilo de cabello más variado, su crecimiento será más rápido.
  4. Evita los agentes de estrés. Se ha comprobado que este afecta el crecimiento y el grosor del cabello, así que haz lo necesario para que tu vida tenga la menor cantidad. Aléjate de las cosas que te estresen y adopta más cosas que te den paz.
  5. Trata tu cabello con suavidad. Si bien dormir y las actividades diarias dificultan su control, no trates de controlarlo con cepillados bruscos ni pasándole la mano fuertemente. Más bien, sé cuidadosa para desenredar los nudos.
    • Cepíllatelo lentamente. De esta manera, el cabello no se romperá tanto. Empieza a cepillártelo siempre desde la parte superior hacia las puntas.
    • Para cepillártelo, usa un peine o un cepillo de cerdas naturales. Evita usar los cepillos que tengan bultitos en las puntas de las cerdas, porque podrían enredarse y causar más daños.
  6. Evita usar extensiones y hacerte trenzas muy ajustadas. Estas presionan demasiado las raíces del cabello, lo cual las hace más propensas a quebrarse desde la raíz.
    • Usar extensiones cosidas y fusionadas podrían dañar las raíces, así que procura no usarlas si quieres dejarte crecer el cabello.
    • Hacerte trenzas sueltas podría ayudar a proteger las puntas quebradizas, pero las trenzas demasiado ajustadas o las trenzas africanas cosidas podrían romper el área cerca de los folículos. Hazte trenzas sueltas para que tu cabello se mantenga protegido.

Consejos

  • Tomar mucha agua podría ayudarte a que el cabello crezca más rápidamente.
  • Al lacearte el cabello, se pierden las proteínas del tallo del cabello, lo cual lo debilitará y hará que se vuelva quebradizo. Por eso el cabello se cae y se daña por el calor.
  • Ten paciencia. El cabello crece un aproximadamente 1,5 cm (1/2 pulgada por mes), así que podría tomarte muchos meses para que llegue al largo que quieres.
  • Péinate cuando el cabello esté húmedo y acondicionado. Así será más fácil peinártelo y se romperá menos.
  • Si crees que es necesario lacearte el cabello frecuentemente, existen buenas marcas de aceites y aerosoles protectores hechos a base de aceite de oliva.
  • Solo aplícate aceite al cabello cuando esté húmedo. Si está seco, el aceite impedirá que entre la hidratación.
  • Lacear el cabello lo debilita porque altera el sellador proteínico. Para ahorrar tiempo y dinero, ¿por qué no intentas dejártelo al natural?
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página