Cómo entrenar a tu perro a hacerse el muerto

Enseñarle trucos nuevos a tu perro siempre es divertido. Algunos trucos, como enseñarle a hacerse el muerto, requerirán más tiempo para que tu perro pueda dominarlos. Afortunadamente, además de tu perro, todo lo que necesitas para este truco son tus dedos, un clicker y algunas golosinas pequeñas.

Enseñarle a tu perro la orden de echarse

  1. Enséñale a tu perro la orden de “echarse” antes de enseñarle a hacerse el muerto. Para hacerse el muerto, tu perro tiene que echarse. Para poder aprender este truco, tu perro debe sentirse cómodo con la orden de echarse.
  2. Elige un área cómoda en donde entrenar a tu perro. De preferencia, esta área también debe ser tranquila, para que tu perro no se distraiga con facilidad.
  3. Ordénale a tu perro que se siente. Si tu perro aún no conoce esta orden, enséñasela sosteniendo una golosina en lo alto con tu mano. Mientras mira la golosina, empuja el extremo de su lomo hasta que se siente; di la palabra “sentado” con una voz firme cuando lo hagas.
    • Una vez que esté sentado, prémialo con la golosina acercándosela en lugar de dejarlo saltar para atraparla. Si salta, dile “no” con una voz firme.
    • Practícalo varias veces al día por algunos días hasta que pueda sentarse sin que empujes el extremo de su lomo. Cada sesión de práctica debe durar alrededor de 10 a 15 minutos.
    • Continúa dándole golosinas como refuerzo positivo cada vez que se siente.
  4. Párate directamente frente a tu perro mientras esté sentado. Sostén una golosina en frente de su nariz, pero no permitas que la coma. En lugar de ello, mueve lentamente la golosina hacia el piso mientras la sostienes en frente de su nariz.
    • Di la indicación verbal “échate” a medida de que muevas la golosina en dirección al piso, para que tu perro asocie esta indicación verbal con la acción de echarse.
    • Tu perro debe echarse en el momento en el que muevas la golosina en dirección al piso.
    • Si se levanta, continúa practicando hasta que se eche cada vez que muevas la golosina en dirección al piso.
    • Prémialo con una golosina cuando se eche sin levantarse rápidamente.
  5. Haz que tu perro se eche sin una golosina. Mantén tu mano frente a la nariz de tu perro, como si tuvieras la golosina, pero no coloques ninguna golosina en tu mano.
    • Usa el mismo movimiento que usarías si tuvieras la golosina, para que tu perro se eche.
    • Nuevamente, prémialo con una golosina cuando se eche de forma constante sin levantarse rápidamente.
  6. Continúa practicando hasta que tu perro aprenda a echarse cuando se lo ordenes. Tendrás que practicar esta orden con tu perro varias veces al día durante al menos unos días.
    • Cada sesión de práctica debe durar alrededor de 10 a 15 minutos.
    • Si quieres darle un reto a tu perro, puedes reducir poco a poco la indicación visual hasta que aprenda a responder solo a tu indicación verbal para echarse.

Enseñarle a tu perro a quedarse quieto

  1. Enséñale a tu perro a quedarse quieto antes de enseñarle a hacerse el muerto. Si tu perro no sabe quedarse quieto, será difícil enseñarle a hacerse el muerto. Asegúrate de que se sienta cómodo quedándose quieto en una posición determinada antes de enseñarle el truco.
  2. Elige un área cómoda para entrenar a tu perro. Las áreas como su cama o una alfombrilla cómoda son buenas opciones. También puedes elegir un área con césped, fuera de casa.
  3. Ordénale a tu perro a adoptar la posición en la que quieras que permanezca quieto. Enseñarle a tu perro a quedarse quieto a partir de la posición de “sentado” o “parado” lo ayudará a prepararse para aprender a hacerse el muerto.
  4. Párate directamente en frente de él por 1 o 2 segundos. Si tu perro empieza a moverse hacia ti antes de que el tiempo haya transcurrido, empieza de nuevo. Cuando tu perro pueda permanecer quieto por 1 o 2 segundos, prémialo con una golosina.
    • Después de darle la golosina, él podrá acercarse a ti, ya que se habrá quedado quieto en su lugar.
  5. Aumenta la cantidad de tiempo que permaneces parado en frente de él. Aumenta la cantidad de tiempo en pequeños incrementos hasta que tu perro pueda permanecer quieto en el mismo lugar por al menos 10 segundos.
    • Los incrementos de 1 o 2 segundos ayudarán a tu perro a quedarse quieto por periodos más largos.
    • Dale una golosina a tu perro cada vez que pueda quedarse quieto por algunos segundos adicionales.
  6. Agrega una indicación verbal y una visual. Cuando esté en la posición en la que quieres que permanezca quieto, di la palabra “quieto” y coloca tu mano arriba como una señal de alto.
    • Es probable que tu perro necesite algunos días para asociar estas indicaciones con el acto de permanecer quieto, así que sé paciente con él.
    • Prémialo con una golosina cuando siga estas indicaciones de forma correcta y constante.
  7. Aumenta la distancia entre tu perro y tú. Si bien puedes practicar haciendo que permanezca quieto sin que pueda verte, él tendrá que verte cuando le enseñes a hacerse el muerto.
    • Puedes aumentar la distancia entre él y tú hasta un punto en el que aún pueda verte, como a su derecha o a su izquierda.

Enseñarle a tu perro a hacerse el muerto

  1. Ordénale a tu perro que se eche desde la posición de sentado o parado. Tu perro podría preferir inclinarse hacia un lado u otro cuando se eche, así que fíjate qué lado prefiere.
    • Ordénale que permanezca sentado o parado y luego que se eche.
    • Cuando practiques el truco, haz que siempre se eche al piso del lado en el que se incline; de todos modos, es probable que prefiera hacerlo.
  2. Haz que tu perro se eche de costado. No uses una indicación verbal para hacerlo; usa tus manos, algunas golosinas y un clicker. Ten en cuenta que es probable que este paso requiera algo de persuasión, así que sé paciente con tu perro cuando aprenda a seguir tus indicaciones para echarse de costado.
    • Puedes hacer que se eche de costado empujándolo suavemente con ambas manos desde la posición de echado. Una vez que esté echado, prémialo con un poco de refuerzo positivo (p. ej., un elogio verbal, unas frotada en su barriga, una golosina, etc.).
    • También puedes incentivarlo con comida para que se eche. Para hacerlo, sostén una golosina frente a su nariz. Luego, mueve la golosina hacia atrás de sus hombros (por su hombro izquierdo si se inclina a la derecha o su hombro derecho si se inclina a la izquierda). Cuando gire su cabeza para alcanzar la golosina, después se echará de costado. Usa tu clicker y otros refuerzos positivos cuando tu perro se eche, para que sepa que ha hecho lo correcto.
  3. Practica haciendo que tu perro se siente o se pare y luego se eche de costado. Mientras más fluido sea el movimiento con el que tu perro cambia de una posición a otra, más cerca estará de dominar el truco de hacerse el muerto.
    • Usa tu clicker y dale una golosina cuando cambie de la posición de sentado o parado a la de echado, y nuevamente cuando cambie de la posición de echado a la de echado de costado.
  4. Agrega una indicación verbal para que tu perro se haga el muerto. Podrás determinar el momento en el que tu perro esté listo para la indicación verbal cuando se eche de costado automáticamente al ver que tienes una golosina o al incentivarlo con comida.
    • Puedes usar cualquier indicación verbal con la que te sientas cómodo. “¡Bang!” es una indicación verbal que suele usarse para este truco.
    • Se consistente con las indicación verbal que uses. No debes confundir a tu perro usando indicaciones verbales diferentes para la misma orden.
  5. Usa la indicación verbal con más frecuencia, en lugar de incentivarlo con comida. En esta etapa de enseñanza del truco de hacerse el muerto, tu objetivo es hacer que tu perro pueda hacerse el muerto respondiendo solo a tu indicación verbal, en lugar de también incentivarlo con comida.
    • Es probable que te tome tiempo lograr que tu perro responda sin incentivarlo con comida, así que sé paciente con él.
  6. Usa una indicación visual (señal con la mano) para ordenarle a tu perro a hacerse el muerto. Una indicación visual común para este truco es la forma de una pistola. Tu perro no comprenderá de inmediato el significado de la indicación visual, por lo que es de utilidad realizarla junto con la indicación verbal que hayas elegido para este truco.
    • Existen un par de formas en las que puedes hacer una señal de pistola: con el pulgar y el dedo índice de una mano; con el pulgar y los dedos índice y medio de una mano; o con el pulgar y el dedo índice de ambas manos colocados juntos. En la última opción, tus otros dedos estarán entrelazados.
    • Dale a tu perro la indicación visual al mismo tiempo que la verbal.
    • También podrías usar la indicación visual después de la verbal. Si lo intentas de esta forma, usa la indicación visual antes de que tu perro responda a la verbal. Si tu perro responde a la indicación verbal antes de que puedas usar la visual y sigue haciéndolo después de muchos intentos, puedes dejar de usar la indicación visual por completo o puedes usarla al mismo tiempo que la verbal.
    • Practica usando la indicación verbal y la visual juntas hasta que tu perro demuestre que puede hacerse el muerto siguiendo estas indicaciones juntas.
  7. Usa solo la indicación visual. Básicamente, debes hacer que tu perro se haga el muerto respondiendo solo a tu indicación visual. Incluso después de que tu perro comprenda el significado de la indicación visual, necesitará un poco más de tiempo para poder responder a ella sin necesidad de ninguna indicación verbal u orden, o sin incentivarlo con comida.
    • Poco a poco, usa la indicación visual por sí sola con más frecuencia, y usa la indicación verbal y otras órdenes con menos frecuencia.
    • Prémialo con una golosina cada vez que realice el truco solo con una indicación visual.
  8. Practica el truco en lugares diferentes. El hecho de que tu perro haya dominado el truco en un lugar no significa que podrá hacerlo automáticamente en otros lugares o situaciones. Practicar el truco en áreas diferentes o cerca de personas diferentes le permitirá a tu perro volverse incluso mejor haciéndose el muerto.
    • Otros lugares incluyen a las diferentes habitaciones de la casa, un parque para perros o frente a un grupo de personas.
  9. Sé paciente con tu perro hasta que domine el truco. Podría aprenderlo en unos días o podría tomarle algunas semanas. Cualquiera que sea su ritmo, prémialo de forma generosa por su progreso.

Consejos

  • Pasa de 5 a 15 minutos cada día practicando el truco. Aprender a hacerse el muerto es una tarea más difícil, así que tendrás que practicar con tu perro por al menos unos minutos cada día, hasta que aprenda cada paso.
  • Este truco requiere que tu perro se mueva entre varias posiciones y que responda a las indicaciones; por ello, solo practica un nuevo paso a la vez.
  • No le grites a tu perro. Esto no solo hará que tu perro se enfurezca contigo, también es probable que no sienta ánimos de tratar de aprender el truco.
  • Asegúrate de que sea divertido para tu perro. Si notas que se distrae, se molesta o se frustra, dale un pequeño descanso o posterga el entrenamiento para el siguiente día.
  • La mejor forma de mostrarle a tu perro que ha completado la tarea de forma incorrecta es no darle el premio. Recuerda ayudarlo y mostrarle cómo completarla de forma correcta si comete un error.

Advertencias

  • Evita darle a tu perro golosinas que sean tóxicas para su organismo, como el chocolate negro. Si no sabes qué golosinas darle, ve a una tienda de mascotas local y pide que te recomienden golosinas seguras para tu perro.
  • No le enseñes a tu perro este truco si tiene artritis o algún otro problema en las articulaciones. Será muy difícil y doloroso para él moverse de una posición a otra si sus articulaciones están adoloridas.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página