Cómo tener un buen sentido de la moda

La moda es la manera perfecta de mostrar tus rasgos únicos al mundo. Las personas con un buen estilo prestan atención a los colores, los cortes y a la tela de la ropa que usan. ¡Las opciones son infinitas! Experimenta y descubre qué tipo de ropa favorece tu figura y expresa tu personalidad única. Después de todo, ¡el mejor estilo que hay es el tuyo!

Identifica tu estilo

  1. Busca estilos. No necesitas mirar revistas de moda para inspirarte. Puedes encontrar estilos diferentes en todas partes. Mira otra vez tu película favorita e identifica qué tipo de ropa utilizan los personajes. Debe haber alguna persona en tu vida cuyo estilo te inspire, búscala para pedirle consejos.
    • Establece algunos parámetros para guiarte con tu estilo. No tengas miedo de mezclar algunos estilos; por ejemplo el estilo punk con el campestre.
  2. Planea tu estilo. Luego de establecer algunas reglas para ti misma, piensa en las prendas que podrías utilizar para concretar lo que tienes en mente. Empieza con algo pequeño y considera incluir accesorios que sean fáciles de encontrar como una casaca de mezclilla o un par de botas UGG.
    • Mira las vitrinas de las tiendas de moda. Esto te dará una idea de lo que está de moda y te dará la oportunidad de ver los accesorios que te gustan y los que no.
  3. Vístete para expresarte. Vestir con estilo no tiene un libro de reglas. Conoces tu cuerpo y a ti misma. El estilo viene de tu interior, depende de tu personalidad y tus aspiraciones. Está bien que te guste la ropa que está de moda; sin embargo, si vas a comprarla, piénsalo dos veces antes de hacerlo. Toma ciertos aspectos de las tendencias, pero siempre mantén tu personalidad.
  4. Crea un álbum de recortes. En una libreta, pega fotos de los estilos que te gustan y toma nota de los atuendos que veas. Cuando tengas un dilema de la moda o necesites ir a comprar, mira tu álbum y encuentra los atuendos que te gustan.
  5. Renueva tu armario. Revisa tu ropa y organízala en tres pilas diferentes: conservar, quizás y regalar. Ten un ojo creativo y piensa cómo podrías adaptar tu ropa actual al estilo que tienes en mente. Regala tu ropa antigua a tus amigas o intenta venderla en una tienda de ropa de segunda.
  6. Ten cuidado con la ropa de marca. No necesitas comprar exclusivamente ropa de marca. La regla más importante para tener un buen estilo es no depender de las marcas. Así que no necesitas utilizar Gucci o American Eagle para ser una persona con estilo. No depende de lo que vistas, sino de cómo lo luzcas.
  7. Idea tu propio estilo. Usa las tendencias actuales para que guíen tu estilo, no para que lo dicten. Usa lo que quieras. Piensa en lo que te gustaría que las personas ganen con tu estilo. ¿Qué es lo que tu atuendo transmite a un desconocido? Ten esto en cuenta a medida que concibas las ideas para tu estilo.

Compra según tu estilo

  1. Conoce en qué temporada estás. No salgas y compres una camiseta sin mangas para el próximo verano si es noviembre y estás en Chicago. A veces, comprar ropa fuera de temporada es lo más inteligente si la prenda está en una oferta lo bastante baja. Como regla general, compra de a pocos y solo ropa que puedas utilizar al día siguiente.
    • Ya que estás mejorando tu estilo, debes sentirte más confiada para comprar ropa que muestre tu cuerpo.
  2. Considera tu presupuesto. Renovar tu armario puede ser un placer muy caro. Si no tienes un gran presupuesto, considera comprar en pequeñas cantidades y no te sientas en la obligación de renovar todo de una sola vez. Elabora un presupuesto sobre cuánto puedes gastar antes de ir de compras.
    • Crea una lista de lo que más necesitas antes de comprar.
    • No continúes comprando ropa para sentirte bien si no puedes pagarla.
  3. Compra con una amiga. Elige a alguien para que te acompañe. Puede ser alguien que se vista muy bien o que haga de abogado del diablo con tu estilo. Tener un amigo cerca te puede ayudar a revisar la ropa de una forma mucho más rápida y eficiente. Te ayudaría mucho tener la opinión de alguien en quien confíes sobre ciertas prendas de las que no estés seguro.
  4. Considera tus colores. Todos tenemos los colores con los que nos sentimos a gusto. Si encuentras una prenda que pertenezca a tu gama de colores, piensa bien en ello. En especial, pruébate la ropa que no pertenezca a la gama de colores con la que te sientes cómodo. No hay motivo para no comprar algo que te quede bien o que encaje con el estilo que buscas. Solo piénsalo y guarda el recibo.
  5. Reconoce cuando la ropa te queda. Un aspecto importante para que tu atuendo funcione es que te quede perfecto. A veces, encontrar ropa que te quede bien puede ser muy difícil. Cuando compres blusas, fíjate en el tamaño de los hombros y del pecho. La costura del hombro debe llegar al final de este y el pecho no debe estar muy apretado. Los pantalones deben sentirse cómodos en la parte de la cintura y no holgados.
    • Pruébate la ropa en los vestidores para evaluar si te queda.
    • Si los botones se abren, probablemente necesites una talla más grande.
    • No sientas vergüenza de comprar una talla más grande. Comprar algo muy pequeño puede ser incómodo y poco favorecedor.
  6. Siente la textura. No sucumbas ante prendas incómodas solo por la moda. Toca el material en la tienda y pregúntate: "¿Me sentiré bien vistiendo esta prenda?". También puedes prestar atención a las telas y a sus porcentajes descritos en las etiquetas. Limita la cantidad de estas telas en tu ropa:
    • Poliéster
    • Acrílico
    • Rayón
    • Acetato o triacetato
    • Nailon
  7. Experimenta en el vestidor. Toma las prendas que imaginas en un atuendo y llévalas al vestidor. No es necesario que las compres todas. Esto te ayudará a reducir el riesgo de comprar algo de lo que no estás muy seguro.

Vístete según tu estilo

  1. Conoce cómo combinar las prendas. Puedes tener muchas prendas bonitas, pero eso no impresionará a nadie a menos que sepas cómo combinarlas. Descubre qué colores combinan bien. Mira un círculo cromático y estudia los colores que se complementan. Aprende a diferenciar cuándo lucir unos tacos y cuándo usar zapatillas.
    • Prueba un estilo monocromático, lo que significa que todas tus prendas son del mismo color. Es una técnica básica, pero te hará lucir moderno y elegante.
  2. Toma riesgos y crea tu propia ropa. ¿Necesitas una nueva falda? No vayas a comprar una, ¡hazla! Rompe las mangas de una camiseta de manga larga, o corta unos shorts para convertirlos en una falda. Puedes crear mucha ropa, de tiendas de segunda mano, que encajen con tu estilo después de modificarlas en casa.
    • Personaliza tu ropa. Haz tu propia cartera. Es mejor usar una máquina de coser para hacer las costuras más prolijas.
    • Personaliza tus jeans gastados. Puedes colocarles pintura o lavarlos con lejía.
  3. Usa accessorios. Las joyas y otros accesorios pueden ayudarte a cambiar un atuendo de aceptable a uno con estilo. Conoce qué cantidad de joyas es demasiado. Toma todo con moderación cuando intentes por primera vez nuevas técnicas para tu atuendo. Considera utilizar un sombrero y averigua qué tipo de sombrero queda mejor con tu atuendo. Los gorros de béisbol o de lana pueden ayudarte mucho.
  4. Rompe las reglas. Nunca te conformes solo con un estilo si quieres sacar más provecho a tu figura. Intenta usar los zapatos “incorrectos” con un atuendo. Por ejemplo, prueba con usar el calzado Doc Martens con un atuendo de tenis o una falda muy corta. La yuxtaposición creará un estilo a la moda. Prueba usar una prenda holgada con una ceñida. Intenta usar una camiseta pequeña que no cubra el ombligo con un saco muy grande.
    • Utiliza una blusa que se vea muy grande para ti con unos pantalones ajustados o unos shorts muy cortos. Las blusas grandes se están volviendo una tendencia.
  5. Ten confianza. Lúcete con tu ropa; ¡no dejes que la ropa te opaque! Tener estilo consiste en darte más confianza. No se supone que te deba hacer más consciente de ti mismo. No sientas la obligación de quedarte en tu zona de confort. También debes saber que un día en el que cometas un error con la moda no te va a perseguir por el resto de tu vida.

Consejos

  • No te preocupes por lo que los demás piensen de tu estilo.
  • Sé una compradora inteligente. Solo sigue las tendencias que puedas imaginarte usando y no todas. Recuerda que las tendencias van y vienen.
  • Usa lo que quieras y en el momento que quieras.

Advertencias

  • Si algunas prendas te dan comezón o te incomodan, no las utilices.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página