Cómo tomar cúrcuma en polvo

La cúrcuma en polvo se ha utilizado desde hace mucho tiempo como una especia deliciosa en las cocinas del sur de Asia. No obstante, puede también puede tener muchos beneficios para la salud, desde el alivio de la indigestión hasta la prevención de peligrosas enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer. Si bien la cúrcuma cruda puede ser un poco amarga y desagradable, existen muchas formas en que puedes incorporar este antioxidante poderoso en tu dieta diaria y rutina de salud.

Consumir la cúrcuma en diferentes formas

  1. Consúmela en forma de raíz. Puedes encontrar la cúrcuma en el tallo de la planta “Curcuma longa”. Esta planta es pariente cercana del jengibre, y puedes comerla en su forma de raíz, aunque podría ser amarga.
    • Opta por consumir de 1,5 a 3 g de esta raíz al día.
  2. Agrega la cúrcuma en polvo a los alimentos y bebidas. La cúrcuma suele estar disponible en polvo, y debes consumir de 400 a 600 mg, 3 veces al día. Puedes agregarla a las salsas, sopas o bebidas, como la leche y el té.
    • Para preparar un té de cúrcuma, hierve 1 taza de agua y disuelve 2 g de cúrcuma en polvo. También puedes añadir limón, miel y jengibre para mejorar el sabor del té.
    • Si el té no es tu bebida favorita, también puedes añadir una cucharadita de cúrcuma en polvo en un vaso de leche con la finalidad de añadirle antioxidantes y propiedades antiinflamatorias.
  3. Utiliza tintura de cúrcuma. En forma de tintura, se ha extraído todos los beneficios de la raíz de cúrcuma en un líquido. Puedes añadir de 2 a 3 gotas de esta tintura en agua, té, sopa o cualquier otro líquido que consumes diariamente.
    • Puedes comprar tintura de cúrcuma en la mayoría de las tiendas de alimentos saludables o en la sección de vitaminas del supermercado local.
  4. Elabora una pasta de cúrcuma. Si sufres algún corte o quemadura, una pasta de cúrcuma podría ser el método más apropiado para obtener sus beneficios debido a que puedes colocarla directamente sobre la zona afectada.
    • Mezcla agua, cúrcuma en polvo y polvo de jengibre. Utiliza una espátula o cepillo limpios y esterilizados para aplicar la mezcla sobre la zona lesionada. Si utilizas las manos, asegúrate de que estén limpias antes de aplicar la pasta. Deja que se asiente en la zoan afectada durante algunas horas.
    • Si quieres curar alguna quemadura menor, puedes aplicar una pasta de cúrcuma y aloe era. Mezcla cantidades iguales de cúrcuma en polvo y aloe vera para formar una pasta.
  5. Tómala en forma de pastilla. También puedes encontrar cápsulas de cúrcuma en dosis que pueden variar dependiendo del paquete, pero que generalmente son de 350 mg. Debes tomar de 1 a 3 pastillas diarias y, si sufres malestar estomacal, podrías tomar una dosis mayor (3 pastillas). Puedes adquirir estas pastillas en la sección de vitaminas del supermercado.

Saber cuándo no consumir la cúrcuma

  1. Regula la dosis. Si bien la cúrcuma puede tener grandes beneficios para la mayoría de las personas que la consumen, es necesario asegurarte de no exceder las dosis recomendadas o podrías sufrir un malestar estomacal. Consulta con tu médico para que te indique la cantidad adecuada que deberás incluir en tu dieta.
  2. No tomes la cúrcuma con propósitos medicinales si estás embarazada o en etapa de lactancia. Si bien las cantidades normales de cúrcuma en los alimentos no deben suponer ningún problema, no añadas dosis adicionales en forma líquida o de cápsula.
  3. Si sufres diabetes, evita consumir la cúrcuma. Si tienes un nivele anormal de azúcar en sangre, habla con tu médico antes de iniciar un tratamiento con cúrcuma. Se ha demostrado que la cúrcuma disminuye los niveles de azúcar en sangre y, si ya sufres de esta condición, es necesario que evites consumirla con propósitos médicos.
    • La cúrcuma también podría interferir con cualquier medicamento recetado que tomes para tratar la diabetes.
  4. Evita consumirla en caso de que sufras un exceso de ácido estomacal. Si tomas medicamentos para controlar los ácidos estomacales (p.ej. Pepcid, Zantac o Prilosec), evita consumir la cúrcuma, pues podría interferir con dichos medicamentos.
  5. Evita la cúrcuma en caso de que tengas problemas con la vesícula biliar. Si tu vesícula biliar está sana, la cúrcuma puede regular la cantidad de bilis que produce. No obstante, si tienes problemas en esta zona, la cúrcuma puede tener un efecto negativo en ella al producir cálculos biliares o la obstrucción del ducto biliar.

Conocer los beneficios de la cúrcuma

  1. La cúrcuma alivia la indigestión. Esta planta contiene un elemento potente, conocido como la curcumina. Se ha demostrado que alivia la indigestión gracias a su efecto en la vesícula biliar. Al promover una menor producción de bilis en la vesícula biliar, la curcumina puede mejorar la digestión y aliviar los síntomas de hinchazón.
  2. Reduce la inflamación. La curcumina también es un antinflamatorio eficaz, pues puede aliviar una gran cantidad de condiciones médicas, desde artritis y psoriasis hasta dolor de espalda y cuello.
    • La curcumina evita la activación del gen COX 2, el cual produce una enzima que produce una inflamación dolorosa.
  3. La cúrcuma ayuda a curar los cortes y lesiones. La cúrcuma posee propiedades antibacterianas potentes, lo que puede ayudar a curar los cortes y evitar que se infecten.
  4. La cúrcuma también previene las enfermedades cardiacas. Por lo general, las enfermedades cardiacas se producen a causa de la acumulación de placa en las arterias que conducen al corazón. Los elementos antiinflamatorios de la cúrcuma mejoran la circulación sanguínea mientras mantienen tus arterias libres de placa.
    • Al utilizar la cúrcuma para mejorar tu circulación sanguínea, podrás reducir tu riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral.
  5. La cúrcuma previene el cáncer. Si bien no existen estudios concluyentes acerca de la función de la cúrcuma como inhibidor del cáncer, los estudios preliminares sugieren que puede retrasar o prevenir la formación de células cancerosas en el colon, la próstata y los pulmones.
    • Las poblaciones en la India tienen algunas de los índices más bajos de cáncer en estos órganos (13 veces menor que en los Estados Unidos). Muchos investigadores creen que las especias como la cúrcuma en platos de curry son las responsables de dichos índices.
    • Muchos creen que las potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias del a cúrcuma son útiles en la prevención del cáncer. La inflamación suele ser un factor en el desarrollo de las células de los tumores cancerosos.
    • No intentes curar el cáncer con solo la ayuda de las vitaminas naturales y hierbas. Si tienes cáncer, debes acudir a un oncólogo para recibir tratamiento.

Consejos

  • Muchos médicos comparan los beneficios antiinflamatorios y antioxidantes de la cúrcuma con los antiinflamatorios no esteroideos de venta libre, con la excepción de que la primera contiene muchos menos riesgos y efectos secundarios que dichos medicamentos.
  • Asegúrate de no confundir la curcumina de la cúrcuma con el comino, la especia. Son dos cosas distintas, y el comino no te brindará los beneficios que obtendrías de la curcumina.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página